Cerca de 27.000 internos del Servicio Penitenciario Bonaerense decidieron restringir la visita de sus familiares por el Coronavirus

Ya son 33 los penales que adhieren a la cuarentena.

En el marco de la pandemia del Coronavirus y con la finalidad de prevenir su ingreso en las cárceles bonaerenses, hasta esta mañana, eran cerca de 27.000 las personas privadas de libertad de 33 establecimientos penitenciarios que habían implementado algún tipo de limitación a las visitas como una medida de prevención.

En 17 de las Unidades Penales los internos decidieron por voluntad propia suspender el recibimiento de sus familiares o allegados, tras mantener una mesa de diálogo con autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense y la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria, y dicha decisión tendrá vigencia por dos semanas.

No recibirán ningún tipo de visitas los internos o detenidas alojados en las Unidades 2 Sierra Chica (2035), 4 Bahía Blanca (879), 10 Melchor Romero (176), 13 Junín (1177), 17 Urdampilleta (888), 18 Gorina (655), 19 Saavedra (982), 20 Trenque Lauquen (125), 30 Alvear (2164), 33 Los Hornos (272), 37 Bárker (843), 43 La Matanza (2164), 46 San Martín (1094), 47 San Martín (775), 48 San Martín (1112), 50 Batán (95) y la Alcaidía Malvinas Argentinas (39).

Esto significa que 14.229 privados de libertad han elegido no recibir visitas de familiares o allegados.

En tanto, no recibirán visitas de menores de 18 años o mayores de 60 , embarazadas o que padezcan enfermedades crónicas, los internos alojados en diez penales: la Unidad 1 Olmos (2608), 21 Campana (1.106), 22 Olmos (61), 25 Olmos (222), 26 Olmos (465), 28 Magdalena (1107), 35 Magdalena (1481), 36 Magdalena (745), 41 Campana (592) y 57 Campana (554), lo que suma 8941.

Asimismo, han decidido solo recibir a familiares directos 3223 internos de cinco de los establecimientos penitenciarios: Unidad 8 Los Hornos (233), 9 La Plata (1877), 12 Gorina (169), 34 Melchor Romero (450) y 45 Melchor Romero (494).
Y 796 internos de la Unidad 6 Dolores limitó las visitas solo a los sábados y domingos.

El monitoreo sobre este asunto continuará hoy y se estima que más internos se sumarán a la restricción de recibir visitas priorizando la salud pública.

En todos los casos se siguió el modelo sugerido por el ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires, que conduce Julio Alak, que constó de mesas de diálogo entre las autoridades penitenciarias y los referentes de los pabellones de los penales mencionados.

Durante los últimos días, los médicos de la Dirección Provincial de Salud Penitenciaria recorrieron pabellón por pabellón para brindar charlas informativas sobre cómo prevenir al virus originario de China, en tanto se informó que se flexibilizó el mecanismo de depósito de mercaderías.

Según se explicó, las autoridades de las Unidades les hacen firmar una declaración jurada a todos los visitantes (integrantes del poder judicial, consulados, docentes, etc.) donde se les pregunta si tienen los síntomas que provoca el COVID-19 o han estado con personas que viajaron a los países de riesgo: China, Japón, Corea del Sur, Irán, Estados Unidos o naciones del continente europeo.

Unidad 15: Internos donaron mobiliario a Escuela Especial N° 509 de Batán

En el sector de talleres del establecimiento penitenciario, los internos se capacitan para llevar a cabo este tipo de tareas, donde obtienen herramientas fundamentales para lograr su futura reinserción social.

Días pasado se realizó la entrega de dos camas turcas en la Escuela de Educación Especial N° 509 “América Latina” de la localidad de Batán, destinadas a dos familias de bajos recursos de la Institución. Las mismas fueron fabricadas por internos que se desempeñan en la carpintería  de la Unidad 15 Batán.

 

En el sector de talleres del establecimiento penitenciario, los internos se capacitan para llevar a cabo este tipo de tareas, donde obtienen herramientas fundamentales para lograr su futura reinserción social y es así que, a través de la cooperación y el trabajo en equipo,  se puede llegar a realizar cada una de las donaciones que se llevan a cabo desde la unidad, a distintos sectores e instituciones de la comunidad.

La gestión estuvo a cargo del Secretario de Coordinación del Complejo Zona Este Horacio Pascual Lettieri, coordinados con las autoridades del establecimiento educativo: la Directora María Concepción Pérez y la Vicedirectora Angelica Montenegri, quienes recibieron la donación en un breve y cálido acto con muestras de afecto de los alumnos presentes, donde también estuvo el Jefe de Mantenimiento de la Unidad 15 Daniel Disisto.

Invitamos a las Instituciones que necesiten una mano a acercarse a la Unidad 15 con sus inquietudes.

Más de 300 internos de cárcel de Batán tramitaron su DNI

Se envió especialmente desde el Registro Provincial de las Personas de Mar del Plata el equipamiento y personal especializado para la realización del trámite.

Con el apoyo del Servicio Penitenciario Bonaerense un equipo del Programa “Garantizar tu Identidad” perteneciente al Registro Provincial de las Personas, llegó a la Unidad Penal Nº 15 de Batán, para inscribir, renovar y entregar en 15 días el Documento Nacional de Identidad a más de 300 internos allí alojados.

Cabe destacar que muchos de los internos cuando llegan a la Unidad Penal no cuentan con el DNI, lo extraviaron o no lo renovaron y por consiguiente no poseen el nuevo formato de identificación, por ello ahora a partir de esta jornada que se extenderá por tres días, podrán obtener su documento para que puedan acceder a derechos fundamentales tales como la identidad, posibilidades de un empleo formal, iniciar sus estudios universitarios, votar, entre otros.

Los trámites de documentación, como carga de datos, foto y huella, se realiza “on line” y en forma totalmente gratuita. Para ello se envió especialmente desde el Registro Provincial de las Personas de Mar del Plata el equipamiento y personal especializado para la realización del trámite, que en este caso llegarán en 15 o 20 días aproximadamente a la Unidad.

El Director de la Unidad 15, Juan Domingo Montes de Oca, se refirió al respecto: “No somos ajenos a una realidad que se da en muchas cárceles de la Provincia, hay muchos internos indocumentados, a pesar que desde esta Unidad contamos con personal que día a día trabaja para ayudarlos a completar sus trámites para la obtención de su DNI, este tipo de operativos aporta a las personas que hoy se encuentran privadas de su libertad, pero no de un derecho fundamental como la identidad, y además con trámite sencillo y rápido, tener la posibilidad que en pocos días puedan obtener su documento.”

El operativo para documentar a este gran número de internos se realizó desde el Área de Asistencia y Tratamiento de la Unidad 15, quienes realizaron un censo que permitió identificar que de una población de alrededor de 1300 internos, existían más de 300 indocumentados, en su gran mayoría por extravío o falta de renovación, por tal razón se solicitó al Registro Provincial de las Personas, un equipo que permitirá agilizar y evacuar este tipo de casos.

Se hicieron presentes el Subjefe del Área de Tratamiento, Marcelo Equisito,  la responsable de la Oficina de Documentación de la Unidad 15, Sabrina Ambrosetto, del Registro Provincial de las Personas Ana Cornejo, María Santarelli, Ariel Estrago, y Natalia De Rodrigo.

Realizaron simulacro de juicio por jurados en cárcel de Batán

Doce personas privadas de la libertad alojadas en las cárceles de Batán, dependientes del Servicio Penitenciario Bonaerense, participaron de un simulacro de un juicio por jurados en la Unidad 15, donde debieron resolver un presunto femicidio, el cual resolvieron por unanimidad, como culpable del delito, transformándose en la primera experiencia de este tipo realizada en contexto de encierro.

De la experiencia, que fue una iniciativa de la Asociación Pensamiento Penal (APP) y de la que tuvo el aval del Ministerio de Justicia de la provincia de Buenos Aires, participaron seis internos de la Unidad 15, cinco internas de la Unidad 50 y una interna trans de la Alcaidía Penal Batán.

Cabe destacar que el rol del imputado fue protagonizado por el Subsecretario de DDHH de la Provincia, Sebastián Pereiro, el de las personas que declararon, como policía, médico, familiar y vecino, fueron cubiertos por los jueces penales marplatenses Esteban Viñas, Gabriel Bombini, Juan Tapia y Juan Sebastián Galarreta. El fiscal fue José Luis Cipolletti, el defensor Martín de la Canal y el juez técnico Mario Juliano.

Si bien este tipo de simulacros se viene realizando en distintos ámbitos, tanto nacionales como provinciales, durante varios años a la fecha, y que ha incluido a ciudades como Lobería, más precisamente el Concejo Deliberante de esta ciudad, otras como la localidad de Necochea, constituye esta, una experiencia inédita, ya que se realiza por primera vez dentro de una Unidad Penitenciaria.

La idea de efectuar un simulacro dentro del Servicio Penitenciario Bonaerense cumple el objetivo de otorgarles un ejercicio de ciudadanía a las personas privadas de la libertad.

La modalidad de Juicio por Jurado tiene la particularidad de  que la culpabilidad del o los imputados la deciden los conciudadanos del lugar,  sorteados del padrón electoral. “Entendemos que las personas que están momentáneamente privadas de su derecho de libertad, no han perdido todos sus derechos, entonces lo vemos como una cuestión de ejercicio de ciudadanía”, comentó el letrado y miembro de la Asociación Pensamiento Penal, Martín de la Canal.

De acuerdo con la ley bonaerense es una decisión del acusado ser juzgado por un jurado popular, por lo que puede decidir si quiere que el juicio se realice con esta modalidad o con jueces profesionales. Los jurados sólo se pueden constituir para delitos graves, que son aquellos que puedan tener condenas de más de 15 años.

Estuvieron presentes además el Jefe del Complejo Penitenciario  Este, Ricardo Gianfelici, el Secretario de Coordinación, Pascual Lettieri, el Director de la Unidad 15, Juan Domingo Montes de Oca, el Subdirector de Administración, Marcelo Colque, el Jefe de Penal, Daniel Medina, María Josefina Ignacio de la Asociación Pensamiento Penal, y el Jefe del Programa de Rugby “Recuperar Vidas” y miembro de la Asociación Civil “Cambio de Paso”, Miguel Cazaux.

Internos alojados en Batán recibieron el certificado de Mediadores del Conocimiento

La capacitación busca promover en las personas en contexto de encierro un rol activo como sujetos del conocimiento encargados, a su vez, de generar un interés afín entre sus pares y los propios grupos familiares.

Más de 60 internos de las Unidades 14 y 15 de Batán, en el partido de General Pueyrredón, recibieron el certificado de Mediadores del Conocimiento, iniciativa que lleva adelante el ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación (MCTI) a cargo de Jorge Elustondo, junto con la cartera de Justicia que encabeza Gustavo Ferrari y el Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB).

Como acción complementaria, el subsecretario de Gestión y Difusión del Conocimiento, Mateo Niro, en representación del titular del MCTI, entregó en donación dos bibliotecas móviles y material bibliográfico para garantizar la continuidad de la tarea de los Mediadores en las dependencias donde se encuentran alojados.

A través de encuentros desarrollados hasta la actualidad en más de 18 unidades del SPB, la capacitación busca promover en las personas en contexto de encierro un rol activo como sujetos del conocimiento encargados, a su vez, de generar un interés afín entre sus pares y los propios grupos familiares.

Con más de 720 personas capacitadas, el programa provincial Mediadores del Conocimiento se implementa también con adultos mayores, individuos con discapacidad y habitantes de barrios de alta vulnerabilidad.

El cierre del ciclo contó con la presencia del jefe de Gabinete de la secretaría provincial de Derechos Humanos, Francisco Mones Ruiz; del jefe del Complejo Penitenciario Zona Este, Ricardo Gianfelici; del director de la Unidad 15 de Batán, Juan Domingo Montes de Oca, de Josefina Ignacio, miembro de la Comisión Nacional Contra la Tortura, entre otros funcionarios.