Marea roja: piden evitar el consumo de mariscos

El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) recomendó evitar el consumo de mariscos tras corroborar la presencia del fenómeno de marea roja en la costa bonaerense.

Desde el laboratorio Mar del Plata del Senasa se notificó la “presencia de toxinas paralizantes de los moluscos (TPM) en concentraciones mayores al límite máximo permitido”.

En ese marco, las autoridades recordaron a la población “los riesgos de consumir moluscos bivalvos y gasterópodos cuyo origen no garantice los controles bromatológicos correspondientes”.

La presencia de toxinas paralizantes, asociada al fenómeno comúnmente conocido como marea roja, se registró días atrás en los análisis de muestras realizados por el Senasa a caracoles (Zidona dufresnei) provenientes de cinco embarcaciones comerciales que pescaron en distintas zonas costeras de la provincia de Buenos Aires.

En base a estos resultados, todas las partidas de caracoles fueron decomisadas.

Alerta por marea roja en la costa marplatense

La Dirección Provincial de Control Pesquero informa a la población estable y turistas que sigue vigente la veda para consumo y comercialización de moluscos extraídos de playas de la zona y alerta para que se tomen todas las precauciones y prevenciones a efectos de evitar riesgos para la salud de la población.

El organismo insiste en advertir la situación de alerta y prohibición del consumo de moluscos bivalvos recogidos tanto por pescadores artesanales como por aquellas personas que los recolectan para consumo propio en las playas del partido de General Pueyrredon y distritos vecinos.

Personal técnico de la dependencia ha detectado en las playas de Punta Mogotes (en los balnearios centrales hacia el sur) importantes colonias de almejas amarillas y condiciones de Marea Roja, lo que implica que esos moluscos pueden contener toxinas que en los humanos pueden provocar síntomas como diarrea, parálisis y situaciones de amnesia.

La situación fue constatada a partir de muestras recogidas en distintos puntos de la costa y analizadas en laboratorios.

La Dirección Provincial de Control Pesquero confirmó que continuarán con los estudios pertinentes y evaluación de nuevas muestras derivadas para al Servicio Nacional de Sanidad Animal (SENASA) para su correspondiente evaluación.