El municipio intensifica los controles a las motos en puntos estratégicos

La secretaría de Seguridad intensificó los controles a la circulación de motos en distintos puntos de la ciudad, como por ejemplo, la zona de Varese y Playa Grande en horarios de la madrugada.

El operativo se realiza desde hace varios días en distintos puntos de la ciudad, con el foco puesto en Varese y Playa Grande, donde se secuestraron una gran cantidad de motocicletas.

 

“Esto es un tema fundamental para nosotros, dentro de la lógica de los controles operacionales que estamos llevando adelante en Tránsito”, explicó Oroquieta quien además de supervisar los operativos nocturnos, recorrió el playón donde se disponen los vehículos secuestrados.

 

Además, detalló que se secuestran vehículos fuera de regla, por ejemplo, «la moto sin documentación, de la que no sabemos su procedencia o que notamos que no tiene el debido cuidado de mantenimiento. También son vehículos que alcanzan una alta velocidad, con las complicaciones que esto genera, poniendo en riesgo no solo la vida de los que van arriba de la moto, sino que también la de terceros.”

 

El secretario de Seguridad explicó que «hay una decisión política muy fuerte de secuestrar todas las motos que circulan sin casco, documentación o en mal estado porque ponen en peligro su vida y la de los demás. El intendente dispuso que trabajemos en esta línea porque además es una demanda de los marplatenses».

 

Oroquieta explicó también que «estamos trabajando muy firmes en estos controles, pero también en la importancia de concientizar sobre los riesgos» y anticipó que continuarán «con estos operativos dinámicos de manera permanente, trabajando para infraccionar a quien no cumpla con las reglas”.

Diez motos, dos autos y una camioneta secuestradas en un megaoperativo en Juan B Justo y Alió

Distintas dependencias municipales formaron parte de las acciones que involucró a unos 330 vehículos.

Con la participación de distintas áreas municipales, el apoyo del Grupo de Policía Motorizada y de la Comisaría 11º, se realizó este viernes un Operativo Integral de Control Vehicular en la intersección de Juan B. Justo y Alió.

Como consecuencia del accionar de los agentes, se secuestraron un total de 10 motos, 2 autos y 1 camioneta que realizaba un reparto de panificados, sin poseer habilitación. Además, se retiraron de servicio 3 micros de pasajeros

El operativo contó con la presencia del Subsecretario de Transporte y TránsitoClaudio Cambareri, quien estuvo acompañado por el Director Operativo de Tránsito Rodolfo Burgos y el Jefe del Turno Mañana Esteban Lombardo.

Distintas dependencias municipales formaron parte de las acciones que involucró a unos 330 vehículos. Además de los inspectores de Tránsito, estuvieron el Departamento de Cargas, el Departamento de Transporte Urbano, laDivisión Contralor, los inspectores de la Subsecretaría de Inspección General, la Dirección de Bromatología y personal delREBA (registro de bebidas alcohólicas). También hubo representantes del Grupo de Patrulla Motorizada (GPM) y efectivos dela Comisaría 11º.

Tránsito, realizó un total de 120 controles, de los cuales hubo 10 motos sin la documentación exigida, por lo cual fueron secuestradas. Lo mismo  ocurrió con dos propietarios de automóviles que no pudieron presentar los documentos al momento de ser controlados.

TRANSPORTE PÚBLICO URBANO DE PASAJEROS

En materia de micros urbanos -ya que allí está una terminal de la Empresa 25 de Mayo, más allá de los que circulan por la zona- se realizaron 41 inspecciones, donde se verificó la higiene de las unidades, el estado de los parabrisas y la presencia de los elementos de seguridad (martillos y matafuegos). Se sacaron de servicio 3 micros por esta última causa, los cuales pudieron volver a trabajar una vez que presentaron sus matafuegos en regla y se hicieron 4 actas por falta de higiene.

22 choferes se les hizo el testeo de alcoholemia, los cuales dieron todos negativos. También, los inspectores a cargo del Jefe de Inspectores del área,Daniel Caballero de Tineo, verificaron el buen funcionamiento de las rampas de acceso para personas con discapacidad.

CONTROL DE SERVICIOS PÚBLICOS

En cuanto al control de los servicios públicos, fueron 13 taxis, 7 remises habilitados, 6 Autos Rurales, 3 servicios escolares, 5 transportes para personas con discapacidad y 6 autos particulares, por presunción de tratarse de transportes ilegales, los que inspeccionó la División Contralor. Se realizaron 6 intimaciones en total, por reparaciones que deberán hacerse a la brevedad.

CARGAS

Finalmente, el Departamento deCargas, auditó a 55 unidades dedicadas al traslado de las más diversas mercaderías. Se detectó a 5 vehículos que no contaban con la habilitación necesaria para realizar estas tareas, por lo que se labraron sendas actas y también, se redactaron 4 intimaciones por falta de inscripciones reglamentarias en los laterales de los mismos.

Un estudio destaca que en Mar del Plata el 75% de los menores que viaja en moto no usan casco

Investigadores del CONICET llevaron adelante un Estudio Observacional sobre la actualidad de los niñas y niños en moto. El estudio destaca que el 75% de los menores no usan casco y hay una baja frecuencia del uso del mismo en todos los ocupantes.

Investigadores del CONICET, que tienen una estrecha relación con el Observatorio Vial y que habitualmente realizan interesantes aportes a este área, llevaron adelante un Estudio Observacional sobre la actualidad de los niñas y niños en moto.

 

Para elaborar este informe, en el marco de los Estudios de Salud y Movilidad Urbana, se realizaron tareas de campo en las Escuelas Primarias Municipales.

 

Los autores del trabajo en cuestión fueron  Rubén Ledesma, Fernando Poó, Jeremías Tosi y Ekaterina Firsenko, del grupo de Psicología aplicada al Tránsito del CONICET, Universidad Nacional de Mar del Plata.

 

El informe

 

Se trata de un estudio descriptivo observacional realizado en las 17 escuelas primarias municipales de la ciudad de Mar del Plata. Las observaciones se realizaron entre mayo de 2018 y septiembre de 2019, en los momentos de ingreso y egreso a las instituciones. Se registran variables generales del ambiente y de la escuela, de los ocupantes, y del vehículo. Se relevaron fundamentalmente aspectos asociados a la seguridad, principalmente el uso de casco y factores que afectan la estabilidad del vehículo o de los pasajeros, como la cantidad de pasajeros, el transporte de mochilas, la posición de los pies de los niños en la moto.

 

Estadísticas

 

La muestra final fue de 435 observaciones de motos que transportaban 976 ocupantes, de los cuales 52% fueron niños y niñas, mayormente entre 6 y 12 años de edad (84%).

 

Resultados

 

El estudio destaca que el 75% de los menores no usan casco. Hay una baja frecuencia del uso del mismo en todos los ocupantes: en adultos fue de 26% y en los niños del 25%. Este último se reduce al 13% si se considera el ajuste y el tamaño adecuado del casco.

 

Además, el 39% viajan con los pies mal ubicados, lo cual puede afectar la estabilidad de la moto y sus ocupantes. Los riesgos, debido a no alcanzar los apoyos o porque estos no están en el vehículo, incluyen quemaduras por la proximidad al caño de escape, caídas y lesiones en los pies por la cercanía a las ruedas.

 

De las observaciones se destaca también que el 20% de las motos no tienen patente, siendo este un indicador importante de informalidad en el uso que se ha asociado a otros comportamientos.

 

Asimismo, los problemas de posición y estabilidad se agravan por la presencia de cargas escolares, y por el hecho de que en ocasiones se transporta a más de un menor (11%). Además, en la mayoría de los casos la estabilidad se basa en sujetarse de otro ocupante.

 

Vale mencionar que existen importantes variaciones a través de las escuelas. Por ejemplo, el porcentaje de pasajeros sin casco va del 49% (Escuela 12) al 100% (Escuela 14).

 

Conclusiones

 

En definitiva, el trabajo alerta sobre las condiciones de riesgo en que se realizan este tipo de desplazamientos. Se requieren acciones específicas en materia de seguridad vial pero también políticas integrales de movilidad urbana que faciliten el acceso a otros medios de transporte (principalmente el transporte público).

 

Hay que señalar, además, que las condiciones de tránsito suelen ser más desfavorables en los horarios de ingreso/egreso escolar debido a la mayor circulación de vehículos. Esto supone un factor añadido de riesgo, a los antes mencionados, para los usuarios de moto y otros grupos vulnerables (como los ciclistas).

 

Por último, entre otras cuestiones que incluyen la prevención, se debe debatir sobre los niños y niñas como pasajeros de moto y el establecimiento de las edades mínimas y la obligación de criterios complementarios de seguridad. La experiencia de otros países puede ser una guía en este sentido. Algunos han establecido una edad mínima de 12 años (Portugal, Austria, República Checa, entre otros), mientras que otros establecen un límite menor, pero fijan exigencias complementarias de seguridad (por ejemplo, alcanzar los apoyapiés, usar una sillita especial). Algunas ciudades argentinas también han reglamentado edades mínimas para los pasajeros.

 

Datos que acrecientan la problemática, el aumento progresivo y visible del parque de motos y su uso como forma de movilidad urbana. Lo cual, lamentablemente se refleja en los altos niveles de siniestralidad vial que ocurren en nuestra ciudad con costos humanos y materiales inadmisible para un problema prevenible.

Secuestran una treintena de motos en operativo contra picadas ilegales

También, en el marco de este Operativo, se labraron otras 61 actas por distintas anomalías referentes a la Ley de Tránsito.

Con la coordinación del Subsecretario  de Transporte y Tránsito, Claudio Cambareri, distintas fuerzas montaron un operativo en el sector que va desde avenida de los Trabajadores y Fortunato de la Plaza, hasta la Rotonda El Faro, lugar elegido para realizar picadas de motos, según consta en las denuncias de los vecinos de ese sector.
Con la participación del personal de la Comisaría 5ta , encabezados por el comisario Pablo Cordisco; del Grupo de Prevención Motorizada (GPM); Grupo de Apoyo Departamental (GAD), ambos de la Policía Provincial; del Destacamento Vial  Playa Chapadmalal, la Dirección Departamental de Investigaciones (DDI) y la grúa de la Subsecretaría de Seguridad de la Comuna, se realizó esta acción que según las quejas, se lleva adelante entre las 0 y las 2 del día siguiente, produciendo ruidos y molestias a los que allí viven.
También, en el marco de este Operativo, se labraron otras 61 actas por distintas anomalías referentes a la Ley de Tránsito.
Sobre estas acciones, el Subsecretario Cambareri manifestó que «este fue el resultado de un trabajo conjunto de distintas dependencias y  lo coordinamos en la previa con el comisario Cordisco, de la 5ta. y con Rodolfo Burgos, el Director Operativo de Tránsito».
«No fue la primera vez que concurrimos al lugar y las observaciones de presencias anteriores nos permitió blindar practicamente el sector para erradicar esta práctica que altera la calma del lugar y pone en riesgo, no sólo a los que participan en este tipo de competencias, sino también a ocasionales transeúntes de Mogotes», concluyó.

Montenegro propone duros controles a las motos: «sin casco, se secuestra»

El diputado recordó que durante su gestión como ministro de Justicia y Seguridad de Mauricio Macri impulsó una iniciativa de este tipo. «En 6 meses bajó el 80% la cantidad de accidentes viales», afirmó.

El diputado Guillermo Montenegro sostuvo que «deben realizarse controles permanentes para exigir el uso de casco, y a quien no lo cumpla, se le secuestra la moto» y aclaró que «no es una medida ni recaudatoria ni sancionatoria, sino que busca proteger la vida».

 

Montenegro recordó que durante su gestión como ministro de Justicia y Seguridad de Mauricio Macri impulsó – en el año 2009- una iniciativa de este tipo «con resultados contundentes. En 6 meses bajó el 80% la cantidad de accidentes viales» y explicó que «se apunta a un cambio cultural, de costumbres. Hoy en la ciudad de Buenos Aires a nadie se le ocurre subirse a una moto sin casco».

 

Asimismo, aseguró que «Mar del Plata tiene un índice muy alto de muertes por siniestros viales, realmente es necesario encarar una política seria en esta materia» y enfatizó en los «controles constantes, permanentes, pero no fijos. Se requiere una planificación e implementación intensiva hasta que se genere conciencia de que el control es real, que existe y que no apunta a generar molestias, ni a recaudar, sino a salvar vidas».

 

«Hay que ser muy firme. Si la moto no tiene patente, o espejos retrovisores, o luces o casco, se le retira la moto. Sino venís con las cosas como corresponde, y no retirás la moto, después de una cierta cantidad de días, se desguaza la moto», detalló Montenegro quien además comentó que la medida implica un período de difusión de la misma «donde se informa a la sociedad que voy a realizar este tipo de controles».

 

El legislador marplatense comentó que estos controles también contribuyen a combatir los delitos perpetrados «por los motochorros ya que este tipo de operativos también persuaden a quienes circulan en medio de transporte».