Empleados de Comercio mantuvieron una charla con el obispo Gabriel Mestre

La reunión fue en el marco del segundo conversatorio, reunión que tienen una vez por mes los mercantiles.

La reunión fue en el marco del segundo conversatorio, reunión que tienen una vez por mes los mercantiles, en la cual Guillermo Bianchi, secretario general del Sindicato de Empleados de Comercio de Mar del Plata y Zona Atlántica, aborda diferentes temas referidos a la situación social, económica y cultural de la ciudad de Mar del Plata con la participación de un invitado.

En esta ocasión el invitado a exponer y responder las diferentes preguntas fue el Obispo de Mar del Plata, Gabriel Mestre, el cual brindó una charla y respondió las consultas hechas por los integrantes de la comisión directiva y los delegados.

El Obispo mostró su preocupación y el interés que tiene para que a los marplatense les vaya bien pero que se tiene que trabajar en políticas de largo plazo pero sin desatender la emergencia que hoy tenemos.

Además destacó el cupo femenino que se vió en la reunión siendo una clara demostración del avance de los derechos de la mujer en el ambiente del sindicalismo.

También habló sobre la distribución de la riqueza de la que habló el Papa Francisco dónde aclaró que hay que tiene que ser una distribución inteligente dónde todos puedan acceder a un trabajo, a una vivienda y lo esencial para vivir.

Con respecto al trabajo sostuvo que este dignifica al trabajador y que esto es un principio fundamental para la sociedad de hoy.

Además afirmó que hay que pensar en políticas de largo plazo de 10 a 50 años sin caer en el individualismo al decir que «total yo no voy a estar». En ese sentido dijo que cuesta muchísimo dejar ese egoísmo que no piensa en un futuro y que tenemos que empezar a proyectar para las generaciones venideras.

Hizo una referencia con nuestra ciudad donde dejó en claro que los proyectos a futuro tienen que ser amplios y profundos como el mar sin dejar de atender los problemas que hoy existen, que tanto lo que es a largo plazo como lo urgente tienen que ir trabajando a la par sin desatender a ninguno de los dos y no cometer el error de quedarse en la coyuntura.

También habló de la solidaridad sobre la cual dijo que para que exista este valor es fundamental predicarlo con el ejemplo y el testimonio «serlo y parecerlo» pero cree que el camino va ser lento porque la dinámica social que tenemos hoy es muy difícil.

Para finalizar habló de la pobreza en la ciudad donde dejó en claro que es un tema sumamente importante y muy grande, pero que no es solo en lo alimenticio y sanitario si no que también existe una pobreza cultural y de valores en la sociedad.

Noche de la Caridad alojará a 45 personas en situación de calle en hotel céntrico

El servicio estará disponible desde este lunes 21 de junio hasta el 21 de setiembre y las personas que lo utilizarán son las mismas que reciben la cena diaria de la Noche de la Caridad, por lo tanto el cupo ya está cubierto, dijeron desde este servicio voluntario.

El servicio de La Noche de la Caridad del Obispado de Mar del Plata alojará a persona en situación de calle en un hotel céntrico durante los 3 meses de invierno.

La coordinadora de la entidad caritativa de la Iglesia local, Cristina Churio, informó que “entre todos los miembros de las parroquias que componen La Noche de la Caridad, luego de conseguir el padrinazgo económico de distintas personas, hemos conseguido alquilar un hotel céntrico para dar alojamiento, con cena y desayuno a 45 personas en situación de calle de la ciudad durante los meses de invierno”.

Este es un esfuerzo de todos los voluntarios de todas las parroquias marplatenses que luego de varias actividades económicas, aportes personales y con la ayuda de otros padrinos, renuevan este año el servicio de alojamiento a personas de la calle.

El servicio estará disponible desde este lunes 21 de junio hasta el 21 de setiembre y las personas que lo utilizarán son las mismas que reciben la cena diaria de la Noche de la Caridad, por lo tanto el cupo ya está cubierto, dijeron desde este servicio voluntario.

“En la medida que se puedan conseguir nuevos padrinazgos podremos ampliar esta ayuda a los hermanos para que no sufran el crudo invierno que este año comenzó a pegar duro en la ciudad” dijo Cristina Churio al tiempo que agradeció a las personas que colaboran con esta emprendimiento caritativo de la Iglesia desde hace 20 años

Semana Santa: “Hay diferencias legítimas que debemos aprender a respetar”

En la noche del jueves Santo, el obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino presidió la misa de la “cena del Señor” en la Catedral de los Santos Pedro y Cecilia, y en la que como gesto significativo lavó los pies de doce varones, repitiendo la iniciativa que Jesús tomó con sus apóstoles en la Última Cena para demostrar el “poder del servicio”. El templo estuvo colmado de fieles que se acercaron a la celebración.

En la homilía, monseñor Marino explicó sobre el gesto más fuerte de la celebración “el lavatorio de los pies es el rito más llamativo de esta liturgia. Encierra una gran pedagogía. Para entenderlo debemos detenernos a mirar e interpretar desde la fe lo que hizo nuestro ‘Maestro y Señor’. Dios se arrodilla ante su criatura; la santidad se postra ante el pecado; la majestad se humilla ante la bajeza; el que es libre por excelencia, por amor se vuelve esclavo y asume la condición de servidor. Es aquí precisamente cuando más se revelan las entrañas de misericordia de Dios y cuando mejor aparece la verdadera grandeza a la que debe aspirar el hombre: ‘Les he dado ejemplo, para que hagan lo mismo que yo hice con ustedes’”.

Por último pidió, “queridos hermanos, en estos momentos en que cada día escuchamos malas noticias y vemos hechos de tanta crueldad y violencia verbal y física, la liturgia del Jueves Santo debe movernos a querer aportar cada día nuestra ofrenda de amor que sana y eleva la convivencia social. Hay diferencias legítimas que debemos aprender a respetar. Pero siempre será ilegítima la persistencia en la agresión. Mala es la voluntad de aumentar la crispación y nunca será bueno el endurecimiento».

Luego de la homilía, lavó los pies de doce varones, entre los que había representantes de las distintas áreas pastorales de la comunidad: ministros de la comunión, de la capilla, de la pastoral de la salud, niños de catequesis y confirmación. Este fue uno de los momentos más significativos de la eucaristía.

Al finalizar se trasladó el Santísimo Sacramento al sagrario, donde hasta las 24 fue venerado por todos los fieles en lo que se denomina la “hora Santa”.

Viernes Santo, Sábado Santo y Domingo de Pascua

El Viernes Santo, a partir de las 15, se desarrollará la celebración de la Pasión y Muerte del Señor y a las 20 el Vía Crucis por las calles del centro de la ciudad, con la imagen del Cristo yaciente y la Virgen Dolorosa; ambas presididas por el obispo monseñor Antonio Marino. Al llegar, se recibirá a la Virgen de la Macarena junto a la comunidad andaluza.

El sábado Santo, la Vigilia de Pascua comenzará a las 21, donde a través de diversos signos se expresa la alegría y el gozo de la resurrección de Jesucristo. Monseñor Marino bendecirá el fuego nuevo, preparará el cirio pascual y el lucernario, habrá una extensa liturgia de la palabra, y se realizará la liturgia del agua bautismal.

Finalmente el domingo de Pascua a las 10.30, el obispo presidirá, como lo viene haciendo desde hace algunos años, en la parroquia Cristo Resucitado, ubicada en la periferia de la ciudad, en el barrio El Martillero, precisamente en Nápoles y Friuli.

Entre algunas actividades artísticas y religiosas, se destaca el Vía Crucis Viviente «La Pasión» que será mañana viernes santo a las 20 en la parroquia Nuestra Señora de Luján de Batán ubicada en Ruta 88 km12,5. También la parroquia San Marcos, hará la representación del vía crucis «La Pasión», el domingo 16 a las 20hs en la Plaza Jorge Newbery, ubicada en Canadá 1951, frente a la parroquia.

El Santuario de Schoenstatt ubicado en Fray Luis Beltran 7800 mañana viernes realizará a partir de las 11 un Vía Crucis Rezado por todo el predio y la misa de Pascua, el domingo, 16hs.

Para conocer informaciones de las parroquias se puede consultar en iglesiamdp.wordpress.com o en el Facebook: Iglesia mdp

Obispo de Mar del Plata pidió “sensibilidad con nuestros hermanos pobres y marginados”

El deseo de Navidad de monseñor Marino en vísperas de la Nochebuena y Navidad.

El obispo de Mar del Plata, monseñor Antonio Marino, se dirigió a la comunidad a través de un videomensaje con motivo de la Navidad. Con la imagen del niño Jesús en sus manos, el obispo recordó que el niño “es el Salvador de los hombres que se hizo uno de nosotros”.

“Es el hijo de Dios que nació en la pobreza y en la marginación, no había lugar para ellos en el albergue”, recordó el prelado, y llamó a preguntarse “si hay lugar para Él en nuestro corazón, en nuestra familia, en este mundo”.

Monseñor Marino aseguró que “si lo recibimos con fe, Él nos llena de dignidad, porque su nacimiento temporal se prolonga en el nacimiento espiritual de nuestros corazones”, y destacó que Jesús “nace en la pobreza para enriquecernos”.

Para finalizar, el obispo pidió que le hagamos espacio, porque “Él quiere elevarnos a gran dignidad y convertirnos en instrumentos para mejorar nuestro mundo, mostrando sensibilidad con nuestros hermanos, con los que, como Él, viven en la pobreza y en la marginación”.

El obispo presidió la misa en honor a la patrona de la ciudad

Con gran cantidad de fieles que se reunieron en el templo mayor de la ciudad; Monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, presidió la misa en honor a la patrona de Mar del Plata y de la diócesis, Santa Cecilia.

Concelebraron varios sacerdotes de la ciudad, entre ellos el presbítero Gabriel Mestre que además de ser el vicario de la diócesis es el párroco de la Catedral, templo que tiene como co-patrona a Santa Cecilia. En el altar se encontraban las reliquias del Santo Cura Bochero, que están peregrinando por la diócesis.

“Éste es uno de los días en los que se intensifica la comunión diocesana. Nuestra iglesia catedral, es también la sede de la parroquia Santa Cecilia, que hoy celebra solemnemente sus fiestas patronales. La célebre santa romana de los primeros siglos es también patrona de la ciudad de Mar del Plata y de toda la diócesis desde su creación”, inició diciendo el obispo en su homilía.

“Hablar de Santa Cecilia es hablar de la belleza de la vida entendida como ofrenda de amor a Cristo”, puntualizó, luego de esbozar algunos pocos datos biográficos de la santa virgen y mártir.

Más adelante, refirió  “la virgen Cecilia, consagró su amor Cristo y lo mantuvo hasta el extremo de entregar la vida por Él. En el relato de su célebre Pasión nos encontramos con un revestimiento simbólico y con elementos legendarios que no nos deben distraer de lo esencial. Hasta el día de hoy, ella quedó inmortalizada como patrona de la música, precisamente por este pasaje que dice: ‘mientras sonaban los instrumentos musicales, ella cantaba en su corazón a su único Señor: Haz, Señor, mi corazón y mi cuerpo inmaculados y no sea yo defraudada’”.

Finalmente, recordó que el próximo 11 de febrero de 2017, la diócesis de Mar del Plata cumplirá los 60 años de su creación, y expresó que la fecundidad de la Iglesia hoy pasa por “mantener encendida la lámpara de la fe buscando salir para iluminar la vida de los hombres”, ir contracorriente de la mentalidad del mundo “sin dejar de amar a los hombres de nuestro tiempo”, por el martirio de sangre pero también “por la soledad ante el mundo por fidelidad al Señor”.

En el marco de las celebraciones en honor a Santa Cecilia, también se realizó el pasado sábado un encuentro coral en el templo de la Catedral, que engalanó los festejos.

También fue un momento solidario ya que los que se acercaron pudieron participar de la actividad a cambio de un alimento no perecedero para Cáritas Catedral.

El concierto estuvo a cargo del Coral polifónico con la dirección de la profesora Soledad Gonzalía; el coro Marye Mayo del programa universitario de adultos mayores con la dirección de la profesora Margarita Keudeel; el coro Raíces del conservatorio de música Luis Gianneo con la dirección de Graciela Véspoli y el coro universitario de Mar del Plata de la UNMDP con la dirección del maestro Claudio Sosa.