Mundial 2014: Las frases más polémicas

Fueron 32 días repletos de sensaciones, alegrías y tristezas. Hubo goles, polémicas, eliminaciones y un campeón. Pero como en cada cita grande del deporte, las declaraciones también fueron grandes protagonistas. A continuación, un repaso por las frases que marcaron al Mundial de Brasil.

«Brasil decime que se siete». Miles de argentinos coparon las proncipales ciudades de Brasildurante toda la Copa y el gran hit se convirtió en el emblema de los hinchas.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=1IOGFENyGJM&w=640&h=360]

 

«¿El Maracaná? íBah! Se parece al Luzhniki [el Estadio Olímpico de Moscú]. No es muy impresionante». Ni bien llegó a Río, al defensor ruso Vasili Berezutski le preguntaron qué le parecía el mítico estadio. Parece que no lo maravilló.

«Pienso en todos los jugadores y ellos sólo piensan en ellos». El DT campeón del mundo en 2010, Vicente del Bosque, criticó la actitud de sus jugadores. España quedó eliminada en la fase de grupos.

«Se fue el mufa y ganamos». Julio Grindona, mandamás de la AFA, se burló de Diego Maradona,que abandonó el estadio Mineirao poco antes del agónico gol de la victoria. El Diez respondió con dureza: «Pobre estúpido».

«Por suerte, el enano frotó la lámpara y ganamos». Lo dijo Chiquito Romero después del partido contra Irán. A segundos del final, Lionel Messi metió un golazo que significó tres puntos clave para la clasificación a la segunda rueda.

«La FIFA son una manga de viejos hijos de puta». El presidente uruguayo, José «Pepe» Mujica, no midió sus palabras (¿o sí?) al referirse a los máximos dirigentes del fútbol mundial. Fue luego de la sanción a Luis Suárez por su mordiscón.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=NyZAYP2PcWE&w=640&h=360]

 

«Robben es el peor actor que ha visto México después de mí». El actor Gael García Bernal opinó sobre el «piletazo» del crack holandés que significó un penal y la eliminación del conjunto norteamericano.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=OdfxtQQqTi4&w=640&h=360]

 

«Es el peor día de mi vida». Lo dijo el DT de Brasil, Luiz Felipe Scolari, tras la humillante derrota de su equipo por 7-1 ante Alemania en las semifinales. Felipao finalmente dejó su cargo esta mañana.

«Hoy te convertís en héroe». A Javier Mascherano se le leyeron los labios mientras lo alentaba a Chiquito Romero, previo a los penales con Holanda. Ante Bélgica, el «Jefecito» también había arengado fuerte: «Estoy cansado de comer mierda…».

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=PqmLPnS6PXM&w=640&h=360]

 

«Felicito a los jugadores, son un orgullo para el país». Una gran frase de Alejandro Sabella, en un contexto que no era el soñado. Fue ayer, tras la derrota en la final.

Mundial 2014: Héroes argentinos

Los jugadores de la Selección se llenaron de lágrimas en el final del partido, pero tienen poco para reprocharse porque hicieron un torneo espectacular. Los hinchas reconocen el esfuerzo.

El dolor es muy grande. La desilusión, también. Los jugadores terminaron llorando en el Maracaná. Estaban golpeados. Pero las lágrimas no sólo tienen que ser de tristeza, sino de orgullo. ¿Hacía cuánto no se jugaba en este nivel un Mundial? Esta Selección no quedará marcada justamente por esta escena final. No. Se la recordará por haber llegado a una final y por haber emocionado a millones de hinchas.

Estas fueron las palabras de los jugadores de la selección y además del DT, Alejandro Sabella:

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=YWWSVTMPrqc&w=560&h=315]

 

Javier Mascherano

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=xxe16PKJwgY&w=560&h=315]

 

Lionel Messi

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=4OiSlLgF5zs&w=560&h=315]

 

Sergio Romero

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=37tuEzxzfU0&w=560&h=315]

 

Pablo Zabaleta 

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=iIaZQb7rWAE&w=560&h=315]

 

Lucas Biglia

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=OfqmivgTjyo&w=560&h=315]

 

No hay nada que reprocharles. Ellos hicieron un Mundial histórico y unió un país con tantas desigualdades. Se nos escapó, pero por muy poco. Argentina, no es un sólo jugador, sino un equipo. Y así fue, perdió un equipo unido, del que debemos estar orgullosos.

Mundial 2014: Una vez más, se nos escapó

La Argentina cayó batallando; tras igualar 0 a 0 en los 90 reglamentarios, Alemania se coronó campeón del Mundial Brasil 2014 con un gol, en el minuto 112′ del suplementario; otra vez, los germanos fueron verdugos de los argentinos.

Fueron 120 minutos tensos y sufridos.  Un empate 0 a 0 en los 90 minutos que no se destrabó, pese a que hubo ocasiones de gol para el equipo nacional. Hasta que a ocho minutos del final, apareció Mario Goetze, tras un desborde por la izquierda de Schürrle. La paró de pecho y definió. Esta vez, Sergio Romero , de lo mejor de la Argentina en el Mundial, nada pudo hacer. Sólo quedó tiempo para intentos desesperados, que de nada sirvieron.

La Argentina se va de Brasil 2014 como subcampeón. Es cierto que pudo dar el salto si Pipita Higuaín acertaba en el primer tiempo,o el penal que no se cobró, o si Messi no fallaba al minuto del segundo tiempo o si Palacio convertía cuando quedó solo de cara al arquero en el primer tiempo suplementario. Contra un equipo como Alemania, no se pueden fallar ocasiones tan claras. Son pocas las que se tienen y se pagan caro luego. La derrota por 1-0 duele hoy, pero mañana deberá quedar escrito que este equipo volvió a una instancia final tras 24 años, pese a que no pudo conseguir la Copa que se niega desde hace 28.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=Xs8d2lqo_0o&w=560&h=315]

 

La Argentina llegó al Mundial con sus figuras, como Messi, Agüero, Di María e Higuaín, y terminó en la final por las manos de Romero, por el esfuerzo de Mascherano, por afianzar una dupla central como Demichelis y Garay, muy destacada en los últimos tres partidos. Fue la Copa del Mundo en la que funcionó mejor lo que más dudas generaba, principalmente en los partidos más calientes.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=aJha9oUX08c&w=560&h=315]

Se terminó la Copa del Mundo con una sabor agrio. La última imagen es la de un equipo desesperado por empatar, pero eso no debe nublar la mente. Esta selección devolvió a la Argentina a los primeros planos, a jugar una final, tras 24 años. Un subcampeonato que debería servir para recuperar el respeto tan extraviado en los últimos años, porque en la derrota también se puede ganar.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=VFIUvcKO1FE&w=560&h=315]

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=IBlsBJC1DPM&w=560&h=315]

 

Mundial 2014: «El partido de nuestras vidas»

Horas antes de la gran final en el Maracaná, el alma del seleccionado, el jefe, Javier Mascherano, habla de su relación con Alejandro Sabella; asegura que pase lo que pase, tiene ganas de seguir y elogia a Lionel Messi.

-¿Cómo calificarías el Mundial que estás haciendo en lo personal?

-En este campeonato se vio que, a partir del partido con Nigeria, el equipo sustentó a los nombres y no al revés. Cuando colectivamente funciona, los jugadores van creciendo. Obviamente estoy contento con el rendimiento individual. Esto todavía no terminó. Estamos ante la posibilidad de jugar una final y queremos coronarlo en el partido más importante de nuestras vidas. Vamos a vivir dos horas únicas en nuestras vidas. Lo único que deseo es que cada uno entre bien, sin prejuicios ni temores. Con responsabilidad.

-Para una final, ¿con qué mentalidad sale a jugar la Argentina ante una selección del nivel de Alemania?

-Vamos con la misma mentalidad que encaramos los partidos con Holanda y con Bélgica. Lo que resulta clave en un Mundial es el equilibrio entre no relajarte y estar conforme. El resto uno lo deja a consideración de la gente. Los valores, la forma de salir a jugar, el mensaje.todo eso también se refleja en una final. Quizá no sea el resultado que uno espera, pero si le dejamos algo a la gente es porque hicimos las cosas bien. Estamos ante la posibilidad del mayor logro deportivo de nuestras carreras, y lo intentaremos con todas nuestras fuerzas para minimizar a Alemania, como ya lo hicimos con Holanda.

-De aquel equipo con cinco defensores, se pasó al 4-3-3 y se terminó en un 4-4-2.

-Mutó el equipo (Interrumpe). Desde el primer partido con defensa de cinco al último, entre tanto que se ha dicho, cambió. Dio un gran paso en cómo enfrentar los partidos y en cómo adaptarse al rival. La sincronización defensiva que tuvimos con Holanda habla del crecimiento. Dejamos atrás un equipo de salida limpia y muy mecanizada. Ojalá que contra Alemania tengamos la misma claridad. Los trabajos de Pablo y de Marquitos fueron fundamentales en nuestra línea de cuatro. Toda la sincronización defensiva habla bien de cómo creció el equipo. Soy parte de un equipo en el que Chiquito [Romero] fue figura ante Holanda y Ángel [Di María] sentenció el partido con Suiza. Con un Leo extraordinario, que además de talento dio sacrificio y resignó lucimiento a favor del equipo. Y tantas cosas positivas que se fueron dando. Por eso, si no se hubiesen dados los resultados, estaría igual de tranquilo porque siempre trabajamos de la misma manera, con compromiso con el objetivo que nos planteamos.

-¿Qué te pareció el trascendido sobre el alejamiento de Sabella después de la final?

-No lo hablé con él, pero además son decisiones de la AFA. Soy un jugador y no me meto. Para Alejandro solo tengo palabras de agradecimiento. El me devolvió las ganas de jugar en la selección argentina. Cuando él agarra la selección yo estaba más afuera que adentro después de la última Copa América. Es la realidad. Sin embargo, fui uno de los que primeros con los que habló para construir algo distinto. Con errores, piedras en el camino y partidos, nació algo que me volvió a motivar. Como a mí, a todos mis compañeros. El agradecimiento se lo voy a tener de por vida.

-Y de Sabella, que te sorprendió?

-Trasmite valores. Eso seduce a cualquier futbolista, a cualquier persona. Detrás de un equipo hay trabajo, problemas, buenos y malos rendimientos o resultados, pero los valores dan confianza. Es una persona que no necesita de un grito para transmitir: lo hace desde el conocimiento. Es honesto, profesional, ubicado y preparado. Sería muy injusto analizarlo sólo desde el punto de vista deportivo. Los argentinos a veces creemos que por gritar vamos a tener la razón, tapamos al otro. Alejandro es todo lo contrario, es una persona preparada, calma y paciente que le devolvió jerarquía a la selección.

-¿Qué dice el técnico sobre el partido con Alemania? ¿Repetirán el libreto de Holanda?

-Es un partido diferente. Un equipo que tiene más gente por adentro, entre líneas, y es ahí donde vamos a tener que estar muy juntitos y hacer cambios muy rápidos de posiciones. Ellos defienden y atacan a través de la posesión. Si les das espacios, lo demostró contra Brasil, te liquidan. Son buenos, fuertes, potentes y saben a lo que juegan. Pero confío en Argentina. Al equipo lo noto con mucha seguridad en lo que estamos haciendo, y eso es importante. Con nuestras armas podemos neutralizar muchas de las buenas cosas que hacen y crearles problemas.

-¿Cómo se hace para salir del conformismo por estar en la final?

-Después del partido con Bélgica tenía ese temor: que después de 24 años sin estar entre los cuatro, nos relajáramos. Y dimos un paso más. Si este grupo le dejó algo a la gente, será por su superación ante la adversidad. Los argentinos estarán orgullosos de este equipo.

-¿Fue el Mundial tan esperado de Messi?

-Fue todo un ejemplo. Leo arrancó como el motor de este equipo en sus primeros partidos, fue determinante, y después se adaptó a lo que el conjunto necesitaba. En algunos tuvo que sacrificarse muchísimo más de lo que nosotros hubiésemos querido, pero lo hizo por el bien de todos. Ojalá que el domingo nosotros podamos ayudarlo un poquito más de lo que él nos está ayudando. El equipo, por diferentes necesidades, en los últimos dos partidos no le dio lo que necesita.

-¿Si ganás el Mundial, dejás el seleccionado?

-El objetivo no está cumplido y no me planteé eso. El balance hay que hacerlo después del lunes. Hoy me siento muy afortunado de haber tenido esta revancha que muchos de mis ex compañeros no tuvieron. Me siento feliz, con fuerza y con ganas para seguir. El partido y la ilusión son tan grandes que gastar un poquito de energía en el plano personal sería engañarme no sólo a mí sino a mis compañeros.

-¿Cuánto soñaste con levantar la Copa?

-No lo soñé. Mirá, acá en Brasil se durmió poco en todo el Mundial. Cuesta, no es fácil, son muchos días y mucha ansiedad. Pero al dar pasos cada vez más importantes, cuesta pero descansamos. Si se tiene que dar, ojalá Leo sea la foto que todos los argentinos tanto deseamos. No me puse a pensar en nada. Quiero ganar la final y ser campeón del mundo, pero me importa también que estemos a la altura de un partido tan grande. Que seamos nosotros, Argentina.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=jNcAe278hTA&w=560&h=315]

Fuente: Canchallena

Mundial 2014: «Somos Argentina», hoy es el día

¿Es favorita Argentina frente a Alemania ? Futbolísticamente hablando, no. El seleccionado de Löw es el que toma la posta del juego asociado, de elaboración y de calidad técnica que en el último encuentro ante Brasil demostraron. Del otro lado, la Argentina llega en un momento justo en confianza, espíritu colectivo, hambre de gloria, compromiso con la causa, en la aplicación de la consigna que estableció Sabella desde su asunción, en agosto de 2011: «El todos es más importante que el yo».

«Somos Argentina, no debemos fijarnos cómo juegan nuestros rivales», había dicho Messi el día posterior al estreno, frente a Bosnia.

 

La pelota que se utilizará en la final ARGENTINA VS ALEMANIA

 

Sabella, sin gritarlo ni susurrarlo, a partir de Suiza, y sobre todo contra Bélgica y Holanda, también proclama «somos Argentina». ¿Cuál? Una con menos Fantásticos, pero también sin fantasmas ni complejos sobre su capacidad competitiva. Una más parecida a los equipos de Simeone: arquero seguro, dos centrales imponentes, un mediocampo bien agrupado y una disposición corta entre las líneas, con prevalencia a ocupar más el campo propio. Los modelos exitosos provocan imitación. Alemania fue detrás del de España. Su juego tiene un punto poético, artístico. Argentina llegó aquí con una matriz exclusiva, la de los Cuatro Fantásticos, pero fue mutando hasta este 4-4-2 a lo Simeone. Al que también se equipara en ese convencimiento y tenacidad para ir haciendo realidad los sueños. Orden, organización y progreso. Con pierna fuerte, sobre todo la de Mascherano , y mente de acero ¿O acaso la Argentina no fue partido a partido, como el Atlético de Madrid? ¿Tiene algo más Argentina? Por supuesto, tiene a Messi. Hoy es la tarde, su tarde, la de todos. La de unir el discurso «somos Argentina». El premio es gordo: la copa de las copas.

Ellos saben que la memoria colectiva distingue a los campeones y por eso, de una vez por todas, quieren pertenecer a ese club de inmortales. La Argentina no es favorita y ellos lo disfrutan. Se regodean. La selección siente que la histórica rivalidad con Alemania aparece justo en la final de la Copa del Mundo, quizá, con el oportunismo de un designio reparador. Porque la resonancia de un triunfo en este clásico moderno tendría maravillosos efectos sanadores. Y en el Maracaná, con bonus extra.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=yLXKBiHGtEI&w=560&h=315]

 

La selección, escasa en juego pero abundante en confianza, puede sentirse orgullosa por restaurar la afrenta de 24 años sin pisar la definición. Llega tras un tiempo extra y con un día menos de descanso, pero el recorrido global de los alemanes fue más agotador. Así, el impulso anímico será gravitante. Schweinsteiger no lo podía resumir mejor: «Mascherano es el líder de una manada de lobos». En el durísimo escollo de Alemania también está la oportunidad de darle lustre al final de la obra. Los jugadores argentinos están agazapados, hambrientos, con su espíritu devorador. Se ganaron el derecho de golpear las puertas de la gloria.

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=d2IA0nRC0RQ&w=560&h=315]

[youtube http://www.youtube.com/watch?v=xalUTgUDncc&w=560&h=315]