Un informe refleja cuánto cuesta estudiar en la Universidad Pública

Se tomaron tres variables de análisis: materiales de estudio, alimentación y transporte.

Por iniciativa del Movimiento Universitario SUR en coordinación con el ISEPCI (Instituto de Investigación Social Económica y Política Ciudadana) se realizó un estudio sobre el costo de estudiar en la Universidad pública.

Los relevamientos del indicador estudiantil de precios (IEP) fueron realizados en las principales universidades públicas nacionales del país: Universidad de Buenos Aires, Universidad Nacional del Mar del Plata, Universidad Nacional de La Plata, Universidad Nacional de Córdoba, Universidad Nacional de Tucumán y la Universidad Nacional del Nordeste.

En cada una de ellas se consideró una carrera de las Ciencias Sociales o Humanísticas y una carrera de Arquitectura y Diseño.

Los resultados globales arrojan que, durante el primer cuatrimestre del año, estudiar en una Universidad Pública requirió  un promedio mensual de $1916 para las carreras de Arquitectura y Diseño y de $1208,05 para Ciencias Sociales o Humanísticas.

Al respecto, el abogado Rodrigo Blanco, coordinador regional del ISEPCI se refirió al costo de estudiar en la Universidad Nacional de Mar del Plata. “Estudiar en la Facultad de Arquitectura, Urbanismo y Diseño tiene un costo promedio de $1468 mensuales, en tanto para las Ciencias Sociales, estudiar costó en promedio $845″, detalló.

Si se toma en cuenta que el salario mínimo vital y móvil para el primer semestre de este año es de apenas $6061, estudiar una carrera vinculada a las ciencias sociales representa el 15% de un salario y estudiar arquitectura en la UNMdP representa cerca del 24%.

«Hay que destacar que este indicador mide sólo transporte, alimentos y materiales y no contempla el costo de los alquileres estudiantiles, que en el caso de nuestra ciudad resulta significativo ya que un gran porcentaje de la población estudiantil de la UNDMP no es oriunda de la ciudad», enfatizó.

Otra variable de incidencia es la limitación en la posibilidad de trabajar que representa para los estudiantes la escasa oferta horaria en las cursadas, o que se ven obligados a combinar estudio y jornadas de trabajo reducidas, por lo que el salario promedio de un estudiante suele estar por debajo del mínimo mencionado.

Del análisis de los datos obtenidos se puede interpretar que a pesar de que en nuestro país se promueve la idea de que la educación superior es “pública y gratuita”, esto no tiene correlato en la realidad de los/as jóvenes que estudian dentro del sistema de educación pública.

El trabajo busca ser un aporte a la discusión de la educación pública en nuestro país y un llamado de atención ante la crítica situación que en particular se encuentra el sistema universitario.

Se vuelve urgente el reclamo de un mayor presupuesto para las Universidades Públicas que ascienda por lo menos al 10% del PBI para promover una verdadera educación pública gratuita y de calidad” cerró el Dr. Blanco.

Los debates pendientes en salud mental

El jueves 1 de octubre, se realizarán las Jornadas “Los debates pendientes en salud mental” en la Facultad de Ciencias de la Salud y Trabajo Social de la UNMdP.

Organizadas por el centro de estudiantes de dicha Facultad que preside el Movimiento Universitario SUR, las jornadas contarán con la presencia de destacados especialistas: el Dr. Alfredo Moffatt (Fundador de la Escuela Argentina de Psicología Social), el Dr. Enrique Capella (Jefe de Servicio de Farmacia del Hospital Escuela de Salud Mental de San Luis), el Lic. Leandro Gorbacz (autor de la ley de salud mental) y los Colectivos CRISÁLIDA y GRUPO RED, grupos locales que trabajan con novedosos dispositivos terapéuticos.

La propuesta pretende aportar al debate sobre las perspectivas de trabajo en salud mental en el marco de la nueva ley, construir herramientas en pos de la plena vigencia e implementación de la misma y permitir un intercambio desde la UNMdP con reconocidos especialistas nacionales.

«La ley de salud mental promulgada en 2010 (con reglamentación en 2013) viene a romper con décadas de segregación, reafirmando el derecho que como ciudadanos poseen las personas con padecimientos mentales”, manifestó Florencia Giménez, Presidenta del Centro de Estudiantes a cargo de la organización.

La dirigente estudiantil agregó que “se ponen en debate el derecho a decidir, a trabajar, estudiar, a transitar sin estigmas, a exigir una atención digna de la salud. La puesta en práctica de la ley supone una revisión profunda de nuestras prácticas profesionales y de las lógicas institucionales, por lo que éste es un debate que no podemos omitir desde nuestras carreras».

Con respecto a la finalidad de esta jornada, desde el Movimiento Universitario SUR señalaron que «proponemos estas jornadas como espacio creativo, destinado al intercambio con importantes especialistas”.

“El eje de la salud mental en el contexto de los debates vigentes sobre la puesta en marcha de nuevos paradigmas, nos convoca a estudiantes de trabajo social, terapia ocupacional y enfermería a compartir aprendizajes y a pensarnos juntos como futuros profesionales. Estas jornadas nos proveerán de herramientas para enriquecer nuestra formación y para comprender el contexto en el que nos insertaremos como futuros profesionales«, agregaron.

Además de las clases magistrales de los especialistas y las instancias prácticas que mostrarán trabajos concretos de grupos comprometidos con la temática abordada, el reconocido Dr. Moffatt dictará un taller de psicodrama para los inscriptos.

Para más información e inscripciones: jornadasaludmentalmdp@gmail.com

Aprueban régimen de cursadas para madres, padres y embarazadas

El proyecto fue presentado ante el Consejo Superior de la UNMDP por los consejeros estudiantiles Jimena Milla y Rodrigo Hernández, representantes de la Facultad de Ciencias de la Salud y Servicio Social, quienes forma parte del Movimiento Universitario Sur, actual conducción del Centro de Estudiantes de dicha Facultad.

Jimena Milla sostuvo que “si bien existían distintos regímenes especiales en algunas Facultades de la UNMDP, creemos que de manera urgente debe crearse un marco regulatorio general que exprese el compromiso de nuestra Universidad con los derechos humanos y de género, aspirando a la equidad en relación al ingreso, permanencia y egreso dentro de la misma, implementando medidas de acción positiva.”

El proyecto aprobado contiene las siguientes regulaciones a las que se tendrán que adaptar todas las Facultades:

-Flexibilizar la obligatoriedad de las cursadas para que las estudiantes no pierdan la regularidad ni promocionalidad.
-Posibilidad de elegir horarios para rendir parciales y en caso de ser necesario, la posibilidad de un parcial no presencial.
-Justificación de inasistencias a estudiantes padres o madres, que deban faltar a causa de su hijo o hija.
-Licencia para padres.

Rodrigo Hernández celebró la aprobación de este proyecto “cuyo espíritu pretende promover la crianza compartida entre padres y madres, así como atender las particularidades que enfrentan las mujeres embarazadas, para que su proyecto académico no sea excluyente de los otros proyectos de vida”.

“Entendemos como sustancial que se reconozca y promueva la igualdad de oportunidades y la equidad de género en la UNMDP”, concluyó.