Un «museo» con casi tres mil autitos en el living de casa

Un marplatense lleva casi 40 años alimentando una pasión por los «fierritos»

Pablo César López tiene 45 años. De profesión maquinista naval, su pasión por los autitos de juguete comenzó a los 6 años y en la actualidad es uno de los mayores coleccionistas de Mar del Plata.

El living de su casa se convirtió en un mini museo del automovilismo donde a simple vista se pueden apreciar no solamente autitos a escala sino también motos, aviones, helicópteros y barcos.

En charla con PUNTONOTICIAS, Pablo López recuerda que esta historia comenzó cuando era chico y su tía que trabajaba en la juguetería de la Tienda Los Gallegos empezó a regalarle todos los días un autito.

“Así fue como llegué a tener un montón y como todo nene jugaba con ellos y cuando terminaba los guardaba en una repisa, los acomodaba y quedaban como en exposición”, señala en lo que fue el inicio de este pasatiempo.

Hoy con casi cuarenta años alimentando esta pasión por los “fierritos” la colección asciende a casi 3000 piezas. “2910 para hacer exactos”, destaca López.

“El acompañamiento de la familia ha sido clave para mantener viva este hobby. “La verdad colaboran todos, mi mujer, mi suegro, uno de mis hijos que me ayuda y que también empezó a tener su colección, amigos con los que te contactás por internet y siempre hay un modelo que falta, un color que no tengo, una versión diferente”.

Marcas como Matchbox, Magiorette, Hot Wheels, Bubby, modelos de personajes, series, deportivos, rarezas, todo se conjuga en este mini museo que con tanta dedicación posee este coleccionista marplatense.

Esta pasión no se acaba nunca, puede tener altibajos pero siempre uno está tratando de buscar ese modelo que falta, además de tener cajas con modelos guardados y ver en qué lugar de la casa los puedo ubicar y tenerlos a la vista que es una de las cosas lindas y gratificantes que tiene este hobby”, confiesa.