ÚLTIMA FUNCIÓN DE LA TEMPORADA DE “AKASHA, SEMILLAS EN EL ÉTER”

del público, Montserrath Otegui despide el verano con la última presentación de su más reciente espectáculo, para luego dar comienzo a las actividades en su Instituto de Danza y en la Fundación.

Luego de presentarse durante la temporada con una gran afluencia de público y la aceptación del mensaje de la obra por parte de los espectadores, que lo manifestaron a través de cálidos mensajes en las redes sociales, la reconocida bailarina Montserrath Otegui realizará la última presentación del verano de “Akasha, semillas en el éter” el próximo 24 de febrero, a las 23.15, en el Teatro Municipal Colón, Hipólito Yrigoyen 1665, con entradas a valores accesibles.

Inspirada en el significado de la palabra akasha, que según explicó “quiere decir cielo o éter”, con un ballet compuesto por ocho bailarinas cuenta una historia que invita a reflexionar al público, un sello distintivo de cada una de sus propuestas.

“Siempre estoy buscando qué historia merece la pena ser contada a través de la danza o qué idea podemos llevar a través del movimiento. ‘Akasha, semillas en el éter’ tiene que ver con nuestro origen”, describe Otegui. “En las temáticas de mis obras soy partidaria de invitar a pensar y que podamos tomar conciencia de nuestro rol en el cosmos”, agrega.

En este sentido, la directora del Instituto Montserrath Otegui señala: “Hay una frase que puse en el ballet que dice: ‘lo que tomas del cielo lo devuelves a la tierra’ y precisamente este éter o este akasha sería sustancia invisible que interconecta todas las cosas en el universo”.

“A través de la danza  narramos cómo, en nuestra travesía humana de espacio y tiempo, tenemos un transcurrir, y en la vorágine a veces olvidamos que nuestro origen es estelar. Tenemos una misión, un propósito y todo el cielo y las estrellas son nuestros testigos”, resalta sobre el argumento de la obra.

Además, la propuesta cuenta con elementos audiovisuales que acompañan cada escena. “Si bien el tema es bastante abstracto para llevar a la danza, hay videos que van trazando el hilo conductor”, adelanta.

Fiel a su filosofía, la bailarina remarca su creencia en que “el arte es un gran vector”. “Y más allá de todo, creo que a través de la danza podemos dar mensajes maravillosos, a pesar de que a veces sea un lenguaje un poco inaccesible para la mayoría del público”, expresa. Y agrega: “Creo que en este ballet vamos a poder acercar un poquito más la idea de lo que el arte puede hacer en la vida de las personas”.

Novedades 2020

A partir de marzo, el Instituto de Danza Montserrath Otegui retomará la formación profesional de bailarines y bailarinas. También continuarán las clases de los prestigiosos profesionales que formaron parte de la grilla 2019 y se incorporan a la escuela nuevas disciplinas: Jazz Lyrical y PBT Progressing Balley Technique.

Por otro lado, en enero y febrero, la bailarina Tatiana Kucic, egresada del Teatro Colón, dictó clases de Ballet Intermedio y la propuesta se extenderá durante todo el año.

En tanto, la Fundación Montserrath Otegui está trabajando en formar alianza con organismos nacionales e internacionales y llevar adelante, en forma mancomunada, la preparación y formación de bailarines y bailarinas, como así también en el otorgamiento de becas.

Montserrath Oteguí y una nueva cita con la danza

El miércoles 25 de enero a las 21 hs., Montserrath Oteguí subirá al escenario del Teatro Municipal Colón ubicado en Hipólito Yrigoyen 1665. Será una nueva oportunidad para disfrutar de la última creación de la bailarina que aborda la temática del amor como eje principal y resume así el camino de sus diez años de autogestión y apuesta artística.

EROTAI es poesía hecha danza y tal su significado invita al público a “interrogarse”. La  obra remite a todos los cuestionamientos que el ser humano se hace a lo largo de su vida, dudas en las que siempre ronda el amor en todas sus variantes.

Inspirada en textos de Platón y Aristóteles, la experimentada bailarina, sumerge al espectador en el origen del amor y en la búsqueda del amor propio. “Cada persona debe convertirse en un ser completo para unirse al otro desde su individualidad y desde allí complementarse”, explica.

El espectáculo se compone de catorce cuadros interpretados por un ballet de siete integrantes. Angeles Pagella, Brian Hilario Celaya, Cristian Antún, Florencia Morcia, María del Mar Videla y María Luisa Casariego acompañan a la coreógrafa en escena. Juntos recorren una variada selección musical de distintos países que culmina con una composición original de Oteguí, su hermano Leonardo y el músico Raúl Bao. El vestuario confeccionado por Olga Saidán y el diseño de luces de Gustavo Martincic potencia el trabajo interpretativo logrado sobre el escenario. Además, desde bambalinas, Sergio Morale acompaña el trabajo de la compañía como asistente de dirección.

Desde el año 2006, Oteguí dio vida a variadas producciones sobre la divinidad, la creación, la verdad, el amor y la imaginación, entre otros. Uno de los intereses principales de la artista fue la poética (de su autoría) en cada una de sus obras, porque considera que su misión será siempre lograr trascender la belleza de la danza y lo especular de su técnica mediante un mensaje que conmueva al espectador.

Para conocer más acerca de la compañía pueden visitar www.montserrathotegui.com.ar o seguir sus trabajos a través de las redes sociales Facebook y twitter.

Aplausos de pie para la Compañía de danza Montserrath Oteguí

Con un emotivo estreno en el teatro Colón, el ballet resumió los diez años de trabajo creativo en la excelente performance de EROTAI.

Durante la noche del miércoles 2 de noviembre la compañía de danza Montserrath Oteguí presentó EROTAI en el escenario del Teatro Colón de Mar del Plata. Oteguí abordó la temática del amor y resumió así el camino de sus diez años de autogestión y creación artística.

El público transitó las variaciones de la obra que colmada de danza y poesía invitó a momentos de introspección y culminó con un mensaje esperanzador.

El ballet integrado por Angeles Pagella, Brian Hilario Celaya, Cristian Antún, Florencia Morcia, María del Mar Videla y María Luisa Casariego, se lució en su trabajo interpretativo. Puesta potenciada por el vestuario confeccionado por Olga Saidán y la impecable iluminación de Gustavo Martincic.

Al finalizar la función, Montserrath Oteguí, agradeció al público y la prensa por el afecto recibido durante todos sus años de intenso trabajo creativo, a su familia y afectos, y a su incondicional asistente de dirección, Sergio Morale.

La próxima función de EROTAI será el 29 de diciembre a las 21 hs en el Teatro Colon. Una noche que augura nuevamente cuestionar a los espectadores acerca del amor.

Para conocer más acerca de la compañía los invitamos a visitar www.montserrathotegui.com.ar o seguir sus trabajos a través de las redes sociales.

Foto de Gisela Cerro.

«HAMSAH EVA» se despide con una función especial dedicada a las mujeres

El martes 8 de marzo a las 21 hs. la Compañía de Danza Montserrath Oteguí brindará la última función de su espectáculo “HAM SAH EVA: El eterno retorno”. La despedida se realizará Teatro Municipal Colón -Hipólito Yrigoyen 1665- y formará parte de la programación de la Secretaría de Cultura por el Día Internacional de la Mujer.

“¿Y si en el origen primero hubiese sido creada Eva? ¿Qué pasaría si nuestras elecciones no fueran siempre las mismas? ¿Sabemos qué querer?”- son algunas de las preguntas que inspiraron a Montserrath para dar vida a su último espectáculo que reúne la experiencia y el fuerte crecimiento de la compañía en su noveno aniversario. Fiel a su estilo, se sumerge en la profundidad filosófica e invita al público a disfrutar pero también a cuestionarse.

Hamsah, pronunciado como Jam Saj, es un mantra de meditación en el que está contenido el misterio universal pues representa a la sabiduría divina según la filosofía. Asimismo la palabra alude al cisne que representa al amor y que sólo se alienta con más de él.

De esta manera Montserrath unió ambos conceptos: el contacto del hombre con la tierra a través de su respiración y la idea del Eterno Retorno de Friedrich Nietzsche que postula a la historia como cíclica, según la cual una vez cumplido un ciclo de hechos estos vuelven a ocurrir una y otra vez con otras circunstancias, pero siendo básicamente semejantes.

Conjugar esa idea con la historia central de la Creación Divina es invertir su origen y dar nacimiento a un nuevo mundo donde todo ser humano puede ser consciente de sus elecciones, que no solo lo definen sino que forjan su destino.

Para esta producción, la Compañía invitó al director José Minuchin quien desde su amplia experiencia teatral realizó un excelente trabajo en la puesta en escena y la dirección artística.

Su mirada profesional enriqueció el trabajo de los bailarines y el desempeño del actor Adrián Manes que interpreta el personaje principal cuyos relatos se embellecen con la hermosa voz en vivo de la soprano María del Valle Almeida. Destacados artistas locales que se potencian en escena con la especial puesta de luces diseñada por Gustavo Martincic y el vestuario confeccionado por Olga Saidán en cuya creación se utilizó material artesanal de la comunidad Wichi en apoyo a la «Fundación Arte y Esperanza”.

Ángeles Pagella, Caliope Vera, Cristian Antún, Facundo Santillán, Florencia Morcia, Melisa Brasero, Micaela Spoto y Milena Goñi integran el cuerpo de baile que danza al ritmo de la música original compuesta por Raúl y Gerardo Bao junto a Leonardo y Montserrath Oteguí. La producción ejecutiva de la compañía sigue a cargo de Sergio Morale.

Será la última función de HAMSAH EVA, pues la Compañía se prepara para ensayar una nueva puesta que previamente contará con una audición en pos de sumar talentos.