Los polémicos Jorge Fernández Díaz y José Manuel García-Margallo exministros españoles con nuevos cargos

Noticias de España

Presidirán la Comisión de Exteriores del Congreso y la Comisión Mixta de Seguridad Nacional, respectivamente, según adelantaron fuentes del Partido Popular

Jorge Fernández Díaz.

Jorge Fernández Díaz, el polémico ex ministro del Interior de España, ocupará en esta nueva legislatura que se inicia en los próximos días, la presidencia de la Comisión de Exteriores del Congreso. Así lo han anunciado este martes fuentes del Partido Popular, que también apuntaron que el ex presidente del Congreso Jesús Posada será el nuevo presidente de la Comisión Constitucional, y el ex ministro de Exteriores José Manuel García-Margallo presidirá la comisión mixta de Seguridad Nacional.

 

José M. García-Margallo.

Así, pues, habiendo fallado las “puertas giratorias” para estas personas, el PP los recoloca. Jesús Posada –hasta ahora presidente de la Comisión de Exteriores– sustituye como presidente de la Comisión Constitucional al ahora ministro del Interior, Juan Ignacio Zoido. Su puesto como presidente de la Comisión de Exteriores, que también había ocupado Josep Antoni Duran, ahora lo ocupará Fernández Díaz. El ex ministro Margallo se queda con la comisión de Seguridad Nacional, donde asisten representantes del Congreso y del Senado.

Fernández Díaz, por su parte, no ocupó la de Seguridad Nacional, sino la de Exteriores, un área donde hasta ahora no tenía experiencia, mientras que Posada –considerado un hombre negociador y fiel a Rajoy– presidirá la Constitucional, que es la de más peso político de las tres.-

Madrid (INCAT).-

COJONES

Noticias de Cataluña y España

Joan Tardà y Gabriel Rufián en el Congreso, y Artur Mas y Carles Puigdemont en conferencias, dan la cara, mientras Madrid responde con denuncias ante los tribunales

 

Los catalanes se debaten en ocasiones atacados por crisis de impaciencia porque les preocupa no percibir avances en el proceso de recuperación de la independencia de Cataluña. Confieso que desde el exterior –en ocasiones– pasa lo mismo, en parte, aunque los que tratamos de hilar un poco más fino vemos que los dos partidos mayoritariamente comprometidos con esta lucha pacífica y democrática avanzan paso a paso, toman posiciones y aseguran que las nuevas conquistas se fortalezcan, sin prisa pero sin pausa y tal como lo sostiene un adecuado aforismo latino: Ad augusta per angusta.

Joan Tardà y Gabriel Rufián, junto a Oriol Junqueras y otros dirigentes de ERC.

Porque mientras el Parlamento catalán sigue aprobando las leyes comprometidas públicamente, hay otros ejemplos que deben ser tomados en cuenta: En la Cámara de los Diputados de Madrid, dos espadas tan filosas como la de William Wallace se encargan sostenidamente de explicar los derechos de la nación catalana. Lo hacen con palabras contundentes y argumentos tan irrefutables que los representantes de la Caverna (tanto del PP como del PSOE) ya desistieron de responder porque –simplemente– no encuentran argumentos que no sean los esgrimidos por el neofranquismo más rancio, es decir los que resultan insostenibles en cuanto aparecen las palabras democracia, justicia, historia, equidad y honestidad.

Y desde otro sector, hace unos años le tocó el turno al ex presidente Artur Mas al acudir a una presentación en Madrid y lo hizo con la franqueza de exponer la línea argumental de una aún incipiente corriente independentista. Fue una curiosidad que atrajo a quienes quisieron enterarse por boca de la máxima autoridad del gobierno catalán que había una intención clara de autogobierno, como lo tuvo Cataluña hasta 1714.

Y ahora le tocó el turno al sucesor de Mas, Carles Puigdemont, quien ya venía demostrando que el delfín resultó ser tiburón. Desafió al gobierno español (y al resto de la corporación) a sentarse a negociar, a dialogar, a encontrar una solución consensuada, a coparticipar en la forma de un plebiscito. No atacó con los ya conocidos aspectos de la coparticipación escasa y carente de ecuanimidad, ni con los recortes permanentes, ni con la constante limitación de facultades que el Estado impone a las decisiones de la Generalitat. No. Nada de ésto. Sólo reclamó que se les permita a los catalanes ejercer el derecho a decidir, independientemente del resultado de la compulsa.

El perfil de Carles Puigdemont se agigantó este lunes 10 de octubre con su bien estructurado discurso y ante la presencia de un público entre quienes se sentaron unos señores que resultaron ser el embajador de Francia, Yves Saint Geours; el del Reino Unido, Simon Manley; el de Egipto, Ahmed Ismail Abdelmoeti; el de Irlanda, David Cooney; la de Argelia, Taouit Feroukhi; el de Venezuela, Mario Isea Bohórquez; el de Bélgica, Pierre Labouverie; el de Dinamarca, John Nielsen; el de los Países Bajos, Johannes Van Bonzel; el de Suecia, Lars-Hjalmar Wide; además de numerosos agregados diplomáticos en otras embajadas.

Mientras tanto, el gobierno “en funciones” sólo atina a atiborrar a la Fiscalía y al Tribunal Constitucional con denuncias y pedidos de anulación de disposiciones emanadas de la Generalitat de Cataluña. Es su forma de responder a un planteo democrático y civilizado, junto a pedidos de juicios, inhabilitación y otros “castigos” a los dirigentes independentistas. No quieren tener en cuenta que, además de sentido común, pacifismo, diplomacia, entereza, ubicuidad y planificación, los dirigentes mencionados tienen COJONES.-

“No aceptamos amenazas; lo que aceptamos son los mandatos del Parlamento”

Categórica, Neus Munté, consejera de la Presidencia, defendió “un camino de referéndum para poder decidir democrática y colectivamente el futuro de nuestro país”

En declaraciones a los periodistas tras el acto de Celebración del Día de la Salud Mental, la consejera de la Presidencia, Neus Munté, evaluó el anuncio hecho por el gobierno español en orden a que la Abogacía del Estado ya está estudiando la resolución del Parlamento sobre la convocatoria de un referéndum sobre la independencia de Cataluña. Fue contundente al sostener que “no aceptamos amenazas, lo que aceptamos son los mandatos del Parlamento, como son las votaciones que se llevaron a cabo marcando un camino de referéndum para poder decidir democrática y colectivamente el futuro de nuestro país”.

La consejera subió la apuesta al agregar que “lo que no aceptamos de ninguna manera son las amenazas ni nos da miedo ninguno de los artilugios o ninguna de las estrategias que desde el Gobierno del Estado español, o por la vía de la Fiscalía o por la vía del Tribunal Constitucional quieran poner límites a lo que es la soberanía del Parlamento de Cataluña”.

La consejera de la Presidencia y portavoz del Gobierno participó, junto con el consejero de Salud, Antoni Comín, en el acto de celebración del Día de la Salud Mental organizado por el Foro Salud Mental. Durante los discursos, la consejera Munté aseguró que el compromiso por la salud mental es “transversal y del conjunto del Gobierno” y  explicó que este compromiso se concreta en el Plan integral de atención a las personas con trastorno mental y adicciones que “tiene muchas acciones y muchas derivadas”.

Para Munté, la salud mental tiene diferentes retos y uno de ellos es el de “generar conocimiento ya que cuanto más conocimiento y más visibilidad, más fácil será romper y erradicar el estigma que sufren las personas con trastornos mentales y sus familias. Como Gobierno, contad con nosotros para ser más visibles, tener más voz y seguir dando la cara a favor de la salud mental” remató.-

Siguen en España apelando al juego sucio con mentiras y desinformación deliberada

 

Medios contrarios a la independencia aseguraron que Esquerra Republicana de Cataluña buscará un tripartito con el PSC y los “comunes” aliados a Podemos

                           El ministro José Manuel García-Margallo.

Los medios españolistas de la caverna mediática no se cansan de tirar basura sobre los catalanes y sobre el proceso de independencia –en un intento fallido– por desestabilizar a los políticos catalanes favorables a la independencia. En este sentido, el conocido medio de comunicación digital españolista radical “Crónica Global” publicó que ERC estaría valorando formar un tripartito con los Comunes y con el PSC . Incluso, se atrevieron a publicar un fotomontaje donde aparecen Núria Parlon (PSC), Oriol Junqueras (ERC) y Xavier Domènech y Ada Colau (Podemos).

Argumentan lo inargumentable basándose en que PDC, ERC Y CUP no sumarán juntos y, por lo tanto, habría un episodio de ingobernabilidad tan extremo que Esquerra Republicana de Cataluña deberá girar hacia la izquierda y acercarse a los socialistas y a los morados. Y sin tenerse con satisfechos con esta difamación infundada, afirman que “la mala relación entre PDC y ERC es un secreto a voces”.

Y habrá que prepararse para que se intensifiquen los intentos desestabilizadores, la difusión de informaciones falsas y tendenciosas, las declaraciones que luego crean dudas al desmentirlas y la permanente búsqueda de los servicios de inteligencia españoles de elementos o antecedentes para ensuciar la imagen de los dirigentes catalanistas, tal como quedó probado fehacientemente en las escuchas telefónicas en las que José Manuel García Margallo, ministro del Interior español, pide que se inventen cargos a los miembros de la familia Junqueras.-

Editorial de INCAT por Carlos Rubén Capdevila.-

Barcelona (INCAT-Per Catalunya).-

España pidió referéndum para el Sáhara, Palestina y ahora Gibraltar, pero no se enteró del caso catalán

Noticias de España

Las incongruencias del gobierno español siguen evidenciando que en diplomacia, sentido común, perspectiva de futuro y experiencias históricas, es un elefante en un bazar

 

Para el gobierno español, primero fue el Sahara, después Palestina y ahora llega Gibraltar. La incoherencia generalizada es el atributo del gobierno de Mariano Rajoy y nadie tiene reparos en admitir públicamente que todo el mundo tiene derecho a decidir, menos los catalanes.

El querido –y lo decimos sinceramente ya que cada vez que abre la boca genera nuevos soberanistas– ministro de Asuntos Exteriores y Cooperación en funciones del Gobierno de España, José Manuel García-Margallo, acaba de defender el derecho de los ciudadanos de Gibraltar para ejercer su soberanía.

El funcionario español sostuvo que los gibraltareños tienen que decidir si quieren ser británicos fuera de la Unión Europea o hispano-británicos dentro de la Unión. La idea del genial ministro –a quien se le grabaron conversaciones telefónicas encargando ensuciar a dirigentes políticos catalanes– es que Gibraltar tenga una soberanía compartida entre el Reino Unido y España. En cualquier caso, la propuesta española permitiría un reférendum, algo que se niega a los catalanes. Peor aún, los resultados de las encuestas realizadas en Gibraltar y los antecedentes, indican que el 90 por ciento de los habitantes del Peñón, desean continuar siendo británicos, sin importar si el Reino Unido dejó la Unión Europea. Como los catalanes, no desean ser españoles.

No pueden con su genio. Además de ser un gobierno probadamente corrupto, ineficiente, prebendario y opuesto a toda alternativa democrática, lo mismo que la historia recuerdo que hicieron para perder vergonzosamente Africa, Cuba, Filipinas, etc., etc., esporádicamente quieren mostrar una faceta supuestamente democrática, aunque actúan como un elefante en un bazar.

La separación de Noruega de Suecia, en 1905, es el mejor ejemplo que tendrían que evaluar los bárbaros caballeros que ejercen el poder en España. En ese entonces, Noruega quiso separarse de Suecia y ésta aceptó que se llevara a cabo un referéndum con una sola condición: que ambos países continuaran una estrecha relación comercial. Nada más alejado de la opinión de la caverna madrileña.-

Barcelona (INCAT-Per Catalunya).-

“Quien crea que la Unión Europea ayudará a aniquilar a los catalanes se equivoca gravemente”

Noticias de la Unión Europea y Cataluña

Por Ambrose Evans-Pritchard (*)

Los últimos acontecimientos me han dejado en estado de shock, especialmente por la reacción del gobierno de Madrid. Pero de todas maneras creo que las últimas declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores, José Manuel García-Margallo, son indignantes. Lo que no entienden ni Madrid ni el ministro es que ellos ya no tienen la sartén por el mango. Decir que “nosotros utilizaremos el derecho de veto acogiéndonos a los tratados de la Unión para bloquear una posible adhesión de Catalunya” es no entender nada porque ellos, simplemente, no pueden hacerlo.

Si España impidiera la adhesión, España misma estaría violando los tratados de la Unión; y la propia España podría ser expulsada. No digo que esto vaya a ocurrir. Pero, en cualquier caso, me sorprende el nivel de incompetencia y la voluntad que demuestra Madrid de llevar todo esto a una confrontación absoluta.

Ignorar que han salido a la calle un millón y medio de personas, con la capacidad volcánica que ello conlleva, me parece una gran estupidez. En conjunto es muy preocupante, porque veo que se está llevando a extremos amenazadores con declaraciones como las de García-Margallo, pero también con las de algunos militares: extremistas, de acuerdo; pero todo esto no deja de ser significativo.

La manera como lo presentan desde Madrid, incluida la carta del rey, afirmando que los catalanes persiguen quimeras, que quieren alterar el statu quo, etc., no tiene sentido. Ellos, por otra parte, están creando una especie de 1936. Es muy sorprendente. Yo creía que 30 años de pertenencia a la Unión Europea habrían modificado lo suficiente la mentalidad de la derecha española. Pero los comentarios de los militares, de García-Margallo y otros, hacen que me pregunte si los militares pueden tener de nuevo algún papel en la democracia española. Espero que no. No hay camino de retorno, pero no deja de ser increíble todo lo que está pasando.

Si el Ministro de Asuntos Exteriores británico hubiera hecho un comentario sobre Escocia como el que García-Margallo hizo sobre Catalunya, el escándalo hubiera sido magnífico. ¿Se lo imaginan? Además, la reacción de exaltación nacionalista en Escocia hubiera sido incontenible. Pero es que, además, no puedes actuar de esta manera en el siglo XXI.

¿Cómo reaccionará la Unión Europea? Bien, en Bruselas creo que intentarán evitar por todos los medios tenerse que pronunciar sobre toda esta cuestión. Pero si al final resulta totalmente inevitable, lo harán. Y si el Estado español piensa que Bruselas se pondrá a su lado para evitar que los catalanes ejerzan el derecho de autodeterminación, estará cometiendo otro error de juicio.

Además, existe una agenda oculta de la Unión, no en la Comisión pero sí en otras partes de la maquinaria, que intenta promover un fortalecimiento del poder de las regiones en oposición a las naciones-estado tradicionales, que en la práctica son un freno hacia la construcción de una estructura más federal, de supraestado de la Unión. Insisto: si en la Moncloa piensan que Europa les ayudará a aniquilar a los catalanes, están muy equivocados. Mucho.-

(*) Jefe de información económica internacional de “The Daily Telegraph” y ex corresponsal en los EE.UU. y en Bruselas. Partidario de la Unión Europea

 

Barcelona (INCAT-ARABATIK).-

 

El presidente catalán formaliza una última oferta de referéndum al Estado español y éste le responde y cierra con un portazo

Noticias de Catalunya y España

El presidente de la Generalitat agregó que en caso de que esta posibilidad no sea viable, será necesario pensar en elecciones para después de la Diada del 2017

El presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, planteará de nuevo a España la celebración de un referéndum acordado, aprovechando su discurso con motivo de la cuestión de confianza que planteará el próximo 28 de septiembre. Lo explicó en rueda de prensa con los corresponsales extranjeros en el Palau de la Generalitat, donde también situó las próximas elecciones, que según la hoja de ruta serían constituyentes, después de la Fiesta del 2017.

De hecho, apuntó que espera que el próximo Once de Septiembre él ya esté en funciones y que los comicios ya estén convocados. También aprovechó para tachar de “desafortunadas” las declaraciones del ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo, sobre las que opinó que son “hirientes para las víctimas del terrorismo”.

Puigdemont avanzó que su discurso de la cuestión de confianza incluirá una nueva petición a España para que autorice un referéndum en Cataluña. El presidente realizará este planteamiento aunque la situación política en España continúa bloqueada. No obstante, prefirió no hablar de un referéndum unilateral, e insistió en que la hoja de ruta pactada por el momento sólo prevé elecciones constituyentes, una vez aprobadas las leyes de desconexión.

En este sentido, remarcó que el Parlamento deberá haber aprobado las leyes de desconexión a finales del próximo mes de julio. Será entonces cuando convoque a elecciones constituyentes, que ubicó después de la Diada del 2017. “Espero que seamos capaces de hacer las cosas de la mejor manera cuando yo ya no esté a cargo del gobierno”, dijo al preguntarle sobre el Once de Septiembre del próximo año.

Según cree, si los independentistas ganan por sobre los que quieren mantener a Cataluña como comunidad autónoma, entonces el resultado “estará claro” y el nuevo Parlamento trabajará para elaborar una Constitución, que deberá ser validada en referéndum. En cuanto a su asistencia a la manifestación desde Salt, Puigdemont explicó que sólo habría descartado su participación si no tuviera garantizado el apoyo de la CUP en la cuestión de confianza, para que su presencia no fuera interpretada como una “maniobra”.

Sobre las declaraciones del ministro García-Margallo, quien comparó un atentado terrorista con la independencia de Cataluña, Puigdemont consideró que “estas afirmaciones están fuera de lugar y son hirientes para las víctimas del terrorismo. Lo lamento, porque el terrorismo es una de los peores pesadillas”.-

El Gobierno español responde a Puigdemont y cierra la puerta al referéndum pactado

Rafael Catalá: ‘No es posible avanzar en esta dirección’

 

La propuesta de Carles Puigdemont de intentar pactar un referéndum con el Estado español ya tiene respuesta. El ministro de Justicia español, Rafael Catalá, cerró la puerta a este intento, diciendo: ‘Puigdemont no tiene capacidad para hacer lo que él crea oportuno. Todos estamos sometidos a las reglas de juego y muy especialmente los responsables políticos. No se puede decidir cambiarlas a placer. No es posible avanzar en esta dirección. ‘

Ha sido el primer miembro del Ejecutivo español a reaccionar a las manifestaciones del 11 de Septiembre. Ayer el equipo de Mariano Rajoy y de la presidencia del gobierno español no quisieron hacer ningún comentario.

Catalá añadió: ‘Es un ejercicio democrático y de confianza en los ciudadanos promover la aplicación de las leyes que tenemos, y si alguien las quiere cambiar que lo diga, pero mientras no las cambiamos por sistemas democráticos, el presidente Puigdemont no está por encima de la ley. ‘

Según él, los actos vuelven a demostrar que el movimiento independentista tiene una fuerza importante detrás. Ahora, dijo: ‘Cuantitativamente no hubo un incremento singular respecto de los años anteriores, sino más bien al contrario.’ El apoyo popular no parece que crezca, y nosotros continuamos trabajando para Cataluña y los catalanes e intentando resolver problemas reales, cotidianos y ayudando a la Generalitat a pagar las instituciones sanitarias, la educación y los servicios. ‘

También se refirió a la manifestación de la CUP (formación independentista y anticapitalista) de ayer, en la que se quemaron banderas españolas y fotografías del rey Felipe VI. Dijo que no le extrañaría que la fiscalía actuara. La fiscalía está permanentemente activa en la persecución de los actos ilícitos y no me consta que haya emprendido ninguna actuación, pero como hay testimonios gráficos supongo que no será difícil de investigarlo y de identificar a los autores. Son las reglas del juego y con el independentismo no debemos tener más tolerancia que con los delitos de tráfico.’

Asimismo, se refirió a una posible condena a la presidenta del Parlamento catalán, Carme Forcadell: ‘Quien comete una irregularidad en cualquier institución tiene una responsabilidad y si ha cometido cualquier actividad ilícita deberá asumir esta responsabilidad.’

Los partidos catalanes repudiaron las declaraciones de Margallo, quien equiparó terrorismo y soberanismo

PSC, PDC, ERC y Ada Colau cargaron contra el ministro del Asuntos Exteriores español, que había dicho que “el ataque terrorista se supera, la disolución de España es irreversible”.

En vísperas de la Diada, el ministro de Asuntos Exteriores español, José Manuel García-Margallo dijo que el “desafío soberanista” de Cataluña es el “más importante” que enfrenta España, ya que “de una crisis se sale, un ataque terrorista se supera, pero la disolución de España es absolutamente irreversible”.

El eco entre los partidos catalanes no tardó en hacerse notar. La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, pidió la “dimisión inmediata” del funcionarios español. “Me temo que esto no sea ni inocente ni casual porque el Gobierno del PP lleva muchos años generando crispación”, dijo líder de Barcelona En Comú.

La coordinadora general del Partit Demòcrata Català (PDC), Marta Pascal, remarcó que”la frivolidad de Margallo llega a niveles insospechados” al hacer una “comparación absolutamente lamentable”, sobre todo porque el proceso transcurre por la “vía pacífica y democrática”.

Oriol Junqueras, desde Esquerra Republicana, dijo que las declaraciones de García-Margallo “se enmarcan en una actitud muy tradicional” y ponen en evidencia que “las estructuras de poder del Estado y los ministros han desconectado de las necesidades, los derechos y los intereses de la inmensa mayoría de Cataluña”.

El último en manifestarse fue Miquel Iceta, vocero del PSC, quien aseguró que “cuando se habla de Cataluña y España hay que evitar equiparar situaciones que no tienen nada que ver”.

Barcelona (INCAT-ACN).-

Madrid (INCAT-Vilaweb).