«Thiago no quiere seguir viviendo e intentó suicidarse tres veces»

Se cumplen cuatro años del siniestro vial ocurrido en la autovía 226 donde Eduardo «Lalo» Ramos provocó gravísimas lesiones neurológicas a Thiago.

La tarde del sábado 29 de marzo de 2014, Eduardo Lalo Ramos conducía su vehículo marca Mercedes Benz y chocó desde atrás con un Chevrolet Corsa, en el kilómetro 19 de la ruta 226, a la altura del paraje La Gloria de la Peregrina, cerca de Sierra de los Padres.

A raíz del impacto, Thiago Joel Franco -que en ese entonces tenía 5 años e iba a bordo del Corsa- sufrió triple fractura de cráneo y debió ser internado en el Hospital Interzonal Especializado Materno Infantil (Hiemi).

Como consecuencia de esa lesión, el niño padece hemiplejía, síndrome postconcusional, epilepsia y síndromes epilépticos sintomáticos relacionados con localizaciones y trastorno de la conducta sociable, que se traduce en inestabilidad emocional, ansiedad, falta de concentración, crisis de furia e irritación.

Cuatro años más tarde, el menor atraviesa una gravísima situación en materia de salud e incluso a intentado quitarse la vida.

En charla con PuntoClub (FM96.3), Rocío Dusek, mamá del niño, sostuvo entre lágrimas que “Thiago no quiere vivir más, ya intentó suicidarse tres veces, le cuesta cada vez más socializarse y a la escuela va una hora por día nada más”.

Rocío no ocultó su bronca para con la justicia que condenó en un juicio abreviado a Ramos a 2 años y cuatro meses de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación para manejar.

Para la justicia el caso Thiago nunca existió y lo cierto es que Ramos hace cuatro años nos mató en vida, le arruinó el futuro a a mi hijo, nunca mostró una gota de arrepentimiento y no puedo creer que siendo padre haya sido tan frío y su familia también es cómplice de un asesino al volante”, subrayó.

Thiago estará un mes en el Instituto Fleni: «mientras lo tenga con vida daré todo por él»

La mamá del menor participó junto a su hija Oriana de la marcha del domingo pasado. «Para nosotros Lalo Ramos siempre será un asesino al volante», afirmó.

La mamá del menor que sufre severas secuelas neurológicas informó que el próximo domingo viajarán, una vez más, al Instituto Fleni donde Thiago Joel deberá afrontar una serie de estudios.

En charla con PuntoClub (FM96.3ClubRadio) Rocío Dusek contó que participó el domingo de la marcha convocada por la familia de Lucía Bernaola y fue la primera vez que concurrió junto con su hija Oriana, quien también iba en el auto aquel 29 de marzo de 2014 en la autovía 226.

Se podía palpar el dolor y el sufrimiento de cada familia, donde al terminar cada uno dijo unas palabras y yo señalé que nunca se puede comparar el sufrimiento de uno con el otro, son todos duelos algunos porque los perdieron, otros como en mi caso que lo tengo a mi hijo pero en una situación muy difícil, tratar de ser ver que queremos ser escuchados y los jueces tomen conciencia y dejen de mirar para el lado del victimario y basta de chicanas judiciales”, expresó.

Rocío confesó que «fue la primera vez que mi hija con casi 11 años participó de una marcha y cada vez que nombraban el nombre de su hermano lo gritaba con tanta fuerza y lágrimas en los ojos y cuando mencionaban en nombre de a los asesinos al volante lo gritaba con tanta bronca y ella es una testigo silenciosa de todo esto».

En cuanto al estado de Thiago, la mamá indicó que el próximo domingo viajarán a Escobar donde permanecerá alrededor de un mes en el Instituto Fleni donde deberán practicarle una serie de estudios y estaríamos volviendo a mediados de diciembre.

«Lamentablemente es algo que nos tenemos que acostumbrar, es para tratar de darle una mejor calidad de vida para él y darle lo mejor en vida porque mientras lo tenga voy a dar todo por él y para él», manifestó.

Finalente, sostuvo que «para nosotros, más allá de lo que digan, Lalo Ramos es un asesino al volante porque por mas que el corazoncito de mi hijo siga latiendo mató sus sueños, su infancia, mató su futuro, hoy es un niño que se la pasa de tratamiento en tratamiento, de internación a internación».

Preocupa un desmejoramiento en la salud de Thiago

El pequeño sufre secuelas neurológicas por el siniestro vial protagonizado por Lalo Ramos en marzo de 2014.

Thiago Joel Franco ingresó de urgencia a la Guardia del Instituto Fleni de la Ciudad de Buenos Aires.

La familia informó a través de las redes sociales que se evaluará un retroceso presentando en las últimas horas en su estado de salud‬ y los motivos por los cuales se está generando.

El niño de 7 años había estado semanas atrás cumpliendo con una serie de estudios para analizar las condiciones en que se encuentra Thiago, a más de tres años del siniestro vial que lo dejó con graves secuelas neurológicas.

Todo esto tiene un costo elevado que la familia no puede afrontar, entre otras cuestiones porque IOMA no realiza los reintegros en tiempo y forma.

Por esta razón, desde la Red Solidaria Mar del Plata continúan con una colecta solidaria a través de la red de pagos RIPSA.

Solicitaron la nulidad del juicio abreviado que benefició a «Lalo» Ramos

Entre los fundamentos de a apelación se destaca que se violaron derechos consagrados en la Convención de los Derechos del Niño.

La familia de Thiago Joel Franco presentó un recurso de apelación ante la Cámara de Apelaciones, por el cual se solicita la nulidad del acuerdo de juicio abreviado firmado por la fiscalía a cargo del Dr. Pablo Cistoldi y Eduardo «Lalo» Ramos, autor del siniestro vial ocurrido en marzo de 2014 que dejó como saldo severas secuelas neurológicas en el menor.

Ramos se vio beneficiado con un juicio abreviado recibiendo una condena de 2 años y 6 meses de prisión en suspenso y cuatro años de inhabilitación para manejar, evitando la instancia del juicio oral.

El abogado Maximiliano Orsini indicó que se solicitó su nulidad «por las negociaciones incompatibles para su firma por el Dr. Juan Aicega (concejal de Cambiemos), amigo del Sr. Ramos con el fiscal actuante, por su improcedencia temporal cuando ya estaba fijada la fecha de debate»,

Además, el letrado de la familia de la víctima remarcó que esa resolución que avaló el juez actuante en el caso, Pedro Hofft, «violó los derechos de Thiago de acceso al debido proceso, legalidad y a la jurisdicción, así como la Convención Internacional de los Derechos del Niño».

Orsini indicó que también se solicitó se aplique el caso “Gongora” de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el cual prohíbe el juicio abreviado para delitos de violencia de género.

«Repudiamos esta justicia donde la víctima no tiene ni voz ni voto»

La Asociación Familiares Víctimas del Delito y Tránsito de Mar del Plata expresó su malestar por los recientes fallos de la justicia de Mar del Plata en torno a los casos de Yésica Parra y Thiago Joel Franco.

A través de una nota firmada por la presidente de la ong, Lidia Berón, se destacó que en los últimos días ocurrieron dos hechos particulares «en que la justicia no parece ser justa. Donde las partes no reciben un trato equilibrado de la noción de justicia y de la correcta aplicación de la misma».

El primero de los casos mencionados es el de la bailarina Yésica Parra, que a casi tres años y medio de haber muerto en un siniestro vial protagonizado por Julián Materia, sus padres fueron condenados a 2 años de prisión en suspenso por el delito de coacciones reiteradas como solicitó la querella por las protestas, pegatinas y escraches que realizaron.

«Cómo interpretar que al señor Materia como a Patricio Piccollo se les otorgó una probation que es la suspensión de juicio a prueba con validez por dos años, plazo en el que deberá cumplir con una serie de pautas y transcurrido ese plazo se resuelva su desvinculación definitiva. Queda absuelto. Por provocar la muerte de Yésica Parra«, se resaltó.

Conocido el fallo de la justicia, desde la ong se hicieron una pregunta en relación al funcionamiento de la justicia: «cómo se justifica la condena por provocar a pérdida de una vida, en relación a la condena recibida por padres que en su dolor por la pérdida cometieron coacciones reiteradas difundiendo la verdad de lo ocurrido«.

«Vaya nuestro repudio a esta justicia que pareciera que quienes la ejercen perdieron el principio moral de la misma«, subrayaron.

CASO THIAGO

La semana pasada se conoció que Eduardo «Lalo» Ramos fue condenado en un juicio abreviado a 2 años y 6 meses de prisión en suspenso. Y a 4 años de inhabilitación para conducir «que su abogado quiere reducir a la mitad porque desde el hecho no manejó».

«Un juicio abreviado que nada tiene de abreviado porque el siniestro vial ocurrió en marzo de 2014 y recién la semana pasada este señor que manejaba borracho dijo ser culpable. ¿Cómo funciona? Un fiscal acusa por un hecho, luego lo califica y ofrece una pena. Por su parte el imputado reconoce su participación, asume su culpabilidad y acepta o negocia la pena», explicaron sobre los alcances del juicio abreviado.

Sin embargo, remarcaron que en este hecho donde Thiago sufre severas secuelas de por vida, «pasaron tres años ¡¡qué tiene de abreviado!! A esta altura correspondía un juicio oral. Ahora se inicia el juicio civil, esperamos que no se dilate como dicen algunos abogados ya que el Sr. se declaró culpable y la verdad es que Thiago y su familia necesitan el dinero para mejorar su calidad de vida».

«También repudiamos esta justicia. Donde se negocia una sanción donde el principal damnificado no tiene ni voz ni voto«, finalizó la nota.