Bullrich: «Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana»

Bolivia acusó al gobierno de Mauricio Macri de apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, con el envío de material bélico al régimen de Añez.

La exministra de Seguridad y titular del PRO, Patricia Bullrich, buscó deslindarse del hecho denunciado por el Gobierno de Bolivia sobre el envío por parte de la gestión macrista de material bélico para reprimir las protestas de los partidarios de Evo Morales en noviembre de 2019, al señalar «nunca» había pasado por sus «manos» un «pedido de material para la Fuerza Aérea Boliviana».

«Nunca pasó por mis manos pedido alguno de material para la Fuerza Aérea Boliviana», afirmó la presidenta del PRO mediante una publicación en sus redes sociales.

En cambio, la dirigente opositora recordó que el país colaboró con Bolivia «enviando gendarmes para proteger la Embajada de Argentina en La Paz».

Ayer Bolivia acusó al gobierno de Mauricio Macri de apoyar el golpe de Estado contra Evo Morales en 2019, con el envío de material bélico al régimen de Añez, tras lo cual el presidente Alberto Fernández pidió disculpas «en nombre del pueblo argentino» en una carta enviada a su par de Bolivia donde le expresó su «dolor y vergüenza» frente a los hechos descubiertos.

En su publicación de hoy, Bullrich declaró que «se hizo todo lo contrario a lo que manifiesta el presidente (Alberto) Fernández» y sostuvo que «se ayudó a los funcionarios de Evo Morales» y «se resguardó la Embajada Argentina y a los periodistas que estaban bajo el asedio de los manifestantes».

Asimismo, la exfuncionaria dijo que el rol de Gendarmería fue «acompañar hasta la frontera» a «periodistas argentinos que estaban en peligro y a funcionarios del gobierno boliviano» y que «la llegada de los gendarmes argentinos en un avión Hércules» fue pública y se «transmitió en directo por todos los medios». (Telam)

CTA Autónoma

El hecho de que Mauricio Macri gobierna para los patrones en contra de los derechos de los trabajadores, no es ninguna novedad. A diario tenemos reiteraciones de esa ofensiva política por parte del Presidente, Ministros y Gobernadores. En el día de ayer, este combo se dio en la sintonía perfecta.

Los choferes de colectivo de la Ciudad de Córdoba llevan adelante una lucha en defensa de sus salarios, por la reincorporación de los despedidos que alcanza sin duda el calificativo de heroica. Al mismo tiempo, cabe destacar que esto se está dando contra su patronal y sus dirigentes burócratas (no es casual que crezca nuestra UCRA en todo el país), y soportando la presión de la fuerza armada dispuesta por el gobierno.

En este contexto, el Ministro de Transporte de la Nación, Guillermo Dietrich, los estigmatiza diciendo que todo tiene un tinte político partidario y los culpa de oponerse al “cambio”, lo cual se traduce en inducir a que los trabajadores en lucha deban resignarse al pisoteo de sus derechos.

Por otro lado, los docentes de la provincia de Buenos Aires continúan con su plan de lucha por una paritaria justa y condiciones laborales dignas. La gobernadora María Eugenia Vidal, en lugar de resolver el problema salarial y poner a la escuela pública en el elevado lugar que debe estar, acusa a los docentes de perjudicar a los chicos, de tomarlos de rehenes, y de catalogar su pelea como algo “político partidario”.

En sintonía, el Presidente de la Nación, Mauricio Macri, aprovecha los micrófonos durante la jura del nuevo Canciller para cargar contra los jueces y abogados laboralistas que trabajan en defensa de los derechos de los trabajadores, que nacen de la Constitución Nacional (artículo 14 bis) y de las conquistas históricas del movimiento obrero (como por ejemplo, la Ley de Contrato de Trabajo), e intentar encasillarlos en un negocio de mafiosos y extorsionadores.

Estos lamentables ejemplos de los propios actores del gobierno nos advierten de su inocultable propósito de atacar el derecho de huelga, la negociación colectiva, la Ley de Contrato de Trabajo, entre otros, siguiendo el nefasto camino de la nueva Ley de Riesgos del Trabajo y de instalar sin restricciones la flexibilidad laboral en todo el país.

La CTA Autónoma denuncia que no estamos solamente frente a declaraciones anti obreras, sino al fomento del clima político que les permita al gobierno profundizar su política estructural de recorte sistemático de los derechos de los trabajadores y trabajadoras, con la criminalización de la protesta social como arma estratégica.  Por ello, estamos convencidos que las movilizaciones populares de marzo y abril pasados nos obligan a redoblar el camino de la lucha en unidad en defensa propia.

Pablo Micheli – Secretario General CTA Autónoma

José Rigane – Secretario Adjunto CTA Autónoma   

Macri: «Apostamos a crear cien mil puestos de trabajo”

El presidente Mauricio Macri garantizó hoy que el Gobierno busca «impulsar la construcción privada» al encabezar la firma del Acuerdo Federal para la Construcción, que busca atender la demanda habitacional de más de 100.000 familias.

«Apostamos a generar cien mil puestos de trabajo, generando cien mil nuevas soluciones habitacionales, para toda la gente que espera tener su casa propia. Estas son las cosas que hay que hacer y que no se hacían», enfatizó el jefe de Estado.

En un acto en la Casa Rosada, Macri aseguró que para la construcción de viviendas «las empresas van a esforzarse por construir mejor y más barato».

El plan implica una inversión privada de unos 150 mil milones de pesos y está orientado a familias cuyo ingreso familiar sea de hasta 64 mil pesos mensuales.

La iniciativa se logró a partir de un acuerdo entre el Gobierno, las empresas y los sindicatos del sector.

Por otro lado, Macri afirmó que «respeta» la convocatoria al paro nacional por parte de la CGT, pero advirtió que no lo entienden porque esa medida de fuerza «no ayuda en nada». (NA y Télam)

Macri en el Congreso habló de «una década de despilfarro y corrupción»

El presidente Mauricio Macri habló hoy de «una década de despilfarro y corrupción» durante la apertura de sesiones en el Congreso de la Nación donde brinda el segundo discurso de su mandato.

«Son muchos los que no quieren que las cosas cambien. Los argentinos tuvimos que poner el hombro pero estamos logrando cambios, eso que faltaba hacer y no se hacía», agregó Macri.

«Después de una década de despilfarro y corrupción, estamos normalizando el servicio energético» remarcó.

Llegó a las 11:20 para anunciar algunas de las leyes que el Poder Ejecutivo impulsará durante el 2017.

El presidente aseguró que «el país venía de años de simulación y de un intento organizado de ocultar los problemas».

«Pasaron 12 meses de trabajo y de poner en marcha un plan con los objetivos de pobreza cero, combatir el narcotráfico y unir a los argentinos».

Frases de Macri

*»Hay que acabar con el enfrentamiento que nos ha estancado y dar paso a una cultura del diálogo».

*»Necesitamos docentes formados, motivados y reconocidos. Deben tener un salario digno y apoyarlos en sus tareas».

*»Queremos maestros sin frustración y que a los jóvenes el futuro se lo encuentren como un desafío donde las oportunidades se les presenten a diario».

*»Debemos crear un contexto de confianza en nuestro potencial de crecimiento y en que la inflación estará bajo control».

*»Recibimos un país donde 1 de cada 3 argentinos está en la pobreza, según las estadísticas del INDEC en las que después de muchos años podemos volver a confiar. Es mucho más que un número, son personas que esperan respuestas concretas».

*»Mantuvimos, ampliamos y fortalecimos derechos sociales en jubilaciones, asignaciones y tarifas sociales».

*»No esperamos a que vengan a las oficinas del Anses, fuimos a buscar a los chicos que no tenían ni DNI. Llegamos a donde el Estado no llegaba, sin clientelismo».

*»La presencia del Estado también se traduce en obras de infraestructura social: no podemos permitir que haya 12 millones de argentinos viviendo en villas. Ya identificamos las zonas más críticas y este año vamos a mejorar las condiciones».

*»Necesitamos una reforma tirbutaria seria y profunda para dejar de aplastar a quienes crean».

*»Estamos acompañando a quienes quieren aumentar la productividad».

*»En 2016 dimos pasos concretos para garantizar la seguridad energética y mitigar el impacto en el cambio climático».

*»La inseguridad es una de las máximas angustias de los argentinos. Enviamos parte de las fuerzas federales a los lugares con más violencia».

*»A fin de este año vamos a tener 25.000 kilómetros de rutas en construcción en todo el país, inédito en nuestra historia».

*»Gracias a la confianza que generamos el año pasado salimos del default que nos aisló durante casi 15 años».

*»La obra pública dejó de ser un sinónimo de corrupción».

*»Se empieza a investigar con libertad y es positivo. A más de 2 años queremos saber qué pasó con Nisman».

*»Las universidades públicas tienen un papel fundamental, por eso aumentamos su presupuesto».

Piden a Macri que derogue la ley que beneficia a la importación

Mauricio Macri decretó por ley que tanto los importadores de Notebooks, tablets y diferentes tipos de computadoras no deban pagar arancel para entrar los productos a nuestro país.

El proyecto, encabezado por el concejal Marcelo Fernández, pretende que el Presidente de la República Argentina derogue dicha ley para fortalecer el comercio y la industria local. «Solicitamos al Presidente que derogue el decreto que elimina el arancel sobre la  importación de notebooks, tablets y computadoras, porque es una medida que afecta al trabajo local», confesó Fernández.

Además, también agregó que «deben tomarse medidas que protejan la industria y el trabajo local y ésta justamente va en sentido contrario. Mar del Plata está en el podio de la desocupación del país, por lo cual desde el Estado se debe trabajar para el desarrollo de los sectores productivos”.

Para finalizar, el concejal explicó que es su deber «defender la industria y el trabajo local vinculado  con la producción de equipos informáticos. El sector emplea a gran cantidad de marplatenses que podrían ver afectada su continuidad laboral y, al mismo tiempo, el  crecimiento de las empresas».