El costo de la canasta básica alimentaria subió 2,1% en julio

Una pareja con dos hijos menores necesitaron percibir ingresos por $ 29.002,86 para no caer en situación de indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

El costo de la canasta básica alimentaria (CBA) registró en julio un incremento del 2,1%, por lo que una pareja con dos hijos menores necesitaron percibir ingresos por $ 29.002,86 para no caer en situación de indigencia, informó el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el costo de la canasta básica total (CBT), que marca la línea de pobreza, fue en junio de $ 67.576,66 con un aumento del 1,6% mensual.

La variación registrada en los precios de los productos que integran la canasta alimentaria y de la canasta total -que comprende también a tarifas de servicio públicos y vestimenta- se ubicaron por debajo de la inflación general de julio, de 3%, según los números informados por el Indec.

De esta forma. en los primeros siete meses del año, el valor de la CBA se incrementó el 27,87%, mientras que el costo de la CBT avanzó 24,66%.

En tanto, a lo largo del último año la canasta alimentaria acumuló una suba de 58,3% y la canasta básica total, de 56,4%. (Telam)

El Censo Poblacional 2022 se realizará de manera presencial el 18 de mayo próximo

Ese día no será laborable y tendrá las restricciones que operan en todo acto de ese tipo o elecciones.

El censo poblacional que se realiza cada 10 años, y que debió suspenderse en 2020 por la pandemia, se llevará a cabo a través de redes el 18 de marzo próximo y luego -de manera presencial- el 18 de mayo, precisó el titular del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) Marco Lavagna.

Lavagna formuló este anuncio durante un acto celebrado en la Casa de Gobierno encabezada por el presidente Alberto Fernández, junto al ministro de Economía, Martín Guzmán, y otros funcionarios del gobierno nacional.

“Debido a la pandemia debimos postergar el censo. A nadie se nos escapa que es el operativo estadístico más grande que tiene un país”, sin embargo “la pandemia nos dio la oportunidad de incorporar herramientas tecnológicas, para hacer más rápido y eficiente” este trabajo, dijo Lavagna.

En este marco, el funcionario destacó la realización a partir del 16 de marzo del I-Censo, en el cual la gente -de manera opcional- podrá empadronarse a través de la web, y responder las mismas 56 preguntas que se realizarán de manera presencial.

Al hacerlo de manera anticipada, recibirá un código tras completar el formulario.

“El I-Censo es un procedimiento que se utiliza ya en otros países y estará ‘abierto’ por 60 días” para ser completado, explicó Lavagna.

Luego, el miércoles 18 de mayo del próximo año, se realizará el Censo de manera presencial “con unos 600.000 agentes en todo el país”.

Ese día no será laborable y tendrá las restricciones que operan en todo acto de ese tipo o elecciones.

Quienes se hayan registrado y completo el I-Censo le entregarán el código al censista, y los que no lo hicieron, deberán contestar las preguntas de manera directa.

Para lograr este operativo “habrá una capacitación 100 por ciento virtual, y nos va a permitir desarrollar uno de los campus virtuales más grandes de argentina”, dijo Lavagna, quien adelantó que pedirá colaboración al Ministerio de Educación para esta labor que se viene realizando desde 1947 en el país.

“Es un desafío muy grande”, dijo Lavagna y adelantó que también “vamos a utilizar otras estadísticas que maneja el Estado, como generar un registro a partir de los DNI”.

Sin embargo, dejó en claro que “regirá el secreto estadístico” por el cual los datos que brinden los censados no podrán ser observados por ningún funcionario.

Con Este procedimiento de I-Censo previo “no vamos a estar ahorrando 670 toneladas de papel, o el equivalente a 18.000 árboles”, dijo el funcionario, además de destacar la mayor velocidad para procesar los datos.

Lavagna pidió colaboración a los gobernadores “porque el 18 de marzo parece lejano, pero debido a la envergadura del trabajo, está acá no más”.

Adelantó que se realizará un censo experimental en algunas localidades especialmente seleccionadas para ver el funcionamiento.

Si bien el 18 de mayo se realizará el censo de manera presencial, los agentes se tomarán una semana más para relevar aquellos que no hayan sido posible censar esa fecha.

Lavagna estimó que “30 días después se conocerán los resultados preliminares, ocho meses después los primeros datos definitivos, y 13 más tarde los datos consolidados”.

Luego de Lavagna, el ministro Guzmán dijo que el Censo Poblacional “es de una importancia singular” debido a que “construye la base de la infraestructura de la estadística de lo que somos como país”.

El ministro recordó que el último censo poblacional se realizó el 27 de octubre de 2010, “el día que murió Néstor Kirchner”, un día muy triste, muy difícil».

Afirmó que el censo “nos va a permitir diseñar más y mejores políticas públicas que nuestra sociedad enfrenta” y apuntó que “si hubo necesidad de contar con estadísticas fue el año pasado y este año”, para poder combatir la Covid-19 y sus consecuencias sociales y económicas.

Al respecto, Guzmán aseguró que el país “no vive un rebote sino una recuperación de la economía y del empleo, en donde distintos sectores de la sociedad tienen distintas velocidades, y donde el Estado implementó políticas públicas que permitió preservar las capacidades”. (Telam)

La inflación fue del 3% en julio y en siete meses se superó la pauta prevista para todo 2021

En los últimos doce meses los precios subieron 51,8%, de acuerdo con los datos del INDEC. El ministro de Economía, Martín Guzmán, había estimado 29% para este año, pero ya quedó superado.

La inflación finalmente fue del 3% en julio, al superior a la esperada, y en los últimos doce meses acumuló 51,8%, informó hoy el INDEC.

En los primeros siete meses del año el costo de vida acumuló un alza del 29,1%.

De esa forma, ya superó la proyección del 29% incluida en el Presupuesto 2021 para todo el año.

El ministro de Economía, Martín Guzmán, quedó así lejos de cumplir la pauta inflacionaria prevista.

Los precios que más subieron en julio fueron los del rubro Restaurantes y hoteles, 4,8% y salud, 3,8%.

Pese a que se sobrepasó la meta presupuestaria anual y se mantiene en niveles altos, Economía destacó que la inflación «se desaceleró por cuarto mes consecutivo recortando así el ritmo de incremento de precios» y que fue la más baja desde octubre último, cuando llegó al 2,8%.

El comunicado del Palacio de Hacienda resalta también que la inflación núcleo se redujo pasando de 3,6% en junio a 3,1% en julio; mientras que los precios regulados bajaron de 3,2 a 1,4%».

De mantenerse la inflación en estos niveles, también se superará la estimación corregida de Guzmán de una inflación anual del 33 o 34 %.

Por encima del nivel general se ubicaron el aumento en bienes y servicios con un alza del 3,2% y bebidas alcohólicas y tabaco y recreación y cultura, ambos rubros con un aumento del 3,1%.

Por debajo del alza mensual se ubicaron el alza de los precios de vivienda, agua, electricidad, gas y otros combustibles con un 2,9%, equipamiento y mantenimiento del hogar que creció un 2,7% y educación que subió un 2,5%, respecto de junio.

Los sectores con menos incrementos fueron el de prendas de vestir y calzado con un 1,2% y comunicaciones que se incrementó un 0,4%.

Con excepción de la región Noreste que acumula un aumento anual de la inflación del 27,3 y del Gran Buenos Aires, con un alza del 28,7%, en el resto del país el costo de vida también superó la pauta anual del gobierno.

Los aumentos fueron liderados por la región de Cuyo donde la inflación escaló en julio a un 30,8%, seguido por la Patagonia con un 30,4%, Noroeste 29,4% y la Pampeana con un 29,3%. 

En todo el país también se superó el 50% de inflación interanual, registrándose la más alta en Cuyo con un 55,1%.

Le siguieron la región del Pampeana con una suba del 53,0%, Noreste 52,9%, Noroeste 52,2%, Patagonia 50,6% y el Gran Buenos Aires con un 50.4% de alza desde julio del año pasado.

El rubro alimentos, uno de los sectores más sensibles en la canasta básica, se mantiene en niveles interanuales aún más alto, con un 59,8% en Cuyo, en el Noroeste 59,2%, en la región Pampeana 59%, en el Noreste 57,0% y en el Gran Buenos Aires alcanzó al 53,8%.

Los precios de los artículos estacionales crecieron un 4,9%, el IPC núcleo aumentó 3,1%, mientras que los regulados por el gobierno subieron 1,4%. (NA)

El precio de la canasta básica alimentaria aumentó 3,6% en junio, informó el Indec

El costo de la canasta básica total (CBT), que marca la línea de situación de pobreza, fue en junio de $66.488,33, con un aumento del 3,2% mensual

El costo de la canasta básica alimentaria (CBA), que marca el umbral por debajo del cual se cae en la línea de la indigencia, marcó en junio un incremento de 3,6% para una pareja con dos hijos, que necesitó percibir ingresos por un monto estimado en $28.413,82, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec).

En tanto, el costo de la canasta básica total (CBT), que marca la línea de situación de pobreza, fue en junio de $66.488,33, con un aumento del 3,2% mensual.

En los primeros seis meses del año, el valor de la CBA se incrementó el 25,3%, mientras que el de la CBT avanzó 22,7%. Esta diferencia obedece a que los precios de las tarifas del transporte y los servicios públicos tuvieron incrementos por debajo de los alimentos.

En doce meses, el precio de la CBA se incrementó a 57,6% y el de la CBT a 51,8%.

La inflación de junio fue del 3,2% y acumuló en el primer semestre un alza del 25,3%

Según el INDEC, el Indice de Precios al Consumidor (IPC) registró un aumento del 50,2% en los últimos doce meses. Telefonía fue el rubro que más aumentó.

La inflación de junio se ubicó en el 3,2%marcando una leve desaceleración desde el pico de marzo, y acumuló en la primera mitad del año un aumento del 25,3%, informó hoy el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC).

De este modo, en los últimos doce meses, el Índice de Precios al Consumidor (IPC) acumuló una suba del 50,2%.

El dato de junio estuvo en línea con lo estimado por la mayoría de las consultoras privadas y con los especialistas que mensualmente releva el Banco Central.

El resultado de junio marca una tenue desaceleración con los meses anteriores: marzo (4,8); abril (4,1%) y mayo (3,3), pero se ubicó un punto por encima de junio de 2020 (2,2%).

La división de mayor incremento en el mes fue la de Comunicación (7%), impulsada principalmente por el aumento en los servicios de telefonía móvil y, en menor medida, el de conexión a internet.

Bebidas alcohólicas y tabaco (5,5%) fue la segunda división de mayor aumento mensual, donde el alza de cigarrillos tuvo la mayor incidencia.

La suba en la división Alimentos y bebidas no alcohólicas (3,2%) fue la de mayor incidencia en todas las regiones.

Según el organismo, el incremento se explicó principalmente por los aumentos en Carnes y derivados; Leche, productos lácteos y huevos; Pan y cereales; Aceites, grasas y manteca; y Café, té, yerba y cacao.

Estas alzas estuvieron parcialmente compensadas por bajas en Frutas, y en Verduras, tubérculos y legumbres en la mayoría de las regiones.

Los dos rubros que experimentaron los ajustes menores fueron: Educación (1,1%) y  Bienes y servicios varios (2,0%), según la estadística oficial.

Como suele ocurrir tras la difusión del IPC, el Ministerio de Economía emitió un informe donde indicó que «la inflación mensual demuestra una tendencia decreciente».

«Tal como se había previsto, marzo fue el mes de mayor inflación en el año y a partir de marzo comenzó una reducción en la tasa mensual y se espera que continúe en esta línea», agregó la cartera que conduce Martín Guzmán.

Según Economía: «Esta dinámica también se evidenció en la inflación mayorista, que pasó de un pico de 6,1% mensual en febrero a registrar un aumento de 3,2% mensual en mayo (último dato disponible). Por lo tanto, se espera que esta tendencia a la desaceleración continúe el resto del año».

«Redujeron su tasa de aumento los regulados y los estacionales, estos últimos con bajas en frutas y verduras», señaló el Palacio de Hacienda.

El INDEC indicó que la categoría Estacionales (0,5%) fue la de menor suba del mes, principalmente por la baja mencionada en frutas y en verduras, tubérculos y legumbres.

En cambio, el alza de los cigarrillos y los servicios de telefonía e internet impactaron sobre los Regulados (3,2%), a lo que se sumó el incremento de gas en la totalidad de las regiones.

El IPC Núcleo fue la categoría que más subió en el mes, con un incremento de  3,6%.

En cuanto a regiones, la suba más alta se dio en Cuyo con el 3,5%, seguida por Patagonia con el 3,4% y Noroeste con el 3,3%.

El Gran Buenos Aires tuvo una suba de precios acumulada del 3,1% y la región del Noreste, 2,9%. (NA)