Baleares y valencianos por un Estado confederal

Noticias de Países Catalanes

 

Las entidades soberanistas de Cataluña, el País Valenciano y las Islas se juntan en Parada para mostrar su apoyo al proceso catalán. Colaborarán para reeditar, cada uno a su tiempo, una unión política de los Países Catalanes

“Un recuerdo y toda nuestra solidaridad con Carmen Forcadell: ella también es nuestra presidenta, y si la buscan a ella, nos buscan a todos nosotros”. Con esta contundencia iniciaba ayer su intervención Toni Infante en la Universidad Catalana de Verano, presidente de la Plataforma por el Derecho a Decidir del País Valenciano. En este marco es que presentó el acuerdo de confederación que firmaron, el 20 de abril pasado en Valencia, junto a las otras dos entidades soberanistas de los Países Catalanes: la Asamblea Soberanista de Mallorca -con su presidente, Cristòfol Soler- y la Asamblea Nacional Catalana -representada ayer por la miembro del secretariado, Àngels Folch. “Desde el primer día creemos profundamente que somos una misma nación”, manifestó Folch.

Las tres entidades pusieron sobre la mesa numerosas coincidencias y expresaron la voluntad de trabajar conjuntamente para construir una confederación de Estados de los Países Catalanes. “El modelo confederal suma libertad y unidad”, defendió Infante, que sin embargo no descarta, si el pueblo así lo decidiera, una unión federal. El líder valenciano instó a que se diseñe una hoja de ruta común “clara y ambiciosa”, con independencia de los tiempos para llevarla adelante, apostó por comenzar denunciando el expolio fiscal que sufren estos territorios. Por otra parte, lamentó que el nuevo gobierno valenciano, de izquierdas, todavía no haya legislado en ámbitos como la normalización del mapa comunicativo común, la reforma de la ley electoral y la apertura a la sociedad civil. Soler, por su lado, puso de manifiesto que el discurso soberanista va tomando fuerza en los partidos de las Islas, y en este sentido instó a que “después de 300 años de intentos de asimilación, donde cada uno ha aguantado solo y como ha podido, es hora de restablecer una cierta unidad de acción.”

El proceso, en todo caso, debe comenzar con una Cataluña independiente, al que dio pleno apoyo: “apoyar a su proceso de liberación es el por qué final, capital, para nosotros”. En términos similares se manifestó Infante, quien añadió: “dejen la puerta abierta, que venimos!”

Prada (INCAT-El Punt/Avui).