Ministro de Desarrollo: «que no haya hambre en Argentina está por fuera de la grieta»

Daniel Arroyo supervisó en Mar del Plata el operativo de entrega de tarjetas Alimentar.

El ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, aseguró que «terminar con el hambre» es una cuestión que «está fuera de toda grieta en la Argentina» al encabezar un acto en la ciudad de Mar del Plata en el que entregó la tarjeta alimentar a más de 16.000 familias, parte del Plan Argentina contra el Hambre, impulsado por el gobierno nacional.

«Cuidar a los chicos y chicas, y que no haya hambre en Argentina. Esas dos cuestiones están fuera de toda grieta», destacó el ministro en el acto que tuvo lugar en el Espacio Unzué, en el barrio de La Perla.

En Mar del Plata se entregarán hasta el próximo 18, 16.800 tarjetas a madres de chicos y chicas menores de 6 años, mujeres a partir del tercer mes de embarazo, y personas con discapacidad que reciban Asignación Universal por hijo.

El titular de la cartera de Desarrollo Social estuvo acompañado por el intendente local, Guillermo Montenegro, y la ministra de Desarrollo de la Comunidad bonaerense, Fernanda Raverta.

Adelantó que en Mar del Plata se entregarán hasta el próximo 18 de marzo unas 16.800 tarjetas a madres de chicos y chicas menores de 6 años, mujeres a partir del tercer mes de embarazo y personas con discapacidad que reciban Asignación Universal por hijo.

«Las tarjetas significan 4.000 pesos para madres con un hijo, y 6.000 para aquellas con dos o más. No permiten extraer dinero, sino comprar alimentos. Estamos hablando de más de 30.000 chicos en todo el municipio, lo que representa 81 millones de pesos por mes», detalló.

Destacó además el impacto de este programa en la «agricultura familiar y economía popular, porque hay un montón de cooperativas que pueden producir y vender» y precisó que se trata de una inyección de «81 millones de pesos que no estaban en Mar del Plata». (Telam)

Oficializan el Plan Nacional «Argentina contra el Hambre»

Bajo la órbita del ministro Daniel Arroyo.

El Gobierno oficializó la creación del Plan Nacional «Argentina contra el Hambre» en el ámbito del Ministerio de Desarrollo Social, el cual tiene el objetivo general de «garantizar la seguridad y soberanía alimentaria de toda la población y familias argentinas».

El Plan fue puesto en marcha mediante la resolución 8/2020 de la cartera que tiene a su cargo Daniel Arroyo, la cual fue publicada este lunes en el Boletín Oficial.

Uno de los ejes centrales del programa es la implementación de la Tarjeta Alimentaria.

Se trata de una asignación a madres y padres con hijos e hijas de hasta 6 años que reciben la Asignación Universal por Hijo (AUH), embarazadas a partir de los tres meses que cobran la Asignación por Embarazo y personas con discapacidad que reciben un monto mensual fijo para comprar alimentos, a excepción de bebidas alcohólicas.

En el decreto se remarca que el plan tendrá «especial atención en los sectores de mayor vulnerabilidad económica y social».

En los fundamentos del decreto se señala que para «dar respuesta a la problemática del hambre en la República Argentina se requiere de un enfoque integral, en tanto la seguridad alimentaria está asociada al bienestar social y a su expresión en diferentes dimensiones (economía, cuidado, salud y educación entre otras)». (NA)

«Vamos a arremangarnos para que nadie más pase hambre», dijo Alberto Fernández

El presidente electo participó en Tucumán de la asunción del gobernador Juan Manzur.

El presidente electo, Alberto Fernández, participó hoy del acto de asunción al segundo mandato de Juan Manzur en Tucumán y aseguró que su Gobierno va a hacer «la mejor de las epopeyas» que tiene como desafío por delante el país, que será la de que «nadie más pase hambre en la Argentina».

   «Vamos a hacer la mejor de nuestras epopeyas. Vamos a arremangarnos todos para que en la Argentina nadie mas pase hambre», sostuvo Fernández en lo que fue su primer evento en ese rol tras haber comenzado la transición el pasado lunes con el saliente mandatario, Mauricio Macri

Durante su exposición, el futuro jefe de Estado sostuvo que este «un país maravilloso, con una sociedad única que siempre que se cayó supo levantarse», pero cuestionó a «algunos poderosos que se toman el poder para hacer lo que hacen».»Tienen mi compromiso, empezamos una Argentina que va a ser gobernada por un Presidente y 24 gobernadores y vamos a hacerla federal. No va a ser un discurso, va a ser una realidad», aseguró.

   Entre otras cosas, Fernández sostuvo que «el escenario actual parece difícil, y lo es», al tiempo que cuestionó las medidas económicas de la administración de Cambiemos al señalar que «no sabe muy bien si esas políticas fueron impulsadas con convicción» o si «fueron improvisadas, porque en ese caso se equivocaron».

   «La Argentina somos todos nosotros, son los empresarios que producen a pesar de que el contexto es difícil, invierten y siguen dando trabajo; el pequeño y mediano empresario que no quiere despedir a nadie porque allí están trabajadores que son parte de sus familias; el maestro que va a enseñar y el chico que va a aprender», resaltó.Por otra parte, el presidente electo destacó la importancia de la salud pública y «la posibilidad de que el Estado garantice los cuidados médicos de cualquiera que habite este territorio».

   «Nunca les hemos preguntado de dónde vienen, dónde nacieron, si están viviendo con nosotros, siempre hemos entendido que merecen la salud», agregó, tras saludar al médico Ginés González García, quien suena para integrar el próximo Gabinete.

   Posteriormente, Fernández volvió a hablar sobre el balcón de la sede del Gobierno tucumano y remarcó que es necesario «más que nunca, dejar de lado las desavenencias».

   «No les preguntemos más de dónde vienen, preguntémosles a dónde quieren ir, y si quieren alcanzar el mismo destino nuestro, abrácenlos, que nos acompañen, que se sumen. No construimos un frente nuestro, construimos el Frente de Todos», arengó.

   El presidente electo arribó pasadas las 11 a la provincia norteña y se dirigió al Teatro Mercedes Sosa, en el centro de San Miguel de Tucumán, en donde estuvieron presentes gobernadores de la región, referentes sindicales, empresarios, legisladores nacionales e intendentes bonaerenses. «Cuatro años la aguantamos en Tucumán», manifestó Manzur, al criticar las políticas económicas del Gobierno de Cambiemos.

   Y añadió: «Miren el destino. Dije que la aguantamos cuatro años y hoy el destino quiso que un hombre al que quiero y respeto mucho esté aquí con nosotros, es el presidente electo de todos los argentinos, Alberto Fernández».

   Mientras la primera dama provincial, Sandra Mattar Sabio, le puso la banda, fue Alberto Fernández el encargado de darle el bastón de mando, así como también rubricó el acta de asunción. En el escenario se ubicaron dirigentes sindicales como Héctor Daer (Sanidad), Carlos Acuña (Estaciones de Servicio), Andrés Rodríguez (UPCN), Rodolfo Daer (Alimentación), Víctor Santa María (encargados de edificio), Sergio Palazzo (Bancarios) y Antonio Caló (UOM).

   También estuvieron en ese lugar de privilegio los intendentes bonaerenses Alejandro Granados (Ezeiza), Andrés Watson (Florencio Varela), Mario Ishii (José C. Paz) y Fernando Gray (Esteban Echeverría); así como también los legisladores nacionales Diego Bossio, Felipe Solá, Daniel Lipovetzky, y Daniel Scioli.

   En tanto, en las butacas del público se destacó la presencia del diputado nacional del PRO Daniel Lipovetzky, de origen peronista. (NA)

En qué consiste el plan «Argentina contra el hambre» que propone Alberto Fernández

Los ejes del plan son «mejorar la alimentación y la nutrición», «bajar el precio de los alimentos», «crear empleos», «implementar un sistema de alimentación sustentable y sostenible desde la producción hasta el consumo», entre otros.

El candidato a presidente por el Frente de Todos, Alberto Fernández, presentó hoy el llamado plan «Argentina contra el hambre» que contempla, entre otras medidas, la creación de un Consejo Federal formado por universidades, sindicatos y organizaciones sociales, además de la promoción de canales de comercialización de alimentos y economía social.

   Esta mañana, en la Facultad de Agronomía de la Universidad de Buenos Aires, el candidato opositor dijo que si bien el plan «puede ser implementado inmediatamente», prevé una serie de medidas que será necesario tomar a nivel ejecutivo para su efectiva puesta en marcha.

   Los ejes del plan son «mejorar la alimentación y la nutrición«, «bajar el precio de los alimentos«, «crear empleos«, «implementar un sistema de alimentación sustentable y sostenible desde la producción hasta el consumo«, entre otros.

   También contempla el acceso a la Canasta Básica de Alimentos, donde se propone que «Precios Cuidados» tenga estatus de ley y además promueve la puesta en marcha de una nueva lista alimentaria con productos «saludables» mediante la creación de «una gran red de círculos de productores locales y consumidores para comprar a precios baratos frutas, verduras, lácteos y carnes».

Contra el hambre y devolución de IVA

   Asimismo, prevé la creación de un Consejo Federal «Argentina contra el Hambre», que se propone como un «espacio institucional de articulación entre el Estado Nacional, junto a los estados provinciales y municipales», formado por «universidades, sindicatos, cámaras empresariales, iglesias, organizaciones sociales y actores locales».

   Por otra parte, plantea la devolución del IVA (Impuesto al Valor Agregado) a familias en situación de vulnerabilidad y reducir los precios de los productos saludables junto con la sanción de una ley de Góndolas «para garantizar variedad de marcas en los productos alimenticios y mayor competencia».

   Fernández señaló que será pilar importante de este plan «conformar una figura colectiva de cooperativa de la agricultura familiar, con un régimen especial impositivo, para promover la comercialización conjunta y a escala».

Seguridad alimentaria

   También prevé la creación de un Programa Nacional de Seguridad Alimentaria que incluye «alimentos frescos como frutas, verduras, carnes y lácteos en las políticas públicas de alimentación y nutrición compradas por parte del Estado a los sectores de la economía social y popular», entre otras medidas.

   Para financiar el plan, se propondrá un «Fondo Federal de Alimentación y Nutrición sobre un la base de un porcentaje del presupuesto nacional», la compra por parte del Estado a los «productores de la economía social y popular, de la agricultura familiar y campesina y a micro y pequeñas empresas»

Fernández presentó el plan durante un acto en el que cuestionó que Argentina sea «un país que produce alimentos para 400 millones de personas y no pueda alimentar a 15 millones de argentinos que están en situación de pobreza».

   En este sentido, el candidato del Frente de Todos pidió «olvidar las diferencias» para combatir el hambre en Argentina.

   «No me importa de dónde vienen ni lo que piensen: esta es la batalla más sensata que podemos hacer, que todos los argentinos dejen de padecer hambre. Moralmente nos va a hacer una gran sociedad», puntualizó.

   De la presentación participaron el padre José María «Pepe» Di Paola y monseñor Carlos Tissera, titular de Cáritas; el Premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel; la titular de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela Carlotto, el director general de Syngenta, Antonio Aravçcre; el candidato a Jefe de Gobierno porteño, Matías Lammens, los intendentes bonaerenses Mariano Cascallares (Almirante Brown), Juan Zabaleta (Hurlingham), Gabriel Katopodis (San Martín) y Juan Pablo de Jesús (Partido de la Costa) entre otros. (Télam)

Para Pichetto, la iglesia católica «exagera» sobre el hambre en la Argentina

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio aseguró que «no hay nadie que se muera de hambre».

El candidato a vicepresidente de Juntos por el Cambio, Miguel Pichetto, advirtió hoy que «hay algunas exageraciones» de la Iglesia católica sobre la situación alimentaria en la Argentina y aseguró que «el concepto de hambre famélico no se da» en el país.

   En una entrevista con CNN radio, el senador peronista declaró que «hay algunas exageraciones de la Episcopal, de la Iglesia Católica y de algunos sectores que nos colocan en una derrota simbólica muy significativa en la Argentina».

   «Que hay pobreza, hay pobreza. ¿Está consolidada? Sí, está consolidada. ¿Y hay que ayudar a esos sectores? Sí, hay que ayudarlos. Ahora, el concepto de hambre famélico de algunos países como en algún momento fue la India o en otros lugares de Africa, eso no se da en la Argentina y no hay nadie que se muera de hambre», aseveró.

Para el compañero de fórmula del presidente Mauricio Macri «puede haber problemas de calidad de comida», pero negó que haya personas en una situación extrema en materia alimentaria.

   El candidato consideró que habría que reformular la asignación de recursos en este campo y en ese sentido dijo que en su lugar «hubiera fortalecido la AUH (Asignación Universal por Hijo) de los chicos».

   «No alimentaría a los sectores de las cooperativas y el manejo de los planes de manera discrecional» porque eso «seguiría consolidando estructuras gerenciales de la pobreza».

   Pichetto subrayó además que «el 75 por ciento del presupuesto es gasto de seguridad social» y que se trata de «un porcentaje excesivo y ridículo, no comparable con ningún país del mundo». (Télam)