Clausuran una panadería y decomisan 1500 kilos de pan

Ubicada en Fortunato de la Plaza al 7300, donde se constató que no tenía la habilitación comercial concluida y había 1500 kilos de pan.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través de Inspección General, clausuró una panadería que no tenía la habilitación comercial concluida, entre otras faltas, y decomisó 1500 kilos de pan elaborado.

En este contexto, el subsecretario de Inspección General, Emilio Sucar Grau, precisó que “este jueves se llevó adelante un operativo muy importante en un negocio en la calle Fortunato de la Plaza al 7300 aproximadamente, donde constatamos que no tenía la habilitación comercial concluida y había 1500 kilos de pan aproximadamente que no requerían las condiciones de higiene y salubridad necesarias”.

A la vez, el funcionario municipal destacó que “faltaban elementos de seguridad y, entre otras cosas, no se cumplía con el código alimentario u faltaban facturas para determinar la procedencia de la harina” y puntualizó que “además de los 1500 kilos de pan elaborados, se decomisaron 250 kilos de pan para elaborar y 550 bolsas de harina, que fueron a parar al predio de Disposición Final”.

Vale destacar que estas tareas de controles se realizan a través de una política municipal del intendente Arroyo: “Tanto él, como el secretario de gobierno, Alejandro vicente, nos han pedido tener una ciudad en la que sepamos qué es lo que consumimos”.

Tenemos que cuidar a nuestros ciudadanos para no sufrir consecuencias en la salud y que todos los comercios actúen bajo las mismas condiciones en el marco de la ley, concluyó Sucar Grau.

El Municipio clausuró una panadería

Secuestraron 850 kilos de pan porque el comercio se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias y de seguridad.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través del área de Inspección General a cargo de Emilio Sucar Grau, clausuró una panadería en el marco de los controles que se realizan diariamente.

 

En este sentido, se secuestraron 850 kilos de pan porque el comercio se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias y de seguridad.

 

El titular de Inspección General, Emilio Sucar Grau, explicó que “la panadería fue clausurada por total falta de condiciones higiénico sanitarias y de seguridad, paredes con humedad y cableado aéreo. Además, se secuestraron tres transportes que no contaban con la habilitación municipal”.

 

«Como es usual, la mercadería decomisada es trasladada a las oficinas de Inspección General para luego ser destruida. Queremos que estas personas encuentren una forma de poder encuadrarse dentro de la ley para que sigan trabajando, pero no podemos permitir que sea bajo las condiciones precarias y sin control porque ese pan lo consume la sociedad, grandes y chicos», agregó por último Sucar Grau.

El Municipio clausuró una panadería en el barrio Jorge Newbery

El departamento operativo constato que el establecimiento elaboraba pan de manera clandestina y se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias. En total se decomisaron 810 kg de mercadería.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través del área de Inspección General que conduce Emilio Sucar Grau, clausuró una panadería del barrio Jorge Newbery que elaboraba pan de manera clandestina.

Estos operativos se desarrollan a partir de denuncias e informes que entrega el Círculo de Panaderos de Mar del Plata, con quienes el Municipio ya ha tenido reuniones para desalentar la práctica ilegal.

Además, desde el departamento operativo del área constataron que el establecimiento “se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias y no cumplía con las normas de salubridad adecuadas”, declaró Emilio Sucar Grau.

En este sentido, el personal municipal procedió al comiso de 810 kg de pan por no acreditar origen y procedencia. Estas acciones se dan en el marco de los trabajos que realiza el Municipio para asegurar “que los vecinos tengan la seguridad de que los productos que consumen, en este caso el pan, cumplen con las normas correspondientes”, concluyó el funcionario.

Inspección General clausuró una panadería clandestina

El comercio no contaba con habilitación. Además, se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias, estructurales y de seguridad para su funcionamiento. Se decomisaron más de 700 kg de pan.

La Municipalidad de General Pueyrredon, a través de la subsecretaría de Inspección Generalclausuró una panadería clandestina que no contaba con la habilitación y se encontraba en malas condiciones higiénico sanitarias, estructurales y de seguridad para su funcionamiento. «La denuncia nos llegó desde el propio gremio de los panaderos«, resumió Sucar Grau.

En este sentido, desde el Departamento Operativo de la Subsecretaría señalaron que el comercio se encontraba en “pésimas condiciones”, por lo cual se procedió a la clausura y el comiso de más de 700 kgde pan. Además se labraron dos actas de constatación a transportes sin habilitación y se procedió al secuestro de la mercadería de los vehículos que realizaban el reparto para el establecimiento.

«Queremos que estas personas encuentren una forma de poder encuadrarse dentro de la ley para que sigan trabajando, pero no podemos permitir que sea bajo las condiciones precarias y sin control porque ese pan lo consume la sociedad, grandes y chicos», agregó por último Sucar Grau.

Se incendió una panadería y desalojaron departamentos

El incendio se desató en uno de los hornos donde se encontraba secándose el pan.

La sucursal de una cadena de panaderías ubicada en la esquina de Estrada y Félix U. Camet sufrió un incendio que causó conmoción y fue necesario evacuar los departamentos ubicados en la planta superior.

Pasadas las 8 de la mañana se desató un incendio en uno de los hornos de la panadería Chajamar donde se encontraba el pan en el proceso de secado.

Inmediatamente se dio aviso al sistema 911 y arribó al lugar móvil de la comisaría Séptima y minutos después una dotación de Bomberos del cuartel central.

Por cuestiones de seguridad, se cortó el tránsito en los alrededores y se procedió al desalojo de los departamentos ubicados en la planta superior al local.

En tanto, se solicitó una ambulancia parar asistir a los empleados de la panadería que se vieron afectados por el humo.