Caso Lucía Bernaola: indignación de la familia por fallo de la justicia

Federico Sasso fue beneficiado con el arresto domiciliario, además de una serie de medidas especiales como abstenerse del abuso de alcohol.

La Justicia de Garantías resolvió concederle el beneficio del arresto domiciliario a Federico Sasso, acusado de atropellar y matar a Lucía Bernaola (14) mientras manejaba alcoholizado el pasado 4 de junio.

El fallo de la jueza Rosa Frende provocó la indignación de la familia de la joven y ahora se deberá aguardar que la sentencia quede firme o no por la Cámara de Casación.

En ese sentido, la madre de la víctima, Verónica Borelli, cuestionó duramente la medida adoptada por la magistrada y reclamó que algún día «haya un juez que ponga el corazón y no se aferre tanto al librito para tomar decisiones».

En diálogo con Radio Brisas (FM 98.5), sostuvo que el fallo de la jueza no la sorprendió. «Sasso contó con un montón de beneficios desde que mató a mi hija, si hasta festejó su cumpleaños y el día del padre en la cárcel de Balcarce».

Más adelante, planteó «qué diferencia hay entre Balcarce y su casa, que ahora su mamita le hará la comida».

Cabe señalar que, en caso de ratificarse el beneficio del arresto domiciliario, Sasso deberá fijar como domicilio la casa de su madre y deberá usar una pulsera electrónica.

En tanto, el fiscal Pablo Cistoldi solicitó que se lo condene por “homicidio simple”, que tiene una pena que va de los 8 a los 25 años de prisión.

 

Caso Lucía: indignación de la madre porque no se modificó la calificación del hecho

La jueza dictó la prisión preventiva de Federico Sasso bajo la carátula «homicidio culposo». La Fiscalía había pedido el cambio a «homicidio simple con dolo eventual».

La decisión de la Justicia de Garantías de Mar del Plata de no cambiar la carátula de la acusación que pesa contra Federico Sasso causó la indignación de la madre de la víctima, Lucía Bernaola, de 14 años.

La jueza Rosa Frende ordenó en las últimas horas la prisión preventiva para el autor del siniestro de tránsito que terminó con la vida de la adolescente.

Sin embargo, la magistrada dispuso esta medida bajo la calificación de «homicidio culposo», luego que el fiscal Pablo Cistoldi haya solicitado que se lo acuse por «homicidio simple con dolo eventual» que va de 8 a 25 años de prisión.

Conocida la noticia, Verónica Borelli, madre de la víctima se mostró indignada por la decisión de la justicia y desconcertada porque no se haya modificado la carátula de la causa.

«Qué más se necesita, si en el domicilio que dieron no vive nadie y luego de matar a mi hija quiso huir, además de manejar alcoholizado y a alta velocidad«, destacó.

La mamá de Lucía remarcó que esta situación la angustia mucho y pidió «un poco de paz, a mi hija no me la devuelven más».

En tanto, el acusado, seguirá detenido en Balcarce.

Cabe destacar que, los informes de los peritajes destacan que Sasso manejaba la madrugada del domingo 4 de junio en un Clío modificado y bajo los efectos del alcohol.

Además tomó la curva de Cabo Corrientes a una velocidad muy superior a la máxima permitida (no menor a 78 km/h contra 30 km/h).

El rodado derrapó, invadió la contramano, subió a la vereda del paseo costero y embistió a un grupo de peatones que se hallaba allí. Producto del violento impacto, Lucía Bernaola falleció en el lugar y nueve personas padecieron lesiones de distinta gravedad.

Conmovedor pedido de justicia por la muerte de Lucía

Los familiares y amigos de Lucía Bernaola, la menor de 14 años que murió atropellada en la madrugada del domingo en la costa, llevaron a cabo este viernes una marcha por las calles del puerto para exigir justicia.

La masiva concentración se produjo en Magallanes y Padre Dutto, frente al colegio Sagrada Familia, donde Lucía estudiaba.

Los asistentes a la marcha acudieron con un globo blanco para recordar a Lucía y pedir justicia.

La columna fue encabezada por los padres la hermana y la abuela de la adolescente quienes portaban una bandera con la leyenda “Una sonrisa por Lucía”.

El siniestro de tránsito ocurrió cerca de las 3 en la zona del boulevard Patricio Peralta Ramos y Alberti, cuando un grupo de jóvenes que iban hacia un boliche fue embestido por un Renault Clío a la altura de Cabo Corrientes.

Federico Sasso (19) se dirigía hacia el sur de la ciudad cuando perdió el control, cruzó de carril y terminó impactando contra el muro del paseo, donde había más de diez jóvenes.

Lucía Bernaola, de 14 años, quedó debajo del automóvil y murió en el lugar, mientras que otros ocho jóvenes sufrieron heridas y fueron trasladados en ambulancia al Hospital Interzonal General de Agudos.

La chica fallecida era estudiante del colegio La Sagrada Familia e hija de Eloy «Taca» Bernaola, ex delantero del club de fútbol Aldosivi.

Foto: Alberto Spognardi

Se hará una marcha para reclamar justicia por la muerte de Lucía

Los familiares y amigos de Lucía Bernaola, la menor de 14 años que murió atropellada en la madrugada del domingo en la costa, llevarán a cabo una marcha para exigir justicia.

La concentración será este viernes a las 18 en Magallanes y Padre Dutto, frente al colegio Sagrada Familia, donde Lucía estudiaba.

A los asistentes a la marcha se les solicita que acudan con un globo blanco para recordar a Lucía y pedir justicia.

El siniestro de tránsito ocurrió cerca de las 3 en la zona del boulevard Patricio Peralta Ramos y Alberti, cuando un grupo de jóvenes que iban hacia un boliche fue embestido por un Renault Clío.

Federico Sasso (19) se dirigía hacia el sur de la ciudad cuando perdió el control, cruzó de carril y terminó impactando contra el muro del paseo, donde había más de diez jóvenes.

Lucía Bernaola, de 14 años, quedó debajo del automóvil y murió en el lugar, mientras que otros ocho jóvenes sufrieron heridas y fueron trasladados en ambulancia al Hospital Interzonal General de Agudos.

La chica fallecida era estudiante del colegio La Sagrada Familia e hija de Eloy «Taca» Bernaola, ex delantero del club de fútbol Aldosivi.