Al referirse al coronavirus, Macri insistió: «Esta gripe, un poco más grave»

El expresidente consideró que «nunca» creyó que la enfermedad fuera «algo» por lo que «uno tiene que estar sin dormir».

El expresidente Mauricio Macri insistió en considerar al coronavirus como una «gripe, un poco más grave» y añadió que «nunca» creyó que fuera «algo» por lo que «uno tiene que estar sin dormir», según publicó en una entrevista  el diario El Sol de Mendoza.

Así se refirió el exmandatario a la pandemia, que dejó ya casi 88 mil muertos en el país, al tiempo que volvió a criticar al Gobierno nacional por su política sanitaria para enfrentarla y por las medidas de restricción dispuestas para evitar la propagación del virus, que se extiende en todo el mundo y que azota a la Argentina en una segunda ola.

«No soy de los que he creído, realmente, que esta gripe, un poco más grave, es algo (por lo) que uno tiene que estar sin dormir por esta situación, pero dije, en este caso, ‘liberemos una vacuna'», respondió Macri durante la entrevista, en la que le consultaron por una afirmación que había realizado en febrero pasado respecto a que no se vacunaría contra el Covid hasta que el último argentino lo hiciera, para luego vacunarse en Miami.

Vacunarse en Miami
«Esa vacunación (la inmunización de Macri en EEUU) fue lo que nos dio para insistir en la pregunta», contó el periodista mendocino que lo entrevistó, Marcelo Torres, en declaraciones a la FM Radio Con Vos.

Sobre el viaje del expresidente a Miami y el hecho de haberse vacunado allí, el periodista añadió que fue en «ese contexto en el que Macri dice que ‘liberó una vacuna’, en medio de esta crisis, un poco más fuerte, donde no cree que sea algo por lo que estemos sin dormir», detalló.

Además, Torres recordó que «no es nuevo» que el expresidente «baje la importancia del Covid porque él dice que no se justifica que se pare todo por esto», en referencia a las medidas implementadas en las diferentes etapas para mitigar la propagación de la enfermedad, e «insiste en que es una gripe fuerte que genera esas consecuencias, pero que hay que enfrentarlo de esta manera».

En la entrevista en cuestión, Macri también aseguró: «Dije que no me iba a vacunar hasta que lo hiciera el último de los argentinos que necesitase la vacuna y lo cumplí: yo no viajé para vacunarme, viajé por una conferencia».

«Yo no viajé para vacunarme -insistió luego- y respeto al que viaja para vacunarse. Viajé para dar una conferencia y me entero de que en una farmacia a dos cuadras estaban vacunando. Pagué y me vacuné», relató.

En el mismo sentido, añadió: «Ya que no puedo comprar millones de vacunas, porque ya no soy el Presidente, hice una contribución. Mi vacuna ya no hace falta, yo ya me vacuné».

«Cumplí, no usé una vacuna de las que entraron a la Argentina, y no la hubiese usado. Yo lo que dije es: ‘En vez (de esperar) que está por llegar a mi turno, que son los mayores de 60, voy a aprovechar y me vacuno acá así libero una vacuna’. Fui y pagué mi vacuna, lo hice como una contribución», insistió.

Y en relación a las características del coronavirus, afirmó: «Nunca he creído realmente que esta gripe un poco más grave es algo por lo que uno debe estar sin dormir. En este caso dije: ‘Liberemos una vacuna'».

En el reportaje publicado por el diario El Sol, el exjefe de Estado sostuvo también que si le hubiera tocado gobernar en pandemia, «hubiese comprado todas las vacunas que había disponibles porque, si un día de país cerrado cuesta miles de millones de pesos o más de cien millones de dólares, cómo no vas a comprar todas las vacunas».

«Sin prejuicios ideológicos, con absoluta transparencia y garantizando el mismo nivel de vacunación de los chilenos», afirmó.

Para Macri, «la pandemia es una desgracia, pero la cuarentena, los abusos de autoridad y el cercenamiento de las libertades solamente trajeron más problemas».

«Realmente el manejo de la pandemia ha sido una desgracia para los argentinos. Acá, por suerte, los mendocinos tienen un gobernador (por Rodolfo Suárez) que no ha seguido la línea que marcó el Presidente y se ha manejado con libertad para que los mendocinos pudiesen sobrevivir a esta desgracia», dijo Macri, quien presentó en Mendoza su libro ‘Primer Tiempo’ vía streaming

Macri pidió «equilibrar la prevención del coronavirus y la vida futura» al anunciar partido

En su rol de presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, Macri dijo la intención es «ampliar el alcance del fútbol más allá de la red deportiva tradicional, llegar a la sociedad en general y contribuir así a apoyar los esfuerzos para combatir el Covid-19».

El ex presidente Mauricio Macri pidió «equilibrar la prevención del coronavirus y la vida futura», al anunciar la organización de un partido de fútbol para recaudar fondos para la lucha contra el coronavirus en su rol de presidente ejecutivo de la Fundación FIFA.

En un comunicado publicado en el sitio web institucional de la Fundación, Macri señaló: «Nuestro enfoque es desarrollar y apoyar una sociedad que pueda proporcionar un equilibrio en términos de prevención de tales enfermedades y la vida futura, creando un ambiente donde la sostenibilidad pueda realmente prosperar».

Estas declaraciones, si bien son fuera del ámbito político, son las primeras que el ex presidente manifiesta públicamente desde el 4 de marzo, cuando, en Guatemala, participó del V Encuentro Ciudadano organizado por la Fundación Libertad y Desarrollo, y comparó el populismo con el coronavirus.

«Este fenómeno que estamos viviendo, que recién comienza, nos lleva el desafío de evitar algo que es mucho más peligroso que el coronavirus, que es el populismo», dijo el líder del PRO en esa oportunidad, antes de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declarara la pandemia, y que, como consecuencia, el gobierno argentino declarara el aislamiento social, preventivo y obligatorio, a partir del 20 de marzo.

El anuncio del partido se publicó en el sitio oficial del máximo ente del fútbol mundial.

Allí, en su rol de presidente ejecutivo de la Fundación FIFA, Macri dijo la intención es «ampliar el alcance del fútbol más allá de la red deportiva tradicional, llegar a la sociedad en general y contribuir así a apoyar los esfuerzos para combatir el Covid-19».

Si bien el partido no tiene aún fecha de realización ni lugar, seguramente significará una reaparición pública del ex mandatario.

«La Fundación FIFA se comprometerá no solo con la comunidad futbolística mundial, sino también con otras partes interesadas, desde organizaciones no gubernamentales hasta otras fundaciones, y desde el sector privado hasta los gobiernos, a fin de garantizar que esta iniciativa sea de gran ayuda para aquellos que están vanguardia de la investigación en la lucha contra el Covid-19», dijo Macri en el sitio oficial de la FIFA.

Este fin de semana, el diputado Pablo Tonelli había adelantado en una entrevista con Télam que si bien Macri mantenía una «prudencial distancia en la escena pública» eso no implicaba que «haya tomado distancia al interior del partido» donde estaba «muy activo», y había adelantado que «ya va a llegar el momento de que reaparezca y que se exprese» para volver a ser una de los líderes de ese espacio

ARA San Juan: procesan a 6 marinos, rechazan investigar a Macri y familiares lo repudian

Familiares de las víctimas del hundimiento calificaron de «insólita» la imputación de los oficiales de la Armada.

Familiares de los tripulantes del submarino ARA San Juan repudiaron la decisión de la jueza de Caleta Olivia, Marta Yáñez, por la «insólita» imputación a 6 altos mandos de la Armada por el delito de «estrago culposo» y por rechazar iniciar una investigación contra el expresidente Mauricio Macri y el exministro de Defensa, Oscar Aguad.

«Las 10 familias nucleadas en la querella del doctor Luis Tagliapietra, más las que nos apoyan manifestamos nuestro repudio al procesamiento notificado en el día de la fecha de 6 oficiales de la Armada Argentina por el insólito delito de estrago culposo, delito que prevé una escala penal de 1 mes a 5 años y que además resulta sin prisión preventiva», indicaron en un comunicado difundido apenas se conoció la resolución de la magistrada.

Asimismo, en la misiva, se agregó: «En su decisorio además exculpa a la política, encabezada por el expresidente Macri y el exministro Aguad, entre otras apreciaciones que resultan una falta de respeto a las familias, a la Justicia y fundamentalmente a los 44».

Según expuso la jueza, la función de Comandante en Jefe de las Fuerzas Armadas que ejercía Macri «no es un rol técnico militar», ya que ese rol es «ejercido por un grupo de profesionales idóneos y capacitados en las artes de la defensa nacional».

En ese sentido, manifestó que «si bien todo el aparato de defensa se encuentra bajo dependencia» del presidente, eso no significa que él tuviera que ejercer «funciones operativas», las cuales eran realizadas por «militares adiestrados y capacitados en la materia».

Bajo los mismos argumentos se expresó sobre el exministro Aguad, al asegurar que «sus competencias se limitaban» a «ejercer la dirección, ordenamiento y coordinación de las actividades» de la Defensa.

Ante esta situación, el comunicado que difundieron los familiares de los tripulantes del ARA San Juan agregó: «Queda ahora en evidencia que nuestras incesantes denuncias eran fundadas y no sabemos que excusa darán quienes defendieron el accionar de esta jueza».

«Nosotros continuaremos sin cesar nuestra lucha por verdad y Justicia y para que está jueza corrupta rinda cuentas, continuaremos peleando en todos los frentes y ojalá podamos contar con el apoyo de todo el país como siempre lo tuvimos», concluyó.

En un escrito de 619 páginas al que hoy tuvo acceso la agencia Télam y que está fechado el 31 de enero, Yáñez les imputó el delito de «estrago culposo agravado por el resultado de muerte en concurso de idea» a Jorge Sulía, exjefe de Logística del Comando de la Fuerza de Submarinos (COFS); a Hugo Correa, exjefe de Operaciones del COFS; a Héctor Alonso, exjefe de Estado Mayor del COFS; a Luis López Mazzeo, titular del Comando de Adiestramiento y Alistamiento; a Claudio Villamide, comandante de la Fuerza de Submarinos, y a Eduardo Luis Malchiodi, exjefe de Mantenimiento y Arsenales de la Armada.

También por el hundimiento ocurrido en noviembre del 2017 los acusó de incumplimiento de los deberes de funcionario público y omisión de deberes del oficio y les impuso embargos que van de 2 millones (Correa, Sulía) a 3,5 millones de pesos (Mazzeo y Malchiodi). En tanto, Alonso fue embargado por 2,5 millones de pesos y Villamide en 3 millones.

Además, Yañez sobreseyó a José Marti Garro, exjefe de Operaciones del Comando de Adiestramiento y Alistamiento.

Macri: «nunca hubo una transición como esta»

El presidente saliente consideró que la ceremonia que compartió con el mandatario electo Alberto Fernández en la Basílica de Luján fue «un momento simbólicamente importante».

El presidente Mauricio Macri dijo hoy que «nunca hubo una transición como esta», consideró que la ceremonia que compartió con el mandatario electo Alberto Fernández en la Basílica de Luján fue «un momento simbólicamente importante» y repitió que buscará hacer «una oposición constructiva» al dejar el Gobierno.

El Presidente realizó estas declaraciones en su paso por la sala de prensa de la Casa Rosada, a la que concurrió para saludar a los periodistas acreditados en ese lugar. «Arranca un nuevo período», abrió la conversación Macri. Y consideró que el mandatario electo «tendrá su mensaje, sus propuestas», mientras que desde Juntos por el Cambio tratarán «después de mucho tiempo, de que tengamos una oposición constructiva».

«Es algo que compartimos todos los que integramos Juntos por el Cambio, hay una vocación de ser constructivos, defendiendo las libertades, la República, el respeto a la ley, son las cosas en las que creemos, pero queremos ayudar a que este proceso de cambio y de mejora continúe», sostuvo. Agregó que la ceremonia que compartió con el mandatario electo fue «un momento simbólicamente importante» y deseó que «todo sea así» en materia de convivencia política. «Con el mismo respeto que hemos hecho la transición que ha sido histórica, porque nunca hubo una transición como esta», apuntó.

Consultado sobre lo que más valoraba de estos cuatro años, consideró que «haber transmitido paz y libertad a todos los argentinos». Macri también fue consultado sobre qué hará mañana, después de entregar el poder. «Cuando le ponga la banda al presidente electo voy a irme a mi casa en Malvinas Argentinas (en referencia a la quinta Los Abrojos) donde paso todos los fines de semana. Porque me pareció que siempre tenía que tener contacto con mi vida real».

El mandatario dijo que hace «muchos años que el vértigo no para» y ahora «hay que darle tiempo al cuerpo a que se restablezca». «Si no me mató el estrés que me generó este trabajo, especialmente desde abril del año pasado, tampoco hay que abusar», bromeó.

Sobre su lugar a futuro en el frente que integra el PRO junto a la UCR y la Coalición Cívica, dijo que se ha «comprometido con millones de argentinos» que lo votan.

«Especialmente después de esas marchas que viví, que son imposibles todavía de procesar porque fue tanta carga afectiva, emotiva, tanta esperanza», expresó. Pero pidió ser «más humildes en estos momentos» y sostuvo que su tarea será «tratar de ayudar a coordinar» el trabajo en Juntos por el Cambio.

Sobre su predisposición con Fernández, remarcó que quedaron en dialogar «donde haya posibilidades de acordar cosas, transferir experiencias, especialmente respecto al mundo». Añadió entonces que «el mundo ha cambiado mucho en los últimos cinco años, ya no es el mismo. Y hoy tenemos un capital de relaciones muy importante».

Finalmente se dirigió a los periodistas: «Gracias y espero que sigan trabajando en Casa de Gobierno y cumpliendo con su tarea informando a todos los argentinos como corresponde», dijo y se despidió. (Télam)

En su despedida, Macri llamó a sus simpatizantes a «defender lo logrado»

«Hasta pronto, porque esto recién comienza», señaló el mandatario saliente a sus partidarios.

El presidente Mauricio Macri se despidió de sus simpatizantes con un concurrido acto en Plaza de Mayo, donde les pidió «defender lo logrado» y planteó su intención de mantenerse como referente de la oposición, al asegurar que su salida del Gobierno es un «hasta pronto» y presentarse como una «alternativa sana de poder».

   Miles de simpatizantes de Juntos por el Cambio se concentraron en Plaza de Mayo para tener un último encuentro con Macri, a tres días de entregarle al mando del Gobierno al presidente electo, Alberto Fernández, quien fue abucheado por la concurrencia cuando el líder del Pro se refirió a él.

 «Le quiero decir al presidente electo que él puede confiar en que, después de mucho tiempo, va a encontrar una oposición constructiva y no destructiva», afirmó el mandatario saliente y agregó: «Somos una alternativa sana de poder, que representa a millones de argentinos que nunca más se van a resignar».

   Macri se mostró primero en el balcón de la Casa Rosada junto a su esposa, Juliana Awada, y su reciente compañero de fórmula, Miguel Pichetto, y desde allí acompañó el canto del Himno Nacional, tras lo cual bajó hasta el escenario montado frente a la Casa de Gobierno para pronunciar su discurso.

El mandatario saliente dejó latente la posibilidad de mantenerse en la actividad política para tratar de convertirse en referente de la oposición, como le reclamaron varios de los manifestantes y algunos dirigentes de su partido que se acercaron a la plaza, como el senador Alfredo De Ángeli, quien afirmó: «Es una despedida de los cuatro años, pero un hasta luego porque en 2023 vamos a volver».

   Sin embargo, no aparecieron en el escenario ninguno de los socios del Pro en Juntos por el Cambio: no hubo referentes de la UCR ni de la Coalición Cívica, pese a que la líder de ese espacio, Elisa Carrió, fue la co fundadora de la alianza y una de las protagonistas de estos cuatro años de gobierno.

 «Estamos cada vez más juntos para defender las cosas que hemos logrado y defender la Argentina si alguno quiere intentar abusar», arengó Macri a los militantes desde el escenario en el que estuvo acompañado únicamente por Awada y Pichetto, y agregó: «Tenemos que cuidar a nuestra querida argentina, que no la roben, no la maltraten, que nunca más vuelva a ser descuidada».

   En una breve referencia a la derrota electoral del pasado octubre y a la nueva etapa que se iniciará el 10 de diciembre, el presidente saliente dijo a la multitud que le daba «tristeza» que «muchos están angustiados acerca de lo que viene».

Sobre el final de su discurso, el presidente saliente envió «un mensaje a todos los jóvenes: que participen, que sean protagonistas, que no tengan vergüenza de expresar sus ideas y opiniones. Necesitamos la fuerza, el coraje, la innovación de los jóvenes».

   Antes de la salida de Macri al balcón de la Rosada aparecieron en el escenario el jefe de Gabinete, Marcos Peña, el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis, y el titular del Sistema Federal de Medios Públicos, Hernán Lombardi, uno de los principales organizadores del evento.