El gobierno catalán ultima el inventario de bienes para negociar la independencia

Noticias de Cataluña

La lista identifica activos y pasivos de Generalitat, Ayuntamientos y administración estatal

El Institut d’Estudis per l’Autogovern, el organismo del Govern de Carles Puigdemont que prepara toda la arquitectura para la desconexión, ultima un borrador con un inventario de activos y pasivos de la Generalitat, entidades locales y Administración General del Estado en Cataluña para afrontar una declaración de independencia ya sea pactada como unilateral.

La lista también contiene un estudio pormenorizado sobre los criterios aplicables para determinar activos y obligaciones que se deben transmitir en caso de independencia de Cataluña así como un cálculo aproximado de cuantificación y valoración del conjunto a repartir.

La referencia genérica es la Convención de Viena de 1983, que regula el reparto de bienes y deudas del Estado en caso de sucesión. Una norma que no ha entrado en vigor y que precisamente España se abstuvo en su votación para incorporarla al código internacional. De hecho, esta convención fue la guía para algunos procesos de estados surgidos de la Unión Soviética o de la división de Checoslovaquia.

La lista se realiza con los criterios aceptados por la comunidad internacional de “proporcionalidad”, “equidad”, “territorialidad” y “transparencia”. Cuatro principios jurídicos que sirven para determinar la deuda pública que por ejemplo asumiría una virtual Cataluña independiente.

Carles Puigdemont eleva la apuesta en un gesto de desconexión sin precedentes

El jefe del ejecutivo catalán no asistirá a la conferencia de presidentes autonómicos porque “no es posible vender como un pacto lo que es una obligación”

Carles Puigdemont vuelve a dar muestras de que él no es presidente de una Cataluña autonómica, sino de una ‘post-autonomía’ que camina hacia la ‘pre-independencia’, tal como él mismo dice. Tanto es así que prepara otro gesto de desconexión significativo: el jefe del ejecutivo catalán dejará plantado a Mariano Rajoy y a la convocatoria de una Conferencia de Presidentes de Comunidades Autónomas que anunció durante el debate de investidura. Se trata de una decisión inédita en un ‘Molt Honorable’, ya que ni Pasqual Maragall, ni José Montilla ni Artur Mas habían fallado.

Rajoy “raya el cinismo” con la cumbre autonómica, según la Generalitat

El presidente de la Generalitat rechazó la cita ya que Rajoy plantea como una manera de “hacer un diagnóstico compartido” con los presidentes autonómicos sobre la reforma del sistema de financiación. Se trata, según el flamante y repetido presidente español, de “poner al día” los principios de solidaridad y cooperación, y de crear una fórmula de reparto de fondos “estable y suficiente”. Con todo, la Generalitat lo tiene claro: “No tiene sentido asistir porque “raya el cinismo” que ahora Rajoy venda como un pacto lo que “es una obligación desde hace tres años”, según fuentes de Palacio recogidas por Europa Press y ACN. El nuevo sistema de financiación debería haber entrado en vigor el 1º de enero de 2014.

Rajoy, cinco años sin convocar a los presidentes autonómicos

La Conferencia de Presidentes (también conocida como cumbre autonómica), que cuenta con todos los jefes de ejecutivo autonómicos, es un órgano que creó Zapatero en 2004 y que, aparte de ese año, también convocó en 2005, 2007 y 2009. en ese año se publicó un reglamento donde se establecía que la Conferencia debía reunirse anualmente, pero ni Zapatero ni Rajoy lo cumplieron. El líder popular sólo lo reunió en 2012, y el segundo encuentro será, con toda seguridad, el próximo año, cinco años después de la primera.-

 

Barcelona. (INCAT-LaVanguardia -Directe.cat, por Guifré Jordan).-

El gobierno catalán asegura que los toros no volverán a Cataluña

Noticias de Cataluña

Así lo prometió el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull, y recordó que el Govern tiene competencias sobre la capacidad de regulación y que “es muy fácil evitar este espectáculo”.

Pese a la reciente resolución del Tribunal Constitucional de anular la votación del Parlament que prohíbe las corridas de toros en Cataluña, desde el Govern aseguran que no acatarán semejante decisión por considerarla incompetente.

“El TC puede decidir lo que quiera pero nosotros ya decidimos hace tiempo que no habría toros en Cataluña. Estamos hablando de qué tipo de país queremos… Eso es inalterable para nosotros”, dijo el conseller de Territori i Sostenibilitat, Josep Rull. .

“Desplegaremos todos los mecanismos normativos para hacer prevalecer la voluntad del pueblo de Cataluña expresada por este Parlament”, agregó el funcionario.

Desde la CUP, Mireia Boya señaló que “estamos hartos de que el TC toree a este país y de las estocadas que la justicia politizada española hace sobre el Parlament y las decisiones soberanas de esta casa”.

Y Jordi Terrades, diputado del PSC, se lamentó sobre la sentencia porque “este debate es un debate superado en Cataluña” y adelantó que los socialistas catalanes apoyarán al Govern para impedir que las carreras de toros vuelvan a Cataluña.

Un país que llama Fiesta Nacional a las corridas de toros no está bien de su colectiva cabeza

Recuerdos relámpago de noches en los países comunistas cuando cayó la Cortina de Hierro, con derribo de estatuas de Lenin, Stalin… Vaya clima se está gestando en la Tercera Restauración que ha resultado ser el postfranquismo o franquismo sin Franco. Desde el principio del proyecto del Born se intuía que la autoridad municipal se estaba equivocando de acá a la China. Quizá por ingenuidad, con su punto de pedantería. Su intención podía ser buena, pero resultó la bondad del Alma buena de Sechuán. Estamos en una democracia moderna, debieron decirse, en una sociedad tolerante, culta, capaz de contextualizar o descontextualizar (que no estoy muy seguro de lo que los mozos proponen) los datos, los personajes y de relativizar las consecuencias del pasado.

Pero he aquí que la gente –esa de la que tanto hablan en Podemos– no está para refinamientos ni deconstrucciones derridanas. No quiere ver la estatua de Franco en las calles, con cabeza, sin cabeza o con tres cabezas, como la Gorgona. ¿Por qué? Sencillamente, porque está en todas partes, en los callejeros, en los nombres de los pueblos, los títulos honoríficos, la fundación de su nombre, el Valle de los Caídos, las misas por su eterna salvación y, si fuera posible, pronta resurrección, los cargos públicos del PP haciendo saludos fascistas, literalmente en todas partes. El dictador que murió en la cama después de cuarenta años de régimen inenarrable que muchos, demasiados, dieron por bueno porque los seres humanos se adaptan a todo, incluso a la esclavitud.

Franco se cae del caballo el mismo día en que el Tribunal Constitucional, algunos de cuyos miembros son aficionados a la Fiesta Nacional, prohíbe prohibir las corridas de toros en Cataluña. Cómo se nota que son todos de la generación del 68. Incidentalmente, un país que llama “Fiesta nacional” a las corridas de toros no está bien de su colectiva cabeza.

Por Ramón Cotarelo

 

Toros: Brigitte Bardot inicia una guerra contra los “espectáculos de degenerados”

La actriz reclamó sin respuesta al rey que anule espectáculos en los que “un animal magnífico es asesinado premeditadamente por una marioneta ridículamente disfrazada”

Brigitte Bardot se involucró de lleno en la lucha contra el maltrato a los galgos de caza en España y contra las corridas de toros. Lo hizo con la vehemencia que la llevó, según confiesa, a ponerse en contacto con el rey Felipe VI, pero sin respuesta: “Escribí una página entera al rey y al gobierno advirtiendo de la urgencia de la situación, y después intervine en un periódico francés para reforzar la petición. Pero nada, ninguna reacción. Aún estoy esperando una contestación. Es inhumano e indignante por parte de España que se consienta esto”, explicó la célebre actriz francesa.

Lo que hizo pública Brigitte Bardot es una información que desde la Casa Real ni confirmaron ni desmintieron, dado que jamás revelan el nombre de quienes se ponen en contacto con ellos, pero explicaron que el procedimiento correcto para comunicarse con Felipe VI es enviando un escrito directo que, desde la secretaría general, luego hacen llegar al rey.

Sobre los “festejos nacionales” que incluyen la participación de animales la actriz que es una conocida activista en su defensa, enfatizó que “las corridas de toros son una monstruosa comedia donde la sangre corre a raudales; ese espectáculo mortífero creado por sádicos que disfrutan con esa tortura lenta, con la agonía de un animal magnífico, que es asesinado premeditadamente por una marioneta ridículamente disfrazada. Es un espectáculo de degenerados que debería de ser definitivamente abolido”.-

Barcelona (INCAT-Palinuro).-

El gobierno catalán considera “grotesco” que el Tribunal Constitucional español anule también el debate de ideas

Noticias de Cataluña y España

 

Lamentan que “se nos diga que el Parlamento de Cataluña y sus legítimos representantes no pueden llegar a conclusiones, no pueden debatirlas y mucho menos aprobarlas”

 

La portavoz gubernamental Munté confirmó que el Gobierno ha sido notificado oficialmente este martes del auto del Tribunal Constitucional que declara la nulidad de las conclusiones aprobadas en el Parlamento en relación con la comisión de estudio del proceso constituyente. “Consideramos grotesco que se anulen ideas y, en este caso, que se nos diga que el Parlamento de Cataluña y sus legítimos representantes no pueden llegar a conclusiones, no pueden debatirlas y mucho menos aprobarlas” afirmó Munté, quien “ante la judicialización de la política” apostó por continuar con el “debate de ideas, con el funcionamiento ordinario del Parlamento y con más mandatos democráticos”.

En este sentido, Munté lamentó que el Gobierno haya rechazado la propuesta de negociación sobre el referéndum que el presidente Puigdemont expuso el lunes pasado en una conferencia en Madrid: “Es un NO a todo. No al diálogo, no a sentarse en una mesa, no a escuchar la propuesta del Gobierno de Cataluña”, enfatizó.

La portavoz expresó la “decepción” del Gobierno ante la “negativa total” del Estado “a promover una solución política al planteamiento democrático que se hace desde Cataluña”, a pesar de que el presidente Puigdemont volvió a poner sobre la mesa una propuesta de acuerdo que es “prioritaria” para el Gobierno y que se mostró abierto a negociarla “si hay alguien al otro lado, en todos los extremos: fecha, pregunta, mayoría necesaria para validar los resultados y moratoria para convocar un nuevo referéndum”.

Por otra parte, Munté consideró “ridícula” la reacción de la Delegación del Gobierno en Cataluña, que solicitó al juez que impida al Ayuntamiento de Badalona abrir las oficinas municipales el miércoles 12 de octubre, Día de la Hispanidad. Expuso el “respeto” del Gobierno hacia la autonomía municipal y pidió a la delegada María de los Llanos de Luna que “se preocupe un poco más de los ciudadanos, de sus necesidades, de sus problemáticas, y no de decisiones que forman parte de los acuerdos políticos y de la autonomía que tienen nuestros ayuntamientos”.

Concretamente, la portavoz del Gobierno lamentó que Llanos de Luna no se posicionara cuando el Gobierno del Partido Popular recurrió ante el Tribunal Constitucional la ley de pobreza energética y las medidas del Gobierno para luchar contra los desahucios.-

Obsesión por la lengua catalana

 

Si el catalán hubiera sucumbido al genocidio perpetrado por los padres y los abuelos de los actuales “ciudadanos” y “populares”, hoy no estaríamos donde estamos

                           Miquel Riera.

Ciudadanos nació hace diez años con el objetivo nada escondido de poner fin a la inmersión lingüística y de reducir el catalán en lengua de segundo nivel. El Partido Popular (PP) quizás no fue creado con este propósito concreto, pero es innegable que lo lleva en su ADN. He tenido pruebas en Cataluña en los últimos años y, sobre todo, en Valencia y en las Islas Baleares. Una obsesión por la lengua de los dos partidos que sólo se puede calificar de enfermiza, teniendo en cuenta, sobre todo, la clara inferioridad del catalán en ámbitos como la justicia, el etiquetado y el cine, por no mencionar las limitaciones al uso oficial de nuestra lengua en las instituciones europeas, entre otras muchas, por ejemplo.

Ciudadanos y PP negocian un acuerdo de investidura de incierta concreción y una de las primeras cosas que se ha sacado del bolsillo el partido de Albert Rivera es la cuestión del catalán. Ciudadanos quiere dejar claro, en el acuerdo final, que cuando haya gobierno obligue a la Generalitat a cumplir las sentencias judiciales de los últimos meses, consecuencia directa del recorte del Constitucional al Estatut. Eso sí, no olvidan de una mejor financiación y el corredor mediterráneo. ¡Qué generosidad!

Decíamos antes que no nos debería sorprender la obsesión de Ciudadanos y el PP por el catalán. También deberíamos saber que tiene un objetivo superior. Saben perfectamente que laminar la oficialidad del catalán, sacarle importancia en la escuela y reducirlo al mínimo en la vida pública significa atacar la base del país, la esencia, lo que nos diferencia y que nos hace pueblo. De Salsas a Guardamar y de Fraga a Maó.

La lengua no es el todo, ciertamente, pero, si el catalán hubiera sucumbido al genocidio franquista perpetrado por los padres y los abuelos de los actuales ciudadanos y populares, hoy no estaríamos donde estamos. Seguro. Para defender y proteger definitivamente la lengua catalana es, entre otras muchas cosas, por lo que muchos catalanes queremos la independencia. Es decir, para olvidarnos definitivamente de las pesadillas que, periódicamente, nos recetan algunos.-

 

El surrealismo del corrupto gobierno del PP rinde homenaje a George Orwell

Si George Orwell, el autor de 1984, hubiera conocido la España de Rajoy, Bárcenas, Correa, Blesa, Rato e tutti quanti hubiera traído aquí su famosa novela distópica. Le hubiera fascinado la neolengua de Rajoy, su gobierno y su partido. ¿Se recuerda lo de la paz es la guerra y la guerra es la paz o argumento del espejo? Aplíquese a los momentos culminantes de la sobresoldada retórica del gobierno, su presidente y el partido que también preside:

La “Gürtel” no es una trama del PP, sino una trama contra el PP (Rajoy, 2009).

El PP es y debe seguir siendo incompatible con la corrupción (Aznar, 2010).

El PP es el partido de los trabajadores (Cospedal).

El PP colabora en todo momento con la justicia (Floriano).

El PP encabeza la lucha contra la corrupción (Rajoy 2014).

Hemos conservado el poder adquisitivo de las pensiones (Báñez 2016).

No hay duda, ¿verdad? Es el llamado país Potemkin.

Y ¿qué decir de ese todos los españoles son iguales, que no se le cae de la boca a Rajoy? Pues pertenece a otra obra de Orwell, Rebelión en la Granja, que se rige por el principio de que todos los animales son iguales, pero unos son más iguales que otros?

Y ya, para nota, el momento culminante, el que supera la ficción y aterriza en la cruda realidad del estalinismo, cuando se borraba la memoria de los enemigos suprimiéndolos incluso de las fotos: esa persona de la que usted me habla. La crónica de los tribunales parece una mascletá en plena alegría pirotécnica. Aquí no se libra ni Dios, con lo que le gusta el fuego. Por lo que da a entender, Correa cogobernaba el país desde la calle Génova en comandita con Aznar. Luego se abrió al llegar Rajoy, con el que no había química. Pero –según los papeles de Bárcenas– había economía, contabilidad y hasta antropología, en forma de una práctica de intercambio de cuantiosos regalos, un Potlach.

El cuadro que se despliega a ojos de la ciudadanía es una especie de fresco, de mural, de un gobierno y una administración en contubernio con sectores corruptos del empresariado para saquear el país. Y lo de “sectores” tómese por exceso de prudencia pues el mismo Correa asegura que él no hizo nada que no se hiciera normalmente en el sector privado. Eso se llama capitalismo neoliberal.

Es tal la connivencia de la autoridad con la corrupción que hasta cuando actúa por propia iniciativa y siguiendo cauces legales genera situaciones ilegales o, cuando menos, inmorales. Inmoral es que los cuidados del padre de Rajoy, dependiente, se carguen al erario, siendo así que ese mismo Rajoy ha dejado sin subvención alguna a multitud de dependientes que, según son doctrina, son iguales a su padre. Inmoral, cuando menos, es que Cospedal se gastara dos millones de euros en vinos en una cumbre durante su mandato conocido por sus despiadados tijeretazos a todo lo que se movía.

Visto y oído lo visto y oído hasta la fecha y lo que queda por ver y oír, ¿cómo puede la Comisión Gestora del PSOE que derrocó a Pedro Sánchez pedir la abstención del partido? Sobre todo, ¿cómo puede porfiar en su empeño a la vista de la rebelión interna de la militancia del partido que mayoritariamente quiere mantener el NO es NO? (Por cierto, puede firmarse en la campaña de change.org). Abstenerse, en definitiva, significa amnistiar políticamente las tropelías anteriores en este momento en proceso penal. Y, asimismo, aceptar cuatro años más de un gobierno de esta ralea que acabará por hundir España.

“De ningún modo”, clama un joven portavoz de la Junta sediciosa del PSOE llamada Gestora, “todo lo contrario: un gobierno de Rajoy en minoría estará controlado por la oposición y tendrá las manos atadas”. Quien esto afirma no conoce bien de quién está hablando (Rajoy y el PP) o a quién le está hablando (la militancia del PSOE) o a ninguno de los dos, que es lo más probable. Así que el Señor lo perdone porque no tiene la menor idea de lo que dice.-

Por Ramón Cotarelo

 

Madrid (INCAT-Palinuro).-

Barcelona (INCAT-Català Sempre, por Miquel Riera).-

“Sólo Camboya tiene más personas desaparecidas que España”

Noticias de España

Lo sostuvo Josep Sànchez Cervelló, historiador y catedrático de la Universidad Rovira i Virgili que dirige el proyecto de recuperación de las fosas comunes del Ebro y el Priorat

El historiador Josep Sánchez Cervelló es catedrático de Historia contemporánea de la Universidad Rovira i Virgili (URV) y decano de su Facultad de Letras. Es el encargado por el Gobierno catalán de dirigir el estudio de geolocalización y posterior documentación de las fosas de la Guerra Civil en las Tierras del Ebro y el Priorat. Será la primera investigación global en este territorio en cuanto a recuperación de los cuerpos de los soldados muertos y de su dignidad.

En declaraciones a Nació Digital, Sánchez Cervelló recordó que “a fines de 2013, las Naciones Unidas, a través de su Comité de Desapariciones Forzadas, emitieron una declaración reclamando a España que afrontara el tema de las fosas comunes”. Como explica el decano de Letras de la URV, “la ONU aseguró que sólo Camboya tiene más personas desaparecidas que España”, en referencia a las masacres cometidas por el régimen de los kemeres rojos en los años setenta.

Sánchez Cervelló cree que el proyecto encargado a la URV “es de gran relevancia por parte de la Generalitat, porque significa un acto de reparación. Es inadmisible que la mayoría de los llamados nacionales estén enterrados en sus puestos y los combatientes republicanos permanezcan extendidos por los campos sin haber recibido sepultura”. Agrega que en una fase posterior, una vez recuperados los cadáveres, se extraerán muestras de ADN para permitir su identificación. Este es uno de los proyectos más ambiciosos puestos en marcha por la Generalitat en cuanto a recuperación de la memoria de los vencidos.

Con la documentación de la que se dispone y con la ayuda del georradar se calcula que el trabajo puede estar culminado hacia octubre. El encargo del proyecto ha sido realizado por el Departamento de Asuntos Exteriores, Relaciones Institucionales y Transparencia, que dirige Raül Romeva, y facilitará poner al día el Mapa de Fosas y Represión de Cataluña, que estará actualizado a finales de año.-

Barcelona (INCAT-Nació Digital, por Pep Martí).-

Observaciones al anteproyecto de ley que regula el voto electrónico de los catalanes en el exterior

Noticias de Cataluña

Por Antoni Montserrat Moliner (*)

El Gobierno catalán aprobó hace algunos días la memoria preliminar del Anteproyecto de Ley por el que se regula el procedimiento de votación electrónica para los catalanes residentes en el extranjero. Desde la Federación Internacional de Entidades Catalanas (FIEC) se han puesto sobre la mesa algunos puntos de reflexión respecto de esta propuesta de ley. El voto electrónico es una vieja aspiración de los residentes en el exterior para superar las limitaciones del maldito Voto Rogado. En la propuesta del Gobierno hay algunos puntos críticos que considero importante conocer:

1.- Para poder aplicarse esta nueva norma necesitará de la total colaboración por parte de la Junta Electoral Central (JEC) en todo lo que afecta a la transmisión de la información electoral y al cumplimiento de plazos y de la Oficina del Censo Electoral (OCE) en lo que se refiere al uso del censo electoral, el Censo electoral de Residentes Ausentes (CERA). La duda elemental que surge es si esta voluntad de colaboración desde el Estado existirá realmente?

2.- La ley catalana no deroga el Voto Rogado sino que da una segunda opción de sufragio y el votante catalán tendrá que optar por un sistema u otro. En consecuencia para poder optar por el voto electrónico sigue siendo imprescindible que el elector catalán del exterior esté dado de alta en el consulado español de su país de residencia como residente permanente.

3.- En todos los casos es claro que habrá una gran campaña previa para que los residentes exteriores dispongan de una identidad digital sin la cual no hay voto electrónico posible.

4.- El Registro de Catalanes y Catalanas Residentes en el Exterior puesto en marcha por el Gobierno debería configurarse como alternativa al CERA, si el Estado impide su utilización en futuras convocatorias electorales o consultivas no avaladas para el Estado. Si se habla de unilateralidad, deberíamos hablar en serio.-

(*) Vicepresidente de la Federación Internacional de Entidades Catalanas (FIEC), experto senior en la Comisión Europea, dirigente de las comunidades catalanas del exterior en Luxemburgo, y secretario y miembro del Consejo Asesor de Acción Exterior y Relaciones con la Unión Europea de la Generalitat de Cataluña.

 

Barcelona (INCAT).-