Femicidio en Mar del Plata; un detenido

La mujer tenía 52 años y recibió un disparo en el abdomen. La policía secuestró 5 armas de fuego y cocaína entre las pertenencias de la pareja. Un adolescente de 13 años habría presenciado el femicidio.

Una mujer de 52 años fue asesinada de un disparo en el abdomen en una vivienda del barrio marplatense Peralta Ramos, donde se hallaron drogas y armas, y como sospechoso del femicidio fue detenida su pareja, informaron hoy fuentes policiales.

El episodio ocurrió anoche, cerca de las 23:00, cuando vecinos llamaron al 911 para alertar a la policía de al menos un disparo y gritos que provenían de una vivienda situada en la calle González Chávez al 600.

Al llegar personal policial e ingresar al inmueble encontró a un adolescente de 13 años en una crisis de nervios, manchas de sangre en el suelo y sobre una mesa dos armas de fuego, municiones, estupefacientes, una balanza digital y dinero.

Simultáneamente, los efectivos fueron alertados del ingreso de una mujer herida de bala a la guardia del hospital Interzonal General de Agudos (HIGA) de Mar del Plata, quien murió poco después según informó la Agencia Télam. La víctima había sido llevada hasta el lugar en el auto particular de su pareja, quien quedó detenida, indicaron los voceros.

La mujer asesinada fue identificada por las fuentes como Adriana Estéfano, mientras que su pareja, sospechosa del femicidio, es Leonel Ponce (40), quien fue alojado en la unidad carcelaria 44 de Batan hasta que el fiscal de la causa le tome declaración por el delito de «homicidio agravado por ser cometido por un hombre en perjuicio de una mujer (femicidio) y por el uso de arma de fuego».

En el domicilio donde se produjo el hecho trabajó personal de la policía antinarcóticos y de la DDI de Mar del Plata, ya que, según los voceros, los habitantes eran investigados por comercialización de estupefacientes.

En el interior de la vivienda se secuestró clorhidrato de cocaína, $ 290.000, 4 celulares, una balanza digital, una pistola 9 milímetros marca Bersa, una pistola Glock 380, una carabina y un revólver calibre 22 marca Taurus y municiones, informó la policía.

Al ser requisado el Citroën C3 AirCross que utilizó Ponce para trasladar a su pareja se encontró un revólver Smith & Wesson calibre 22 y tres envoltorios de cocaína

Creen que una mujer de Sierra de los Padres fue asesinada porque iba a denunciar a su agresor

Una jueza procesó con prisión preventiva a un sereno de 57 años acusado de asesinar de un balazo en el cuello, el 4 de enero pasado, a una comerciante del paseo de compras de la localidad bonaerense de Sierra de los Padres que lo iba a denunciar por el abuso sexual de una menor de edad.

Una jueza procesó con prisión preventiva a un sereno de 57 años acusado de asesinar de un balazo en el cuello, el 4 de enero pasado, a una comerciante del paseo de compras de la localidad bonaerense de Sierra de los Padres que lo iba a denunciar por el abuso sexual de una menor de edad, informaron fuentes judiciales.

Se trata de Gustavo Rafael Sensán (57), a quien la jueza de Garantías de Mar del Plata, Lucrecia Bustos, le imputó el «homicidio criminis causa» de María Florencia Ascaneo (41), quien fue baleada delante de su familia en el centro comercial en el que tanto ella, como el ahora acusado, trabajaban.

Fuentes judiciales informaron a Télam que el procesamiento fue dictado en las últimas horas tras el pedido del fiscal Leandro Arévalo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 marplatense.

De acuerdo al fallo de la jueza al que accedió Télam, el acusado actuó «con el fin de ocultar otro delito y para asegurar su impunidad», en este caso, el abuso de una niña menor de edad.

También se le atribuyó el delito de «portación ilegal de arma de fuego de uso civil», por la pistola utilizada para consumar el crimen.

La hija de la víctima, quien presenció el crimen de su madre, aseguró ante la Justicia que el homicida dijo, momentos antes de extraer el arma de entre sus ropas y ejecutar a su víctima: «Ustedes están diciendo mentiras sobre mí».

Según la testigo presencial, el agresor «estaba tranquilo y sin gritar», aunque no pudo distinguir si estaba drogado o alcoholizado.

Por su parte, Carlos Zeccini, el esposo de Ascaneo, declaró que se encontraba junto a la hija de ambos y su mujer cuando ocurrió el ataque y señaló a «Gustavo» como el autor del disparo.

El hombre contó que al creer que el atacante iba a seguir tirando, se puso a resguardo junto a su hija detrás del mostrador de su comercio y le arrojó un frasco al tirador, al quien se le cayó el arma.

«En ese momento se reincorpora y sale a retenerlo, lo saca del local y comienza a efectuar golpe de puño a Gustavo», señaló el fallo y agregó que fueron otras personas que se hallaban en el paseo de compras quienes retienen al agresor antes de que llegue la Policía, al tiempo que el esposo y la hija de Ascaneo trataron de auxiliarla.

La jueza también valoró que otras personas que no fueron testigos presenciales del hecho también «sindicaron al encartado como presunto responsable del mismo» y las imágenes de las cámaras de seguridad de uno de los locales comerciales que registraron la secuencia del accionar del sospechoso.

A su vez, la magistrada consideró que el acusado debe seguir detenido ya que en libertad «podría procurar entorpecer la investigación penal en curso», por lo que Sensán seguirá alojado en la Unidad penal 44 de Batán.

Por último, la jueza aceptó al viudo Zeccini como particular damnificado en la causa.

El hecho ocurrió alrededor de las 12.30, en un local de productos de granja «La Familia», perteneciente a Ascaneo y ubicado en el primer piso del centro comercial «Paso de las Cabras», en avenida Argentina y calle Arturo, en pleno centro de Sierra de los Padres, a unos 15 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata.

De acuerdo a los testimonios obtenidos por personal policial, el ahora imputado desempañaba algunas tareas como sereno o cuidador en el mismo paseo de compras, donde finalmente fue detenido por personal de la comisaría 14ta. de Sierra de los Padres.

En aquella oportunidad, el fiscal Arévalo contó que al arribar a la escena del crimen se encontró con «una familia totalmente devastada por un hecho de sangre» y que el deceso de la mujer baleada fue «prácticamente instantáneo».

Según el instructor judicial, el agresor utilizó una pistola marca Tala calibre. 22 que fue secuestrada en poder del acusado. (Télam)

Asesinan de un disparo a una mujer en Sierra de los Padres y detienen a un hombre

Una mujer de 41 años fue asesinada de al menos un tiro en cuello en un paseo de compras de la localidad bonaerense de Sierra de los Padres y por el femicidio detuvieron a un hombre que trabajaba en ese centro comercial

Una mujer de 41 años fue asesinada de al menos un tiro en cuello en un paseo de compras de la localidad bonaerense de Sierra de los Padres y por el femicidio detuvieron a un hombre que trabajaba en ese centro comercial, informaron fuentes policiales.

La víctima fue identificada por la Policía como María Florencia Ascaneo, quien cerca del mediodía fue baleada en la puerta del local de productos de granja perteneciente a su familia, en el centro comercial «Paso de Cabras», en dicha localidad ubicada a unos 15 kilómetros de la ciudad de Mar del Plata.

Según las fuentes, testigos presenciales llamaron al 911 y cuando personal médico arribó al lugar, en avenida Argentina y calle Arturo, pleno centro de Sierra de los Padres, constató que la mujer ya había fallecido.

De acuerdo a los testimonios obtenidos por personal policial, la víctima estaba en la puerta del local, ubicado en el primer piso, cuando un hombre que desempeña algunas tareas en el mismo paseo se aproximó y le disparó.

Las fuentes señalaron que el sospechoso, de 57 años, fue detenido en el lugar por personal de la comisaría 14ta. de Sierra de los Padres y quedó a disposición del fiscal Leandro Arévalo, de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 7 de Mar del Plata. (Télam)

La madre de Lucía Pérez espera un nuevo juicio «lo antes posible»

«De la víctima no se habla más, hoy en un juicio me levanto y los hago callar hasta que me echen de la sala, no me callo más», expresó Marta Montero. Ayer un fallo anuló la absolución de los tres hombres acusados por el crimen.

La madre de Lucía Pérez, la adolescente de 16 años abusada y asesinada en octubre de 2016 en la ciudad de Mar del Plata, dijo que tras el fallo que anuló la absolución de los tres hombres acusados por el crimen espera un nuevo «juicio lo antes posible» y advirtió que no se va a callar ni permitirá que nadie diga las «barbaridades» que se dijeron de su hija en el anterior proceso.

«De la víctima no se habla más, hoy en un juicio me levanto y los hago callar hasta que me echen de la sala, no me callo más, de mi hija nadie mas habla, sea un juez o sea quien sea, de la manera que defenestraron a Lucía, las cosas que se dijeron, las barbaridades que dijeron», expresó Marta Montero en diálogo con radio El Destape.

En ese sentido, la mujer pidió que las mujeres luchen «para que no se hable más de la víctima» de la forma en que el tribunal de primera instancia y los medios se refirieron a su hija durante el proceso.

«Creo que esto va a ser un antes y un después, nunca vamos a ver a una mujer que sufra lo que sufrió Lucía con ese fallo, nunca más una mujer debe pasar por esto», señaló la mamá de Lucía.

Montero formuló esas declaraciones luego de que el miércoles se conociera que el Tribunal de Casación Penal bonaerense anuló el veredicto dictado en noviembre de 2018 por el Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 1 marplatense, en el que Matías Gabriel Farías (26), Juan Pablo Offidani (45) y Alejandro Alberto Maciel (62) fueron absueltos de los delitos de «abuso sexual agravado por el suministro de estupefacientes seguido de muerte en concurso ideal con femicidio».

La madre de la adolescente señaló que ahora los involucrados «van a recibir otra pena, una como corresponde, porque ellos cometieron dos delitos, uno era vender drogas y el otro fue matar a Lucía».

«Queremos que se haga un juicio lo antes posible y que sea justo, que esas personas sean condenadas por femicidio y que paguen por lo que han hecho con la vida de Lucía», agregó.

La anulación de la absolución

La resolución a la que tuvo acceso Télam fue tomada por la sala IV de Casación, que además de anular las sentencias de los imputados, ordenó que se realice un nuevo debate «con la premura que el caso amerita».

Durante el juicio realizado en primera instancia por el tribunal integrado por los jueces Facundo Gómez Urso, Aldo Carnevale y Pablo Viñas; Farías y Offidani, que habían llegado a ese proceso imputados como presunto autor del hecho y como partícipe necesario, respectivamente, fueron condenados a ocho años de prisión por «tenencia de estupefaciente con fines de comercialización».

En cuanto a Maciel, que había sido acusado por el delito de «encubrimiento agravado», resultó absuelto durante el juicio oral.

El fallo fue apelado por la Fiscalía General marplatense, que consideró que hubo una «incorrecta apreciación del material probatorio», y también por la familia de Lucía, como particular damnificado.

La muerte de Lucía ocurrió en la mañana del 8 de octubre de 2016, y de acuerdo a la hipótesis del Ministerio Público, la joven conoció a Farí­as y Offidani un día antes, cuando ellos se acercaron a través de una amiga de la Escuela Media 3 de Mar del Plata para venderle un cigarrillo de marihuana.

Al día siguiente, Farías citó a la chica en su domicilio de la calle Racedo al 4800, en la zona sur de la ciudad, donde habría sido drogada y abusada hasta la muerte.

El cuerpo fue llevado luego a un centro asistencial de Playa Serena, y según la instrucción del caso, fue lavado y acondicionado con la ayuda de Maciel. (Télam)

Femicidio de Jordana: la UNMDP decreta duelo y habrá marcha en reclamo de justicia

Jordana Belén Rivero, la joven de 28 años que cayó de un séptimo piso de un edificio céntrico estudiaba en esa facultad. Hay un hombre detenido acusado de femicidio.

Jordana Belén Rivero, la joven de 28 años que murió al caer desde un 7° piso de un edificio ubicado en el centro de Mar del Plata, estudiaba la carrera de Psicología.

 

La autopsia determinó que Jordana había sido golpeada y estaba inconsciente al momento de caer desde la ventana del departamento que alquilaba. Por el hecho hay un hombre de 50 años, oriundo de Ushuaia, detenido acusado de femicidio.

 

La Facultad de Psicología de la UNMDP informó que «ante el femicidio perpetrado contra una estudiante de esa Unidad Académica, la Dra. Ana María Hermosilla, Decana de la Facultad de Psicología, declara asueto académico para el día miércoles 4 de marzo».

 

«Convocando a la comunidad universitaria a reflexionar sobre la situación de vulnerabilidad que atraviesa el colectivo de mujeres y sumarse al acompañamiento a la familia y amigos de nuestra estudiante Jordana Belén Rivero», agrega la nota.

 

Mientras que, desde el equipo de gestión de la Universidad Nacional de Mar del Plata se manifestaron con profundo dolor ante el femicidio de la estudiante y realizaron un pedido de Justicia por Jordana, «reafirmando el compromiso de nuestra institución en la sensibilización y prevención de la violencia de género en todas sus formas».

 

A través de un comunicado, indicaron que «el contexto de emergencia actual con respecto a los femicidios (66 en los primeros dos meses del corriente año) nos atraviesa como sociedad y como comunidad universitaria, es por eso que llamamos a aunar esfuerzos interinstitucionales en conjunto con el movimiento de Mujeres y Diversidad en pos de prevenir y aportar a la erradicación de la violencia patriarcal».

 

Por último, manifestaron el acompañamiento más sincero a la familia de Jordana y decretar duelo en la UNMdP para el día miércoles 4 de marzo, asimismo invitar a la movilización que se realizará por las calles de la ciudad.