Pesca: empresarios piden mejorar la competitividad con reintegros a la exportación

El ministro de Agroindustria evalúa la iniciativa junto a otros ministerios.

El Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas (CEPA) presentó ante el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile, una propuesta para mejorar la competitividad del sector pesquero mediante la implementación de reintegros a las exportaciones.

La iniciativa fue descripta por las autoridades de CEPA ante el Ministro, con quien en las próximas semanas serán mantenidos nuevos encuentros ya que –según explicó el funcionario- la propuesta seguirá siendo evaluada junto a otros ministerios del Poder Ejecutivo Nacional.

Durante la reunión CEPA presentó datos e información vinculada con la situación de la industria pesquera argentina y remarcó la necesidad de mejorar la ecuación económica de las empresas, estimular la inversión y promover el valor agregado.

En ese marco se planteó que en la actual coyuntura la medida más idónea consiste en aplicar reintegros para fomenten las exportaciones.

Durante el encuentro hubo una amplia coincidencia en que al igual que otras economías regionales, el sector pesquero sufre desde el año 2008 un profundo proceso de deterioro en su competitividad.

En ese marco CEPA reconoció que las medidas macroeconómicas implementadas a finales de 2015, tales como la modificación de la paridad cambiaria y la eliminación de aranceles, generaron buenas expectativas e inicialmente actuaron como un incentivo para la actividad.

Pero lamentablemente el efecto favorable de estas correcciones se diluyó muy rápidamente debido al impacto que el acelerado proceso inflacionario tuvo en los costos de producción dentro del sector.

Por esa razón el Consejo remarcó su interés en que sean aplicadas medidas que en el pasado tuvieron probada eficacia como herramientas para fomentar al sector.

La cámara argumentó que una adecuada y eficiente implementación de reintegros, accesibles en el corto plazo, contribuiría a recuperar la rentabilidad en las empresas, incentivaría la producción, estimularía el agregado de valor y promovería las inversiones.

Durante el encuentro se subrayó que la pesca atraviesa por una situación delicada, debido a que como resultado del proceso de deterioro sufrido durante los últimos años las empresas operan con una escasa o nula rentabilidad, afrontan deudas y sufren inconvenientes para solventar sus actividades, lo que condiciona sus posibilidades de preservar su capital, invertir y conservar empleos.

Por lo tanto la implementación de reintegros contribuiría a mejorar las perspectivas de un sector que además de ser el séptimo complejo exportador de la Argentina, desarrolla una actividad cuyo efecto económico es de suma importancia.

Como conclusión del encuentro, CEPA reconoció el compromiso del ministro Buryaile por evaluar con detenimiento la propuesta y expresó su voluntad de contribuir con el diseño de políticas públicas de interés para el sector.

En esta oportunidad, el Consejo de Empresas Pesqueras Argentinas estuvo representado por su presidente, Oscar Fortunato y los miembros de su comisión directiva José Moscuzza, Antonio Solimeno, Lisandro Belarmini, Guillermo Ferreyra y Alberto Procelli.

Armadores costeros plantearon su problemática al ministro Buryaile

Luego de la reunión que mantuvieron con la Gobernadora, fueron recibidos por el titular de Agroindustria de la Nación.

Tras haber tenido la semana pasada un encuentro con la gobernadora, María Eugenia Vidal, integrantes de Comisión Directiva de la Asociación de Embarcaciones de Pesca Costera se reunieron ayer (miércoles) en Buenos Aires con el ministro de Agroindustria de la Nación, Ricardo Buryaile.

Los representantes de la entidad llegaron hasta el despacho del funcionario para tratar las problemáticas del sector, que incluyen la imposibilidad de acceder al gasoil sin impuestos, normas poco claras para fiscalizar la actividad y pescar, y la acumulación de sumarios, originados precisamente en ese esquema normativo.

“Fue una reunión cordial de cuatro horas, donde se abordaron todos los temas que urgen al sector armatorial costero y fresquero. El ministro entendió que necesitamos recuperar competitividad como primer eslabón de una gran cadena productiva tan necesaria para Mar del Plata”, analizó el gerente de la Asociación, Mariano Retrivi.

El directivo estuvo acompañado por sus pares: Pascual Iacono, Sebastián Agliano, Fernando Smiriglio y José Di Costanzo. “Tuvimos una muy buena recepción, la verdad es que la gobernadora y el ministro nos atendieron muy bien. Hace diez meses que venimos gestionando soluciones; esperamos que ahora de a poco vayan apareciendo”, se esperanzó Di Costanzo.

En cuanto al gasoil, principal insumo para movilizar los barcos, los armadores pidieron poder comprarlo a precio “bunker”; es decir, exento de carga tributaria. De esa manera, pasarían a pagar 7,80 pesos por litro, cuando hoy abonan 15,48, un costo difícil de sobrellevar a partir de la caída en los precios de venta del pescado.

“Todos nuestros competidores, tanto fuera del Mar Argentino, como en la propia Zona Común de Pesca que compartimos con Uruguay pagan el combustible a precio ´bunker´. Por ejemplo, las flotas pesqueras uruguayas pagan todos sus insumos de a bordo sin impuestos”, detalló Retrivi.

A partir de este planteo, Buryaile se comprometió a estudiar y gestionar el beneficio. De la misma manera, les indicó a sus asesores legales que revisaran las normas que rigen la captura de condrictios (rayas y tiburones) y de todas las especies del variado costero.

En ese sentido, los armadores alertan que deben ser adecuadas para que sean aplicables. También creen necesario adecuar los controles de las descargas y suspender los sumarios mal realizados. Esas medidas les permitirían recuperar aire económico para seguir trabajando.

“La verdad es que nos sentimos escuchados y respaldados. Quedamos en reunirnos en los próximos días para evaluar cómo avanzan las gestiones”, adelantó Retrivi poco antes de partir hacia Chile. Allí firmará un convenio con una entidad colega para fomentar buenas prácticas, la protección de recursos y pescadores.

“El ministro nos dio todo su apoyo y se mostró interesado en los alcances del acuerdo. Uno de los objetivos es certificar internacionalmente la sustentabilidad de todas nuestras pesquerías”, cerró el dirigente.