Multitudinario cierre de la VIII Fiesta del Cordero Costero

Más de 30 mil personas visitaron la VIII Fiesta del Cordero Costero en Mar de Cobo durante el fin de semana, donde pudieron disfrutar del exquisito cordero al asador, espectáculos en vivo de nivel y decenas de puestos de artesanos.

La localidad balnearia recibió a lo largo de tres días a miles de residentes y visitantes demostrando así que la fiesta está instalada en el acervo tradicional del Partido de Mar Chiquita y la Costa Atlántica.

En la jornada de cierre, el intendente Jorge Paredi recorrió el predio y degustó el sabroso cordero costero, acompañado del delegado Alejandro Cueto y de Fabiana Gutiérrez, de la comisión organizadora.

“Es una fiesta que está instalada. Miles de personas disfrutaron a pocos metros del mar de una celebración que conjuga nuestras tradiciones y costumbres”, señaló el jefe comunal, al tiempo que felicitó “a la comisión, que quiere a la fiesta y la promueve todo el año para lograr tamaño éxito”.

Un marco ideal se dio en el último día, en una jornada calurosa disfrutada por una multitud. Se repitieron las filas para degustar el mejor cordero en los stands gastronómicos que lucieron colmados. Mientras tanto, las bandas aportaron su cuota musical sobre el escenario y los artesanos lucieron sus producciones.

Uno de los puntos álgidos de la celebración se dio el sábado por la noche con la actuación de El Símbolo, que brindó todo su color y calor con la participación del público y los hits que marcaron su época.

Asimismo, la joven de Santa Clara del Mar, Brenda Bermúdez, fue elegida como reina de esta octava edición. Brenda fue secundada por Micaela Gómez y Valentina Stimack como primera y segunda princesa, respectivamente.

Una multitud en la Fiesta del Cordero Costero en Mar de Cobo

Más de 30 mil personas visitaron la Fiesta del Cordero Costero durante sus tres días de desarrollo, en un éxito rotundo de gastronomía, tradición y familia.

Las largas filas para degustar el exquisito cordero se repitieron en el espléndido domingo, que marcó el cierre de la VII edición en Mar de Cobo. El desfile tradicional, la música y los artesanos completaron una jornada inolvidable y multitudinaria.

El intendente Jorge Paredi almorzó y disfrutó del cordero asado por marchiquitenses, acompañado de su esposa Cristina de Dios, el reconocido cantante Donald (quien se presentó el sábado en el escenario), funcionarios y concejales.

“Un cierre multitudinario de esta fiesta que cautiva por sus corderos y su tradición. Esta celebración atrae a visitantes del distrito y la región, favorecidos por la doble mano de la autovía 11 que conecta Mar del Plata con Mar Chiquita”, aseguró el jefe comunal.

El inicio del último día de festejos comenzó con el desfile tradicional donde los anfitriones de la Agrupación Amigos del Caballo lideraron las pasadas, de las cuales formaron parte las instituciones intermedias, fuerzas vivas y cuerpos de servicios públicos de Mar de Cobo. Todos ellos pasaron por la Av. Cobo rodeados de vecinos y visitantes que desde temprano arribaron a la localidad costera.

El sábado por la noche se vivió otra jornada inolvidable, con la elección de Milagros Calderón, de 15 años y oriunda de Coronel Vidal, como Reina de la VII edición de la Fiesta del Cordero Costero de Mar de Cobo, secundada por Priscila Soulé (15 años, de Santa Clara del Mar) y Ainhoa Saralegui Ibarguren (16 años, de Santa Clara del Mar) como primera y segunda princesa, respectivamente.

La coronación se desarrolló con un imponente marco de público, minutos antes de la presentación del popular cantante Donald, autor e intérprete de recordados éxitos como Tiritando, En una playa junto al mar, Siempre fuimos compañeros, entre otros, todos temas que sonaron en el escenario de Mar de Cobo y que hicieron bailar a distintas generaciones.

Con el auspicio de la Municipalidad de Mar Chiquita, la Fiesta del Cordero Costero fue organizada, como todos los años, por las comisiones de la Sala de Primeros Auxilios Evita, de la Asociación Vecinal de Fomento Mar de Cobo y de la Capilla Nuestra Señora del Rosario, con la voluntaria colaboración de la ONG Jóvenes del Mar.