Lorenzino exigió vincular el aumento de las tarifas de luz a los salarios

El defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, propuso al Gobierno provincial que la tarifa de la luz guarde relación directa con el promedio de los salarios del año anterior, que sea gradual y que se amplíe el consumo de energía para la tarifa social.

En el marco de la audiencia que citó el juez en lo Contencioso Administrativo N°1 de La Plata, Luis Arias, entre el Defensor del Pueblo, el Organismo de control de energía eléctrica de Buenos Aires (Oceba) y el representante del gobierno de la Provincia de Buenos Aires, Lorenzino planteó “la tarifa debe tener relación con el aumento de los salarios para que la gente la pueda pagar” y agregó “no es mi función traer los números que deben poner sino apelar a la razonabilidad de las tarifas”.

Por otra parte, reiteró la idea de la Defensoría sobre la temporalidad “los incrementos tienen que ser graduales, no se puede pretender hacer pagar a los bonaerenses en 15 meses lo que no se hizo en años”.

Como última medida, el Defensor se refirió a la protección de los sectores más vulnerables y presentó la necesidad de ampliar “al doble el consumo que hoy tiene la tarifa social”.

La audiencia, dictaminada por el Juez Arias, se dio como respuesta al pedido del organismo que conduce Lorenzino, quien había exigido una instancia de diálogo entre las partes para analizar la actualización del valor del servicio.

 

“Discutiremos un nuevo cuadro tarifario de luz que sea razonable”

En el marco de la audiencia convocada por la Justicia para el 1° de junio entre la Provincia y la Defensoría del Pueblo para discutir el cuadro tarifario, el titular del organismo, Guido Lorenzino, destacó la importancia de que el incremento de la tarifa eléctrica tenga en cuenta el bolsillo de la gente.

«El cuadro tarifario actual no es razonable, por eso presentamos una medida cautelar que logró frenarlo. Los incrementos no pueden ser del 100% si la paritaria provincial es del 20% y hubo una sumatoria de aumentos en todos los servicios. Creemos que cualquier actualización tiene que tener en cuenta la variable salarial», explicó el Defensor.

De cara a la mesa de diálogo convocada por el juez en lo Contencioso Administrativo N°1 de La Plata, Luis Arias, entre la Provincia, el Organismo de Control de la Energía Eléctrica (OCEBA) y la Defensoría del Pueblo, Lorenzino dijo: «Queremos que el Ejecutivo atienda lo que le pasa los bonaerenses, por eso queremos debatir con ellos el día jueves. Llevaremos como propuesta un cuadro tarifario que este más cercano a los bolsillo de la gente«.

«Decimos sí a la actualización, pero queremos discutir tarifas que los bonaerenses puedan afrontar, que no sean desproporcionadas y que también tengan en cuenta las mejoras en los servicios», completó el Defensor.

El Defensor del Pueblo busca frenar en la Justicia otra suba de la luz

“Vamos a agotar todas las medidas a nuestro alcance para que el aumento no se concrete, ya que afecta los intereses de todos los bonaerenses”, expresó el Defensor del Pueblo de la Provincia, Guido Lorenzino, sobre la aplicación de las nuevas tarifas de energía eléctrica.

Al respecto, el Defensor reiteró otra vez su mirada crítica ante el excesivo aumento de tarifas, al reconocer que “mientras se discuten paritarias con estatales del 20%, hablamos de incrementos del 100% en los servicios. Hay que mirar todo gradualmente, de esta manera se está cargando todo sobre la gente”.

Frente a esta situación, la Defensoría recibió a propietarios y dirigentes de fábricas recuperadas, empresas, clubes de barrio y cooperativas que no pueden pagar estas cifras. “Hace 15 meses se tomó la decisión de cargar en los bolsillos de la gente la inversión pública y privada que no se hizo en hace años», subrayó.

En esa línea, Lorenzino confirmó que está evaluando hacer una presentación judicial, ya que «el suministro eléctrico es esencial para una vida digna y condición necesaria para el ejercicio de otros derechos fundamentales. Nuestro organismo debe garantizar que todas personas tengan acceso a los servicios, y esta tarifa sólo va a conseguir que más gente no pueda tener luz”.

Lorenzino: “La única propuesta de Aubasa es instalar peajes para conseguir fondos”

Durante la segunda audiencia pública para definir la suba del peaje, esta vez de las rutas 2 y 11, el Defensor del Pueblo de la Provincia, Guido Lorenzino, manifestó que “es necesario modificar la ley para que estas instancias de participación sean vinculantes”.

En la Casa de Cultura de General Madariaga, Lorenzino repitió que la audiencia había sido convocada de manera “ilegal” y comentó su proyecto para modificar la ley de audiencias públicas a nivel provincial y nacional.

En cuanto al aumento, el Defensor se opuso firmemente y opinó que “la estrategia de Aubasa es que los vecinos sean quienes paguen todo. No pueden cargar toda la responsabilidad de nuestros servicios públicos a la gente”.

Además, Lorenzino criticó a la empresa estatal por tener como única propuesta instalar peajes para conseguir fondos. ”Nos hubiera gustado que  sean más creativos en este contexto de aumento de tarifas. Por eso, nos vamos a oponer por las vías administrativas y judiciales”, precisó.

“Apelamos al sentido común, a poder consensuar una decisión que no perjudique a los ciudadanos. El Estado es el lugar donde acude la gente cuando tiene un problema, trabajemos para ofrecer una respuesta”, concluyó Lorenzino.

Intiman a gobernadores para que no tiren agua hacia Buenos Aires

El Defensor del Pueblo, Guido Lorenzino, intimó a los gobiernos de La Pampa, Santa Fe y Córdoba para que no realicen trabajos para desagotar el agua acumulada de sus localidades hacia la provincia de Buenos Aires, y exigió al Gobierno Federal que finalice las obras hidráulicas y complementarias indispensables para evitar las reiteradas inundaciones en territorio bonaerense.

En efecto, el Defensor provincial advirtió a los gobernadores de La Pampa, Carlos Verna, de Santa Fe, Miguel Lisfschitz, de Córdoba, Juan Schiaretti  y al Ministro del Interior, Rogelio Frigerio, que si realizan cualquier hecho físico que altere las condiciones naturales de escurrimiento para el paso de las aguas desde esas provincias a Buenos Aires, se presentará ante la Justicia para defender los intereses de los bonaerenses.

El conflicto interprovincial surgió tras la inundación provocada por la crecida del Río Quinto, que lleva un gran caudal de agua desde el sur de Córdoba hacia los límites pampeano-bonaerense.

Frente a esta situación, vecinos alertaron sobre algunos movimientos antinaturales para drenar las aguas acumuladas de las provincias limítrofes hacia el territorio de Buenos Aires, que afectarían seriamente los derechos de los ciudadanos.

Asimismo, Lorenzino solicitó a las máximas autoridades controlar y ejercer su poder de policía sobre cualquier particular que pretenda cerrar u obstruir todo hecho físico preexistente que no esté aprobado por convenio interprovincial, y conduzca el agua de un lugar al otro de manera antinatural.