Piden que los baños de los hombres tengan cambiadores para bebés

El proyecto de Unidad Ciudadana propone que se incorporen los sistemas en los espacios de aseo para que tanto padres como madres puedan cambiar a sus hijos/as.

Es común que muchos padres que quieran cambiar los pañales de sus hijos/as no tengan lugar propicio para hacerlo, ya que estos dispositivos se encuentran (cuando los hay) en los baños de las mujeres. Ante estos reclamos, la concejala Marina Santoro elaboró un proyecto de ordenanza para que el Ejecutivo «instale cambiadores para bebés en los baños de mujeres y de varones de todas las dependencias municipales».

«Entendemos que es necesario que se generen estas discusiones para un avance de toda la sociedad en su conjunto, porque el cuidar y cambiar a los hijos no es solo cosa de las madres sino también de los padres. Esta es una iniciativa que también se dio en otros países y que buscamos que se cumpla en nuestra ciudad para lograr equidad», enfatizó la edil de Unidad Ciudadana.

El proyecto propone además que «en aquellas dependencias donde las condiciones edilicias lo permitan, deben crearse espacios mixtos de aseo y cuidado del bebe», y que «se instará a lugares de esparcimiento como cines, shoppings, centros de compras, locales gastronómicos, clubes recreativos, instituciones publicas y estaciones de servicio, al cumplimiento de la ordenanza».

«Esta iniciativa es muy necesaria para romper con los estereotipos y caminar hacia una sociedad en la que los padres, independientemente de su género, puedan cuidar adecuadamente de sus hijos/as, y por eso queremos que también se extienda a las dependencias nacionales y provinciales que existen en nuestra ciudad», finalizó Santoro

Fernández: “La violencia de género también es cosa de hombres”

Con la participación de representantes de diferentes sectores de la ciudad, se llevó a cabo la Jornada de Reflexión “La violencia de género también es cosa de hombres” impulsada por el concejal de Acción Marplatense Marcelo Fernández junto con ediles de las restantes bancadas.

“En el marco de la convocatoria Ni Una Menos, debemos reflexionar nuevamente sobre la violencia de género, porque es una realidad que afecta a toda la comunidad trasversalmente”, afirmó Fernández y destacó que “es necesario un cambio de paradigma cultural”. “La violencia de género también es cosa de hombres y nuestro silencio nos hace cómplices”, agregó el edil.

“Las estadísticas en nuestra ciudad y el país no son las que quisiéramos ver. Entre el 2008 y 2015, los casos de violencia de género se han llevado la vida de más de 2.000 mujeres y muchas más siguen sufriendo agresiones continúas, las cuales dejarán cicatrices que arrastrarán el resto de sus vidas”, señaló.

En este sentido, Fernández consideró que “la violencia existe en el seno de la sociedad porque el resto de los hombres mantenemos algún tipo de tolerancia hacia ella, ya sea por miedo, vergüenza o machismo”.

“Hasta hoy muchos a veces miramos la violencia como un problema del otro, hasta que lamentablemente esto afecta a nuestra madre, hermana, hija o amiga y ya es tarde. Por eso los invito a pensar qué podemos hacer cada uno para modificar nuestro entorno, denunciando y condenando cualquier situación de violencia o discriminación hacia las mujeres, y acompañándolas”, sostuvo.

No hay razones para no luchar día a día por cambiar esta realidad, solo así e impulsando desde nuestros lugares políticas de igualdad y acciones concretas y mensurables, podremos decir que estamos en camino”, enfatizó el concejal en el marco de la jornada “La violencia de género también es cosa de hombres”.

Finalmente, destacó que “no callemos a nuestras madres, hermanas, hijas y amigas, trabajemos por ellas y con ellas, y denunciemos la violencia, porque sin ninguna duda el silencio nos hace cómplices”.

La jornada realizada en el recinto de sesiones del Honorable Concejo Deliberante contó con la presencia de representantes de Juzgados de Familias, organizaciones sociales y gremiales, instituciones de asistencia, asesoramiento y acompañamiento a víctimas de violencia familiar, entre los cuales es encontraban la Directora de la Dirección de la Mujer, Susana Mercado; la Secretaria de Desarrollo Social, Vilma Baragiola; la jueza Dra. Alejandra Obligado; la Dra. Cecilia Boeri, Defensora General y el Dr. Julio Furundarena, Defensor Oficial; AMADI; Fundación Cabildo; gremios y sindicatos – Smata, Empleados de Comercio, Suteba, CTA, Sindicato de Trabajadores Municipales, entre otros -; organizaciones no gubernamentales – como Hazmereír, Red Solidaria y CAFER -; universidad, sociedades de fomentos y centros de estudiantes.

“Ponete la pollera si sos hombre» en Mar del Plata

En el marco de la marcha nacional denominada “PONETE LA POLLERA SI SOS HOMBRE” a realizarse en diferentes ciudades del país como Buenos Aires, Rosario, Saladillo, Mendoza, Tucumán, La Plata, Mendoza y Mar del Plata, este jueves 5 de noviembre, a las 17,30 hs, se realizará una marcha partiendo de Peatonal San Martín y Mitre y terminando en el mismo lugar con expresiones artísticas.

La convocatoria está dirigida a varones de todas las edades, que recorrerán las calles de la ciudad vestidos con las polleras que sus compañeras, hermanas, parejas, tías, hijas les prestarán.

“Las polleras son una forma de identificarnos, solidarizarnos, implicarnos, ponernos en el lugar de ellas y provocarnos a nosotros mismos: No es una pollera lo que nos humilla, lo que humilla es el golpeador”, dicen.

Utilizando el hashtag #unomasxniunamenos y con las consignas que los congregan, inician su propia campaña contra el maltrato, violencia y femicidio que en nuestro país se agrava día a día.

En tal sentido, los organizadores señalaron que “la lucha no debe ser una lucha solo de mujeres, para comprometerse en su rol ante tanta crueldad, los hombres salen a la calle con polleras para manifestarse”.

Habrá una particular marcha de hombres contra los femicidios

La idea es que las mujeres les presten sus faldas a los hombres y todos juntos marchen para repudiar la violencia y los crímenes de mujeres en Mar del Plata y todo el país, por el solo hecho de serlo.

Se realizará simultáneamente en distintas ciudades de la Argentina el próximo 5 de noviembre y en Mar del Plata el punto de encuentro será el Monumento a San Martin, en Luro y Mitre.

La propuesta partió de un grupo de varones de Rosario, que no pertenecen a ninguna organización, para decirle basta a la violencia de género y a los femicidios, con una marcha que llegará al Monumento Nacional a la Bandera, y se repetirá en otras ciudades del país.

Los permanentes asesinatos de mujeres motivaron una marcha «en silencio» de hombres contra el femicidio, que no quieren ser meros observadores de la lucha contra el patriarcado.

«Hoy todos somos mujeres y estamos en riesgo«, plantean, bajo el lema de «uno más por ni una menos».

La marcha se replicará en Córdoba, Mendoza, Tucumán y Buenos Aires, y se planean alguna sorpresa en cuanto a intervenciones.

«La idea es marchar de polleras, como algo simbólico para decir que nos ponemos en el lugar de las mujeres. La propuesta del silencio no tiene que ver con que no haya ruido, sino con que las consignas estén en los carteles». Según indicaron, las mujeres están invitadas a la movilización, pero con la particularidad de que es convocada por varones.

En la propuesta, los organizadores escribieron un manifiesto en el que plantearon que «hasta ahora han sido las mujeres las que se hicieron cargo de denunciar, de movilizarse, de luchar de mil maneras contra el femicidio, una de las caras más criminales del patriarcado. Aun siendo ellas sus principales víctimas, no alcanza, no va a alcanzar, si es una lucha de género sólo de las mujeres y de las minorías sexuales».

Por eso, expresan: «Los hombres estamos desorientados acerca de nuestro rol en esta lucha, parecemos observadores, o naturalizamos la conducta criminal bajo cualquier racionalización y excusa. Basta ver los medios de comunicación cuando a los asesinatos los enmarcan en crímenes pasionales, en emoción violenta o coartadas por el estilo».

Al mismo tiempo, los organizadores aclararon que «la idea es marchar sin banderas partidarias, sino con pequeños carteles hechos por cada uno o por los grupos que quieran organizarse, con diversidad de consignas, de expresiones, de estéticas contra el femicidio como eje». De todos modos, varias organizaciones ya se comunicaron con los organizadores para participar y durante los próximos días habrá reuniones.

«Necesitamos dar un mensaje claro como hombres, de que no vamos a tolerar los femicidios, dirigido a toda la sociedad y especialmente a los demás hombres. Necesitamos desarmar en las cabezas y en los corazones, en la educación y en cada una de las instituciones la lógica patriarcal y la brutalidad sin límites que se cobra vidas cada día, especialmente de mujeres y niños; por respeto a nuestras madres, abuelas, hermanas, parejas, compañeras, hijas», plantean.