Educación: evaluarán a alumnos primarios y secundarios con pruebas estandarizadas de lengua y matemática

Los exámenes serán a partir de agosto próximo. También se someterá a evaluación a los docentes en el marco del Plan Nacional 2021-2022.

Alumnos primarios y secundarios de todo el país serán evaluados a partir de agosto próximo con pruebas estandarizadas de aprendizaje en lengua y matemática, anunció el Ministerio de Educación de la Nación.

De esta manera, el Gobierno anunció el regreso de las pruebas Aprender, que el año pasado no se llevaron adelante con motivo de la pandemia de coronavirus, semanas después de haber comunicado que en 2021 tampoco se iban a realizar.

Además, se harán exámenes a docentes y directivos acerca del proceso de enseñanza, trayectorias de los estudiantes, organizanización escolar e innovaciones introducidas en el aula durante la pandemia, en el marco de un Plan Nacional 2021-2022.

Gabriela Diker, secretaria de Evaluación e Información Educativa del Ministerio, dijo a NA que el Plan Nacional de Evaluación aprobado junto al Consejo Federal de Educación «tomará información acerca del cumplimiento de los lineamientos pedagógicos en las escuelas durante la pandemia, cómo se organizaron en ciclos, secciones, y qué contenidos priorizaron».

La información será volcada al «diseño de políticas públicas» por la cartera, apuntó en conferencia de prensa online.

El Plan Nacional de Evaluación Educativa, aprobado por las 24 jurisdicciones reunidas en el Consejo Federal e incluido en la ley de Educación de 2006, comprende más de 15 herramientas o dispositivos, entre ellos las pruebas estandarizadas Aprender para realizar una «evaluación y mejoramiento del sistema educativo con una mirada integral y federal, para interpelar a los gobiernos y definir los procesos de inversión».

La Secretaria también confirmó que Argentina volverá a participar de las pruebas internacionales PISA, que examinan a estudiantes de 15 años de edad, y lo hará con un cuestionario en formato digital.

«Hubo un festival de innovaciones didácticas en pandemia», subrayó Diker para destacar que «los lineamientos pedagógicos, los itinerarios escolares, las trayectorias y alteraciones de la escuela primaria para la continuidad educativa serán tomadas en cuenta por el relevamiento nacional como puntos de partida y de apoyo para la transformación de la escuela».

A nivel primario el Plan prevé una Encuesta en línea a docentes sobre las condiciones y prácticas de enseñanza durante 2021, y los resultados estarán en noviembre próximo.

También comprende una Investigación Educativa Federal 2021, una sistematización de las políticas educativas provinciales durante la pandemia y una aproximación cualitativa a algunas experiencias institucionales que enriquezcan la información, en el nivel primario.

Abordará además la prueba estandarizada censal Aprender 2021, en las 23.000 escuelas primarias del país, donde asisten los 770.000 estudiantes que serán evaluados en Lengua y Matemática.

Además, se aplicarán cuestionarios complementarios a equipos directivos y a estudiantes y los resultados estarán disponibles en 2022.

Habrá una muestra de 138.000 estudiantes de 6º grado de 2.782 escuelas serán consultados sobre cómo y qué aprendieron en estos dos años de pandemia, y las conclusiones se conocerán en diciembre próximo.

Un Informe nacional de indicadores educativos forma parte del Plan, a partir de los datos del Relevamiento Anual y de datos poblacionales.

Se publicarán cincuenta indicadores que dan cuenta de los niveles de acceso a la escuela primaria y las trayectorias escolares con datos del período 2011-2020.

Los componentes del Plan de Evaluación del nivel secundario contemplan encuestas a equipos directivos y docentes sobre condiciones y prácticas de enseñanza del ciclo lectivo 2021 y las conclusiones se conocerán en septiembre y noviembre próximos.

Aprender 2022, evaluación estandarizada, se hará en las 13.000 escuelas secundarias, donde asisten los 472.300 estudiantes de quinto y sexto años que serán evaluados en Lengua y Matemática.

Además, se aplicarán cuestionarios complementarios a equipos directivos y los resultados estarán en 2023.

En otro orden, Diker destacó que mejoró la asistencia escolar en pandemia, al señalar que «el 81 por ciento de los alumnos de primaria del país concurre a clases presenciales», al tomar como base el 50 por ciento de las 30 mil escuelas de esa modalidad del país.

«Todas las escuelas están sostenido la presencialidad y regímenes alternados en caso de aislamiento de casos sospechosos», añadió. (NA)

Programa Aprender evalúa a más de un millón de estudiantes

Se realizará el próximo 7 de noviembre y también incluirá en la evaluación a unos 900 mil docentes.

Más de un millón de estudiantes y 90 mil docentes de las escuelas medias son evaluados este martes 7 de noviembre en el marco de la jornada del programa Aprender, que busca recabar información sobre la situación de la educación en el país para mejorar las políticas públicas del sector.

Si bien algunos gremios manifestaron su rechazo a la prueba en distintas provincias, el ministro de Educación de la Nación, Alejandro Finocchiaro, señaló que daba «una batalla cultural. Nos estamos rebelando contra el conservadurismo del sistema educativo”.

La evaluación se realiza por segundo año consecutivo en 31.300 escuelas públicas y privadas de todo el país.

Allí se evalúan los conocimientos y técnicas de enseñanza de 1.210.620 estudiantes y 92.730 docentes, respectivamente.

Desde el Ministerio, Finochiaro alertó al anunciar la prueba que «no hay políticas públicas serias si no se sabe cuál es el universo al que se aplica. Nos interesa continuamente recabar información para trabajar en ellas».

«No nos interesa falsear datos, ni crear un mundo imaginario”, indicó el funcionario y aseguró que «la prueba Aprender se hará todos los años, aunque haya críticas o no de determinados gremios”.

Y, sobre la prueba, explicó que se busca conocer, entre otras cosas, «la capacidad para producir un texto escrito de los estudiantes de 4º grado de nivel primario». También habrá pruebas en braille para estudiantes con ceguera y evaluaciones aptas para estudiantes con disminución visual.

Los resultados se conocerán entre marzo o abril de 2018.

El plan Aprender evalúa desde el año pasado los aprendizajes de los estudiantes y la sistematización de información acerca de algunas condiciones en las que se desarrollan para obtener datos de calidad sobre los logros alcanzados y desafíos pendientes.

Aprender: en medio de rechazos, evalúan a más de un millón de estudiantes

Se toman evaluaciones a 1.400.000 estudiantes del último año de la secundaria y de 6° grado de la primaria de escuelas públicas y privadas, para determinar el nivel de conocimientos en lengua, matemática, ciencias naturales y sociales. Los que no participen no tendrán clases.

La prueba nacional, que fue aprobada en el último Consejo Federal de Educación, está orientada a conocer cuánto saben los estudiantes en esas materias básicas, además de reunir información sobre cómo se trabaja en la escuela.

Este martes se evaluarán las dos primeras materias mencionadas y el miércoles se tomarán contenidos de ciencias naturales y sociales para los alumnos del último año de la secundaria y, a modo de muestra representativa, a un grupo de estudiantes de tercer grado de escuela primaria.

En Mar del Plata, los gremios docente Suteba, Sadop, Adum y centros de estudiantes de colegios municipales y provinciales plantearon su rechazo a esta medida del gobierno.

«Este tipo de evaluación va en detrimento de la educación pública —que siempre ha sido y es la más inclusiva— como un derecho social, integral y justo”, plantearon los referentes sindicales.

“El problema principal es qué información se recabará, la validez y confiabilidad de los instrumentos que se utilizarán y qué decisiones se tomarán luego. El problema no es el acto de evaluar, sino que es imprescindible conocer con anterioridad cuáles son él/los propósitos que se persiguen con la evaluación propuesta: ¿para qué se evalúa? ¿qué se hará con la información recabada?», agregaron.

Aprender 2016 involucra a 840.028 alumnos del nivel primario; 518.456 del nivel secundario; 31.365 veedores (directivos); 71.606 aplicadores (docentes presentes en las aulas donde se evalúa); 600 coordinadores de cabeceras (donde se referencia un conjunto de establecimientos); 70 personas de apoyo en grandes provincias, y 48 de apoyo en las unidades de evaluación. En total, se movilizarán ese día 1.462.173 integrantes de la comunidad educativa nacional.

Este nuevo modelo de prueba estandarizada denominada Aprender fue impulsada por el Ministerio de Educación y Deportes de la Nación.

Si bien la Ley Nacional de Educación contempla operativos de evaluación, este nuevo modelo ha sido cuestionado por diversos sectores del ámbito educativo, desde los gremios docentes a los centros de estudiantes.

El ministro de Educación de la Nación, Esteban Bullrich, defendió su aplicación y aseguró que «vamos a garantizar este operativo, es una pena esta postura, es como enojarse con una radiografía porque el hueso está quebrado».

Asimismo, remarcó que algunos sectores docentes «quieren promover un prejuicio, con el miedo de que vamos a realizar ránkings o que vamos a tomar datos, pero lo que queremos es tener información para tomar mejores decisiones».

El ministro planteó que existen cuestiones a las que todavía no hay respuesta certera, como «por qué abandonan los chicos el secundario, por qué tenemos problemas de lectura en la primaria, o por qué los chicos llegan a la universidad sin comprensión lectora».

«La evaluación no nos va a decir cuáles son los problemas, no va resolver nada, es como la radiografía, por sí sola no va a curar el hueso, pero por lo menos queremos hacer un plan con información verídica y veraz, que hoy no la hay».

A su vez desterró la idea de que la escuela que tenga alumnos con bajos niveles de aprendizaje -de acuerdo con los resultado del operativo- será sancionada.