El Municipio lanzó el Quinto Concurso de Fotografía

Se trata de la quinta edición del certamen que busca visibilizar temáticas de género. Se reciben imágenes hasta el 31 de enero y los ganadores se conocerán el 7 de marzo.

Por quinto año consecutivo, la Dirección de Políticas de Género del Municipio lanzó el Concurso de Fotografía destinado a profesionales y aficionados. Durante esta edición, se busca poner el foco en las relaciones de solidaridad entre las mujeres. Bajo el concepto de sororidad, se hace referencia a la alianza entre las mujeres en contexto de patriarcado.

En este sentido, desde el área destacaron: “En un sistema que utiliza las diferencias entre las personas para establecer jerarquías, la sororidad visibiliza la unión entre las más vulnerables, que se comprenden y ofrecen apoyo para posibilitar nuevas prácticas sociales”.

Quienes estén interesados podrán acceder a las bases y condiciones en www.mardelplata.gob.ar/generofoto2019

Las imágenes se recibirán durante todo el mes de enero y las ganadoras se darán a conocer el 7 de marzo de 2019 en el marco de las actividades del Día Internacional de la Mujer.

Durante esa quedará inaugurada la muestra fotográfica de la quinta edición del concurso. Las exposiciones se prolongarán durante el primer semestre del año en distintos escenarios culturales de la ciudad.

Los jurados de esta edición son los fotógrafos Alejo Sánchez, Katya Albi Marini y Mara Sosti, quienes tendrán la responsabilidad de seleccionar los trabajos que accederán a importantes premios:

1º premio: Una beca para el Taller de Fotografía de Alejo Sánchez en Villa Victoria Ocampo. Una mochila para cámaras y lentes. Un kit de merchandising de la ciudad (EMTUR).

2º premio: Un bolso para cámara y dos lentes. Un pen drive. Un kit de merchandising de la ciudad (EMTUR).

3º premio: Un bolso para cámara fotográfica. Un kit de merchandising de la ciudad (EMTUR).

Todos los seleccionados recibirán un certificado de participación.

Cronograma quinta edición:

•        Presentación de obras: 6 al  31 de enero.

•        Reunión del jurado: 19 al 22 de febrero.

•        Publicación de las obras seleccionadsas: 7 de marzo.

•        Inauguración de la primera muestra en la sede de la Dirección de Políticas de Género: 7 de marzo.•        Inauguración de las muestras en el resto de las salas: a confirmar

Almas Proyectadas, una muestra fotográfica que iniciara el 20 de Octubre

A partir del viernes 20 de octubre y hasta el 20 de Noviembre, podrá visitarse en Inka tartería y restó, ubicado en Santiago del Estero 2832, «Almas Proyectadas» , una muestra fotográfica de Laura Fasce. «Almas Proyectadas» explora la belleza interior a través de una serie de retratos femeninos acompañados por los textos de la escritora Luciana Barragán y curada por el fotógrafo Norberto Guaschi.

La era de las imágenes, las fotografías al poder

Es común hoy preguntar a un amigo o un familiar por mensaje de texto su estado de ánimo y recibir un emoticón, o indagar qué cenará y recibir la foto de un plato de comida.

Por: Andrea V. Cecchi – Lic. y Prof. en Psicología – Lic.andrea.cecchi@gmail.com

Hoy las palabras se esfuman para dar paso a una fotografía, más que nunca recuerdo ese dicho de la infancia que decía “una imagen vale más que mil palabras”, ¿esto es así?. ¿Podemos reemplazar la verbalización y la comunicación por imágenes?, ya sea con fotografías o letritas en mensajes de texto (cada vez con más falta de ortografía)?. ¿Cuál es el fenómeno?.

Es común hoy preguntar a un amigo o un familiar por mensaje de texto su estado de ánimo y recibir un emoticón, o indagar qué cenará y recibir la foto de un plato de comida. ¿Se puede saber como se encuentra anímicamente el otro sin escucharlo o mirarlo?

Hay una realidad cada vez menos velada, significa que todo queda expuesto pero como en una dimensión plana, como un real sin subjetividad, sin traducción. Si me envían a través del celular la foto de un plato de fideos OBTENGO información clara: está comiendo fideos, pero no obtengo datos sobre las sensaciones o pensamientos de esa persona, ¿le gustan?, ¿se los hizo su abuela?, ¿tenía ganas de comerlos?, ¿hay una reunión familiar?, ¿no tenía nada en la alacena?, en definitiva la era de las imágenes reemplaza la subjetividad, las emociones y sensaciones.

La falta de contacto físico, la ausencia de mirada en la mirada, la creciente inhabilidad de sentir empatía por el otro está determinada por la incapacidad de postergación y espera en cuanto a la propia satisfacción. La inmediatez de los medios de comunicación, el acceso automático a través de internet a cualquier parte del mundo, la vacuidad que se genera en las relaciones sociales, nos hace sentir solos aunque estemos acompañados.  Es una clara imagen del desmoronamiento del velo que nos mantenía con cierto goce en el misterio, fomentaba las ganas de averiguar, de conquistar el mundo de las ideas y del sexo opuesto, de vivir. Hoy no parece existir esfuerzo ni físico ni psíquico para conseguir nada. Sumergidos en las publicidades, en los cuerpos perfectos, en la cúspide del sistema capitalista no dejo de escuchar en el consultorio a personas que se sienten solas aun estando en familia, y que piden más y más para ver si se completan en la escalada al vacío.

Se experimenta el miedo de encontrarse con los propios sentimientos, hasta incluso ellos están medicalizados, un poco de tristeza ya es depresión, la anestesia social hace que nos convirtamos en objetos del mismo consumo, somos cosificados por la sociedad y nuestros pares, por eso enviar una “carita” permite evadir la conexión con ese mundo intangible tan temido que tenemos dentro y nos pertenece.

Las imágenes no transmiten sensaciones, éstas son agregadas por el que las recibe desde su propio bagaje experiencial, de allí que se inventan realidades al prójimo que no dijo pero “es obvio”.  Esta vacuidad social fomenta el miedo a la comunicación, a mostrarnos como somos frente a las personas, porque nuestra imagen también debe ser unificada con la homogeneidad de las redes sociales donde se interviene con moralinas y felicidades artificiales.

Un adolescente me dijo una vez, “tengo todo lo que quiero y no sé por qué no me importa nada”. Un chico que creó una marca propia de sí mismo y ahora sus “amigos” y su entorno se relacionan con la marca vendida, pero no con él, cuyos sentimientos, temores, deseos, incertidumbres, no puede exponer porque la imagen es perfecta, es el espejo del ideal, no habla, no se cuestiona, es lo que es. Y yo pregunto, ¿qué es eso que es?, la nada misma, sin la interpretación emocional del mundo, el mundo no vale nada, sin la apreciación desde las sensaciones la vida pierde color. Las imágenes no portan nada. Este mundo cada vez con menos velo requiere de la permanente imaginarización para sostenernos en comunidad.

Es como aquel que pierde el olfato, y pierde los sabores y pierde sentido una parte importante de su vida: lo que lo conecta con las sensaciones, que a su vez conecta con los recuerdos y estimula las memorias. Hoy estamos perdiendo la memoria de lo que es el otro como un igual, con tan solo un click se cree eliminar a la otra persona de la propia vida, siendo que solo se lo “eliminó” de la lista de un aparato u aplicación. Pero, ¿se lo saca del recuerdo?.

No sé que pensarán ustedes, los lectores, pero desde la más profunda utopía tengo la esperanza de que esto solo sea una moda o un ciclo que pronto dará paso a la restitución subjetiva y volvamos a mirarnos por dentro y no por fuera. De todos modos, ¿que es la vida sin esperanza?.

Foto de Billy The Kid comprada por 2 dólares es valuada en 5 millones

El coleccionista Randy Guijarro compró la fotografía del siglo XIX para su propia compilación, pero resultó ser un documento histórico de Billy the Kid.

En octubre de 2015, Randy Guijarro, un coleccionista estadounidense, fue a una tienda de antigüedades en Fresno (California) y compró allí una fotografía junto a otras por 2 dólares. La imagen parecía ser del siglo XIX y decidió guardarla porque creía que va a quedar bien con el resto de su colección. Poco tiempo después de la compra, los expertos hicieron varias investigaciones y análisis, hasta que llegaron a un descubrimiento realmente sorprendente. Sólo un competente investigador ha sido capaz de confirmarlo. La exploración más cercana reveló que en la fotografía antigua puede encontrarse al famoso pistolero Billy the Kid. La foto es una de las únicas dos existentes en el mundo tomadas de Henry McCarty, conocido como Billy the Kid.

La fotografía comprada por dos dólares, donde se ve a un grupo de personas jugando al croquet

Sin embargo, el hallazgo no es la única razón por la cual el comprador se considera afortunado. Es impresionante cuánta historia puede esconder tan solo una foto. Hoy en día las historias únicas de personajes famosos valen verdaderas fortunas. Randy Guijarro pagó por la imagen 2 dólares y actualmente vale 5 millones de dólares.

Vale la pena presentar más detalles acerca del personaje de Henry McCarty, conocido en el Salvaje Oeste como el prototipo del pistolero. Antes de morir a manos del sheriff, a los 21 años, robaba el ganado y mataba muchos enemigos en los tiroteos: la leyenda le atribuye los 21 víctimas.

Billy the Kid, nunca se separaba de su pistola. No obstante, a veces lo cambiaba por un mazo de croquet. En la segunda, y a la vez la última, foto en la que se logró inmortalizarlo, se lo puede ver jugando a este deporte con los miembros de la banda de los Reguladores en 1878 en Nuevo México.

La autenticidad de la foto fue confirmada por la empresa Kagin´s, con sede en San Francisco, que identificó Billy the Kid y varios miembros de los Reguladores, sus amigos y familiares. La foto fue tomada después de una boda en el verano boreal de 1878.
Como explicó David McCarthy, los expertos de la empresa Kagin’s trataron este descubrimiento con un escepticismo comprensible. Escribió en un comunicado que “la foto original de Billy the Kid es el Santo Grial de América occidental. Hemos tenido que estar seguros, que somos capaz de comprobar dónde, cuándo, cómo y por qué la foto fue tomada. En este caso, una simple similitud no es suficiente. Un equipo de expertos tuvo que determinar todos los detalles de la imagen, para asegurarse, que todo está en su lugar”.

El equipo de expertos tardó un año en la investigación de la fotografía, hasta que encontró el lugar donde fue tomada: el condado de Chaves (ahora la ciudad de Nuevo México). En el mismo lugar descubrieron restos del edificio, como madera podrida o cimientos de piedra.

Detalle de la fotografía inédita de Billy the Kid jugando al croquet

La foto no deja dudas de que las personas fotografiadas jugaron croquet, porque se pueden ver todos los utensilios necesarios para poder jugarlo. En la segunda mitad del siglo XIX, en Inglaterra y los Estados Unidos el croquet se volvió popular debido a que fue el primer deporte en el que las mujeres pudieron jugar en las mismas condiciones que los hombres.

La vida corta de pistolero

Billy the Kid era de Nueva York, pero llegó al Salvaje Oeste por comida y aventuras. Se ganó la vida como vaquero y atracador. Así alcanzó la fama de pistolero que lograba huir de emboscadas. Una vez se expuso a la ira de los agricultores, quienes encargaron la persecución del forajido a su viejo amigo, Pat Garrett, quien ocupó el cargo de sheriff con la esperanza de darle un beneficio más seguro que la vida más allá de los límites de la ley.

Al final de 1880, Garrett capturó a Billy the Kid y lo llevó a los tribunales en Santa Fe, donde sería juzgado por asesinato y robo. Para salvarse, Billy le prometió a Lewis Wallace que a ambio de perdonarle la pena, revelaría todos los delitos de las cuales sabía y indicaría sus responsables. El gobernador aprobó la idea, pero luego daría marcha atrás.

Billy the Kid iba a ser ahorcado en el condado de Lincoln, donde la función de sheriff desempeñaba Patt Garrett. Aprovechando la situación, en ausencia de Garrett, se escapó del arresto. Después de 3 meses de redada, Garrett localizó a su viejo amigo en Fort Sumner y lo mató de un tiro el 14 de julio en 1881.

Concurso abierto de fotografía a 40 años del golpe cívico militar

El Movimiento Patria Grande invita a participar del primer Concurso abierto de fotografía a 40 años del golpe cívico militar.

Las fotos seleccionadas formarán parte de la muestra itinerante «A 40 años, no nos han derrotado» que girará por distintos locales y espacios culturales de Patria Grande en todo el país.

Para participar podrán mandar un máximo de cinco fotos -en formato digital- que representen la temática del concurso. El plazo de entrega es el 21 de marzo y para enviar fotos a «contacto@patriagrande.org.ar»

«Este 24 de marzo no va a ser una fecha más para quienes militamos por los derechos humanos de ayer y de hoy. Este año el mismo poder económico impune -que apoyó y participó del genocidio para instaurar el neoliberalismo- ahora consiguió que su propio gobierno ganara las elecciones y sus principales empleados ocupen altos cargos en el Estado.

La situación de las políticas de memoria, verdad y justicia no es ajena a este cuadro. Los despidos en áreas destinadas a la protección de testigos y a asistir con investigaciones a los juicios pone en evidencia la deliberada vocación vocación del presidente Macri de dejarlos agonizar.

Los monopolios mediáticos buscan reponer la teoría de los dos demonios, funcionarios macristas ponen en duda el número de detenidos-desaparecidos y el secretario de DDHH de la Nación se reúne con asociaciones pro impunidad.

Estamos convencidos que la hora actual demanda unir fuerzas para volver a fundirnos en un único grito: A 40 AÑOS, NOS NOS HAN DERROTADO.»