«No debió haberse hecho y lamento que haya ocurrido», dijo el Presidente sobre la reunión en Olivos

El presidente se refirió a la reunión que se llevó a cabo en la Residencia de Olivos en julio de 2020, con motivo del cumpleaños de Fabiola Yañez, en los primeros meses de la pandemia de coronavirus.

El presidente Alberto Fernández lamentó la reunión realizada el año pasado en la Residencia de Olivos con motivo del cumpleaños de la primera dama, Fabiola Yañez, y admitió que «no debió haberse hecho».

«El 14 de julio del año pasado, día del cumpleaños de mi querida Fabiola, convocó a una reunión con sus amigos y a un brindis que no debió haberse hecho; definitivamente me doy cuenta que no debió haberse hecho y lamento que haya ocurrido. Claramente lo lamento», expresó el Presidente.

El presidente se refirió a la reunión que se llevó a cabo en la Residencia de Olivos en julio de 2020, con motivo del cumpleaños de Fabiola Yañez, en los primeros meses de la pandemia de coronavirus.

Lo hizo con un discurso que pronunció en Olavarría, donde se puso en marcha la ley que amplía el universo de beneficiarios y beneficiarias del Régimen de Zona Fría (RZF).

«Tengo la necesidad de reflexionar con ustedes cosas, que tengo la necesidad de decir, francamente, porque como dicen los pibes que me conocen, no soy careta», señaló el jefe de Estado.

Por eso, remarcó que su Gobierno jamás ocultó «nada», a partir del hecho de haber facilitado los registros de ingresos y egresos de la quinta de Olivos, cuando fueron solicitados.

«Nunca quise esconderme detrás de nadie cuando tuve que dar la cara; como decía (el expresidente) Néstor Kirchner somos personas comunes con responsabilidades importantes», señaló.

Explicó que la pandemia de coronavirus obligó a gestionar desde la quinta presidencial por recomendación de los médicos, pero advirtió que «Olivos se convirtió casi en una ciudad» por la cantidad de personas con las que debió reunirse, entre «gobernadores, diputados, secretarios, empresarios, actores, actrices, futbolistas y gente que tenía problemas y necesitaba ser oída».

«Una de las cosas que tengo como Presidente y como hombre común es esa necesidad de escuchar a todos y viví todo ese momento en un gran vértigo, un vértigo que no me hizo tomar reuniones con 10 personas, sino con cientos de personas», aseguró.

Y reiteró: «Cuando llegó un pedido para ver quiénes ingresaban a Olivos lo hicimos público porque gracias a dios, nada debo ocultar de mi vida personal».

Luego, en otros tramos de su discurso, Fernández puso en foco la «miserabilidad» que queda al «descubierto», a partir de las críticas y las acciones que impulsa la oposición para sembrar dudas en la gestión de la pandemia y de la emergencia.

Pidió entonces a los argentinos tener confianza y «pensar en la Argentina que soñamos». (Telam)

Kreplak: «Hay un proceso nuevo en la pandemia que permite planificar aperturas más rápidas»

El ministro de Salud bonaerense destacó que «esto permite ir planificando un proceso de aperturas más a largo plazo, dado el nivel de vacunación que estamos teniendo en la Argentina».

El ministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo que «está empezando un proceso nuevo» en la pandemia del coronavirus en el país, en el cual «se cree que va a haber un proceso de aperturas más rápido», luego de la últimas disposiciones del Gobierno nacional conocidas ayer.

«El tono principal de lo que expresaron el presidente (Alberto) Fernández como la ministra de Salud (Carla Vizzotti) fue el de comunicar que se está empezando un proceso, basado en la experiencia mundial y la información con que se cuenta, en el cual se cree que viene una etapa de aperturas más rápida», afirmó Kreplak en diálogo con radio El Destape.

En ese sentido, subrayó que «en ese proceso, como lo dijo ayer la ministra Vizzotti, empieza a tener menos relación directa la cantidad de contagios con los números de internados y de fallecimientos».

«Lo que hemos visto en el mundo en que la variante Delta produce muchos casos, pero no mucha internación y fallecimientos, con lo cual el proceso de aperturas en el país, si bien no puede ser descontrolado y sin monitoreo gradual, se empieza a desacoplar del número de contagios», explicó el Ministro bonaerense.

De ese modo, Kreplak destacó que «esto permite ir planificando un proceso de aperturas más a largo plazo, dado el nivel de vacunación que estamos teniendo en la Argentina».

Asimismo, aseguró que «esta es la primera vez que en la pandemia en nuestro país posiblemente tengamos un camino más largo para planificar el recorrido para la vuelta a normalidad».

De todas maneras, el funcionario advirtió que «hay que ver si replica en nuestra región de igual manera lo que hizo la variante Delta en el hemisferio norte, hay que ver si sucede una tercera ola acá, y si se comporta efectivamente como el el Norte».

Respecto de la marcha de la pandemia en la provincia de Buenos Aires, precisó que «están bajando los casos fuertemente, cerca del 75% respecto del pico de meses atrás, y con unas semanas de delay empiezan a reducirse también fuertemente los fallecimientos, en un 70%».

Consignó además que «también empieza a bajar la letalidad, es decir que la mayor parte de los casos que se dan ahora son en gente vacunada, y por lo tanto son mucho más leves las infecciones; y las camas se están desocupando fuertemente».

En esa línea, resaltó que en el distrito se espera «que todo esto siga bajando mucho más, porque tenemos que llegar a nuestro piso, que se dio en el último verano».

Sobre la relación que mantiene con su par de Salud porteño, Fernán Quirós, dijo que «es la adecuada en términos de trabajo, ya que compartimos la información con absoluta generosidad».

De todos modos, apuntó que «la diferencia más fuerte que tenemos ahora se da en el proceso educativo, ya que nosotros seguimos privilegiando la buena circulación de aire cruzado y el metro y medio de distancia en todo momento en las escuelas, porque hay que seguir con esos protocolos».

Finalmente, informó que en su provincia se está «vacunando arriba de 150.000 personas por día, y dando sobre todo segundas dosis», y remarcó que «ayer mandamos los turnos para la vacunación en combinación con Moderna, mayormente, pero también con lo que teníamos de AstraZeneca».

«En total. de principios de mes y hasta ayer, hemos enviado 2 millones de turnos», completó.

Mar del Plata superó los 80 mil contagios desde el inicio de la pandemia

A lo largo de estos casi 20 meses, casi 76 mil marplatenses superaron la enfermedad, mientras que 2.520 fallecieron. A la fecha hay 1.645 pacientes en tratamiento.

La Municipalidad de General Pueyrredon informó, este jueves, que se registraron 143 nuevas personas en tratamiento por Covid-19 y 187 recuperadas. Mientras que el SISA cargó 5 nuevos fallecimientos.

Con estos números, Mar del Plata alcanzó los 80.087 casos oficiales de coronavirus en lo que va de la pandemia.

A lo largo de estos casi 20 meses, unos 76 mil marplatenses superaron la enfermedad, mientras que 2.520 fallecieron. A la fecha hay 1.645 pacientes en tratamiento.

En el último informe del SISA, se confirmaron 143 nuevos pacientes en tratamiento por Covid-19, de los cuales 15 corresponden a casos definidos por criterio clínico epidemiológico y 128 a estudios laboratoriales realizados desde el 27 de julio al 4 de agosto.

Además, el Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino comunicó que 187 personas están recuperadas y recibieron el alta por protocolo.

El SISA, cargó 5 nuevos fallecimientos que se produjeron en los meses de julio y agosto. Se trata de 2 hombres de 76 y 93 años y una mujer de 84 años que fallecieron en julio.

Por último, murieron en el mes de agosto 2 hombres de 71 y 72 años. Todos permanecían internados en instituciones de salud de esta ciudad.

Al día de la fecha

  • Confirmados: 80.087
  • Activos: 1.645
  • Recuperados: 75.922
  • Fallecidos: 2.520
  • Casos positivos del día: 143
  • Por estudios laboratoriales: 128
  • Por criterio clínico epidemiológico: 15
  • Camas UTI ocupadas por diferentes patologías: 42
  • Pacientes Covid en UTI: 20
  • Pacientes Covid en UTI con ARM: 9
  • Pacientes Covid en UTI sin ARM: 11

Por la pandemia, las autoridades de mesa serán menores de 58 años en la provincia

Con la medida se busca durante los comicios «disminuir la cantidad de personas en edad de riesgo por contagio de Covid-19».

Las autoridades de mesa en la provincia de Buenos Aires para las elecciones legislativas tendrán entre 22 y 58 años, a fin de «disminuir la cantidad de personas en edad de riesgo por contagio de Covid-19″.

La medida la dispuso el juez electoral bonaerense, Alejo Ramos Padilla y de esa forma siguió las pautas que había fijado la Cámara Nacional Electoral para estos comicios.

El tribunal estipuló que pueden ser convocadas como autoridad de mesa personas de 18 a 55 años, cuando la ley permite hasta los 70.

«Razones de prudencia aconsejan, dado el estado de la pandemia a la fecha, acotar el rango etario de selección a fin de evitar que las designaciones recaigan en electores que integran los grupos etarios que evidencian mayores niveles de contagiosidad o de riesgo asociado al contagio de Covid-19″, explicó la Cámara en su resolución del mes pasado.

Ahora, Ramos Padilla fijó la edad de las autoridades de mesa de 22 a 58 años y explicó: «Se ha adelantado la selección aleatoria de electores del padrón que habrán de desempeñarse como autoridades de mesa y se han bajado los parámetros de edad máxima de preferencia a efectos de disminuir la cantidad de personas en edad de riesgo –por contagio de COVID-19- que el sistema informático pudiera seleccionar aleatoriamente».

«Se han incorporado procedimientos digitales con el fin de tramitar las excusaciones de las autoridades de mesa designadas», sostuvo en su resolución el juez.

Telegramas

En Buenos Aires, los telegramas para ser designado autoridad de mesa comenzaron a enviarse esta semana y se necesitan 73.834 para estas elecciones.

La Cámara Electoral dispuso que haya una lista de reserva de autoridades, debido a que muchas de ellas podrían antes del comicio informar que fueron positivos de coronavirus o contacto estrecho. Por eso, además del presidente y vice, se designarán personas que pueden ser llamadas ante una baja.

En la provincia de Buenos Aires existe preocupación por el tema, debido a que, en los comicios del 2019, el 57,53% de los designados se excusaron de participar y el día de la elección el 37,71% de las mesas funcionó con una sola autoridad. (NA)

Más de dos millones de argentinos dejaron de ser de clase media en la pandemia

La Argentina pasó a ser el quinto país de América Latina en ese aspecto, casi en el mismo nivel que Brasil.

Por lo menos dos millones de argentinos dejaron de pertenecer a la clase media a raíz de los efectos negativos de la pandemia de coronavirus en las economías familiares, con lo que el país quedó relegado al sexto puesto entre los de América Latina y el Caribe, de acuerdo con un informe del Banco Mundial.

A pesar de que en el imaginario colectivo aún se mantiene la idea de que la Argentina es el líder en la región en cuanto a la proporción de la clase media en el total de sus habitantes, los datos del organismo internacional indican que pasó del cuarto puesto en 2019, detrás de Uruguay, Chile y Panamá, al quinto en 2020, superado también por Costa Rica y muy próximo al nivel de Brasil.

En base a la Encuesta Permanente de Hogares del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) y considerando “clase media” a las personas que tuvieron ingresos diarios de 13 a 70 dólares, el Banco Mundial comprobó que 1,7 millón de personas dejaron ese estrato social dentro de los 32 conglomerados urbanos de la medición.

Pero como el universo considerado en la medición del INDEC abarca a un poco menos de 30 millones de habitantes, una extrapolación al total de los más de 45 millones que habitan la Argentina dejaría a la cantidad de personas que dejaron de ser de clase media en más de dos millones.

Hasta 2019, el 51% de la población argentina estaba dentro de la clase media, pero al año siguiente, con una caída del PBI del 9,9%, ese porcentaje tuvo una baja de entre 3,3 y 9,7 puntos porcentuales, si se consideran o no los efectos de las medidas de mitigación de la crisis.

En 2019, Uruguay lideraba el listado de países de América Latina y el Caribe, con un 68,3% de su población dentro de la clase media, seguido por Chile, entre el 62,8% y el 63,3%, y Panamá, con el 56,9%. La Argentina superaba levemente a Costa Rica, que por entonces contaba con el 50,4% de su población en la clase media, y por 6,5 puntos porcentuales a Brasil, que mostraba a un 44,6% de sus habitantes en esa condición.

Los datos de 2020 mostraron que la caída fue más pronunciada en la Argentina que en el resto de los países, entre los que se destacó Brasil que, por el contrario, registró una mejora si se tienen en cuenta las medidas de mitigación.

El año pasado, la clase media argentina pasó a ser del 41,4% al 46,6% sin considerar las medidas de atenuación de la crisis y del 42,6% al 47,8% si se las tiene en cuenta en la medición, lo que representa un retroceso de 3,3 a 9,7 puntos porcentuales.

El informe del Banco Mundial, titulado “El lento ascenso y súbita caída de la clase media en América Latina y el Caribe”, destaca el efecto de la pandemia en el nivel de vida de los países de la región, que en general venían mostrando una tendencia levemente positiva hasta 2019.

El Banco Mundial considera de clase media a las personas que tuvieron ingresos diarios de 13 a 70 dólares a valores de 2011, ajustados por paridad de poder adquisitivo de acuerdo con los precios de cada país.

En una evaluación general para la región, el organismo consideró que “es probable que la crisis de 2020 revierta en poco tiempo muchos de los logros sociales que tardaron décadas en materializarse en América Latina y el Caribe”. En ese sentido, destacó que “en las últimas dos décadas, la región ha visto reducirse a casi la mitad el número de personas que viven en la pobreza y aumentar el tamaño de su clase media”, situación a la que será difícil retornar. (NA)