El Municipio retiró puestos de diarios abandonados

Ya fueron removidos los kioscos de Buenos Aires y Moreno y el de Santa Fe y Bolívar los cuales presentaban riesgo inminente por su estado de deterioro y se evalúa la próxima remoción de otros dos. El retiro de estructuras en desuso «contribuirá a la mejora del espacio público en el área pública que rodea a las mismas».

La Municipalidad de General Pueyrredon conformó un operativo conjunto entre diversas áreas comunales para la remoción de kioscos de diarios y revistas que se encuentran en un estado de abandono prolongado. Previamente, se confirmó que no existían planes de ser recuperados para su uso comercial.

El procedimiento estuvo coordinado desde Defensa Civil, y revistió importancia debido al riesgo público que presentaban estas estructuras en avanzado estadio de deterioro, con evidencia de desprendimientos materiales oxidados, ya que la estructura en general es metálica, y exponen a los transeúntes a lesiones ocasionales.

 

Desde Defensa Civil se remarcó que el retiro definitivo de estas estructuras en desuso «contribuirá a la mejoría de las condiciones circundantes en el área pública que rodea a las mismas» y además, se destacó que «estas acciones surgieron también a partir del reclamo de los vecinos».

 

Los puestos en cuestión estaban ubicados en Buenos Aires y Moreno; Santa Fe y Bolívar, los cuales ya fueron removidos. Rodrigo Goncálvez, titular de Defensa Civil informó que “está previsto retirar el de Independencia y Paso el cual, por razones administrativas no se pudo sacar aún; y el de Luro y Entre Ríos que no se pudo  remover por cuestiones operativas. Estimamos que haremos un operativo similar pasada la temporada estival”.

 

 

Tuvieron intervención directa las áreas de Inspección General, desde donde se elaboran los actos administrativos y órdenes de trabajo para la remoción; EMVIAL en la operación de maquinaria pesada para efectuar las tareas mayores de extracción; Tránsito y personal de la Secretaría de Seguridad para el control oportuno de la circulación de automotores y transeúntes en la zona de operaciones; EMSUR y EDEA también tomaron intervención operativa en las tareas manuales de remoción y el corte de servicio eléctrico, respectivamente; y finalmente Defensa Civil en la gerencia logística del procedimiento, y con intervención complementaria en las diferentes tareas operativas que sean requeridas.

El Gobierno incorporó a monotributistas y autónomos en la quita del IVA

Esta medida será aplicada para quienes realicen venta al por menor en supermercados y minimercados. También beneficia a los kioscos, polirrubros y comercios no especializados.

El Gobierno nacional incorporó hoy a la rebaja del Impuesto al Valor Agregado a cero a los monotributistas y autónomos, por lo que beneficiará a kioscos y minimercados y a sus clientes. 

   Lo determinó el presidente Mauricio Macri a través del Decreto 603/2019 publicado este lunes en el Boletín Oficial con su firma, la de su jefe de Gabinete, Marcos Peña, y la del ministro de Hacienda, Hernán Lacunza. 

   La administración nacional decidió que se encuentren alcanzadas por una alícuota cero las ventas de los productos de la canasta básica alimentaria que realicen monotributistas y responsables inscritos.

   Esta medida será aplicada para quienes realicen venta al por menor en supermercados y minimercados (incluye mercaditos, autoservicios y establecimientos similares que vendan carnes, verduras y demás productos alimenticios en forma conjunta).

   También beneficia a los kioscos, polirrubros y comercios no especializados; comercios no especializados, sin predominio de productos alimenticios y bebidas; y a aquellos que se dedican a la venta al por menor de productos lácteos

Asimismo, beneficia a quienes realizan venta al por menor de productos de almacén y dietética; y comercializaición al por menor de huevos, carne de aves y productos de granja y de la caza; como así también frutas, legumbres y hortalizas frescas. 

   Por último, quedan exentos de pagar IVA quienes se dedican a vender pan y productos de panadería; productos alimenticios no clasificados previamente; alimentos, bebidas y tabaco en puestos móviles y mercados; entre otros. 

   El Gobierno explicó en los considerandos de la medida que tomó la decisión de ampliar la rebaja del IVA «por el contexto económico y social imperante» en el que se encuentra la Argentina por la crisis económica. 

   «Resulta conveniente su ampliación a los canales de comercialización o distribución mayorista o minorista, con el objeto de asegurar el acceso de toda la población a los beneficios del mismo», agrega el texto del decreto.

   Además dice que «una de las funciones primordiales del Estado es la de velar por una justa convivencia social y por el buen orden de la cosa pública en aras del interés general, es decir, de toda la comunidad». (NA)

Kioscos piden que más productos se incorporen a la eliminación del IVA

La UKRA solicitó al ministerio de Producción y Trabajo bajar el IVA al cero por ciento en alfajores, galletitas, turrones, barras de cereal, jugos, aguas minerales, sodas, gaseosas, chicles y pastillas.

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) aseguró hoy que tras las elecciones primarias sus proveedores les incrementaron los precios de los productos en un 15 % y pidieron al Gobierno ser incluidos en la rebaja del Impuesto al Valor Agregado.

 

El pedido de los kioskeros del país se dio después de que el Gobierno de Mauricio Macri decidió tras la devaluación postelectoral reducir a cero el IVA para una serie de productos esenciales de la canasta básica.

La UKRA solicitó al ministerio de Producción y Trabajo bajar el IVA al cero por ciento en alfajores, galletitas, turrones, barras de cereal, jugos, aguas minerales, sodas, gaseosas, chicles y pastillas.

Ernesto Acuña, representante de UKRA, aseguró este viernes en declaraciones al canal de noticias A24 que la situación es «acuciante» dado que por la caída de las ventas siguen cerrando kioskos en todo el país

Según un informe de la Unión de Kiosqueros Argentinos, unos 28.000 kioscos, almacenes y despensas pequeñas cerraron en el país en los últimos tres años como consecuencia de la caída de ventas, la presión impositiva y la suba de costos fijos por la eliminación de subsidios en las tarifas de electricidad.

Acuña aseguró este viernes que tras las elecciones primarias, «ya el lunes» 12 de agosto los proveedores y distribuidores bajaron las mercaderías con un 15 % de incremento para todos los productos que comercializan los kioskos.

Acuña dijo que esta suba de precios terminará impactando en los kioskos que ya no tienen capacidad de absorber los aumentos porque están al límite, dado que cada mes venden menos y hacen menos caja para subsistir.

«Lo que ocurrió con la devaluación se traslada a los precios y a los costos fijos», lamentó Acuña, quien solicitó a las grandes empresas que controlen a sus distribuidores porque estos no están aplicando el descuento del IVA a los clientes, que son los  comerciantes. (NA)

Cerraron 28 mil kioscos en los últimos 3 años y advierten que aumentará la cifra

Los incrementos masivos en las boletas de luz, el costo de los alquileres y la baja en el consumo son los principales problemas que afectan a estos comercios.

Unos 28 mil kioscos cerraron en todo el país durante los últimos tres años y se estima que para junio próximo lo hagan otros 5.000 en Capital Federal y los principales centros urbanos de la provincia de Buenos Aires, advirtió el presidente de la Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA), Adrián Palacios.

  Los incrementos masivos en las boletas de luz, el costo de los alquileres y la baja en el consumo son los principales problemas que afectan a estos comercios

Palacios sostuvo en declaraciones a la agencia de noticias NA que «por día en la Ciudad y la provincia de Buenos Aires están cerrando entre cinco y seis kioscos, según los relevamientos» que reciben.

  «Un comerciante pagó de luz 8.000 pesos en enero, 23.000 en febrero y en marzo 27.000, tal fue el caso de dos comerciantes de Balvanera y de Caballito. Si a eso le sumamos que un alquiler sale entre 30 mil y 45 mil pesos, hablamos de más de 70 mil pesos de gastos por el solo hecho de levantar la persiana para atender. Eso no lo puede seguir manteniendo ni un kiosquero ni cualquier otro comerciante», remarcó el titular de la UKRA.

   Palacios estimó que a esos 28 mil negocios cerrados, «se sumarían 5.000 negocios más para junio, según una proyección realizada solo en Capital Federal y en los principales centros urbanos de la Provincia»

A estos problemas se agrega una baja en la ganancia por el consumo de productos, ya que según Palacios, «la gente al tener que pagar más de los servicios, de los colectivos y subtes, se les hace difícil poder comprar algo para consumir en los kioscos».

  «Por ejemplo, en Catamarca, la factura de luz en un kiosco está viniendo con valores que van desde los 12 mil a los 17 mil pesos, cuando el salario de un trabajador municipal es de 15 mil y ellos pagan de luz en sus casas unos 8.000 pesos», precisó el presidente de UKRA a Noticias Argentinas.

  Ante esta «crisis económica» que vive tanto este como otros rubros, los kiosqueros decidieron apostar a la venta de «productos de segundas y terceras marcas en más cantidad que antes y es lo que más se vende».

  «En bebidas, lo que más sale es Manaos, cuando antes no estaba ni previsto que un kiosquero compre estas marcas, ya que solo había primeras líneas y se vendían sin problemas. También se vende Cunnington, Secco, Neuss. Y lo mismo pasa con los helados. Ahora nos juntamos con las marcas de segunda categoría para lograr acuerdos y venderlas como alternativa a las marcas más conocidas a partir de agosto, porque la crisis va a seguir», señaló.

  Asimismo, explicó que más allá que no dejan demasiada ganancia, la gente apuesta «por marcas de segundas líneas en cigarrillos» y consideró que «en época de crisis económica los nervios llevan al vicio de consumir tabaco».

  «Ahora los que más se venden en el rubro cigarrillos son Red Point, Melbourne, Rodeo y el papelillo y tabaco suelto para que la gente arme sus propios cigarrillos», indicó Palacios.

   Por último, sostuvo que acompañaron «en la última movilización a las pymes pidiendo la ley pyme para reforzar el consumo interno y así se llegue a lograr un poder de compra» que los «beneficie».

  «Si las pymes cierran y los empleados se quedan sin trabajo, la primera salida laboral para lograr algo de plata es comprar productos como gaseosas, cigarrillos y golosinas y en su propia ventana poner un kiosco. Y eso es perjudicial para el comercio que está debidamente registrado», concluyó. (NA)

Más de 100.000 quioscos «en riesgo de cierre» por la reforma tributaria

«Alientan al consumo ilegal», dijeron desde la Unión de Kiosqueros de la República Argentina.

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina (UKRA) rechazaron la Reforma Tributaria que impulsa el Gobierno al advertir que lleva a «más de 100.000» comercios pequeños al riesgo de cierre.

«Rechazamos esta medida que es un golpe directo a la rentabilidad de los kiosqueros porque son impuestos recesivos que castigan al trabajo formal y alientan al consumo ilegal», dijeron los quiosqueros en un comunicado.

La entidad indicó que el sector viene con pérdida de rentabilidad desde hace varios años producto de la inflación, el aumento real de tarifas, la suba de los alquileres y el incremento en la presión impositiva.

El mayor impacto, dicen los kiosqueros, estará dado por el exponencial aumento de los impuestos para los cigarrillos de más económicos, que son los que llevan clientes a comprar en estos comercios ese producto y otros. La empresa British American Tobacco Argentina (ex Noble Piccardo) había advertido que la reforma tributaria concentrará el mercado, subirá precios, generará más comercio ilegal y le hará perder $ 14.100 millones de recaudación al Estado sólo en 2018.

«Un aumento de impuestos se traslada automáticamente al precio y castiga fuertemente a los eslabones más débiles de la cadena: kiosqueros, consumidor y trabajadores», agregaron ahora los representantes de UKRA.

Por ello, los quiosqueros dicen que el avance de la Reforma Tributaria «agudizará la crisis» en la que se encuentran cuando en realidad la «mejora depende sí o sí de un repunte del consumo que no llega».