El Consejo Asesor para la Transición Nacional de Catalunya marca las prioridades tras la desconexión de España

Noticias de Cataluña

Seguridad, fronteras y energía son ámbitos críticos del día siguiente a la independencia, también ampliar las competencias de los Mossos o bien crear una guardia nacional

“En el fondo, hay pocas cosas realmente relevantes que hay que preguntarse cuando hablamos de la proclamación de la independencia. ¿Seremos capaces de tomar el control de los puertos y los aeropuertos? ¿Los Mossos d’Esquadra asumirán todos y cada uno de los ámbitos de seguridad catalana? ¿Podremos garantizar las fronteras?”. En estos términos se expresa un alto dirigente de Juntos por el Sí en referencia al día siguiente de la desconexión, el momento en que las instituciones catalanas prevén actuar como un Estado con sus propias normas.

Una de las tareas que el ex presidente Artur Mas encargó al Consejo Asesor para la Transición Nacional (CATN) fue prever todas y cada una de las iniciativas que el Gobierno debería promover para garantizar que la sucesión entre la legalidad autonómica y la de una hipotética Catalunya independiente sea un éxito y que la ciudadanía no sufra consecuencias negativas. Hay aspectos especialmente delicados, como es el caso de la seguridad, los puertos, los aeropuertos, las fronteras y el abastecimiento de energía.

  1. Seguridad

El CATN sitúa cinco cuestiones fundamentales a la hora de mantener la seguridad en el país en el momento de la independencia, especialmente en caso de escenario de no colaboración con el Estado: control de fronteras, control de aduanas, control territorial y de infraestructuras críticas, ciberseguridad y antiterrorismo. Una de las observaciones que hace el organismo presidido en su momento por Carles Viver Pi-Sunyer es que hay que crear una unidad específica de fronteras que vigile las aduanas, los puertos y aeropuertos, además de crear una unidad de Guardacostas.

En cuanto a la creación de un hipotético ejército catalán, uno de los aspectos que genera discrepancias entre los partidos independentistas, el consejo asesor no se pronuncia, pero deja claro que si no hay unas fuerzas armadas hay que tener en cuenta una serie de opciones. La primera, ampliar las funciones de los Mossos. La segunda, contemplar la opción de crear una guardia nacional. En todo caso, el CATN insiste en que, en todos los escenarios (incluso el de no acuerdo con el Estado) debería coordinarse en todo momento con las instituciones españolas.

El gobierno español, especialmente el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, intentó vincular al Principado con el yihadismo. “Cataluña, por su situación geográfica, tiene un nivel de riesgo singular”, aseguró a finales de 2015.

  1. Puertos y aeropuertos

Enlazando con los aspectos de seguridad, el CATN muestra especial interés en las infraestructuras claves del país y en los mecanismos de su gestión. En este sentido, recomienda la creación de una agencia catalana de la seguridad aérea, y también una nueva administración de competencias en materia marítima. La autoridad del transporte ferroviario también debería ponerse en marcha.

  1. Energía

La sugerencia que hace el consejo asesor a las autoridades catalanas que estén al frente del hipotético Estado catalán es que revisen si los depósitos de gas y de hidrocarburos están llenos al máximo. “Hay que asegurar los proveedores estratégicos”, mantiene el CATN, que reclama tener especial cuidado con las centrales nucleares y sus residuos radiactivos.

Los asesores del Gobierno recomiendan crear cuatro organismos: un ente supervisor del sistema energético, un operador del sistema eléctrico, un operador del sistema gasístico y un consejo de seguridad nuclear. El abastecimiento de agua también aparece como aspecto clave en el informe 9 del CATN, que sitúa como riesgo para los embalses un escenario de no colaboración con el Estado.-

Junqueras espera tener listo en dos meses el plan definitivo para culminar la independencia

 

El vicepresidente catalán contempla que el referéndum ratifique las tres leyes de desconexión que elabora el Parlament

El vicepresidente del Govern, Oriol Junqueras, aseguró que es “totalmente razonable” que las entidades soberanistas hayan dado dos meses al ejecutivo catalán para que concrete cómo culminar el proceso soberanista.

En una entrevista con Europa Press, recordó que “somos independentistas de toda la vida y siempre hemos sido partidarios del derecho de autodeterminación y los campeones del referéndum”.

El vicepresidente contempla que este hipotético referéndum no sea un ‘sí’ o ‘no’ a la independencia, sino que sirva para validar o no las tres leyes de desconexión que JxSí y la CUP están elaborando en el Parlament. Esto supondría cambiar la hoja de ruta actual, pero Junqueras defiende que esto debe ser posible si es para “mejorarla” y si se pacta con el resto de agentes soberanistas.

“Si tiene que haber un mecanismo de mejora, un referéndum antes de las próximas elecciones que sirva para ratificar la decisión del Parlament respecto a las tres leyes de desconexión y cuenta con consenso, nosotros encantados de la vida”, señaló.

De las tres leyes de desconexión, una deber servir para articular una hacienda propia catalana, otra la seguridad social y una tercera de transitoriedad jurídica, tres elementos que los soberanistas ven como los pilares de una futura república catalana.

Barcelona (INCAT-Nació Digital, por Oriol March).-

Barcelona. (INCAT-Europa Press).-