“La droga que se produce en Capital sale de puertos bonaerenses”

Jorge Rodríguez es ex asesor del Ministerio de Seguridad, fue contratado por Nilda Garré, exministra de Seguridad de la Nación para trabajar en la lucha contra el narcotráfico en Capital Federal.

Fue despedido cuando Garré dejó el Ministerio y actualmente lleva adelante varias denuncias contra miembros de las fuerzas de seguridad, Garré incluida.

A raíz de sus denuncias tuvo que irse de Capital Federal porque consideraba que su vida estaba en riesgo.

Rodríguez tenía como tarea meterse en las villas para investigar cómo se llevaba a cabo el negocio del narco en Capital. También investigaba la relación que existe entre estas organizaciones y la Policía.

“Cuando comencé, Garré me aseguró que contaba con el aval de Cristina. Pero con el tiempo vi que mis informes -presenté 235- no llegaban a ningún lado”, confesó.

El especialista resaltó que «hubo un cambio en el consumo y mucha gente de clase media y media alta ahora consume paco, ya no es la droga de los pobres. Eso hizo que el paco aumente su valor 20 veces».

Rodríguez afirmó que la droga se «cocina» localmente en laboratorios “que no son como la gente se los imagina en las películas, no tienen el piso de tierra ni condiciones precarias. Tienen controles de calidad, con técnicos químicos e ingenieros químicos. Parecen laboratorios de las farmacéuticas internacionales”, detalló.

Con respecto a la cantidad de laboratorios que existirían en Capital, señaló que “las últimas fuentes comentan que hay 12 laboratorios. Un laboratorio tiene una capacidad de producción de 10 kilos diarios. Diez laboratorios, extrapolando, tenemos 100 kilos, a 12 mil dólares el kilo de máximo pureza, estamos hablando de U$ 1.200.000 diarios de producción bruta. Si sumamos la producción de paco, tenemos dos millones diarios”.

En cuanto al porcentaje que se exporta, dijo que “solo entre un 30 y 50 por ciento” porque aumentó mucho el consumo en la Argentina.

Hay un serio problema de adicción en el país que ayuda al negocio del narcotráfico. Pero aun así, según Naciones Unidas, Argentina es el tercer exportador de cocaína a nivel mundial”, agregó.

Por último, Rodríguez sostuvo que “lo que se produce en Capital sale más que nada desde puertos bonaerenses, el de Buenos Aires, el de Mar del Plata, el de Quequén y también por Ezeiza”.

La Familia Rodríguez perdió todo y necesita de nosotros para volver a empezar

Se conoció en las últimas horas la dramática situación que está viviendo Jorge Rodríguez junto a sus tres hijos a raíz del fallecimiento su esposa y la pérdida de la casa.

La familia vivía en el Barrio Belgrano, en una casilla precaria que se incendió, provocando la muerte de Roxana Orduña, su pareja, en ese siniestro  su hijo mayor sufrió grandes quemaduras, ya se encuentra fuera de peligro y en recuperación.

Esta terrible situación llevó a que la familia pierda absolutamente todas las pertenencias materiales, y se vean obligados a mudarse al Barrio Santa Rosa del Mar.

Asimismo, el acontecimiento trajo aparentado que la familia sufra no sólo una situación económica aún más desalentadora, sino que además una situación de exclusión social ya que Jorge Rodríguez no poseía su DNI, ni el reconocimiento legal de sus dos hijas más chicas.

En relación a esto, el director de la Oficina de Atención a la Víctima, Gastón Herreraen declaraciones exclusivas a Radio La Red – Mar del Plata (FM 91.3) sostuvo que “desde la oficina ayudamos a que Jorge vuelva a tener su identidad, a través del Registro Civil,  y  pueda reconocer a sus dos criaturas”.

El funcionario público sostuvo: “Jorge había perdido todo, y hoy está volviendo a vivir, esperanzado. Construyó una piecita de 3 x 3”.

En este sentido, Herrera expresó que el compromiso de los periodistas generó una acción solidaria en los vecinos marplatenses. “El martes estuvimos yendo a recoger muchas donaciones para que la familia vuelva a tener camas, colchones, frazadas” afirmó.

Al respecto, Herrera agregó que desde Desarrollo Social se le otorgó una beca de alquiler,  pero aun así siguen necesitando la unión  solidaria de los vecinos, “lo que le está faltando a la familia son materiales de construcción para que pueda construir otra piecita. Él la levanta con sus propias manos, porque es peón de albañil”.

Jorge y sus hijos se merecen lo que están pasando, así lo manifestó Herrera, quien agregó: “es un padrazo. Jorge es un papá que se desvive por sus hijos, hay que ver el rostro de él cuando se expresa con sus hijos. Para nosotros esto es una alegría, porque la sociedad volvió a demostrar rápidamente la solidaridad”.

Para sumarse, y colaborar pueden comunicarse con el celular de la Oficina de Atención a la Víctima: 153-051679.