Un conflicto gremial afectó a usuarios de la línea 221

Durante dos horas el servicio que la empresa El Rápido del Sud brinda a través de la línea interurbana 221 se vio paralizado, afectando a decenas de usuarios que tuvieron serios inconvenientes para ir a trabajar o a estudiar.

Desde la Unión Tranviarios Automotor (UTA) informaron que existe un conflicto salarial con la empresa, ya que los choferes de colectivos no están cobrando dentro de las fechas previstas sus haberes, a lo que se suma un inconveniente con el pago de viáticos.

El servicio se vio resentido entre las 6 y las 8 de la mañana, ya que se llevó a cabo una asamblea con todos los colectiveros para analizar la situación.

Este conflicto afecta a unos 140 trabajadores y desde la UTA advirtieron que, si la empresa no regulariza este tema las medidas de fuerza se agravarán el mes próximo.