Mar del Plata afectada por una ola de frío polar

Sin probabilidades de lluvia, las temperaturas que se han registrado se ubicaron por debajo del 0 grado.

La segunda semana de vacaciones de invierno se desarrolla dentro de un contexto meteorológico de rigurosas bajas temperaturas.

Tras una noche y madrugada de muy bajas temperaturas, la mañana de este martes 24 de julio amaneció con marcas bajo cero.

Cerca de las 9 de la mañana el registro era de -2º2 y la sensación térmica se ubicaba -5 grados.

El pronóstico indica que el martes será el día más frío de esta ola polar que afecta a una importante porción del país.

Más allá de registrarse algunas heladas matinales, no se pronostican lluvias en gran parte de la semana. Recién hacia el fin de semana podría darse un proceso de inestabilidad.

Bajo cero…y con nieve en Sierra de los Padres

La ciudad de Mar del Plata y sus alrededores se encuentra afectada por el avance de una masa de aire frío polar como pocas veces se registró este invierno.

El Servicio Meteorológico Nacional había alertado que el impacto de ola polar se iba a dar entre el jueves y viernes, con bajas temperaturas y una sensación térmica aún menor.

En el sector urbano de la ciudad durante la noche del jueves y la madrugada del viernes se registraron precipitaciones de agua nieve o granizo pequeño.

Pero lo más significativo se produjo en la zona de Sierra de los Padres donde se produjo una nevada, una postal diferente para los lugareños que amanecieron envueltos en un manto blanco.

De esta manera, se ratifica lo que había informado a comienzos de semana el Consejo Municipal de Contingencias Meteorológicas (CMCM) sobre la probabilidad de condiciones bien invernales.

La acción conjunta de baja presión sobre el Océano Atlántico -frente a nuestra Patagonia- y un gran sistema de alta presión de origen polar sobre el Pacífico Sur, dará una fuerte circulación de viento Sudoeste que llegará al centro del país.

Además, se agrega que “ésta masa de aire fría al deslizarse sobre la superficie del agua de mar (relativamente más tibia), genera nubes con capacidad de generar chaparrones costeros, algunos de los cuales de granizo pequeño, o agua-nieve. Esta condición se prolongaría, con algunas fluctuaciones, hasta el fin de semana”, indicaron los meteorólogos.

Foto: