La JuREC junto a Monseñor Mestre profundizó el abordaje de la ESI con docentes de escuelas católicas

El Obispo animó a los docentes católicos a “renunciar a dar respuestas simples y automáticas” a la vez que los invitó a “ser audaces con apertura y claridad, sin miedo a abordar todos los temas, con creatividad pedagógica.”

De manera virtual se llevó adelante un encuentro organizado por el Área de ESI dependiente del Departamento de Gestión Institucional de la Junta Regional de Educación Católica (JuREC) que reunió alrededor de 200 docentes entre directivos, representantes legales y referentes de ESI de las escuelas católicas tanto del Obispado como de las distintas Congregaciones y Órdenes religiosas.

La moderación estuvo a cargo de la Lic. Inés Amato y por parte de la JuREC se encontraban presentes -entre otros- el presidente Cr. Javier Sánchez y los vicepresidentes Lic. Rubén Primo Fernández y presbítero Juan Cruz Mennilli, además de los miembros del Área de ESI, coordinada por la Prof. Gabriela Tumini.

“El encuentro tuvo lugar en el marco del ‘camino sinodal’ de diálogo y de estado de asamblea en el que se encuentra la Iglesia diocesana, y que en esta ocasión motivó el trabajo del Área de ESI junto al Obispo, y a las y los docentes que acercaron sus preguntas e inquietudes previamente acerca de esta temática transversal del ámbito educativo”, explicaron.

Mons. Mestre, “además de responder las preguntas que habían sido enviadas oportunamente por los referentes de parte propia y de los docentes de las escuelas, presentó un primer fruto del trabajo conjunto que es el ‘documento de trabajo’ del ‘Primer borrador de ideario abierto de puntos básicos para el abordaje de la ESI’, material que será enriquecido con el trabajo a realizarse de aquí en adelante en las escuelas”, según se indicó desde la JuREC.

El Obispo animó a los docentes católicos a “renunciar a dar respuestas simples y automáticas” a la vez que los invitó a “ser audaces con apertura y claridad, sin miedo a abordar todos los temas, con creatividad pedagógica.” Y ofreció algunos criterios que según explicó “deben marcar con claridad que recibimos la vida como viene, tal como expresó en su momento el entonces cardenal Bergoglio”.

“En esta realidad apasionante que nos toca vivir, nuestras escuelas tienen que ser espacios donde todos puedan sentirse escuchados y donde se marque con claridad que el centro de nuestro mensaje es el amor, teniendo una adecuada jerarquía de verdades que ayuden a discernir el bien posible y que fomenten un adecuado encuentro entre todos los protagonistas de nuestras escuelas”, exhortó.

Por su parte, el presidente de JuREC, Javier Sánchez, enfatizó que “este trabajo sinodal que se está llevando a cabo con la ESI marca el estilo de trabajo con el que buscamos abordar los otros aspectos que conforman el ideario de nuestras escuelas, que son principalmente el pedagógico y el catequístico-pastoral, desde cuyas áreas específicas dentro de la Junta se están promoviendo iniciativas de este tenor para poder contar también con los respectivos idearios elaborados sinodalmente para luego poder trabajar en el documento final”.

La mayoría de colegios católicos de Mar del Plata no permite centros de estudiantes

Gianluca Basso, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios Católicos, expresó su postura al respecto la creación de centro y cumplimiento de la ley por parte de los colegios en Mar del Plata y la zona.

Gianluca Basso, presidente de la Federación de Estudiantes Secundarios Católicos, expresó su postura al respecto la creación de centro y cumplimiento de la ley por parte de los colegios en Mar del Plata y la zona.

«A los estudiantes nos enseñaron en la materia Ciudadanía que la ley es igual para todos y que la debemos cumplir, pero parece no ser así para la mayoría de las instituciones que nos enseñaron esto», manifestó.

Basso hizo hincapié en la Ley Provincial 14.581que prevé que todos los colegios deben tener un Centro de Estudiantes en su artículo 1: «la Provincia de Buenos Aires, conforme a la Ley de Educación Nacional 26.206, garantiza y promueve la creación de los organismos de representación estudiantil bajo la forma de Centros de Estudiantes en cada una de las instituciones educativas de nivel medio y de nivel superior, ya sean de gestión estatal, de gestión privada, de gestión cooperativa o de gestión social. Asimismo arbitrará los medios necesarios para el reconocimiento de los ya existentes.»

Sin embargo, el dirigente estudiantil sostuvo que para varios colegios es considerada una ley que no hay que cumplir o que simplemente hay que ignorar.

«Un Centro de Estudiantes no es una organización para contradecir, provocar conflictos ni tomas: es donde los pares se ayudan, el nexo entre los estudiantes y los directivos, pero lo más importante: el gremio que representa a los estudiantes y alza la voz en su representación. Es una herramienta más para el equipo de trabajo por una educación de calidad y excelencia académica con la voz de los estudiantes en la mesa de toma de decisiones», expresó.

En la Federación de Estudiantes Católicos de la diócesis de Mar del Plata, que incluye a colegios de Balcarce, Necochea, Villa Gesell, Lobería, Miramar, San Agustin, Gral Piran, Cnel Vidal, JN Fernandez, Nicanor Olivera, Quequén, Mechongue y Madariaga, «siempre estuvimos a disposición, y junto a la JUREC, enviamos propuestas para creación de centros y su integración a la Federación, pero varias nunca respondieron, otras dijeron después, y algunas se justificaron que no tenían obligación cuando es la ley que marca todo lo contrario».

«La Federación no solo acercó la idea, sino que redactó estatutos genéricos y se ofreció a hablar con los estudiantes para facilitar el camino, pero ninguna forma de ayuda logró alguna respuesta», reconoció Basso.

No obstante, la gran mayoría de los colegios que tiene estudiantes, a los cuales esta Federación representa, no cumplen esta ley porque no permite la creación de Centros de Estudiantes o no permite la elección de nuevas autoridades.

«Es una aflicción ver que el sacrificio de los estudiantes defendiendo lo que corresponde, como en la noche de los lápices, se vea olvidado y trabado por parte de las autoridades de estos colegios que incumplen la ley, salvo cuando deben mencionarlo en un acto. Esta vez no es el terrorismo de Estado: sino directivos que incumplen la ley y niegan la oportunidad a los estudiantes de alzar sus voces», sentenció.

«Por eso, como Presidente fundador de la Federación de Estudiantes Secundarios Católicos, les solicito con todo el respeto, pero también con todo el derecho, a los directivos que no permiten la creación de estos centros o impiden su renovación y funcionamiento, a que cumplan con la ley como nos enseñaron a nosotros, porque incumplir la ley va en contra de cualquier tipo de principio o valor que se enseña en las instituciones, como también poner a disposición todas las herramientas y personal que tiene la Federación porque queremos que los estudiantes tengan las oportunidades de representación», finalizó.

Los colegios católicos episcopales marchan hacia la presencialidad cuidada

En la jornada de trabajo que estuvo presidida por los integrantes de JuREC Mar del Plata junto a Representantes Legales, se analizaron las distintas resoluciones que se reciben para la vuelta a clases.

De esta manera la Junta Regional de Educación Católica de la Diócesis de Mar del Plata, se pone en camino de escuela presencial. Se ratifica además el mensaje de la Comisión Episcopal de Educación de la Conferencia Episcopal Argentina, en el que los obispos resaltan que “la presencialidad es, objetivamente, el modo más adecuado para educar”.

En la jornada de trabajo que estuvo presidida por los integrantes de JuREC Mar del Plata junto a Representantes Legales, se analizaron las distintas resoluciones que se reciben para la vuelta a clases, quedando a la espera de nuevas directivas que llegarán en los próximos días y que serán la guía a seguir para el comienzo del Ciclo Lectivo 2021 en Inicial, Primaria y Secundaria para los Jardines y Colegios Episcopales de la diócesis de Mar del Plata.

El encuentro se realizó en continuidad al documento publicado por los obispos de la Argentina, resaltando en todo momento la importancia de la presencialidad y el rol de los docentes.

A continuación, el Comunicado Completo de la Comisión Episcopal de Educación de la Conferencia Episcopal Argentina:

Nos dirigimos a todos los protagonistas de la misión educativa: alumnos, docentes, directivos, padres de familia, gremios y autoridades, ante la inminencia del inicio de un nuevo ciclo escolar.

En primer lugar, como Iglesia, queremos expresar a los docentes, alumnos y familias nuestra cercanía y agradecimiento. No sólo hacia los que concurren a nuestros centros educativos sino a todos en general por la entrega generosa y sacrificada en la tarea educativa.

El pasado año 2020 ha sido un periodo excepcional y totalmente atípico que ha reclamado un gran esfuerzo creativo y de adaptación frente a la pandemia del covid-19. Este año se presenta de un modo, aún incierto, dado que el tema sanitario aún no está resuelto, lo que conlleva varias dificultades, pero que no deben quitarnos el entusiasmo y la vocación para educar.

Deseamos vivamente que se pueda retornar a las escuelas del mejor modo posible, y teniendo en cuenta todas las medidas de orden sanitario y de adecuación edilicia, de horarios y turnos etcétera.     

La presencialidad es, objetivamente, el modo más adecuado para educar. Animamos a las autoridades a implementar todo lo necesario para que esto se pueda dar en las mejores condiciones. Lo necesitan los alumnos, los necesitan las familias, lo necesitan los educadores.

Es necesaria también una continuidad en el proceso educativo y de enseñanza-aprendizaje. Sabemos que el año pasado muchos alumnos perdieron la continuidad por carencia de medios tecnológicos, o por condiciones socio- económicas, entre otras causas. Pensamos en los sectores más vulnerables de la sociedad. Ellos, más que nadie, necesitan de la Escuela, y que no se vea interrumpido su proceso formativo. Retomar un camino interrumpido no significa recomenzar desde donde se dejó, sino que implica volver hacia atrás para poder retomar el camino. Creemos que es decisivo, y más después de un ciclo como el del pasado año, que se pueda garantizar la continuidad del proceso educativo sin que haya interrupciones que no sean debidas a la situación sanitaria.

Es necesaria la escuela con los alumnos y docentes presentes para garantizar un adecuado proceso de socialización. Las virtudes sociales como la solidaridad, el respeto por el otro, la paciencia, la tolerancia, el saber compartir, necesita de un ámbito de encuentro de las personas.  La escuela no sólo brinda conocimientos, sino que forma personas que puedan integrarse plenamente en la vida de la sociedad.

Para garantizar la continuidad tanto del proceso de instrucción, como el de la adquisición de virtudes sociales es necesario que los docentes sean remunerados acorde con la alta responsabilidad que significa ser “maestros” y tengan las condiciones adecuadas para el ejercicio de su vocación. Deseamos que las autoridades públicas hagan los mayores esfuerzos en este sentido, y así los docentes puedan ofrecer a los alumnos, especialmente a los más carenciados, una educación acorde con su dignidad.

La realidad se presenta ardua, difícil; ella hace emerger y esclarecer nuestra talla humana. Pongamos los mejores esfuerzos en esta gran misión que es la educación; lo merecen nuestros niños y jóvenes. No nos dejemos robar la esperanza; frente a las dificultades hagamos salir de nosotros mismos lo mejor, no nos arrepentiremos del sacrificio que conlleva la tarea educativa, el bien que se hace a los educandos cuando un maestro o una maestra dedican su tiempo, su energía, su creatividad, su amor para educar es incalculable, lo testimonian tantos maestros cuando se encuentran con sus ex alumnos que les agradecen lo que por ellos hicieron cuando eran niños o jóvenes.

A todos los protagonistas de la gesta educativa (auténtica gesta nacional) los encomendamos a la protección de Nuestro Señor Jesucristo y a la intercesión de nuestra Madre, la Virgen de Luján patrona de los argentinos.

Nuevas autoridades de la educación católica designados por el Obispo de Mar del Plata

Durante la misa, se presentaron a los nuevos integrantes de la Junta Regional de Educación Católica. El flamante presidente de JuREC, designado por el Obispo, es el Contador Público Javier Sánchez.

En la Misa de fin de ciclo académico de la Junta Regional de Educación Católica (JuREC), el padre Obispo Gabriel Mestre dio a conocer la composición de la nueva Junta que acompañará el desarrollo educativo durante los próximos tres años, dando por concluida así la tarea de la Comisión Transitoria para la Reestructuración de JUREC iniciada en julio.

En su homilía, el obispo tomó de las lecturas bíblicas la palabra “fecundidad”. Al respecto explicó que “ambas parejas terminan siendo fecundas porque abren su corazón a Dios y a la intervención de Dios en sus vidas. Llevando al ámbito educativo, pensaba lo mismo. Quién de nosotros no anhela una actividad educativa que sea fecunda y no sea estéril. La clave está en dejarlo a actuar a Dios. Que entre en nuestra vida, historia, nuestros corazones, en las coyunturas y los pliegues tan complejos de las tramas de familias, comunitarias, comunidades educativas, etc.”.

 

“Corremos el riesgo de confiar solo en nuestras fuerzas. La palabra nos invita a abrimos al Misterio de Dios y dejarlo actuar. Él hace fecundo lo visible y lo no tan visible que tenemos que llevar adelante en la tarea educativa” resaltó el obispo en su homilía.

Nuevas autoridades

 

Durante la misa, se presentaron a los nuevos integrantes de la Junta Regional de Educación Católica. El flamante presidente de JuREC, designado por el Obispo, Contador Público Javier Sánchez destacó que “monseñor Mestre eligió un laico como presidente. Él siempre lo tenía presente. Esto habla de una participación sinodal, con el aporte de todos. Ahí están los laicos, brindando nuestras miradas al servicio de la Iglesia”.

 

“Uno de los desafíos que tenemos es acercarnos al interior. Tener una presencia en el interior. Se recupera la figura del vicepresidente. Vamos a estar en el interior, en los colegios episcopales y congregacionales. Reconozco enormemente la participación de Verónica González, que realizó un trabajo enorme para lograr la comunión de los colegios congregacionales con la JuREC” adelantó el presidente de JuREC.

 

Además, señaló que “se impulsará la capacitación permanente de los docentes. Se lanzará una diplomatura con la Escuela Universitaria de Teología para sacar una capacitación semipresencial en la gestión de las escuelas. En los próximos meses se lanzará con la difusión necesaria”.

 

Javier Sánchez es oriundo de Santa Cruz y hace 25 años que vive en Mar del Plata. Es contador público y lleva 15 años abocado a la tarea docente donde “logro expresar mi vocación, trabajar en la formación niños y jóvenes. Todos los integrantes de la Iglesia estamos para la formación de discípulos misioneros”.

Designaciones

 

  1. Junta Regional de Educación Católica (JUREC), de la Diócesis de Mar del Plata:
  • Presidente: CPN Dante Javier SÁNCHEZ
  • Vicepresidentes: Esp. Lic. Rubén Primo FERNÁNDEZ y Pbro. Juan Cruz MENNILI CALDARARO
  • Coordinador del Departamento de Escuelas Episcopales: Sr. Gabriel LÁZZARI
  • Coordinadora del Departamento de Escuelas Congregacionales: Prof. Verónica GONZÁLEZ
  • Asesora Legal: Abog. Ana Laura VULCANO
  • Asesor Contable: CPN Jorge Raúl GONZÁLEZ BANDE
  1. Delegado Episcopal para la Educación:Pbro. Silvano Matías DE SARRO
  2. Vicedelegada Episcopal para la Educación:Prof. Verónica GONZÁLEZ

La JuREC capacitó a sus docentes en «ESI: Educación Sexual Integral»

La Junta Regional de Educación Católica realizó en Mar del Plata y Villa Gesell la XII Jornada de Educación para el Amor y la Familia.

 

Este año la capacitación tuvo como título «La ESI y su implementación», y la disertante elegida fue la Lic. Liliana Olivieri de Pérez Bicecci. El obispo diocesano monseñor Gabriel Mestre estuvo presente en el inicio de la jornada y lo acompañó el padre Pablo Etchepareborda, presidente de JuREC.

 

 

La Lic. Liliana Olivieri de Pérez Bicecci explicó que durante la capacitación «buscamos animar a que los docentes eduquen en la sexualidad en sentido positivo, preventivo y con mucha ilusión. La ilusión de ser un gran aporte en la educación integral de niños y adolescentes. Me interesa rescatar la parte positiva de la educación sexual. Hacer prevención primaria en salud y lograr que entre todos cuidemos y protejamos la vida y la integridad de nuestros adolescentes y niños».

 

 

«La educación sexual no debe ser ‘educación sexual católica’. Que se entienda bien, porque aquellos fundamentos éticos que uno trata de fomentar son para todos, porque integran el desarrollo de la plenitud de la persona. No es que decimos ‘principios que sirven para los católicos’. El tema es ayudar a la persona a que desarrolle todas sus potencialidades para que pueda llegar al esplendor, abrace el bien y la belleza», dijo la disertante en contacto con la prensa.

Repasando su actividad en la diócesis, destacó su paso por Villa Gesell donde «tuvimos un momento muy íntimo y cálido, ya que eran pocos docentes y pudimos tener un buen diálogo con preguntas y respuestas, tanto mías como de ellos, y pudimos resolver algunas inquietudes que nos atraviesan a los docentes. También estuve en un taller con padres y fueron los ellos quienes guiaron toda la charla con sus dudas, comentarios y preguntas».

 

 

Acerca de la capacitación en Mar del Plata, contó que «tuvimos el momento de docentes de secundaria y por la tarde con nivel inicial. Fueron jornadas donde una vez mas quiero ilusionar a los docentes a que se lancen en el tema con mucha valentía, con audacia y con pertinencia. Que se preparen hondamente para llegar a acceder a la educación sexual con total serenidad».

 

 

Por último, Liliana resaltó que «he recorrido el país a lo largo y a lo ancho y me impacta el nivel de capacitación que ha ofrecido la Junta Regional de Educación Católica de la diócesis de Mar del Plata en estos doce años».