Atentado en Fort Lauderdale: volvió a reabrir el aeropuerto

El único sector que no abrió sus puertas fue la terminal 2 del aeropuerto de Fort Lauderdale, donde ocurrió el atentado: Esteban Santiago Ruiz, de 26 años, mató a cinco personas al azar y dejó al menos 8 heridos.

Ruiz fue identificado por la policía luego del tiroteo, y determinó que es un ex militar que recibía ayuda psicológica del FBI. A causa de esto, el aeropuerto del estado de Florida cerró sus puertas y canceló todos los vuelos programados para la noche de ayer. Hoy, cerca de las 5 de la tarde en horario de Argentina, reabrió para viajar con normalidad.

En cuanto a la terminal 2, los medios locales filtraron imágenes donde se observa al sector con presencia policial y cordones de prevención. Se estima que casi 20.000 maletas quedaron dentro del edificio luego de la evacuación.

Hasta el momento no se confirmó que el atentado sea un ataque terrorista, lo único que se conoce es que el asesino aterrizó el viernes en Fort Laurderdale con previa escala en Minneapolis. Minutos después, llevó a cabo una tragedia que terminaría con la vida de 5 personas inocentes.

 

Ataque en el Aeropuerto Internacional de Florida: cinco muertos

Cinco personas murieron y al menos 8 resultaron heridas hoy en el Aeropuerto Internacional Fort Lauderdale-Hollywood de Florida, Estados Unidos, luego de un tiroteo en el cual un hombre, empezó a disparar contra la gente.

La policía ya identificó y arrestó al agresor. Esteban Santiago Ruiz,de 26 años, portaba una identificación militar que todavía no fue comprobada. Según medios estadounidenses, el sujeto estaba en la vista del FBI, que a su vez le brindaba ayuda psicológica.

Un testigo del hecho, comentó: «Las personas comenzaron a gritar y tratar de salir por cualquier puerta que pudieran o a esconderse bajo los asientos. Él simplemente siguió acercándose, disparándole a las personas al azar, sin motivo ni razón. Luego el atacante arrojó su pistola y se tendió en el piso a la espera de ser detenido».

El Aeropuerto suspendió todos sus vuelos e inmediatamente evacuaron a todas las personas que se encontraban en el lugar.

Desde Estados Unidos cuentan que el tiroteo se produjo entre las terminales 1 y 2, justo en un área que está destinada a los taxis.

Lo que más preocupa en Norteamérica es que en los primeros seis días de este 2017 ocurrieron la mima cantidad de episodios en los que un tirador abrió fuego contra un grupo de personas sin motivos. El primer día sucedió en Winstonville, Mississippi; Miami, Florida y Dallas, Texas. El 4 también en Texas pero en la ciudad de Allen, el 5 paso en Fontana, California y hoy paso en Fort Lauderdale, Florida.