Tras la casa arrasada en Mar del Tuyú, Agrimensores debatirán la interacción del hombre con los recursos hídricos

La Federación Argentina de Agrimensores (FADA) realizará desde este viernes tres jornadas virtuales de “divulgación y debate” sobre Línea de Ribera y Riesgo Hídrico, con acceso libre y gratuito

De manera coincidente con la casa devorada por el agua en Mar del Tuyú días atrás, la Federación Argentina de Agrimensores (FADA) realizará desde este viernes tres jornadas virtuales de “divulgación y debate” sobre Línea de Ribera y Riesgo Hídrico, con acceso libre y gratuito, “para poner en valor la necesidad de regular y reglamentar de manera ajustada al interés común la interacción del hombre con los recursos hídricos”.

“Se trata de tres viernes consecutivos de trabajo en los cuales se avanzará en lo que será la IV Jornada Nacional sobre el tema, que estaba prevista realizarse en octubre del año pasado en Santa Fe, más allá de esta azarosa coincidencia con lo que sucedió en la costa bonaerense y también del derrumbe de las barrancas del río Paraná, en Rosario y en la zona de islas, hace poco tiempo”, aclaró el titular de la FADA, el rionegrino Marcelo Lupiano, quien agregó: “esperamos que todos los profesionales interesados puedan participar ahora de estos tres ciclos”.

“Existe la necesidad de ordenar territorialmente las costas de los ríos, mares, lagos, arroyos y lagunas, además de acompañar el paso de los ingentes valores monetarios de la tierra en esos sectores y la creciente importancia estratégica del agua que contienen y transportan los cursos que se pretende deslindar, cuestiones que obligaron ya a algunas jurisdicciones provinciales para tomar el tema de la delimitación del dominio público hídrico como una cuestión de Estado y actuar en consecuencia”, explicó el dirigente.

En ese marco, en un comunicado, se explicó que la línea de ribera es un límite territorial, y es aquel que divide el dominio privado del dominio público hídrico; es decir, la línea que divide un río, arroyo, lago, laguna o el mar del territorio continental adyacente. Está definido en el Código Civil y Comercial como el promedio de las máximas crecidas ordinarias y como la más alta marea ordinaria, sin tomar aquellas extraordinarias debidas a tormentas.

Además, desde esa línea se proyectan otras dos, que son las denominadas de riesgo hídrico, o sea franjas paralelas a la costa sobre las cuales, desde los propios Estados, se plantean distintas restricciones en función del riesgo hídrico que contienen por su ubicación.

“Para medir el riesgo de una determinada situación se deben tener en cuenta dos factores: uno es la amenaza concreta que produce la misma, por ejemplo inundación, o derrumbe ante crecidas y bajantes extremas, o ante tormentas furiosas, etc.; y sobre esto es poco lo que el humano puede hacer, más que tomar nota y aprender con la historia de cada caso, ya que la naturaleza es, en la mayoría de esas ocasiones, inmanejable. El otro aspecto es la vulnerabilidad, que es la predisposición o susceptibilidad que una comunidad tiene de recibir un daño si esa amenaza se concreta, y sobre eso sí se puede actuar, y trabajar para mitigar el riesgo”, explicó el presidente de la Federación Argentina de Agrimensores.

“La normativa jurídica debe, entonces, transformarse y evolucionar para responder a las nuevas condiciones dadas en los casos de la instalación definitiva de novedosos usos y costumbres, tratando con ello de arribar a una lógica armonía entre lo anteriormente utilizado y la situación actual”, añadió Lupiano.

“Entonces, muchas veces, quienes pueden y deben llamar la atención sobre esos asuntos, son aquellos cuya formación profesional y consiguiente responsabilidad social los distingue, en este caso para el manejo de la gestión territorial, así como para lograr una correcta administración de los bienes públicos y, en dicho carácter, los obliga a mantenerse atentos, sirviendo de oteadores de la realidad para beneficio de la sociedad que constituyen o representan”, finalizó al presidente de la FADA, quien invitó a los interesados en participar en estas jornadas a que visiten la web y las redes sociales de la entidad para informarse sobre las mismas, que serán de libre acceso y gratuitas para todos los profesionales.

SADOP denuncia graves irregularidades en un colegio privado de Mar de Ajo

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) denunció al Colegio Juan Salvador Gaviota de la localidad de Mar de Ajo por maltratos y despidos injustificados a docentes, invocando causas inexistentes

El Sindicato Argentino de Docentes Privados (SADOP) denunció al Colegio Juan Salvador Gaviota de la localidad de Mar de Ajo por maltratos y despidos injustificados a docentes, invocando causas inexistentes.

Estas irregularidades de parte de la escuela se suman a un conjunto de situaciones que hacen a la precarización de los trabajadores, como la falta de pago del salario en tiempo y forma, del pago de las asignaciones familiares, la falta de bancarización, deudas de aportes de la seguridad social, no reconocimiento de las extensiones horarias, entre otras.

“Desde el sindicato convocamos a varias audiencias en los Ministerios de Trabajo provincial y nacional , pero los dueños de la institución nunca se hicieron presentes para resolver el conflicto”, explicó Bruno Roldan, Secretario Adjunto de SADOP y recordó que no es la primera vez que se registran inconvenientes en esta institución. “Agotada la vía del diálogo por falta de voluntad del empleador, decidimos iniciar las acciones gremiales necesarias para que la comunidad conozca lo que sucede con las maestras de sus hijos y poder frenar todas estas injusticias”, agregó.

También denunciaron desde el gremio que no se respeta la libertad sindical de las docentes en la escuela, derechos laborales establecidos en la Ley de Asociaciones Sindicales, en la Constitución Nacional y los tratados internacionales.

Además señalaron la preocupación por diferentes despidos que se están produciendo en colegios privados de la zona. “A todos aquellos que tengan incertidumbre sobre su situación laboral y dificultades sobre el cobro del salario, aguinaldo, retroactivos y bono extraordinario les pedimos que se acerquen al sindicato para asesorarse”

“Exigimos a la señora Aurora Argañaraz que dé la cara frente a las maestras y que se haga cargo de la responsabilidad que le corresponde” concluyeron.

El que te traiciona, es el mismo que después difama.

Aún resuena como un eco persistente, la voz tierna de la por aquel entonces candidata a Gobernador María Eugenia Vidal repitiendo,…. “no vas a perder nada de lo que ya tenés”.

Pero esta promesa es insostenible, no solamente ante el plan de ajuste, sino ante la quita de derechos laborales y previsionales claramente a favor de poderes facticos y concentrados de la economía.

La Provincia de Buenos Aires sin dudas fue la más afectada, sobre todo al territorio bonaerense lo está azotando una tormenta de desempleo que arrasa desde lo público a lo privado y en este esquema todo lo que está en la órbita de la jurisdicción provincial toma el mismo camino. Pero como haría esto Vidal sin romper su promesa de …..“no vas a perder nada de lo que ya tenés”, pues el tema Vidal lo resuelve de una manera clásica, descalificar al despojado para que su reclamo no tenga valor ante la población y de ese modo se expone a jubilados y trabajadores como mafiosos, golpistas, violentos o antidemocráticos.

De esta manera con recursos del Estado y medios de difusión masiva, arremeten contra los derechos de trabajadores y jubilados que no tienen modo alguno de defenderse de la quita de derechos y de la difamación.

Se han dado dos claros ejemplos, uno, la Caja de Jubilaciones del Banco Provincia y el otro en el ámbito del juego oficial. El mensaje que da la Gobernadora es claro, habla de privilegios y de terminar con la ludopatía y mafias alrededor del juego. Vayamos por caso: se afirma desde el oficialismo que en el Banco Provincia los empleados se jubilan a los 57 años, lo que no es verdad, si bien existieron en el pasado jubilaciones de este tipo, ya no existen hace años. Este sistema se sustentaba en el pasado con aportes extraordinarios de los empleados, que llegaron a aportar el 21% o el 19%; actualmente el aporte es del 14%, jubilándose a los 60 años. La realidad es que en la actualidad en el Banco Provincia nadie se jubila sin el aporte del 14% durante 35 años, queda claro que el debate sobre la edad de jubilación es abstracto, pero que tiene como objetivo descalificar al trabajador del Banco Provincia ante la opinión pública para quitarle al trabajador lo que ya tenía: la movilidad del haber jubilatorio calzado con los haberes cobrados por los empleados activos.

Sí es verdad que dicha Caja es deficitaria, pero se tergiversa la verdad planteando que el único aporte legítimo de los sistemas previsionales son los aportes de los trabajadores activos y patronales, si bien en el pasado la prestación se sostenía bajo el concepto del Régimen Previsional Solidario y Obligatorio, en las últimas décadas por distintas razones que van desde la reducción de puestos de trabajo por el avance de la tecnología, como así también el enorme volumen de la economía informal que ha dejado una gran cantidad de trabajadores sin aportes patronales ni descuentos para régimen previsional, se reformularon los conceptos, apareciendo el Estado como garantizador del régimen jubilatorio, de hecho el sistema de Previsión Nacional recibe aportes sobre impuestos como ganancias y otros relacionados con el consumo, como por ejemplo cigarrillos, naftas, etc. por lo que claramente el Estado Provincial no puede evadir su responsabilidad en el sostenimiento de las Cajas Provinciales ante los derechos adquiridos de los trabajadores y jubilados y por mandato Constitucional. Y si de verdad el Estado quiere evitar gastos, tiene que evitar condonar deudas como lo hizo a través del artículo 15 de la ley de Presupuesto Nacional 2017, por 20 mil millones de pesos a las empresas de distribución eléctrica, en manos privadas: EDELAP, EDEN, EDES Y EDEA.

La Gobernadora Vidal ha decidido también embestir contra el flagelo de la ludopatía, con la extraña estrategia de llamar a una licitación pública para renovar la administración de 3.860 máquinas tragamonedas. Históricamente la recaudación del juego oficial fue destinada a la acción social, desarrollando juegos de salón, cuya dinámica evita el juego compulsivo, muy por el contrario, en las máquinas traga monedas el jugador está solo frente a una máquina, aislado, inmerso en una mecánica que lo lleva a gastar casi sin respiros.

También se ha desviado el destino de los fondos, las tragamonedas no solo estarán en los ahora 9 Casinos, también tendrán una fuerte presencia en las 45 salas de Bingos.

Sin dudas, el discurso de Vidal planteando luchar contra la ludopatía y cierres de salas de juego despierta los aplausos de gentes desprevenidas, pero al fijar la mirada sobre los hechos deja muchas dudas sobre la sinceridad de las consignas planteadas. Se cierran los Casinos de Necochea, Mar de Ajó y Valeria del Mar, ¿es que acaso se terminó el juego en estas localidades?, para nada, en Necochea queda el Bingo de nombre homónimo, en Mar de Ajó no solo le deja el campo libre para el Bingo de esa ciudad a lo que hay que sumar otros 3 Bingos del Partido de la Costa y con el cierre del Casino de Valeria del Mar, deja también libre el camino al Bingo que en la práctica monopoliza el juego en el Partido de Pinamar.        

El único Bingo cerrado de los 46 es el de Temperley, cuya concesión está a cargo Club A. Banfield, pero que como consuelo aún conserva el regenteo del Bingo de Lomas de Zamora.

Si bien parecen temas distintos, no lo son, se continúa con políticas bajo la concepción de que lo público es para hacer negocios, los cuales están al margen de la consideración ciudadana y por otro lado las conquistas sociales, son un gasto que hay que sacarse de encima, aunque sea necesario descalificar a trabajadores y jubilados.

Mar del Plata, 16/01/2018

Pablo Aceto

Secretario General – Partido Socialista Auténtico

Mar del Plata – Batán