Tribunal de La Haya: «China no tiene ningún derecho histórico sobre el mar de la China Meridional»

Noticias de China

 

El tribunal también ha determinado que «China ha violado los derechos de soberanía de Filipinas» en su zona económica exclusiva.

China no tiene «derecho histórico» sobre los territorios en disputa en el mar de China Meridional, ha declarado un tribunal internacional establecido conforme a la mediación de la Corte Permanente de Arbitraje de La Haya, informa RIA Novosti. La decisión ha sido tomada en el marco de una denuncia de Filipinas contra China en torno a la disputa sobre el mar de la China Meridional.

La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (Países Bajos) no ha encontrado motivos para reclamaciones territoriales de China en el mar de China Meridional dentro de una línea de demarcación llamada «línea de los nueve puntos». El tribunal también ha determinado que «China ha violado los derechos de soberanía de Filipinas» en su zona económica exclusiva, interfiriendo en la exploración de la pesca y el petróleo pertenecientes a este último país, construyendo islas artificiales y no habiendo impedido que los pescadores chinos operen en el zona, reporta ‘The Guardian’.

El tribunal de La Haya ha condenado también los proyectos de recuperación de tierras por parte de China y la construcción de islas artificiales en el archipiélago Spratly, concluyendo que el país ha causado «daños graves al medioambiente de los arrecifes de coral».

¿Qué denuncia Filipinas?

En enero de 2013, Filipinas recurrió unilateralmente al arbitraje internacional para resolver algunas de las cuestiones en torno a la disputa territorial en el mar de la China Meridional. En su demanda Manila instó al Tribunal de La Haya a declarar inválida la llamada «línea de los nueve puntos» basada en los «derechos históricos» que definen los límites de las reclamaciones de China. Filipinas considera que esta línea de demarcación territorial de China contradice los términos de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CDM).

Asimismo, Filipinas exigió que La Haya reconociera que China violó los términos de la Convención para la pesca y la construcción, lo que causó daños en el medioambiente marino. En su demanda, Manila también subrayó que no trata de establecer la soberanía de las islas en disputa mediante el Tribunal y que tampoco es necesario definir las fronteras marítimas. Según afirma este país, ha intentado en varias ocasiones resolver la disputa a través de negociaciones con China, sin embargo estas fracasaron, lo que obligó a Manila a dirigirse al arbitraje.

¿Cuál es la posición de China?

En diciembre de 2014, el Ministerio de Asuntos Exteriores chino publicó un documento que marcó la posición del Gobierno, que se niega a participar en el procedimiento ya que opina que el Tribunal de La Haya no tiene jurisdicción para resolver disputas territoriales. Según China, la denuncia unilateral de Filipinas viola los procedimientos obligatorios para la resolución de disputas.

La posición de la parte china consiste en que la disputa entre ambos países debe resolverse de forma bilateral. Además, China acusa a Filipinas de «encubrir» los objetivos principales de la denuncia, ya que en realidad pretende establecer la soberanía sobre el territorio en disputa.

¿Qué pasará después del juicio?

Poco después de la publicación del veredicto, China ha anunciado que «no acepta y no reconoce» el dictamen del tribunal de La Haya. Los medios especulan que en respuesta a la decisión de la Corte, Pekín podría militarizar el arrecife Scarborough, aunque el gigante asiático no hizo declaraciones en ese sentido y subrayó que aboga por la resolución de la disputa por medio de negociaciones.

Algunos expertos opinan que China recurrirá a una «retorica fuerte» después de la decisión, aunque sin acciones agresivas. Otros sugieren que la decisión podría establecer un precedente para otros países de la región que participan en la disputa con China.

El politólogo Carlos Martínez García opina que EE.UU. utilizó a Filipinas para que el Tribunal de la Haya tomase la decisión más conveniente para Washington.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

Se registra un sismo de magnitud 5,2 en Filipinas

Noticias de Filipinas

Se ha producido un terremoto de magnitud 5,2 en Filipinas, informa el Servicio Geológico de EE.UU.

El epicentro del sismo se situó a 6 kilómetros al norte de la provincia de Aurora, situada en la parte oriental de la región Luzón Central, a una profundidad de 10 kilómetros. Por el momento no se han registrado víctimas ni daños materiales, ni se ha declarado una alerta de tsunami.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

La respuesta asiática a EE.UU.: Pekín realiza ejercicios en el mar de la China Meridional

Noticias de EE.UU.

Los ejercicios se prolongarán hasta el 10 de julio.

Pekín realiza ejercicios en el mar de la China Meridional

Tensión en Asia Oriental

China advierte a EE.UU.: «No violen nuestra soberanía»

China está llevando a cabo ejercicios tácticos en el mar de la China Meridional cerca de la isla de Hainan y las islas Xisha (islas Paracel), informa la agencia de noticias Xinhua.

En las maniobras participan aviones, submarinos, buques de superficie y fuerzas de la Guardia Costera y están dedicadas a operaciones de control del espacio aéreo, batallas navales y la lucha contra submarinos.

Estos ejercicios, que se prolongarán hasta el 10 de julio, se celebran en el contexto de las repentinas advertencias de China a EE.UU., cuya ostentación militar, según Pekín, tiene como objetivo involucrarse en una disputa regional.

A la espera de la decisión de Tribunal de La Haya

El 6 de julio, el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, mantuvieron una conversación telefónica sobre asuntos marítimos a petición del diplomático estadounidense.

China ha instado a EE.UU. a no tomar partido y no atentar contra la «soberanía y la seguridad» de Pekín menos de una semana antes de que el Tribunal de La Haya emita su veredicto sobre las islas Spratly, un archipiélago en disputa en el mar de la China Meridional.

En 2013, Filipinas solicitó a este tribunal que se pronunciase sobre la soberanía de las islas Spratly, situadas en el centro de importantes rutas de navegación comercial en la zona.

Wang Yi criticó el arbitraje del Tribunal de La Haya por estar «contaminado por la aplicación ilógica y errónea de procedimientos, leyes y pruebas», ya que estima que «ha expandido su jurisdicción más allá de sus límites» y supone una «farsa» que «debe terminar».

Con estas palabras, el diplomático chino ha confirmado que su país no aceptará la decisión porque estima que el fallo «no será vinculante» y ha recordado que, con esta postura, Pekín «ratifica las leyes internacionales» y «salvaguarda la seriedad y la integridad» de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDMI).

¿Qué hace EE.UU. en Filipinas?

El mes pasado EE.UU. envió dos portaviones al mar de Filipinas bajo el pretexto de realizar ejercicios militares, algo que, de acuerdo con el medio, es «una demostración de fuerza» para que China sea más obediente.

China y algunos países de la región, como Japón, Vietnam y Filipinas, mantienen diferencias sobre las fronteras marítimas y las áreas de responsabilidad en el mar de la China Meridional y en el mar de la China Oriental. Según las autoridades chinas, Filipinas y Vietnam aprovechan deliberadamente el apoyo de EE.UU. para propiciar una escalada de tensión en la región.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

«No violen nuestra soberanía»: China advierte a EE.UU. de que protegerá sus derechos en Asia

Noticias de Asia

El ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, han mantenido una conversación telefónica sobre asuntos marítimos.

  • Tensión en Asia Oriental
  • ¿Podría el mar de la China Meridional convertirse en el escenario de la próxima guerra mundial?

China ha instado a Estados Unidos a no tomar partido y no atentar contra la «soberanía y la seguridad» de Pekín menos de una semana antes de que el Tribunal de La Haya emita su veredicto sobre las islas en disputa que se encuentran en el mar de la China Meridional.

Este 6 de julio, el ministro de Asuntos Exteriores chino, Wang Yi, y el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, han mantenido una conversación telefónica sobre asuntos marítimos a petición del diplomático estadounidense, según informa la agencia de noticias china Xinhua.

Tensión en Asia: «Сhina puede hacer que EE.UU. ‘pague un precio muy alto’ por su intromisión»

Wang Yi ha criticado el arbitraje del Tribunal de La Haya por estar «contaminado por la aplicación ilógica y errónea de procedimientos, leyes y pruebas», debido a que estima que «ha expandido su jurisdicción más allá de sus límites» y supone una «farsa» que «debe terminar».

Con estas palabras, el diplomático chino ha confirmado que su país no aceptará la decisión porque estima que el fallo «no será vinculante» y ha recordado que, con esta postura, Pekín «ratifica las leyes internacionales» y «salvaguarda la seriedad y la integridad» de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar (CNUDMI).

China «protegerá firmemente su soberanía territorial»

Asimismo, Wang ha instado a Washington a que no tome partido en «cuestiones relacionadas con las disputas de soberanía», sea «prudente con sus acciones y palabras» y no realice «ninguna acción que viole la seguridad de los intereses de China» que, «independientemente de la resolución del Tribunal», va a «proteger firmemente su soberanía territorial y sus derechos legítimos» en el mar de la China Meridional.

Este martes, el diario chino ‘The Global Times’ publicó que «China es un país pacífico que da la bienvenida al diálogo, pero debe prepararse para una confrontación militar en el mar de la China Meridional». Asimismo, este periódico advirtió que el país asiático «es capaz de hacer que Washington ‘pague un precio muy alto’ si interviene en la disputa desde el punto de vista militar».

  • Dos archipiélagos del mar de la China Meridional, las islas Paracelso y las islas Spratly, son objeto de una antigua disputa territorial entre China, Filipinas, Malasia, Brunéi, Indonesia y Vietnam. Estos países aspiran a controlar ambos territorios tanto por razones económicas —se cree que albergan reservas de petróleo y gas— como estratégicas, pues están situados en una ruta marítima muy transitada.
  • EE.UU. también participa en el conflicto, debido a que apoya abiertamente a Filipinas y Vietnam, y urge a Japón a armarse para contrarrestar el creciente poder chino.
  • Los norteamericanos tratan de demostrar su influencia en la región mediante el aumento de su fuerza militar y la de sus aliados. En los últimos meses, Washington ha enviado varios buques de guerra a las aguas en disputa, mientras que los aviones estadounidenses han realizado numerosas misiones de vigilancia sobre la zona.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).