El libro de Mario Trucco declarado de interés

El presidente del Concejo Deliberante, Ariel Ciano, entregó la declaración de interés del libro “Mi pueblo se llama Mar del Plata”, a su autor, el periodista Mario Trucco.

La distinción se entregó en el marco de la Feria del Libro Mar del Plata Puerto de Lectura que tiene lugar en la municipalidad y durante el acto al que asistió el editor del libro José Andrés Soto, amigos del autor y público en general, Ciano sostuvo que “admiramos profundamente a Mario. Él conoce como ningún otro la historia de la ciudad”.

“Nos parece que el libro es muy importante porque cuenta historias que si no quedaran registradas en el papel se perderían como el día en que la ciudad fue bombardeada”, explicó.

Tras aclarar que Trucco es un ejemplo para quienes abrazan la profesión y que siempre en los lugares donde viajó para ejercer el periodismo hizo quedar bien a Mar del Plata, destacó “la honestidad intelectual y la dignidad extraordinaria de Mario”.

“Las historias de los barrios reflejan la historia de la ciudad. Es un orgullo poder entregar esta distinción como presidente del Concejo”, dijo.

Mario Trucco comenzó en el periodismo gráfico en enero de 1948 en el diario La Mañana de Mar del Plata donde trabajó durante 15 años y llegó a ser segundo jefe de redacción. En 1951 empezó a trabajar en la radio y formó parte del elenco estable de programas radiales de gran repercusión, como La Gallina Verde o Rulos y Moños, que salían al aire por Radio Belgrano.

Ya lleva 67 años ejerciendo el periodismo y ha sido comentarista de grandes relatores, como Fioravanti (Joaquín Carballo Serantes) o José María Muñoz.

En 1963 llegó a la radio en Buenos Aires, contratado para La Cabalgata Deportiva Gillette y años después fue jefe de Deportes de Radio Del Plata (continuadora de Radio Libertad), con la que siguió toda la campaña internacional, hasta llegar al campeonato del mundo, tanto de Racing como de Estudiantes de La Plata.

En los veranos marplatenses de los ’60, hacía un programa de radio en vivo, con la actuación en un salón auditorio repleto de artistas como Atahualpa Yupanqui, Aníbal Troilo y su orquesta, Horacio Guarany, Roberto Cambaré o Edmundo Rivero acompañado por sus guitarristas.

El título del libro “Mi pueblo se llama Mar del Plata”, se relaciona con sus participaciones en los programas de radios capitalinas ya que cuando sus interlocutores de piso le preguntaban «¿cuál es tu pueblo?, yo respondía ‘Mar del Plata’ y me decían que ya era ciudad, pero yo retrucaba que a pesar de engrandecerse no dejaba de ser un pueblo con todas las historias y vivencias que tienen los pueblos», sostuvo Truco.

En el libro el lector encuentra narraciones que cuentan vivencias y personajes de nuestra ciudad.

Mario Trucco presenta su libro «Mi pueblo se llama Mar del Plata»

Con entrada libre y gratuita, este jueves a las 18 en la sala A del Centro Cultural Osvaldo Soriano -25 de Mayo 3108- el reconocido periodista Mario Trucco presentará su libro “Mi Pueblo se llama Mar del Plata”.

El libro hace referencia a la Mar del Plata de los marplatenses (no turística) de los años 30 al 60, con muchas anécdotas y reflexiones sobre un estilo de vida junto al cual la ciudad fue transformando su característica pueblerina para convertirse en gran ciudad.

Varias de las historias que se cuentan se desarrollaron en el Centro Cultural Osvaldo Soriano cuando allí funcionaba la Escuela Normal Municipal (luego Provincial).

Mario Antonio Trucco es marplatense y es periodista deportivo y locutor radial. Comenzó en el ámbito del periodismo escrito en el diario La Mañana de la ciudad en 1948, y en la radio en 1951 a través de LU9 Radio Mar del Plata. Desarrolló su carrera en diferentes medios escritos, radiales y televisivos de Mar del Plata y de la ciudad de Buenos Aires.

Ha sido reconocido por varias instituciones e inclusive se lo ha declarado ciudadano ilustre por el Concejo Deliberante del Partido de General Pueyrredon.

Círculo de Periodistas Deportivos homenajeó a Mario Trucco

El Círculo de Periodistas Deportivos de Mar del Plata realizó una cena en el Club de Pesca Santa Teresita, en donde se realizó la tradicional entrega de los Carnets 2015. Además, hubo un emocionante homenaje al periodista Mario Trucco.

A comienzos de todos los años, el Círculo realiza la entrega de los Carnets correspondientes a la temporada de la Federación Argentina de Periodistas Deportivos (FAPED) y como siempre la respuesta de los colegas es importante.

Cerca de 40 personas pudieron disfrutar de un asado al asador, en las instalaciones del Club de Pesca Santa Teresita, en donde no faltó la camaradería y las charlas referidas al deporte.

Luego se dio paso al homenaje para Mario Trucco, periodista deportivo y locutor marplatense de larga trayectoria, en una plaqueta que ya tenía más de 12 años y que por un motivo u otro no había sido entregada y se decidió en esta oportunidad hacerlo, para declararlo como Socio Honorario, a quien fuera Socio Fundador del CPD.

Trucco comentó luego de recibida la mención, que «renuncié hace 25 años al CPD, la misma no me fue rechazada ni aprobada, ni siquiera fue tratada en la Comisión, pero la sutileza con la que el Presidente del Círculo ha presentado los argumentos que motivaron esta demora, hace que obvie todo comentario acerca de un pasado distante, confieso que pensé que al reincorporarme iba a tener que pagar las cuotas atrasadas», para que todo el público se ría y aplauda el comentario.

«Cumplimos una función muy importante, juzgando y orientando a los que se inician en la actividad deportiva. El deportista es nuestra materia prima, la base de nuestro trabajo, el que nos potencia y nos da la oportunidad de lucimiento, lo menos que merece ese deportista es el respeto de nosotros, exaltemos al vencedor pero nunca usemos la condición de vencido, de alguien que circunstancialmente se ha visto superado» amplió.

«Entiendo que esta es la manera de hacer aún más digna una profesión que ya, por naturaleza, por la esencia que tiene, se constituye algo muy digno en el ambiente deportivo», para que todos los presentes lo despidan con un sentido aplauso.