Crítica situación de la Oficina de Mandamientos y Notificaciones

La Asociación Judicial Bonaerense y el Colegio de Abogados de Mar del Plata expresaron la preocupación que genera la crítica situación en que se encuentra la Oficina de Mandamientos y Notificaciones de este Departamento Judicial de Mar del Plata.

Dicha dependencia canaliza poco más de 20.000 diligencias mensuales entre notificaciones, embargos, constataciones, secuestros ordenados por los órganos jurisdiccionales de los fueros civil, penal, laboral, familia y contencioso-administrativo.

Estas tareas se realizan en jornadas y horas hábiles, en días no laborables y/o feriados, por unos 20 oficiales de justicia y 37 oficiales notificadores que deben cubrir diariamente los 10.373 km2 que conforman la extensión territorial del partido de General Pueyrredón (Mar del Plata- Batán), entre zonas urbanas y suburbanas.

Para realizar esta labor los trabajadores judiciales ponen a disposición del Poder Judicial sus vehículos, no perciben viáticos acordes, y padecen la precariedad edilicia larga y permanentemente denunciada por ambas entidades.

A este panorama, la entidad gremial reclama por la demora en la designación de personal propuesto para la cobertura de cargos vacantes, la falta de reposición de los mismos ante la jubilación de los/as trabajadores/as y la extensión de las zonas de cobertura asignada a cada oficial notificador o de justicia como forma de ajustar las partidas presupuestarias destinadas al sector.

“Las deficiencias enumeradas solo son aquellas de mayor relevancia y denotan falencias estructurales que afectan la calidad y la celeridad del servicio de justicia, por lo que exhortamos a la Suprema Corte de Justicia a resolver las falencias a la mayor brevedad posible”, señalaron