Sergio Maldonado: “La causa no es de la familia, es de todo este movimiento”

Este domingo a las 15 se realizará la movilización en el monumento a San Martín y culminará en la Plazoleta Almirante Brown (Boulevard Marítimo y Moreno) con un Festival Artístico.

Durante este  sábado en horas de la mañana Sergio Maldonado, hermano de Santiago, participó de una actividad en la UNMDP en conmemoración por los 8 meses de la desaparición del joven.

Este domingo  se realizará una movilización para pedir justicia por Santiago Maldonado. Será a las 15 en el monumento a San Martín y culminará en la Plazoleta Almirante Brown (Boulevard Marítimo y Moreno) con un Festival Artístico. Participarán del Festival Lautaro Sok Padin, Felix y los Sin Fritz, Científicos del Palo, Bruno Arias y los artistas plásticos: Felipe Giménez y Diego García Conde.

Luego del espacio de reflexión con miembros de la comunidad universitaria, Sergio conversó con los medios: “En principio quiero agradecerles la convocatoria y el gran trabajo que están haciendo todos. Le ponen tiempo y dedicación en involucrase en la causa de otra persona, eso es solidaridad y hay que agradecerlo.”

Luego agregó: “La causa no es sólo de la familia, es de todo este movimiento. Cualquiera puede llevar adelante está bandera. No tengo miedo. Si nos pasa algo ustedes van a seguir esta lucha.”

Consultado por la situación judicial de la causa, aclaró: “Lo primero que tiene que pasar es que la causa tiene que volver a Esquel. No puede estar a 600 km de donde pasaron los hechos. Por otra parte no es que no avanza porque hay algún impedimento, ellos pueden hacer que avance, obviamente no les conviene porque se corta todo lo que tienen planificado y quedaría en evidencia que hicieron todo mal. Por ejemplo hay un ciudadano de Chile que declaró que le pegaron los gendarmes; queremos que se perite una fogata que estaba en un lugar donde se podría haber quemado la mochila de Santiago que nunca apareció; pedimos seguridad, que entre un grupo de expertos independientes”.

Murió el hermano de la submarinista del ARA San Juan

El hermano de Eliana Krawczyk, la única mujer tripulante del ARA San Juan, murió el sábado pasado en Mar del Plata.

Eduardo Bronislao, de 43 años y oriundo de Oberá, falleció tras una enfermedad terminal.

Sus conocidos contaron que Eduardo estaba mal pero “la peleaba” y la desaparición de Eliana “lo masacró”.

Eliana Krawczyk tenía cinco hermanos: Eduardo, Roberto, Silvina, “Luisito” y Tirson. No solo la submarinista se dedicaba a actividades vinculadas al mar, Eduardo también.

Eliana, de 35 años, era tripulante del submarino ARA San Juan que desapareció el 15 de noviembre pasado, junto a otros 43 submarinistas a bordo.

Caso Lucía: “ojalá que el femicidio de mi hermana sea una bisagra”

En el programa de Mirtha Legrand, el hermano de la joven asesinada habló de su relación de hermanos y agradeció el apoyo.

Luego de participar en el Paro Nacional de Mujeres en Mar del Plata, exigiendo Justicia por su hermana asesinada brutalmente en Mar del Plata, Matías Pérez estuvo en la mesa de Mirtha Legrand, donde la describió como una “apasionada del arte, la pintura, los dibujos”.

Con dolor, el joven de 19 años relató que a Lucía “le gustaban mucho los animales, soñaba con ser veterinaria” y que la extraña “todos los días”.

Matías expresó su agradecimiento a toda la gente que ha apoyado a su familia a través de mensajes y participando en las movilizaciones. «Hicimos tres: una marcha en Serena, una convocatoria en la Municipalidad y una marcha, que fue la que más se difundió», esta última fue organizada por el colectivo Ni Una Menos y otras 50 agremiaciones sindicales y organizaciones de mujeres.

Emocionado, Matías dijo: «Teníamos una relación muy linda de hermanos. Es bastante feo levantarte a la mañana y pensar que tiene que ir al colegio cuando ya no está«.

A partir de este hecho, espera que la situación en el país con respecto a la violencia hacia las mujeres comience a cambiar: «Espero que sea una bisagra. Lamento decirlo así. Para que no vuelvan a pasar este tipo de hechos. Que se haga conciencia en las mujeres y, principalmente, en los hombres».

El hermano de Lucía publicó una conmovedora carta: “queremos justicia en serio”

Matías Pérez escribió un texto en el que relata detalles escalofriantes de cómo la familia conoció la noticia.

El crimen de Lucía Pérez causó conmoción en toda la sociedad y dentro de ese panorama Matías Pérez, hermano de la joven que fue violada y brutalmente asesinada en Mar del Plata, realizó un emotivo descargo a través de una carta difundida en las redes sociales.

En el texto, cuenta cómo supo la noticia y relata su lucha para reconocer el cuerpo y el horrendo momento que vivió cuando finalmente pudo verla: «Estaba en una camilla, con los ojitos entreabiertos, como acostumbraba a dormir».

Además, Matías confirma que la familia vive un calvario por las amenazas de muerte que sufre desde que el hecho tomó estado público.

A continuación, la carta completa:

Y AHORA, NOS AMENAZAN DE MUERTE

La verdad, me hubiera gustado poder ilustrar esta carta con alguna foto mía, riendo junto a mi hermana. O con una foto suya, abrazada por mis viejos. Pero no, no podemos, ni siquiera eso podemos, porque mientras intentamos procesar que la mataron y cómo la mataron, estamos obligados a procesar las amenazas de muerte que caen sobre todos nosotros.

¿Cómo era Lucía? Como el arte, como el rock, como el amor a los animales. Ahí, en cada estrofa de Viejas Locas, en cada pogo ricotero y en cada abrazo a una mascota abandonada, la van a poder encontrar siempre, sonriendo, mimando a su perro y tirando buena onda para todos lados, por las dudas.

Vivía tranquila, sin salir mucho de casa, hasta ese maldito sábado, 8 de octubre. Pasaron a buscarla cerca de las 10, cuando papá ya se había ido a su laburo. Y a las 15, cuando mi mamá llegó de trabajar, encontró el Facebook abierto en su computadora, junto al equipo de mate, porque sí, Lucía creía que iba a volver inmediatamente a su casa… Se la llevaron engañada.

A las 18, una amiga me avisó que debíamos ir a la comisaría porque mi hermana había sufrido un accidente. Nunca podría haber imaginado lo que me esperaba. Al llegar, con mi mamá, la oficial que nos atendió no sabía qué decirnos, de modo que permanecimos diez eternos minutos en la oficina del comisario, hasta que nos dieron la noticia. Y se nos cayó el mundo. Pedí reconocer el cuerpo, pero se negaron. Me rehusé a irme e insistí incansablemente, hasta que pude verlo: estaba en una camilla, con los ojitos entreabiertos, como acostumbraba a dormir.

Matías Farías, Juan Pablo Offidani y Alejandro Maciel, los tres sospechosos, hoy están detenidos. Pero no nos alcanza: queremos justicia en serio, que se investiguen todas las causas en las que están involucrados y que cada persona con información pueda ir a la Fiscalía para aportarla. Necesitamos apoyo, sin importar de quién, porque este caso nos compete a todos y no pertenece a ningún sector partidario: se trata de una chica, mi hermana, que murió de una forma horrenda.

Y debemos ser conscientes, sí, porque esta vez le tocó a Lucía sufrir esa bestial violencia de género, pero la próxima te puede pasar a vos, o a la persona que más amás en el mundo. Hay que tomar fuerzas y salir a las calles, para gritar todos juntos, ahora más que nunca: «Ni una menos».

Sólo así evitaremos que maten a miles de Lucías más.

Y sólo así podremos cerrar sus ojos, para verla descansar en paz.

 

El hermano de Lucía Pérez anunció una marcha por justicia

Los padres de la adolescente drogada, violada y asesinada se reunieron este jueves con la fiscal que entiende en la causa.

Matías Pérez, hermano de Lucía, la adolescente de 16 años, drogada, violada y asesinada en Mar del Plata, informó que el sábado próximo se realizará en esta ciudad una marcha para pedir justicia.

«De la manera que nos podrían ayudar más, no sólo a nosotros como familia sino a las demás familias y chicas que pasaron por hechos similares, es acompañándonos el sábado que vamos a estar haciendo una marcha», manifestó Matías Pérez, en diálogo con radio Belgrano.

El joven dijo que en el marco de la investigación comenzó a verse «la posibilidad de que haya una tercera persona» involucrada, informó que «apareció un testigo» y que «se van descubriendo las cosas de a poco», por lo que espera que se haga Justicia.

Matías aseguró que su hermana «era una buena chica. una persona que iba a la escuela todos los días y no era una drogadicta como la difamaron primeramente».

«Como hermano me tocaron vivir años muy lindos y, gracias a Dios, pude acompañarla siempre que necesitó», concluyó el joven, quien añadió que en la próximas horas la familia dará a conocer el horario y el lugar de la concentración.