Presidente filipino: “EE.UU. exportó el terrorismo a Oriente Medio”

Noticias de Filipinas

 

Rodrigo Duterte asegura que “no fue Oriente Medio el que exportó el terrorismo a EE.UU” y hace comparaciones entre la situación en la región con la violencia en su territorio.

Durante su discurso en el evento dedicado al Ramadán en Dávao, en la isla filipina de Mindanao, el recién electo presidente de Filipinas, Rodrigo Duterte, ha acusado a EE.UU. de “la exportación del terrorismo” a Oriente Medio, haciendo referencia a Irak, Libia y Siria, informa la agencia filipina GMA News.

Rodrigo Duterte ha manifestado que “no fue Oriente Medio el que exportó el terrorismo a EE.UU., sino que EE.UU. lo exportó a Oriente Medio”. El presidente filipino ha criticado al Reino Unido y EE.UU. por presentar a Saddam Hussein como un dictador, a pesar de que “tuvo el control firme del país”, para justificar la Guerra en Irak en el 2003 y “entrar en Irak por la fuerza”.

Ha subrayado que “tras casi 10 años de investigación resultó que no había una base legal para declarar una guerra contra Irak” lo que califica de una “guerra inútil”. El líder de Filipinas insta a analizar la situación actual en Libia y Siria destacando que la gente “fue puesta contra la pared por promesas fracasadas”.

 

Terroristas “llevados a la desesperación”

Mientras tanto, la situación en materia de seguridad también es complicada en la propia Filipinas, un país mayoritariamente cristiano donde desde hace varias décadas unas regiones musulmanas están luchando por su autonomía. No obstante, el presidente ha insistido en la necesidad de buscar una solución pacífica.

El polémico presidente incluso ha dicho que no llamaría “criminales” al grupo extremista filipino Abu Sayyaf, que desde el 2014 perpetra secuestros y rescates en apoyo al Estado Islámico (EI), ya que, según Duterte, fueron “llevados a la desesperación” por la falta de autogobierno.

“Aunque la religión es una cuestión muy delicada, no hagamos nada que inflame o agite disturbios sobre la religión. Todos creemos en el mismo Dios”, ha destacado el mandatario.

Al mismo tiempo, a finales del pasado mes de mayo el líder filipino afirmó que su política exterior no dependerá de EE.UU. y será “una línea que no pretende agradar a nadie más que a los intereses filipinos”.

 

El ‘Trump asiático’

Mientras tanto, sus llamamientos a la búsqueda de soluciones pacíficas contrastan con otras afirmaciones que ha hecho Rodrigo Duterte, quien se ha ganado la fama de ser el ‘Trump asiático’. En particular, ha causado mucha polémica sus afirmaciones sobre las medidas contra los narcotraficantes y el asesinato de periodistas, entre otras cuestiones.

“Si se encuentran cara a cara con un criminal, dispárenle o apuñálenlo y serán condecorados con una medalla”, dijo Duterte a principios de junio. “Olvídense de los derechos humanos. Si logro llegar al palacio presidencial haré lo mismo que hice como alcalde. Ustedes, narcotraficantes e inútiles, será mejor que se vayan porque los voy a matar. Los tiraré a todos en la bahía de Manila”, declaró Duterte en otra ocasión en mayo pasado, antes de ser elegido presidente.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

“El número de terroristas dispuestos a suicidarse no es señal de un próximo fin del EI”

Noticias de Asia

 

Los terroristas pierden el control de muchos territorios, pero siguen perpetrando atentados aterradores que se han cobrado un gran número de víctimas.

 

El Estado Islámico (EI) está cambiando de táctica y esto no se limita a los combates en Siria e Irak. Los terroristas están volviendo a la insurgencia, que se implementó antes de la toma de la ciudad iraquí de Mosul en junio del 2014. Este cambio se ha podido observar en las últimas semanas en los atentados suicidas en Turquía, Irak,Bangladés y Arabia Saudita, informa el diario estadounidense ‘The New York Times’.

Mientras que algunos especulan que el cambio se debe a la desesperación y debilidad de los terroristas, Hassan Hassan, periodista y escritor, opina que eso demuestra “su fuerza y habilidades de supervivencia a largo plazo”. Destaca que el EI “lleva años sabiendo que iba a sufrir reveses y tenía que encontrar modos de adaptarse”.

Tras declarar la formación del califato, los líderes del EI “iniciaron una nueva fase del yihadismo global”. La promesa de vivir en una utopía atrajo a nuevos miembros de unos 90 países, que “se unieron por las victorias militares del grupo, su gobernación puritana y la ideología clara”.

No obstante, en los últimos 18 meses el EI ha perdido en Siria e Irak un cuarto de su territorio, lo que corresponde al tamaño de Irlanda, indican los datos de la empresa estadounidense IHS, citados por ‘The Independent’. Aun así, ‘The New York Times’ destaca que “el Estado Islámico lleva mucho tiempo preparado para estas condiciones cambiantes”.

Uno de los entrevistados por el escritor, que compartió que se encargaba de la creación de redes clandestinas en Turquía, confesó que teniendo en cuenta que el enemigo del EI es “inteligente y determinado”, el grupo terrorista debe garantizar que “el cuerpo del estado es fuerte para que pueda curarse por muy debilitado que esté”. El terrorista explicó que aunque el EI estuviera destruido, “pueden estar seguros de que siguen existiendo”, subrayando que “no tienen que estar expuestos y visibles”.

“El peligro no desaparece”, advierte Hassan Hassan explicando que el objetivo final del EI “sigue sin cambios y es el control del mundo musulmán”. Y “el número de miembros dispuestos a cometer ataques suicidas no es una señal de un grupo moribundo”, agrega el periodista.

 

— RT en Español (@ActualidadRT).

 

¿Por qué el Estado Islámico ha sido especialmente cruel durante este Ramadán?

Noticias de Eurasia y EE.UU.

 

El ramadán 2016 ha estado marcado por el zarpazo mortal del terrorismo, especialmente virulento en el mundo islámico. Solo este lunes Arabia Saudita se vio sacudida por cuatro explosiones.

Así quedó la zona comercial de Karrada, un distrito mayormente chiíta en la capital iraquí de Bagdad, después de un ataque suicida con coche bombaAhmed SaadReuters

 

Para los musulmanes el Ramadán es sinónimo de renovación espiritual y oración. Sin embargo, el mes ha estado marcado este año por los atentados terroristas de Orlando (Florida, EE.UU.), Estambul(Turquía), Dacca (Bangladesh), Bagdad (Irak) –donde este domingo murieron más de 200 personas– y los cuatro ataques registrados en distintas localidades de Arabia Saudita.

Lo que afirma el Estado Islámico

Los propagandistas yihadistas del Estado Islámico (EI) aseveran que el Ramadán es un buen momento para ganar el premio del martirio al matar infieles. A finales del pasado mayo, el portavoz del Estado Islámico (EI), Abu Muhammad al Adnani, señalaba que los yihadistas debían convertir este mes sagrado en un tiempo de calamidad para los infieles.

Igualmente, otro combatiente del EI distribuyó un manual para el uso de venenos y aseguró que el Ramadán es “el mes de las victorias”.

Los infieles muertos en Ramadán tienen mayor recompensa

Según varios expertos, los yihadistas han impuesto la creencia de que los actos nobles son premiados con una mayor recompensa durante el Ramadán. Al considerar los radicales la muerte de infieles un acto especialmente noble, la motivación de recibir el doble de recompensa les sirve para intensificar su actividad asesina.

En declaraciones recogidas por ‘The New York Times’, el profesor de la London School of Economics Fawaz A. Gerges, que en sus libros analiza el fenómeno yihadista,  asegura que organizaciones como Al Qaeda y el Estado Islámico usan el Ramadán “como un momento para inspirar y motivar a sus seguidores y partidarios en todo el mundo”, ya que se han centrado “en el espíritu de la guerra, el espíritu ofensivo, y no en el espíritu moral” de la festividad. 

 

— RT en Español (@ActualidadRT).