Un mapa oficial de España de 1854, contundente y testimonial de la soberanía catalana

Noticias de Cataluña y España

 

Para ilustrar una charla que estoy preparando, hoy recordé –afortunadamente— un mapa político de España del año 1854 que me enviara desde Fontdepou, Mercè Camins, una querida amiga. Se trata de una cartografía oficial que exime de mayores comentarios. Sólo habrá que leer la forma en que divide la Península Ibérica. Allí se define como “España uniforme o puramente constitucional que comprende estas 34 provincias de las coronas de Castilla y León, iguales en todos los ramos –creo que dice “económicos”– judiciales, militares y civiles”.

Este espacio geográfico aparece delimitado al norte con el Atlántico y el Cantábrico, al este con Portugal y parte del Atlántico, al sur con Gibraltar y el Mediterráneo; al noroeste con la “España Foral” (territorios de Navarra y Euzkadi) y al este se ve claramente el límite con lo que se menciona como “España incorporada o asimilada”, es decir Aragón, Valencia, Cataluña y Baleares.

Me preocupa que este mapa que se halla en la Biblioteca Nacional de Madrid, pueda desaparecer “misteriosamente”. Antecedentes de contumaces manipulaciones sobran, y ni hablar de tantas falsificaciones históricas notables a las que son tan afectos algunos oscurantistas castellanos o al servicio de Castilla.

Las afirmaciones de los líderes españoles asegurando temerariamente que “España tiene mil años”, se pulverizan con pruebas tan contundentes como ésta. Esos territorios “incorporados o asimilados” lo fueron durante la Guerra de Sucesión de la corona castellana, conquistados tras sangrientas y desiguales batallas y posteriores matanzas sin sentido ni justificación.

Y si algo más debe ser tenido muy en cuenta por los defensores de la España única, bastará con que contabilicen las manifestaciones pacíficas de un pueblo que sale a la calle tranquila pero firmemente desde hace cinco años. Los catalanes se muestran ante el mundo y tanto suman casi dos millones en una Diada, como miles y miles en cada pueblo. Este martes, con remeras o abrigos amarillos, se dieron cita frente al Palau de la Generalitat y frente a casi todos los 941 ayuntamientos de Cataluña. En mi anterior editorial sostuve que esta actitud pacífica, pero contundente, es una continuación de la lucha que iniciaron Mahatma Gandhi y Nelson Mandela.

La reciente movilización en cada centro urbano grande o pequeño; este mapa esclarecedor; y el papelón de un Tribunal Constitucional que borra con el codo lo que escribió con la mano en 2010, demuestran que seguiremos adelante, paso a paso hasta recobrar nuestra soberanía. Ad augusta, per angusta.-

 

Comentario editorial de INCAT por Carlos Rubén Capdevila

La lucha por el Corredor Mediterráneo vuelve a unir al presidente valenciano y catalán

Noticias de Cataluña y Valencia

El jefe del Consell recibirá a Puigdemont en el Palau para normalizar las relaciones con Cataluña y encabezarán una cumbre por la conexión férrea

No es muy habitual ver a un presidente catalán en el Palau de la Generalitat. La última vez sucedió en 2009, cuando el socialista José Montilla se reunió con el popular Francisco Camps. Fue la única visita durante la etapa de gobierno del PP, porque la anterior, del ex-presidente Jordi Pujol, se remonta a 1993, en los tiempos ya remotos del socialista Joan Lerma como jefe del Consell (Ejecutivo valenciano).

La normalización de las relaciones con la vecina Cataluña, principal cliente de las empresas valencianas, ha sido uno de los objetivos del bipartito valenciano encabezado por Ximo Puig. En esa línea se sitúa la visita que realizará el próximo día 19 el actual líder catalán, Carles Puigdemont. Lo hará ocho días después de encabezar la manifestación independentista convocada por la Diada del 11 de septiembre.

Puig y Puigdemont se entrevistarán primero en el Palau. Ambos presidirán luego una cumbre para escenificar un frente común ante el Gobierno central para exigirle un calendario concreto y la creación de la figura de un coordinador, medidas con las que pretenden impulsar la conexión férrea.
El conseller catalán de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, anunció ayer la cumbre tras una reunión de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo.

La delegación catalana viajará a Valencia el día 19 de septiembre en el Euromed para reunirse con el Foro Valenciano por el Corredor Mediterráneo y «dar una imagen muy sólida ante la UE». «Con el Corredor Mediterráneo, poca broma. Para nosotros es muy importante y aquí no caben divisiones. No queremos más excusas, sino hechos concretos», dijo el conseller.

Rull destacó la importancia de hacer frente común con el País Valenciano, un frente al que también quieren sumar a Baleares, Aragón, Murcia, Andalucía y la región francesa del Languedoc-Roussillon.

Puig realizó una visita oficial a su homólogo catalán el pasado 18 de mayo, cuando pronunció una conferencia en el Foro Barcelona Tribuna. Hablaron ya entonces de una devolución del gesto, dentro de la línea de normalización de unas relaciones que han sido tensas durante la etapa del PP por el fantasma del pancatalanismo.

La cumbre tendrá lugar el 19 de septiembre en Valencia y la Mesa Estratégica dará prioridad a las actuaciones que permitan lograr que se termine el Corredor

                         

La cumbre tendrá lugar el 19 de septiembre en Valencia y la Mesa Estratégica dará prioridad a las actuaciones que permitan lograr que se termine el Corredor

 

 El consejero Josep Rull al anunciar la reunión de los presidente Carles Puigdemont y Ximo Puig.

El consejero de Territorio y Sostenibilidad, Josep Rull, anunció que los gobiernos catalán y valenciano se reunirán el 19 de septiembre en Valencia para hacer un frente común de impulso del Corredor Mediterráneo (CMED). Será una cumbre al más alto nivel, encabezada por los presidentes Carles Puigdemont y Ximo Puig, junto al plenario de la Mesa Estratégica del Corredor Mediterráneo de Cataluña y el del Foro del Corredor Mediterráneo de la Comunidad Valenciana, tras el objetivo de acordar una agenda compartida de la infraestructura y para avanzar en la creación de la figura del coordinador del CMED.

“Nuestra voluntad es buscar sinergias con Valencia, y también con Murcia, Andalucía y Aragón, para dar el mensaje claro a la Unión Europea y también a España de que vamos juntos con los temas que son relevantes para el futuro”, dijo Rull. El titular de Territorio y Sostenibilidad calificó el encuentro de “histórico porque no sólo están los dos presidentes sino la sociedad civil y el mundo local de los dos territorios”.

Informe de seguimiento de las obras

El grupo de infraestructuras es el que está desarrollando el programa de actuaciones prioritarias del Corredor y elabora un informe de seguimiento de las obras a ejecutar por el Ministerio de Fomento. El grupo de estrategia en materia de servicios de transporte, logística y su digitalización trabaja junto con el Comité de Servicios Multimodales (CSM-CAT), un órgano de participación y coordinación entre la Generalitat y las entidades que actúan en el transporte multimodal de mercancías.

El Comité es un instrumento para facilitar la integración de las necesidades operativas y de mercado, especialmente desde la perspectiva de la demanda, es decir, los cargadores, y potenciando también la figura del operador multimodal.

Sus funciones son:

1.- Actuar como ventanilla única de atención, apoyo e información y como plataforma de participación e intercambio de experiencias;

2.- Analizar la viabilidad técnica y económica de soluciones multimodales concretas, facilitar la ejecución de planes de negocio y promover la ejecución de pruebas piloto de nuevos servicios;

3.- Impulsar la competitividad de los operadores multimodales, estudiando nuevos modelos de negocio y promoviendo la entrada al mercado de tecnologías adaptadas, junto con universidades y centros tecnológicos;

4.- Ayudar a desarrollar el sector del ferrocarril como sector industrial.

El grupo de estrategia empresarial diseñó cuatro líneas de trabajo que ponen de relieve su carácter estratégico para el desarrollo económico y empresarial y para la competitividad del país. Esta infraestructura une territorios que exportan por valor de 126.576 millones de euros, reúnen 92.950 empresas exportadoras (un 51% de las cuales están en Cataluña) y concentran inversión extranjera por valor de 6.581,3 millones de euros (un 68,5% del total de España).-

 

València (INCAT-Levante).

Barcelona (INCAT).-

El Referéndum Unilateral de Independencia, poco a poco va tomando protagonismo

Noticias de Cataluña

El propio presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, se mostró dispuesto a “enriquecer la hoja de ruta” con el debate sobre el RUI – Apoyo de la CUP y de la ANC

 

El nuevo pasajero en la nave del independentismo, el Referéndum Unilateral de Independencia, poco a poco toma protagonismo. El RUI ha ganado peso hasta el punto que la CUP lo ha puesto en la lista de las condiciones, se ha difundido un manifiesto civil en su apoyo, Demócratas de Cataluña lo defiende y los socios de la Asamblea Nacional Catalana decidieron este sábado 16 de julio exigirlo a las instituciones catalanas. Así que desde JxSí, desde Palau y aún el mismo presidente Carles Puigdemont estarían dispuestos a oir debates que “puedan enriquecer la hoja de ruta”.

El RUI tiene todos los números para ser protagonista de la trascendente cuestión de confianza a la que el presidente Puigdemont se someterá el próximo mes de setiembre. Por ello, si hasta ahora Juntos por el Sí y el mismo Puigdemont se habían hecho los remolones con la defensa del RUI, también es cierto que en las últimas semanas se ha percibido un cierto viraje en este asunto. Una cierta empatía con el concepto RUI quizá forzada por el deseo de continuar la legislatura a partir de la cuestión de confianza.

Marta Rovira ya puso condiciones a la demanda del RUI. Para la líder de ERC y portavoz de JxSí un referéndum unilateral sólo tiene sentido si es vinculante y si se determina la afectación que tendría al día siguiente de su celebración. También ha apuntado unas condiciones similares, la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, que exige diferenciarlo del 9N.

Por su parte, la vía unilateral tomó mucha fuerza en el nuevo Partido Demócrata Catalán (PDC) que se incorporó al corpus ideológico de la nueva formación. A pesar de que, a priori, la propuesta del RUI parece hacer mella en JxSí y en el Govern, Puigdemont rechazó celebrar una cumbre para debatirlo. Es más, desde la coalición independentista insisten en que hay una hoja ruta pactada por dos partidos votados por dos millones de personas que se debe respetar.

Ahora bien, tampoco en el Palau de la Generalitat cierran la puerta a debatir el RUI. Si hasta ahora esta era una opción semiclandestina, este sábado Puigdemont recordó desde Capçanes, Priorat, que tiene su hoja de ruta y que explicará en setiembre como la “enfoca” en el tramo que queda para culminar la legislatura, pero que “admite reflexiones y debates como el del RUI”.-

Barcelona (INCAT-LV por Quico Sallés).-