Micheli planteó que “vienen tiempos complicados para los trabajadores”

La Mesa Nacional de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA-Autónoma) se reunió en Mar del Plata para analizar la situación nacional y las perspectivas ante las elecciones y el próximo gobierno.

Con la presencia de todos los secretarios generales de todo el país, el miércoles 30 se realizó una conferencia de prensa en la sede del Sindicato de Luz y Fuerza de Mar del Plata para comunicar la importancia de este encuentro anual.

El secretario adjunto de la CTA-A José Rigane explicó que “estamos en una situación crítica, con falta de respuestas que se han ido acumulando desde el 2011 a la fecha y con medidas de acción directa de la Central en varias oportunidades que no han tenido respuesta ni mesa de diálogo”. En ese contexto el encuentro de la Mesa Nacional de la Central tomó mayor importancia.

Por su parte, el titular de esa Central de Trabajadores, Pablo Micheli, dijo que “se vienen tiempos complicados para los trabajadores, porque no hay ningún candidato que plantee propuestas concretas para resolver las cuestiones que venimos planteando como es el 82 por ciento móvil para jubilados, la eliminación del impuesto a las ganancias y el funcionamiento real del Consejo del Salario”.

Micheli contó que desde esta semana la conducción de la CTA se está juntando con los seis candidatos a presidentes de la Nación, para plantearles a ellos y sus equipos los principales reclamos de la Central.

Nos reunimos con Scioli y queremos que, en caso de ser electo, se comprometa a abrir una mesa de diálogo no sólo con los amigos como ha hecho este gobierno sino que también escuche las propuestas que tenemos los que no pensamos igual. La CTA orgánicamente no llama a votar a ningún candidato y deja liberados a los afiliados para garantizar la autonomía, pero sí vamos a charlar con los seis candidatos para que escuchen cuales son las reivindicaciones de los trabajadores”, sostuvo.

También contó que no ve demasiados matices entre los tres candidatos que tienen mayores posibilidades de ser presidente desde el 10 de diciembre. “Los tres están muy lejos ideológica y políticamente de la Central, de los planteos que tenemos para resolver no sólo los problemas de los trabajadores sino del pueblo argentino”, dijo.

Micheli consideró que “en Argentina hay una situación de democracia acotada. Frente a personas que tienen proyectos similares o que son de conductas similares, el ciudadano opta, pero no elije. No hay muchas opciones para elegir entre varias propuestas diferentes. Desde el campo popular somos autocríticos porque no hemos sabido establecer una propuesta unificada de todo sector y la CTA tiene esa cuenta pendiente, para ayudar a quienes participan en elecciones lo hagan en pos de una unidad mas férrea”.

Por último, contó que frente al panorama de crisis y ajuste que se puede llegar a dar en el futuro inmediato la alternativa es “que los trabajadores estemos organizados y dispuestos a salir a la calle y a seguir peleando para que la crisis no la paguemos los trabajadores. No queremos ser agoreros diciendo que gane quien gane las cosas van a estar mal. Pero tenemos responsabilidad de no generar falsas expectativas en los trabajadores que representamos. Viendo los economistas que tienen alrededor los principales candidatos, no nos depara buen pronóstico”.