«Rezamos por los 44 héroes en estos seis meses de dolor»

El Obispo de Mar del Plata presidió una misa en la Catedral, como corolario de una movilización que realizaron los familiares de los tripulantes del submarino desaparecido.

Una jornada por demás emotiva se vivió en la ciudad de Mar del Plata, al cumplirse seis meses de la desaparición del submarino ARA San Juan.

Los familiares de los 44 tripulantes de la embarcación perteneciente a la Armada protagonizaron una movilización desde la Base Naval hasta la Iglesia Catedral, donde el obispo diocesano Monseñor Gabriel Mestre, presidió una misa.

A lo largo del trayecto que realizó la columna de familiares,amigos y vecinos de los tripulantes del ARA San Juan se reiteró el pedido para que el Gobierno no cese en la búsqueda de la embarcación así como que acelere el proceso de contratación de una empresa que se encargará de buscar el submarino.

Durante la misa, Monseñor Mestre bendijo a cada uno de los presentes y rodeado de las banderas con los rostros y nombres de los tripulantes, manifestó “rezamos por los 44 heroes en estos seis meses de dolor”.

El 15 de noviembre pasado, la Armada Argentina perdió contacto con el submarino ARA San Juan, cuando se encontraba a la altura del Golfo San Jorge en el marco de su recorrido desde Ushuaia hacia la ciudad de Mar del Plata

Con el recuerdo de los desaparecidos en el mar se realizó la misa a San Salvador

En el marco de las actividades que cierran una nueva edición de la Fiesta Nacional de los Pescadores.

Con la presencia de feligreses, de miembros de la Comisión San Salvador, de la Sociedad de Patrones Pescadores, el presidente de la entidad, Luis Ignoto, autoridades de Prefectura Naval Argentina, la Reina Nacional de los Pescadores, Samanta Brandimarti, y sus princesas, Nayla Guzmán y Alejandra Maidana, la concejal Cristina Coria, el Cónsul Honorario de la Federación de Rusia en Mar del Plata, Jorge Kuznetzov, entre otros, se inició la Solemne Misa Cantada que llevó adelante el sacerdote, Miguel Cacciutto, en la parroquia Sagrada Familia.

El padre Miguel agradeció la presencia de todos los fieles que se acercaron y oró por los pescadores fallecidos en el mar: “Este día venimos a dar las gracias a Jesús que ampara nuestro Puerto y a todas las personas que trabajan ya sea en tierra o mar. Nos rendimos a los pies de San Salvador, porque en él encontramos la fortaleza. Le damos gracias a quienes forjaron este puerto con el sudor de su frente, muchas veces siendo incomprendidos por los gobiernos de turno. Y no podemos dejar de tener presente a todos los pescadores que no pudieron regresar a sus hogares, en especial en los últimos naufragios”.

La Sociedad de Patrones realizó la entrega de ofrendas florales, las mismas que formaron parte de la procesión hacia la banquina y serán arrojadas al mar.

Durante la misa, se entregaron los reconocimientos “San Salvador”. En este caso fueron para Prefectura Naval Argentina, que posee una tradición histórica y cuyo diario accionar se extiende tanto a la zona marítima, como a la fluvial y lacustre, y que acompaña a esta ciudad desde hace 156 años.

Por otra parte, se entregó una distinción a la Asociación Civil Super Tenedores, que es una institución fundada en el año 2001 con el objetivo de ayudar a los miembros menos afortunados de la comunidad de Mar del Plata. A lo largo de estos años ha colaborado con diversos comedores infantiles, merenderos y hogares de ancianos aportando alimentos, gestionando mejoras edilicias, apoyo para emprendimientos, alfabetización, becas de estudio, apoyo escolar, etc., encontrándose en la actualidad abocada a nuevos proyectos relacionados con el acceso a la vivienda (Proyecto Hábitat y Ciudadanía) y la adquisición y mejora de la propiedad inmueble donde funciona el Centro CONIN Mar del Plata, al cual sostiene en conjunto con la Universidad FASTA.

A fin de promover estas actividades, la Entidad dedica un esfuerzo adicional para concretar distintos eventos durante todo el año, por iniciativa propia o bien en colaboración con otras entidades o promotores, entre los que se destacan Día de Reyes y mucho másSuper Tenedores y el Arte y la clásica Fiesta de los ´80, entre otros

Submarino: obispo de Mar del Plata encabezó misa junto con familiares de los tripulantes

En el último día del año 2017, monseñor Gabriel Mestre obispo de Mar del Plata, celebró la misa junto a las familias de los tripulantes del submarino ARA San Juan, y personal de la Base Naval en la capilla del lugar.

Al llegar al lugar, el obispo fue recibido Gabriel Eduardo Attis, capitán de navío comandante a cargo de la área Naval Atlántica, quien lo saludó y agradeció la presencia de monseñor Mestre durante este tiempo.

Al comenzar la misa, el obispo de Mar del Plata, hizo llegar a los familiares y a todo el personal, el saludo y la cercanía de monseñor Santiago Olivera, obispo castrense.

Durante la homilía monseñor Mestre destacó “es una misa difícil para uno como pastor, como sacerdote, como servidor del Señor hay muchas circunstancias que en la tarea y el servicio no son sencillas. Celebrar la misa de fin de año, empalmando con el año nuevo en las circunstancias que ustedes viven como familia naval y familia de sangre de los 44 tripulantes que están desaparecidos, realmente se hace sumamente difícil. Pero tiene sentido. Con algunos lo hemos charlado personalmente las veces que estuve presente, lo señalé con claridad, una vez más queridos hermanos los aliento a que vivan esta situación de tanta incertidumbre de la mano de Dios, donde la fe y la esperanza nos ayudan, no en un sentido mágico, sino en sentido realista, para vivir de corazón este momento tan intenso que sólo ustedes saben la profundidad de la incertidumbre que hay en sus corazones”, inició diciendo el obispo.

Y finalmente concluyó “seguimos rezando por ellos, por los tripulantes, la última palabra no está dicha, la fe no es mágica es realista, pero la última palabra no está dicha. Rezamos por ustedes para que tengan fortaleza, por toda la familia naval, por las nuevas autoridades de la Base, por los que trabajan en la tarea de búsqueda y pedimos con humildad que se continúe buscando; y ponemos todo en manos del Señor en el este ultimo día del año, que está  marcado por el dolor. Lo que sí podemos hacer es tratar de vivir la fe y la esperanza  que no quitan el dolor pero le dan sentido, les vuelvo a decir vivan esto de la mano de Dios, agárrense fuerte de Él, enójense con Dios, pregúntele a Dios, angústiense con Dios, pero no excluyan  a Dios de este momento”.

Luego de la bendición final, el obispo pidió a todos los presentes que levantaran sus manos, para rezarle a la Virgen pidiéndole a ella que interceda ante cada uno de sus pedidos. Y al finalizar la eucaristía monseñor Mestre saludó y bendijo a cada uno de los presentes, abrazándolos como lo ha hecho durante este tiempo tan doloroso para las familias de los tripulantes del submarino ARA San Juan.

Nuevo obispo presidirá misa con bendición de embarazadas

Festejarán a San Ramón nonato, patrono de las embarazadas y las que quieren serlo.

El jueves 31 de agosto, la comunidad de la Parroquia San Carlos invita a todas las mamás embarazadas a celebrar la festividad de San Ramón Nonato. La misa será a las 18, presidida este año por el nuevo Obispo de Mar del Plata monseñor Gabriel Mestre y habrá bendición especial para las que van a ser mamás, aquellas que desean serlo, bendición de parteras, obstetras y también se entregarán escarpines. Asimismo en esta misa se presentarán y bendecirán a los bebés y niños más pequeños.

“El 31 de agosto, es el día que la Iglesia celebra la fiesta de San Ramón Nonato que justamente es patrono de las embarazadas, de las mujeres con dificultad para concebir un hijo y de los niños. En la misa se hace la bendición de embarazadas, se da a los escarpines a futuras mamás y se presentan los niños que nacieron en este último tiempo”, detalló el párroco de San Carlos.

“Muchos vienen a pedirle con fe y devoción a San Ramón. Así uno descubre las gracias recibidas en la gente, a través de sus testimonios: ‘padre vengo a agradecerle a San ramón porque yo no podía quedar embarazada vine dos o tres veces y acá estoy esperando a mi hijo’. San Ramón, es un santo que ciertamente hace muchos milagros. Pero los milagros necesitan de las personas, fe. Y eso se ve en las personas que se acercan con devoción. Hay muchas historias muy lindas y conmovedoras” resaltó el padre Ariel Sueiro.

La misa de San Ramón Nonato tendrá lugar en el templo de la Parroquia San Carlos ubicado en Juan B. Justo 2098 (esquina Buenos Aires). Más información al teléfono 4822466 o por mail a sancarlos@iglesiamdp.org.ar

 

La Iglesia reclamó «políticas necesarias» para que no haya más personas en situación de calle

A la intemperie se rezó una misa por los fallecidos en situación de calle

En el predio de la Ferroautomotora, ubicado en Luro y San Juan, las parroquias que pertenecen a la Noche de la Caridad, y gran cantidad de fieles que trabajan y se preocupan por la situación de los más necesitados, se reunieron para participar de una misa orando por las almas de las personas fallecidas en situación de calle y también pidiendo por todas las personas que viven y duermen en la calle.

La multitudinaria misa, se celebró a la intemperie, y fue presidida por el presbítero Gabriel Mestre, vicario de la diócesis, en reemplazo del obispo, quien debido a otra actividad pastoral se encontraba en Villa Gesell y concelebraron siete sacerdotes pertenecientes a las parroquias que prestan el servicio de la Noche de la Caridad: Fray Ramiro de la Serna, Héctor Diaz, Silvano De Sarro, Ezequiel Kseim, Fabián Yanes, Rolando Brites, y el orionita Mateo.

Durante su homilía, el padre Gabriel detalló la coincidencia de este día de San Pedro y San Pablo –se celebra en la Iglesia el día del Sumo Pontífice- que son mártires cristianos. “Lo primero que tiene que brotar de nuestro corazón es la oración por estos hermanos que han perdido la vida en situación de calle, y que ya quedan asociados al martirio. Estos hermanos que para nosotros no son un número, sino que tienen un nombre: Ramón, Emilio, Rubén, Uruguayo, Miguel, Francisco, Marcelo, El Negro, Cristian, Francisco, Alejando, Mario, Santiago, Fernando, Gastón, Juan Carlos, Gustavo, Juan Pablo; detrás de estos nombres hay una historia que pudimos conocer en algunos servicios y situaciones pastorales, particularmente en la Noche de la Caridad”.

De esta manera, detalló los nombres de las personas muertas en situación de calle durante estos últimos años, y que figuraban en un cartel que, acompañado de una imagen del “Jesús sin techo”, rezaba “Ni una muerte más”.

“El amor no admite excusas, especialmente cuando se trata de amar a los pobres”, citó el padre Gabriel, haciendo alusión al mensaje que escribió el papa Francisco para la Jornada Mundial sobre el Pobre, que por primera vez se celebrará en noviembre.

Por último, manifestó “desde la fe, esta misa tiene un sentido positivo de hacer visible una realidad, compleja, que reclama un compromiso firme y sostenido de toda nuestra sociedad, de manera particular de aquellos que nos gobiernan. No somos un espacio partidario, lo hacemos desde la fe, y desde allí reclamamos las políticas necesarias para que no haya más personas en situación de calle, y el año que viene no estemos celebrando una misa más por una dos o tres cuatro personas más que han muerto de frío”.

Al finalizar, Mestre, expresó la cercanía del obispo monseñor Antonio Marino, quien se encontraba celebrando los 50 años de la parroquia de Villa Gesell. También mencionó la oración comprometida de las religiosas Camelitas descalzas, quienes desde su monasterio ubicado en Villa Marista, se unieron a la celebración.

Por último Fray Ramiro de la Serna, agradeció a todos los presentes, destacó la labor del Hogar Nazaret, sostenido por Cáritas Mar del Plata. “Escuchar el clamor de los pobres, es parte esencial de la respuesta de nuestra fe”, concluyó.