Ratifican que se encuentran suspendidos nuevos destinos y se redujeron vuelos con Europa

El Gobierno nacional suspendió nuevos destinos, como Turquía y países del continente africano, y mantuvo la política de frecuencias mínimas en los vuelos con el continente europeo.

El Gobierno recordó que desde el sábado se encuentran suspendidos los vuelos desde destinos como Turquía y países del continente africano y que se continúa con la política de frecuencias mínimas en los vuelos con Europa, para tratar de evitar el ingreso de nuevas y más peligrosas variantes de coronavirus, en el marco de la segunda ola que atraviesa el país.

Asimismo, remarcó que los testeos siguen estando a cargo de los pasajeros que llegan a la Argentina y que continúa vigente la cuarentena obligatoria de siete días.

Mediante la decisión administrativa 589/2021, publicada el pasado sábado 12 de junio en el Boletín Oficial, el Gobierno nacional suspendió nuevos destinos, como Turquía y países del continente africano, y mantuvo la política de frecuencias mínimas en los vuelos con el continente europeo.

En un comunicado, la Jefatura de Gabinete indicó que «el objetivo de la decisión es reducir el tránsito internacional y evitar que lleguen a la Argentina nuevas cepas de coronavirus que circulan en otros países» y con mayor tasa de contagio que la originada en China.

La medida hace hincapié en las «variantes Beta originada en Sudáfrica y Delta en la India, la cual es considerada Variante de Preocupación (VOC) por la OMS desde el 11 de mayo de 2021».

“De acuerdo a varios estudios ha demostrado un aumento en la transmisibilidad así como una reducción en la neutralización de anticuerpos”, advierte la norma.

La decisión administrativa, que lleva la firma del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; del ministro del Interior, Eduardo de Pedro y de la ministra de Salud, Carla Vizzotti, determina que «la autoridad sanitaria nacional entiende necesaria la prórroga y ampliación de las medidas preventivas adoptadas a través de la Decisión Administrativa N° 2252/20 y sus normas complementarias, en resguardo de la salud pública».

En ese marco, se prorrogan hasta el 25 de junio inclusive las decisiones vinculadas a «autorizaciones y permisos» relativos a «operaciones de transporte aéreo de pasajeros y pasajeras en vuelos directos que tengan como origen o destino el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, Turquía, países del continente africano, y los que tengan como origen Brasil, Chile o India, debido a los nuevos linajes del coronavirus.

En paralelo, la norma establece que el Ministerio de Transporte continuará con la política de frecuencias mínimas en los vuelos de pasajeros que tengan como origen o destino a países de Europa.

La Jefatura de Gabinete recordó que el ingreso de extranjeros al territorio nacional «está prohibido, salvo en los casos que la Dirección Nacional de Migraciones autorice específicamente por alguna de las siguientes causas: reunificación familiar, trabajo, salud, razones humanitarias».

Asimismo, se recordó que las únicas vías de acceso aéreo son el Aeropuerto de Ezeiza, el Aeropuerto de San Fernando, el Aeroparque Jorge Newbery y por agua la terminal Buquebus del puerto de Buenos Aires ya que las fronteras terrestres se encuentran cerradas, salvo para el comercio internacional.

El comunicado recuerda que en esos pasos «todos deberán completar DDJJ electrónica (48 horas previas al embarque), y un total de tres pruebas para SARS-CoV-2».

«La primera es previa al ingreso al país, luego del ingreso se realizará un nuevo testeo, y otro con posterioridad de siete días al ingreso», se aclara.

Asimismo, se señala respecto de «quienes obtengan resultados negativos de los dos primeros testeos, que al ingresar tendrán un aislamiento domiciliario, el cual será controlado».

«En caso de verificarse el incumplimiento del aislamiento, las autoridades -se precisa- deberán radicar una denuncia penal de acuerdo con los artículos 205 y 239 del Código Penal (por violación a medidas contra epidemias y desobediencia a autoridad pública). Para finalizar su aislamiento domiciliario, deberán tener un resultado negativo en su última prueba de SARS-CoV-2».

Por su parte, aquellos que «resulten positivo en el testeo al ingreso al país anteriormente mencionado deberán realizar a continuación el test de PCR para determinar el tipo de cepa que poseen» y «los costos de cada uno de los testeos serán a cargo del pasajero».

También se consigna que «tanto la persona infectada como sus contactos estrechos deberán cumplir el aislamiento en los lugares dispuestos por las autoridades nacionales correspondientes y destinados a tal fin, hasta tanto se efectúe el traslado seguro hasta su localidad de residencia, si correspondiera».

La norma establece que «la estadía en los citados lugares de aislamiento será a cargo de la persona que ingresa al país, y deberá efectivizarse en la forma que establezcan las autoridades competentes».

Respecto de las «personas extranjeras autorizadas» se indica que «además deberán adjuntar seguro médico Covid y tanto el PCR como el seguro serán requeridos para abordar».

Del mismo modo, «aquellas personas que hayan presentado COVID-19 positivo en los 90 días previos al ingreso al país, confirmado por laboratorio, no deberán presentar la prueba PCR de resultado negativo para su ingreso al territorio nacional.»

Igualmente «tendrán que acreditar los resultados de las pruebas diagnósticas para SARS-CoV-2 y agregar el alta médica luego de haber transcurrido más de diez días de dicho diagnóstico».

La norma determina que «quienes salieron con posterioridad al 24 de diciembre de 2020 cuando se publicó la Decisión Administrativa 2252/20, firmando el consentimiento de conocer la imposibilidad de regresar por un paso terrestre y aún así viajaron, deberán ingresar a través de los aeropuertos o puerto habilitados, con las pruebas de SARS-CoV-2 mencionadas y la cuarentena domiciliaria correspondiente».

Por otra parte, se aclara que «los pasos fronterizos de San Sebastián (en Tierra del Fuego, Antártida e Islas del Atlántico Sur) e Integración Austral (Santa Cruz) quedan exceptuados de la restricción de egresos e ingresos, para garantizar el tránsito con la República de Chile y la conexión con Argentina». (Telam)

Tres patinadores de la AMP a la gira europea

El cuerpo técnico de la Selección Nacional designó para una gira por Europa al necochense Santiago Roumec y los marplatenses Camila Gaete y Ezequiel Capellano que volverá a vestir la malla nacional. Competirán en Gross Gerau y Heerde.

Después de la primera fecha de la Liga Nacional de Patín Carrera en Mar del Plata, el cuerpo técnico oficializó la designación de cinco patinadores para integrar la delegación argentina que realizará una gira de preparación por Europa buscando la mejor puesta a punto para los grandes objetivos de la presente temporada.
Esta gira contará entonces con 3 representantes de la Asociación Marplatense de Patín (AMP) teniendo en cuenta que fueron citados el necochense Santiago Roumec, la marplatense Camila Gaete y también se dará el regreso con la malla nacional de Ezequiel Capellano que volvió a la competencia local con los colores del Atlético Mar del Plata. Además, han sido citados también Juan Cruz Livolsi y otra de las experimentadas con la Selección como la neuquina Victoria Rodríguez López.
Esta gira incluye la presentación, como todos los años, en dos de las competencias más exigentes de la gira europea como el Torneo de Gross Gerau en Alemania que se desarrollará del 26 al 28 de abril y a continuación se trasladarán a Heerde, Holanda donde también verán acción entre el 4 y el 6 de mayo.
Para la Selección Argentina los objetivos de la temporada pasan por los Juegos Panamericanos de Lima 2019 (al no ser un deporte olímpico aún en Mayores, es el máximo logro que se puede alcanzar) y los World Roller Games que se realizarán en Barcelona.
CONVOCADOS PARA LA GIRA EUROPEA – SELECCIÓN ARGENTINA
Santiago Roumec
Ezequiel Capellano
Juan Cruz Livolsi
Victoria Rodríguez López
Camila Gaete
DT: Norman Dionisio

Informe Mundial: ¿La fractura de la Unión?

La politóloga Melisa Centurión analiza el escenario en el que se encuentra la Unión Europea.

Por: Mg. Melisa Centurión*
Hace algunos años, la posibilidad de una fractura de la Unión Europea parecía algo impensable. La fortaleza que demostraba el único sistema de integración que se había conformado como unión económica y monetaria se mostraba como un ejemplo a seguir para aquellos que buscaran establecer vínculos de este tipo. Desde el Mercosur se planteaba la necesidad de construir instituciones y políticas de largo plazo, al estilo de la Unión Europea.
Pero además, la Unión era un símbolo de bienestar y de protección. Ser ciudadano europeo era un sueño a alcanzar por muchos fuera de las fronteras, y ser miembro de este sistema de integración era el objetivo de muchos Estados.
Como planteó el sociólogo Ulrich Beck en “La Europa Cosmopolita” la Unión Europea podía definirse como un imperio, pero del cual todos quieren ser parte. Y entre los escenarios futuros que podría tener, Beck planteó que la desintegración era una opción, y lo hizo en un momento en el que nadie se atrevía siguiera a pensarlo.
La historia del mundo es la historia de naciones e imperios que prosperaron y luego se redujeron a polvo. Algunos de ellos declinaron lentamente antes de sucumbir. Otros sufrieron destrucción o cautiverio repentinamente. ¿Nos enfrentamos al final del imperio europeo?
El periodista Thierry Meyssan afirmaba, poco tiempo después de que se celebrara el referéndum que definió el Brexit, que para cuando Gran Bretaña se retirara de la Unión Europea, ya no habría de donde irse. Su planteo apuntaba al desgaste que produciría el proceso de salida, y a la debilidad que ya se comenzaba a visualizar.
El origen está en la crisis económica y financiera que atravesó Europa a partir del año 2009 y que demostró que lo que se mostraba como una unión económica sin fisuras, en realidad era un espejismo, sostenido con deuda pública y el ocultamiento de que, a ciencia cierta, muy pocos lograban cumplir con los criterios de convergencia de Maastricht.
Por otra parte, el impacto social fue enorme. Las tasas de desempleo crecieron de forma exponencial, afectando profundamente a los jóvenes.
Aquellos que salieron a las calles, en España como indignados, en París, en Londres, reclamando por un sistema que decidía salvar a los bancos e instituciones financieras, y abandonaba a la sociedad. Mientras se reducía el gasto en salud y educación, mientras muchos perdían sus viviendas y sus empleos, los gobiernos aprobaban multimillonarios rescates financieros que debían pagar todos los contribuyentes, pero que no les generaban ningún beneficio.
Allí comenzó a visualizarse la pérdida de representatividad política e institucional que hoy nos lleva a ver conflictos permanentes en la Unión Europea. Porque no es Merkel o Macron, no son Vox y Alternativa por Alemania el problema que afecta a los europeos. La problemática central que la última década marcó el escenario político es que los Estados ya no ofrecen respuestas.
La crisis atraviesa a los partidos políticos, a las estructuras del estado y a las instituciones de la Unión Europea.
Los liderazgos de Alemania y Francia, históricamente al frente de la unión, están siendo disputados. Ángela Merkel, otrora líder indiscutida de la Unión, no goza hoy del apoyo que supo tener, y tuvo que anunciar su retiro cuando finalice su mandato. Emmanuel Macron ha tenido en los últimos meses conflictos complejos en Francia con los chalecos amarillos y sus desacertadas declaraciones públicas que han menguado su popularidad interna, y su capacidad de proyectar liderazgo regional.
El brexit deja un gusto amargo no sólo para Gran Bretaña. Theresa May no ha sabido a lo largo de los últimos dos años generar un liderazgo interno fuerte que le permita encabezar un proyecto de separación de la Unión Europea. Todos los intentos hasta ahora han sido infructuosos, y la única salida pareciera ser convocar a nuevas elecciones. Desde la Unión Europea le exigen a Gran Bretaña un programa claro, una idea de cuáles serán los pasos a seguir, como condición para una extensión del plazo mayor a la ya aprobada, cuyo vencimiento es el 12 de abril.
El desgaste que ya venían sufriendo los ciudadanos británicos, en los últimos días se evidenció en las manifestaciones de Londres pidiendo por un nuevo referéndum. Es que ya nadie tiene claro qué beneficios va a traer el brexit, pero si tienen claro que estos años, y sobre todo los últimos meses, han generado una incertidumbre tan grande, que todos se vieron perjudicados.
Todos los días aparecen nuevas alternativas a la salida de Gran Bretaña de la Unión Europea: con acuerdo, sin acuerdo, con fronteras o sin ellas, al estilo de Noruega, sin libre tránsito de personas, con unión aduanera o acuerdo de libre comercio. En definitiva, la historia sin fin del brexit podría llevar a la historia del final de la Unión Europea. ¿Será el comienzo del final del imperio? Sólo el tiempo lo dirá…
*Politóloga. Magíster en Desarrollo Humano. Docente en Relaciones Internacionales. Columnista de Política Internacional en Informe Mundial (sábado 12hs FM96.3) y Punto Club (miércoles 11.30 FM96.3)

El marplatense Grassi Mazzuchi tuvo un buen debut en Europa

Más que auspicioso fue el debut del tenista Juan Pablo Grassi Mazzuchi en tierras europeas

En su primer etapa, en  Milán, sede de la Copa Bonfiglio, el representante del Club Náutico, pasó dos rondas y mira con optimismo su participación de la semana entrante en Roland Garros Junior, donde parte preclasificado en el puesto 12.

En  Milán, en  primera ronda, derrotó a Mohamed Ali Bellalouna (Túnez) por 6/2 y  6/1, Ya en  segunda vuelta, venció al local  Francesco Forti por  6/4  y 6/3.

El tercer partido fue el cierre de la campaña, ya que el ruso Timofey Skatov , lo superó por  6/4 y  6/1.

Luego de Roland Garros, Grassi Mazzuchi participará en Wimbledon Junior, donde también ingresará al cuadro principal