Finalizó el último Curso de Manejo Defensivo

El mismo estuvo destinado a los conductores que tuvieron en su momento una alcoholemia punitiva o a quienes se vieron involucrados en accidentes graves.

Los conductores derivados por la justicia tras alcoholemia punitiva o verse involucrados en un accidente grave, finalizaron el ultimo curso de manejo defensivo en el Distrito Descentralizaso El Gaucho. El total de inscriptos para esta última capacitación del año fue de 50 participantes.

El testeo cambio de modalidad y después de las charlas que dictan especialistas en criminalística, abogados e instructores nacionales de seguridad vial, se rinden “parciales” sobre el tema abordado. Esta mejor comprensión de las actitudes a modificar, no hacen olvidar los conceptos legales, de seguridad y conducción que se deben evaluar.

El próximo curso, que instrumentó Alejandro Saavedra, coordinador del programa junto a un gran grupo de trabajo, se llevará a cabo a partir del 16 de enero, ya existiendo 30 inscriptos. Aquellos interesados en asistir a esta capacitación deberán dirigirse a Juan B Justo y Reforma Universitaria, salón de exámenes teóricos, de 8 a 14

“Lalo” Ramos: “venía en el lugar del acompañante”

El ex campeón de Turismo Carretera Eduardo “Lalo” Ramos, fue secuestrado por una banda de falsos policías que lo capturaron en la autovía 2 a la altura del partido bonaerense de Berazategui y liberado seis horas más tarde tras el pago de un rescate de alrededor de 35.000 dólares, informaron fuentes de la investigación.

Algo que no se había precisado era si Ramos manejaba o iba de acompañante, ya que está imposibilitado de manejar por una causa judicial.

En julio último, la Justicia marplatense resolvió que “Lalo” Ramos sea sometido a juicio oral por el incidente ocurrido en marzo de 2014, entre las ciudades bonaerenses de Balcarce y Mar del Plata, cuando conducía en estado de ebriedad y embistió otro auto en el que viajaba un matrimonio con su hijo, que sufrió lesiones con secuelas permanentes.

Ramos contó en Radio Brisas “venía en el lugar del acompañante” y su amigo era el que manejaba el auto que fue interceptado por falsos policías.

Al contar algunos detalles de lo sucedido, Ramos explicó que “el más violento de todos apareció de mi lado y me pidió que me bajase del coche. Al hacerlo me puso un precinto y me llevó al otro vehículo, junto con Fernando, pero siempre utilizando mucha violencia”.

Una vez secuestrado junto a Fernando, Ramos confirmó que lo reconocieron. “En un momento el secuestrador miró mi documento, me reconoció y salió al patio para decirle a los otros que tenían que mirar bien a quién agarraban la próxima vez. A través de esto me di cuenta que el secuestro fue a voleo. De todas formas, el trato no cambió cuando me reconoció porque ese tipo estaba totalmente sacado. Utilizó incluso una picana para torturarnos”.

“Después de un par de horas de estar secuestrados la banda volvió a la casa y nos dijeron que estaba viniendo el rescate. Me parece que en ese momento había tres vehículos y así empezaron a cargar un montón de cosas en ellos. Me subieron junto a Fernando en otro coche distinto y nos avisaron que iban a buscar el dinero pero nos advirtieron que si había problemas, nos iban a matar”, recordó.

Y manifestó que “a partir de ese momento comenzamos el camino para la entrega. Paramos en una estación de servicio como si nada y fuimos hacia la Ruta 2 para el encuentro con la persona que venía de Mar del Plata. Durante el último trayecto por la autopista La Plata-Buenos Aires se pusieron nerviosos, pero finalmente pudieron acordar el kilómetro justo para hacer el intercambio y se calmaron. Fueron seis horas de terror”.

Por último, señaló que “gracias a Dios la pudimos contar porque después de haberme gatillado siete veces, imaginé lo peor”.