Reconocimiento provincial y adhesión a candidatura de Julio Aro al Nobel de la Paz

El senador Lucas Fiorini hizo entrega de la declaración de Personalidad Destacada de la Provincia de Buenos Aires. Aro es el impulsor de la identificación de los soldados argentinos enterrados en Malvinas, de los cuales 106 ya tienen nombre y apellido.

En un acto que se realizó este viernes en la librería y espacio cultural “El Balcón” en Mar del Plata, el senador por Mar del Plata Lucas Fiorini hizo entrega de la declaración de Personalidad Destacada de la Provincia de Buenos Aires al veterano de guerra Julio Aro por su trabajo como principal impulsor de la identificación de los soldados argentinos enterrados en Malvinas, de los cuales 106 ya tienen nombre y apellido.

Asimismo, en dicha oportunidad, se adhirió formalmente al pedido de la Universidad Nacional de Mar del Plata tendiente a la postulación conjunta al Premio Nobel de la Paz de Julio Aro y Geoffrey Cardozo, el soldado británico que reunió los cuerpos y construyó el Cementerio de Darwin en 1982.

En la ceremonia participaron autoridades de la Universidad Nacional de Mar del Plata, funcionarios, dirigentes sociales y público en general.

Los declaración y adhesión fueron iniciativa del legislador marplatense, quien hizo entrega formal de las mismas y destacó la importancia de bregar “por el derecho que tenemos sobre las Islas Malvinas y nuestra soberanía en todo el territorio patrio”. “Es una causa común de todo el pueblo argentino, y hay que cuidarla y transmitirla”, resaltó.

Fiorini expresó asimismo que “la nominación al premio Nobel de la Paz para Julio Aro ha partido de una excelente iniciativa de la Universidad Nacional de Mar del Plata, y es un motivo de orgullo para los que allí estudiamos. Es increíble la labor que Julio ha desarrollado en el reconocimiento de nuestros héroes, en particular de quienes yacen en el cementerio de Darwin, y su identificación, que fue una tarea fenomenal, contribuye a pacificar los espíritus y cerrar etapas dolorosas para los familiares y todos los argentinos”.

Desde la Fundación “No me Olvides” que encabeza Aro, a partir de 2008 se desarrolló una campaña tendiente a la identificación de los 123 soldados argentinos cuyos cuerpos yacen enterrados en el cementerio Darwin bajo la leyenda “Soldado argentino sólo conocido por Dios”.

En noviembre de 2016, el Gobierno argentino firmó un acuerdo con el Reino Unido designando la responsabilidad de la Misión Humanitaria tendiente a esa identificación al Comité Internacional de la Cruz Roja Internacional a cargo de Laurent Corbaz, con la participación de forenses y especialistas de ambos países.

A partir de ese acuerdo, se comenzaron a realizar las tareas de exhumación de los cuerpos no identificados, para tomar muestras y compararlas con los ADN aportados por las familias. Dichas pruebas arrojaron la identificación de 106 soldados argentinos fallecidos en Malvinas.

“El de hoy es un reconocimiento a la enorme labor de la Fundación No Me Olvides, pero también es parte del acompañamiento que debemos hacer como comunidad para impulsar con más fuerza la candidatura de este gran hombre al premio Nobel de la Paz. Ayudar con la postulación de Julio Aro es correcto, pedagógico, merecido y su logro sería un profundo acto de justicia ”, concluyó el senador Fiorini.

Pérez Esquivel: «La colimba agravaría la situación de los jóvenes»

El Premio Nobel de la Paz Adolfo Pérez Esquivel rechazó la propuesta para restablecer el Servicio Militar Obligatorio y aseguró que «la colimba», un término «que viene de corre, limpia y barre, agrava la situación de los jóvenes».

«La palabra colimba viene de corre, limpia y barre; no ayuda a los jóvenes, sino que agrava su situación, o sea que los usaban para cualquier cosa. El ámbito es la educación», subrayó el presidente del Servicio Paz y Justicia de Argentina (SERPAJ).

En diálogo con Radio Del Plata, Pérez Esquivel también se refirió a la relación del Gobierno nacional con los organismos de derechos humanos y sostuvo que «deben mantener la independencia de cualquier partido político para decir qué derechos humanos no se cumplen en el presente»

«Es justo que este Gobierno es el que más hizo en esta materia, y apoyó lo que veníamos haciendo todos los organismos», afirmó el Premio Nobel, aunque sopesó: «Que el Gobierno quiera apropiarse de la política de derechos humanos, es preocupante».

Asimismo, consideró que «el Gobierno se quedó estancado del 76 al 83; nada para delante, ni nada para atrás» y lamentó que «nunca» haya podido «tener diálogo ni con (el expresidente) Néstor Kirchner, ni con (la presidenta) Cristina Kirchner».

«No somos opositores, tenemos que valorar lo que hacen bien y reclamar y denunciar lo que está mal. Estamos abiertos al diálogo», concluyó Pérez Esquivel. (NA)