Rusia y EE.UU. anuncian un plan para el proceso de transición en Siria

Noticias de Rusia y EE.UU.

Los cancilleres de Rusia y de EE.UU. han acordado imponer un alto el fuego a las partes del conflicto sirio, que deberán acatarlo a partir del 12 de septiembre. Asimismo, los dos países se han responsabilizado a distinguir a la oposición de los yihadistas.

Este viernes Seguéi Lavrov, el ministro de Relaciones Exteriores ruso, y su homólogo estadounidense John Kerry, han elaborado un plan para la paz en Siria.

  • UU. y Rusia han acordado que si su plan entra en vigor, el Gobierno sirio no debe realizar misiones de combate, mientras que Washington y Moscú se abstendrán de lanzar misiones aéreas donde las fuerzas de la oposición están presentes, según lo anunció el jefe de diplomacia norteamericana. Asimismo, los cancilleres de ambos países acordaron crear zonas en Siria donde solamente actuarán las Fuerzas Aéreas de Rusia y de EE.UU., según explicó el ministro ruso de Exteriores.
  • Además, Kerry agregó que ambos países van a trabajar juntos para reducir la violencia en Siria y garantizar el acceso de ayuda humanitaria. «Es necesario lograr un alto el fuego en Siria de al menos 7 días«, afirmó Kerry.
  • Todas las partes estarán obligadas a dejar paso a las remesas de ayuda humanitaria para la ciudad siria de Alepo. Asimismo, resulta imprescindible crear una zona desmilitarizada en torno a dicha ciudad, reclamó el canciller estadounidense.
  • Moscú y Washington han pedido a las partes del conflicto sirio que se comprometan a acatar el alto el fuego a partir del 12 de septiembre. Asimismo, Kerry pidió a grupos de la oposición siria que se distancien de los terroristas. Para distinguir a la oposición de los yihadistas se creará un centro especial con especialistas tanto rusos como norteamericanos. «El objetivo de diferenciar a la oposición de los terroristas es un punto clave del acuerdo de hoy», señaló el canciller ruso, Serguéi Lavrov.
  • «Si el acuerdo sobre sobre el alto el fuego en Siria se acata, Rusia y Estados Unidos continuarán trabajando para efectuar ataques contra los terroristas», indicó Kerry.
  • «Rusia da la bienvenida a la disposición de UU. de luchar contra Al Nusra, lo que sugiere que Washington no tiene intención de utilizarlo para luchar contra Damasco», subrayó Lavrov.
  • El enviado especial de las Naciones Unidas por el conflicto sirio, Staffan de Mistura, irá a Nueva York para mantener consultas con el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, y poner en marcha una nueva ronda de negociaciones sobre Siria.

¿En qué se diferencia esta tregua de la anterior?

Según explicó John Kerry, durante el alto el fuego anterior tanto el régimen del presidente sirio, Bashar al Assad, como la oposición, siguieron lanzando ataques que violaban la tregua.

Asimismo, tampoco se hizo una distinción entre la oposición legítima y los terroristas, ya que «muchos grupos de la oposición se mezclaban con organizaciones terroristas, encontrándose cómodos», indicó el jefe de la diplomacia de EE.UU. «Ahora nuestra advertencia es que entiendan que no es prudente que lo hagan», afirmó Kerry. En este sentido, el secretario norteamericano de Estado dijo que su país trabajará con Rusia en la creación de un centro especial para distinguir entre los terroristas y la oposición y llevar a cabo de manera conjunta ataques contra objetivos yihadistas.

Una columna de humo se eleva en la ciudad de Dale, Siria, tras un ataque aéreo lanzado el 5 de septiembre de 2016.Alaa FaqirReuters

Además, Kerry anunció que «la oposición ha expresado su disposición a volver a la mesa de negociación», agregando que los grupos opositores «están dispuestos a proporcionar pruebas necesarias sobre la reducción de la violencia».

La reunión entre Lavrov y Kerry en Ginebra (Suiza) comenzó alrededor de las 7:30 (GMT). Sus negociaciones, que se han interrumpido en varias ocasiones, duraron más de 15 horas.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

El presidente de Filipinas insulta a Obama y China entra en un juego a tres bandas

Noticias de Islas Filipinas

Este lunes, el presidente filipino insultó a Barack Obama, el líder del país que apoya a Filipinas en su disputa con Сhina, mientras que Pekín asegura que fortalecerá sus relaciones con Manila.

Este lunes, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, insultó a su homólogo estadounidense, Barack Obama, líder del país que apoya a Filipinas en su disputa con Сhina. ¿Cómo y por qué sucedió? ¿Cuáles han sido las reacciones de las partes implicadas? ¿Qué consecuencias tendrá para la relación entre Manila, Washington y Pekín? Se lo explicamos punto por punto a continuación.

¿Qué ha pasado?

Este 5 de septiembre, el presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, advirtió a Barack Obama que no le preguntara sobre las matanzas extrajudiciales para luchar contra el narcotráfico que se están produciendo en su país y le llamó «hijo de puta». 

 

Presidente de Filipinas: «Que Obama no me pregunte sobre las matanzas o, hijo de p…, le insultaré»

Duterte indicó a unos periodistas que es el líder de un país soberano y solo debe dar explicaciones al pueblo filipino, con lo cual Obama debía ser respetuoso y no realizar ese tipo de preguntas.

Y Obama, ¿qué?

Desde Hangzhóu (Zhejiang, China), donde participaba en la cumbre del G-20, Obama comentó que el presidente de Filipinas es «un tipo pintoresco» y detalló que había solicitado a su equipo «que hable con la parte filipina» para comprobar si en estos momentos «podemos mantener conversaciones constructivas».

Finalmente, la Casa Blanca anuló la reunión que este martes iban a mantener ambos mandatarios durante la cumbre de la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN, por sus siglas en inglés) que se celebra en Laos.

Y Duterte, ¿qué?

Duterte lamentó que su declaración ofensiva fuera vista como un ataque personal contra Barack Obama y ha asegurado sentir «profundo aprecio y afinidad» con el líder norteamericano.

Y Сhina, ¿qué?

Después de que el presidente de Estados Unidos cancelara el encuentro con su homólogo filipino, la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de China, Hua Chunyinganunció que su país tiene la mejor disposición para continuar fortaleciendo sus relaciones con Filipinas, país con el que mantiene una disputa territorial en el mar de la China Meridional.

«China y Filipinas son socios a largo plazo» y «esperamos mejorar las relaciones chinofilipinas de acuerdo a las aspiraciones y esperanzas de los pueblos de ambos países», aseveró la diplomática, quien recalcó que su país está dispuesto a «mantener un diálogo constructivo para fortalecer las relaciones bilaterales».

Y ahora, ¿qué?

Los expertos consultados por el periódico ruso ‘Vzgliad’ opinan que, tras la disculpa del mandatario filipino, el conflicto se resolverá, ya que Filipinas es demasiado dependiente de EE.UU. y a Washinton también le conviene tener una buena relacion con Manila.

Este «interés» es «tan grande» que el orientalista Dmitri Mosiakov no considera que esas palabras malsonantes «afecten durante mucho tiempo y de manera seria a las relaciones» entre Estados Unidos y Filipinas, debido a que Washington considera que ese país «es un bastión en el sudeste de Asia».

«Hijo de…»: El presidente de Filipinas insulta al embajador de EE.UU.

Este analista recuerda que Duterte es un líder «sencillo y humilde» procedente de de la clase baja que, a menudo, «no se puede controlar a sí mismo» ni su forma de hablar pero que, a pesar de todo, goza del apoyo de su pueblo.

En cuanto a China, Mosiakov subraya que su diálogo con Filipinas «es constante» y que ambos países ya cooperan, como demuestran las últimas conversaciones informales que han mantenido en Hong Kong.

Por lo tanto, Dmitri Mosiakov opina que Manila tratará de alcanzar «un equilibrio entre EE.UU. y China» e intentará mantener una buena relaciones con los dos países.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

‘El informe Chilcot’ sobre Irak: «La acción militar no era la última opción»

Noticias de Europa

 

Según el ‘informe Chilcot’ Saddam Hussein no representaba ninguna «amenaza inminente» en 2003.

«Hemos llegado a la conclusión de que el Reino Unido decidió unirse a la invasión de Irak antes de que se agotaran las opciones pacíficas para el desarme. En aquel momento las acciones militares no eran la última opción», ha declarado este miércoles en su discurso sir John Chilcot, el hombre que encabezó la investigación sobre la guerra en Irak. 

Los puntos clave del informe son los siguientes:

– Tony Blair era consciente de que la invasión de Irak aumentaría la amenaza para el Reino Unido por parte de Al Qaeda

– La invasión de Irak por parte del Reino Unido fue un error y sus consecuencias se siguen notando

– Las acciones del Gobierno de Blair en Irak se basaron en datos de inteligencia erróneos

– Las sentencias sobre la gravedad de la amenaza que representaban las armas de destrucción masiva de Irak se presentaron con una certeza injustificada

– A pesar de las advertencias explícitas, las consecuencias de la invasión se subestimaron. La planificación y la preparación para un Irak después de Saddam Hussein fueron totalmente inadecuadas
– El Gobierno no logró alcanzar sus objetivos declarados

 

«La invasión de Irak por parte del Reino Unido fue un error y sus consecuencias se siguen notando»
sir John Chilcot

 

«En 2003, por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial, el Reino Unido participó en la invasión y la ocupación a gran escala de un Estado soberano. Fue una decisión de la más extrema gravedad. No hay duda de que Saddam Hussein era un dictador brutal que atacó a la población de Irak, reprimió y mató a muchos de sus propios ciudadanos y violó las obligaciones impuestas por el Consejo de Seguridad de la ONU. Pero lo que la investigación se pregunta es si fue justo y necesario invadir Irak en marzo de 2003 y si el Reino Unido podría y debería haber estado mejor preparado para las consecuencias», ha declarado también Chilcot.

 

La reacción de Tony Blair 

El propio Tony Blair ya ha reaccionado a la publicación del informe y ha declarado que estos datos hacen ‘reales y materiales’ las críticas a la preparación y planificación de la invasión británica de Irak.

«El informe debe enterrar las denuncias de mala fe, mentira o engaño. Tanto si la gente está de acuerdo con mi decisión de llevar a cabo una acción militar contra Saddam Hussein o no, lo hice de buena fe y en lo que creía que sería el mejor interés del país», ha afirmado Blair.

«Eliminar a Saddam Hussein era importante y su derrocamiento no fue la causa del actual aumento del terrorismo», dijo.

Añadió también que está dispuesto a asumir toda la responsabilidad por los errores relacionados con la campaña militar.

«Estaré contigo pase lo que pase»

El informe también arroja luz sobre que cómo transcurrió la cooperación entre Estados Unidos y el Reino Unido en cuanto a Irak después de los ataques del 11 de septiembre. Justo después de los atentados el entonces primer ministro británico, Tony Blair, instó a su homólogo estadounidense, George W. Bush, a no tomar acciones precipitadas sobre Irak.

El Reino Unido, a la espera del ‘informe Chilcot’: ¿pagará Tony Blair por la guerra de Irak?

A principios de diciembre, la política de Estados Unidos había comenzado a cambiar y Blair propuso que ambos países trabajaran en lo que denominó «una estrategia inteligente» para un cambio de régimen en Irak cuyo establecimiento sería cuestión de tiempo. Cuando ambos líderes se reunieron en la ciudad texana de Crawford en abril de 2002, contemplaban solo contener a Hussein, pero más tarde la postura del Reino Unido cambió drásticamente y el Comité Conjunto de Inteligencia decidió que era imposible derrotar a Hussein sin invadir Irak y calificó al país de amenaza.

Por último, el informe reveló que ocho meses antes de la invasión de Irak Tony Blair le dijo a Bush: «Estaré contigo pase lo que pase».

La comisión fue creada por el entonces primer ministro del Reino Unido, Gordon Brown, sucesor de Blair. Después de haber acumulado un importante retraso y generado una amplia polémica, el informe, que les ha costado a los contribuyentes británicos unos 13 millones de dólares, finalmente ha sido publicado hoy. El documento tiene una extensión de más de 2,5 millones de palabras.

— RT en Español (@ActualidadRT).