El gobierno español saluda la victoria de Donald Trump

Noticias de España y Cataluña

Rajoy felicitó al nuevo presidente norteamericano y se mostró partidario de reforzar la relación con Estados Unidos, a quien definió como un “socio indispensable”

El ministro de Asuntos Exteriores, Alfonso Dastis, atribuyó la victoria de Donald Trump en las elecciones de Estados Unidos a la personalidad del candidato y aseguró que “en las luchas electorales se dicen muchas cosas que cuando se está gobernando no se dicen”.

En una entrevista en la emisora radial Onda Cero, Dastis dijo que el magnate ha hecho afirmaciones que pudieron “sorprender en un momento u otro” y que esto “no es exclusivo de Estados Unidos”.

Una vez confirmado el resultado de la victoria de Trump, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy felicitó al presidente electo a través de Twitter y se mostró partidario de “reforzar la relación que nos une a Estados Unidos”, del que dijo que es un “socio indispensable”.

En su cuenta de Twitter, el mandatario español escribió: “Mi enhorabuena a Donald Trump por su victoria. Seguiremos trabajando para reforzar la relación que nos une a EEUU, socio indispensable”.

 

En general, los dirigentes catalanes lamentaron la victoria electoral de Donald Trump

 

Puigdemont llama a prepararse para una época “enormemente complicada” y Romeva asegura que Cataluña buscará tener la mejor relación posible con los Estados Unidos

                             Carles Puigdemont habló sobre la victoria de Donald Trump (Foto Adrià Costa).

Los dirigentes catalanes han lamentado de forma unánime la victoria de Donald Trump en las elecciones norteamericanas. A través de las redes sociales y también justo antes del inicio del pleno del Parlamento dejaron claro su rechazo a la figura del magnate republicano. “Nos tenemos que preparar para una época enormemente complicada e incierta y aún más”, sentenció el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, a través de Twitter.

Por su parte, el coordinador del Partido Popular en Cataluña, Xavier García Albiol, aprovechó la ocasión para cargar contra Puigdemont y le espetó que nadie lo supera “dividiendo” la sociedad. También la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, hizo referencia a la victoria del magnate y exhortó a “unir esfuerzos” para defender la democracia.

Más prudente se mostró el consejero de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, Raül Romeva, que en declaraciones a Catalunya Radio afirmó que Cataluña trabajará para tener la mejor relación posible con Estados Unidos tras la victoria de Trump. Apuntó que, de hecho, se trata de un político “imprevisible” y, por tanto, resulta difícil hacer predicciones de cómo será su mandato.

También el líder del Partido Socialista de Cataluña, Miquel Iceta, opinó que espera que la victoria de Donald Trump en los EEUU sirva para que Francia reaccione “a tiempo” y no vote por un candidato extremista. A su vez, el presidente del grupo parlamentario de Cataluña Sí se Puede, Lluís Rabell, aseguró vía Twitter que la clase obrera “humillada y sin norte, puede hacer locuras”.

Eulàlia Reguant, diputada de la CUP, consideró que el triunfo de Trump demuestra que la extrema derecha se confirma como un “fenómeno global”. A su turno, la líder de Ciudadanos en el Parlamento, Inés Arrimadas, aprovechó la victoria de Trump por extrapolar la situación con Cataluña y sentenciar vía Twitter que “señalar enemigos internos y externos son soluciones muy fáciles a problemas difíciles; lenguaje de confrontación; populismo en auge aquí y allá”.-

 

Barcelona, Madrid.  (INCAT-Nació Digital).-

El Vaticano reconocerá a Cataluña cuando se convierta en República soberana

Noticias de Cataluña y el Vaticano

El canónigo de la basílica Santa María Mayor de Roma, Valentín Miserachs Grau, no tuvo ninguna duda de que el Estado donde vive el Papa apoyará al nuevo Estado catalán

                         

Causó un efecto muy grato en Cataluña y fue un baldazo de agua fría en Madrid, el hecho de que El Vaticano admitiera que reconocerá a Cataluña cuando ésta se convierta en república independiente, tal como lo reveló un alto prelado y canónigo de la Basílica Santa María Mayor de Roma. La declaración se conoció en un momento en que los representantes políticos catalanes están haciendo lo imposible para conseguir el apoyo internacional para obtener el reconocimiento en el momento que se logre la independencia.

Prueba de esta actitud decidida es que se están abriendo delegaciones exteriores que ayuden a promocionar el país y negociar relaciones entre los Estados. Recientemente, luego de atender los puntos neurálgicos de Europa, Estados Unidos y China, se anunció que se abrirán nuevas delegaciones en Buenos Aires y México DF, así que se recibió con satisfacción el hecho de que esté prácticamente asegurado el reconocimiento del país más pequeño del mundo, pero a la vez uno de los más influyentes: el Vaticano.

En declaraciones al programa El Suplemento de Cataluña Radio, el canónigo de la basílica Santa María Mayor de Roma, Valentín Miserachs Grau, no tuvo ninguna duda de que el estado donde vive el Papa apoyará a Cataluña si se culmina el proceso, palabras que han supuesto un fuerte cachetazo para el gobierno español y, especialmente, para Manuel García-Margallo, ministro de Relaciones Exteriores, ya que el mes pasado entregó una carta al secretario de El Vaticano de Relaciones con los Estados y también a su homólogo italiano donde el ejecutivo español expuso argumentos contra la independencia, alegando que sería “contraria a la Constitución y al Derecho Internacional”.-

Barcelona (INCAT).-

Comenzará en octubre el desfile de dirigentes en los juicios por corrupciones dentro del PP

Noticias de España

Por el Caso Gürtel, el de las tarjetas black, el Caso Bárcenas y los desfalcos de la alcaldesa de Valencia, Rita Barberá, jerarcas del PP pasarán por los juzgados en el otoño europeo 

El calendario está muy ajustado porque la sesión de investidura del presidente del Gobierno español en la última semana de agosto o la primera de septiembre exigiría plena garantía de éxito para evitar, no sólo unas terceras elecciones, sino que éstas hubieran de celebrarse –dados los plazos establecidos– el domingo de Navidad o el de Año Nuevo.

Además, aplazar las sesiones para la segunda semana de septiembre tendría el inconveniente de hacerlas coincidir con la campaña de las autonómicas de Galicia y del País Vasco, donde el mapa de posibles pactos condiciona a los partidos. Pero esperar hasta después de esos dos comicios, ambos el día 25 de ese mes, puede ser para el Partido Popular aún peor.

El 23 de septiembre, en la sede de la Audiencia Nacional de San Fernando de Henares, el ex ministro Rodrigo Rato, acusado de apropiación indebida entre otros delitos punibles con más de cuatro años de prisión, competirá en protagonismo con el ex presidente de Cajamadrid, Miguel Blesa, en su día hombre de confianza de José María Aznar. Podrán los populares esgrimir que entre los otros 64 ocupantes del banquillo hay ex consejeros de la entidad procedentes de todo el arco político y sindical, pero la inmensa mayoría de las fotos a los acusados de haber gastado más de 15 millones de euros de las tarjetas black en gastos personales serán sin duda para Rato y Blesa.

En todo caso, el 4 de octubre siguiente los populares sí que tendrán para ellos solos todos los focos de telediario, pues en esa fecha empieza el juicio por el caso Gürtel, “Época I” (1999-2005). A partir de ese martes, la sección segunda de la Audiencia juzgará a cuarenta acusados de corrupción entre los que sobresalen el empresario Francisco Correa, jefe de la red y para quien el fiscal pide 125 años de cárcel; el ex tesorero y ex senador del PP Luis Bárcenas (petición de 42 años), y un grupo de antiguos consejeros, alcaldes y diputados de la comunidad de Madrid. El propio PP y la ex ministra Ana Mato estarán en el banquillo como “partícipes a título lucrativo” de los beneficios ilícitos cosechados por la red.

Sin acusaciones en su contra pero con mucho para explicar acudirán como testigos del juicio Gürtel la presidenta del PP de Madrid y en el momento de los hechos jefa del Ejecutivo autonómicos, Esperanza Aguirre, y los destacados dirigentes y ex dirigentes del mismo partido Javier Arenas, Francisco Álvarez Cascos, Ángel Acebes, Rodrigo Rato y Jaime Mayor Oreja.

El principal testigo de cargo será sin embargo el ex concejal de Majadahonda José Luis Peñas, que entre otras cosas ratificaría su declaración que sostiene que Mariano Rajoy supo que Correa iba a recaudar 25 millones de euros en comisiones ilegales con un pelotazo urbanístico en Arganda del Rey (municipio del PP), y no hizo nada al respecto.

Para unos días antes de la vista del caso Gürtel está previsto que se confirme o revoque el procesamiento de la misma formación política por la destrucción de los ordenadores del ex tesorero mencionado: una derivada del caso Bárcenas que podría enjuiciarse el próximo año. La matriz del caso, es decir el sumario sobre los papeles de la caja B (o en negro) del PP, lo juzgará el mismo tribunal del caso Gürtel hacia el 2018.

Por si fuera poco, el Tribunal Supremo puede no tardar en citar como investigada a la senadora y ex alcaldesa de Valencia Rita Barberá, tal como ha propuesto el fiscal. Y también a partir de setiembre se verán avances sustantivos en el complejo caso Púnica, que tiene entre rejas al ex secretario general del PP de Madrid, Francisco Granados.

El calendario judicial de otoño no parece idóneo, en suma, para que Rajoy celebre entonces un debate que, con el sí de Ciudadanos supeditado a medidas de regeneración, tendrá la corrupción como uno de los temas estrella.-

Madrid (INCAT-LV por Fernando García).-

España tiene prisa por firmar el tratado de libre comercio de la UE con Canadá

Noticias de España (UE) y Canadá

Un mes después de que la Comisión Europea declarara que el CETA no no tiene por qué ser ratificado por los parlamentos nacionales, España pide que se firme lo antes posible.

El Gobierno español aboga por que el Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y Canadá (CETA por sus siglas en inglés) se firme cuanto antes y comience a aplicarse de forma amplia hasta que lo apruebe el Congreso, posición que contrasta con los límites que exigen otros países, según informa ‘eldiario.es‘. Algunos Estados han advertido de que ahora mismo no pueden garantizar que lo rubricarán. Es el caso de Bélgica, donde el Parlamento ha anunciado que vetará el acuerdo, o de Rumanía, que denuncia que Canadá exija a sus ciudadanos un visado que no necesitan el resto de europeos.

Tanto el CETA como el TTIP  (acuerdo de libre comercio entre Estados Unidos y la Unión Europea, que aún no está en vigor) son tratados que levantan importantes recelos entre la ciudadanía de los países que están negociando sus condiciones y estudiando su inminente aplicación.

Con prisas y sin consultas

Conscientes de esta difícil aceptabilidad ciudadana, la Comisión Europea decidía hace un mes que el CETA fuese tramitado como un acuerdo de competencia exclusiva de la UE, y no como un tratado mixto, por lo que no tendría que ser ratificado por los parlamentos nacionales de los estados miembros.

Varias voces críticas atribuían esta decisión al miedo, disparado por el resultado inesperado del Brexit, a que de nuevo la soberanía popular, representada esta vez a través de los parlamentos nacionales, frustrara los planes de comercio neoliberal de la Unión Europea. Así lo explicaba, por ejemplo, el analista Pablo Elorduy, en un artículo recogido por la asociación Attac, que vela activamente por la justicia económica global: «Como un castillo de naipes, el efecto del referéndum del Brexit, ha hecho zozobrar el espacio sin democracia que es la Unión Europea. El temor a que las consultas ciudadanas no den los resultados previstos –como ya ocurrió en Francia y Holanda en 2005 e Irlanda en 2008– ha aumentado el nerviosismo entre los dirigentes de la UE (…). El presidente de la Comisión Europea, Jean Claude Juncker ha lanzado [con esta decisión de no considerar el CETA un acuerdo mixto] otra bomba de relojería respecto a los tratados comerciales que se discuten actualmente a nivel continental».

Alemania, Austria, Francia y Luxemburgo ya dejaron claro entonces que querían someter el CETA a la ratificación de sus respectivos parlamentos nacionales.

Tom Kucharz, miembro de Ecologistas en Acción y de la Campaña estatal contra el TTIP, el CETA y el TiSA, cree que la maniobra de la Comisión Europea es una especie de engaño: «Jean Claude Juncker [Presidente de la Comisión] sabe que definir el tratado UE-Canadá como ‘acuerdo de competencia exclusiva’ de la UE genera un conflicto fuerte con varios estados miembros y será imposible aprobar contra la voluntad de los gobiernos de Alemania, Francia, Austria, Bélgica, Luxemburgo y Hungría, entre otros», tal como recoge un comunicado elaborado por la Campaña estatal.

Pero a continuación explica la verdadera estrategia subyacente: «El problema es que los gobiernos de la UE, sin excepción, quieren aprobar el CETA de todos modos, pero ante la enorme reticencia y oposición entre sus poblaciones, gobiernos municipales y parlamentos, al menos, quieren aparentar ser críticos. Por lo tanto, la Comisión Juncker proporciona a los gobiernos un éxito fingido. Pueden insistir en la necesidad que sus parlamentos voten el tratado y presumir de haber resistido a la Comisión Europea”.

En otro comunicado reciente, la asociación Greenpeace, que se ha mostrado también bastante activa en la lucha contra estos tratados, advierte: «Las prisas por aprobar el acuerdo comercial con Canadá, el CETA, ensancharán la brecha entre la ciudadanía y la UE«.

El Gobierno español en funciones, en cualquier caso, ha defendido que el acuerdo se firme en octubre pese a que un mes después del 26J sigue sin haber Ejecutivo.

Por su parte, el grupo Ecologistas en Acción ha señalado que «es muy preocupante que el Gobierno en funciones defienda la firma y aplicación provisional de un tratado que tendrá consecuencias amplias y muy negativas más allá de la presente legislatura sin haberlo debatido en el Congreso y el Senado».

¿Una justicia «a medida» para los inversores?

Hay que señalar que el punto más polémico y más preocupante para los detractores tanto del CETA como del TTIP es la parte de protección a los inversores, que contempla el criticado Sistema de Tribunales de Inversiones (ICS por sus siglas en inglés). El ICS permite que los inversores extranjeros lleven a los Estados ante un tribunal específico, al margen de la justicia ordinaria, si creen que alguna de sus decisiones les perjudican.

Diez países (Alemania, Irlanda, Luxemburgo, Hungría, Suecia, Finlandia, Dinamarca, Letonia, Lituania y Eslovenia) se oponen, con mayores o menores reticencias, a que este sistema se incluya desde la aplicación provisional. España, por su parte, no ha solicitado expresamente que se incluya pero tampoco ha manifestado reserva alguna.

Lo que sí ha pedido España explícitamente, junto con Portugal, es que se incluyan las provisiones sobre el acceso al mercado de inversiones, que regulan las posibilidades de las empresas europeas en Canadá y viceversa. La Comisión Europea apoya esta postura y ha advertido de que no hacerlo podría desalentar las inversiones canadienses en la UE. Sobre todo, subraya, el país norteamericano podría hacer lo propio y limitar la entrada de compañías europeas en su mercado.

David Romero

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

La ANC, Òmnium y AMI denuncian “la utilización del TC como arma política”

Noticias de Cataluña

Las tres organizaciones rechazaron la resolución del Tribunal Constitucional y ratificaron su apoyo a Carme Forcadell.

En un comunicado publicado ayer por la Assemblea Nacional Catalana (ANC), Òmnium Cultural y la Associació de Municipis per la Independència (AMI), las tres organizaciones rechazaron la posición del TC y apoyaron a la presidenta del Parlament catalán, Carme Forcadell.

Las tres entidades, después de conocer la decisión del TC de suspender las conclusiones del Procés Constituent y advertir a Forcadell de la posible apertura de la vía penal, criticaron la “judicialización de la política” y denunciaron que el Gobierno español utiliza este órgano judicial “como arma política contra el procés catalán”.

De esta manera, pidieron a los partidos independentistas en el hemiciclo a “seguir adelante con el proceso democrático de independencia”. Y también mostraron su apoyo para “defenderlos de estos ataques”.

Por último, pidieron a los políticos españoles que apoyen a una solución acordada que pase por un referéndum de independencia. “Es la única vía para evitar una colisión institucional”, advirtieron.

Barcelona. (INCAT-Agencias).-