El Presidente aseguró que no analiza el estado de sitio

«Hablaría muy mal de la sociedad argentina», argumentó Alberto Fernández. También adelantó que se conocerán nuevas medidas.

Alberto Fernández señaló que “no quisiera llegar al estado de sitio, hablaría muy mal de la sociedad argentina”, en el marco de la emergencia sanitaria para evitar la propagación del coronavirus en nuestro país.

   Agregó que «tenemos un sistema legal funcionando» y por eso «no hace falta hoy por hoy» declarar el estado de sitio.

En una entrevista que concedió a Telefé, el presidente sostuvo que «el dato duro es que pudimos tomar las medidas a tiempo y aplanar la curva. Pero esto no está terminado. No sabemos de uno a diez dónde estamos parados porque estamos peleando contra un ejército invisible. Sí sabemos que si nos encerramos la posibilidad de propagarse el virus es menor».

   «Hemos hecho todo lo que debíamos hacer, pero no sabemos si el objetivo se logra totalmente porque nos falta conocer un montón de cosas. La cuarentena es prácticamente plena, en ese sentido estamos bien. Me siento muy acompañado por los argentinos; quedan algunos insensibles, vamos a llamarlos así. No estoy haciendo política, estoy valorando a la sociedad argentina. Los argentinos somos capaces de estar muy juntos para resolver problemas y eso nos hace una gran sociedad», añadió.

En diálogo con el programa «La Peña de Morfi», que conduce Gerardo Rozín, Fernández explicó que después del coronavirus «el mundo será otro. Vamos a volver a discutir cuál es el rol del Estado en el mundo. Con Estados fuertes se ha podido resolver mejor el problema. Muchas cosa van a cambiar en las miradas de la economía con lo que está ocurriendo».

   En ese sentido, adelantó que se van a dar a conocer medidas que analizó junto al gabinete económico-social.

«Vamos a saber cómo resolvemos los problemas de los taxistas, de los monotributistas, de los que reciben una Asignación Universal y necesitan más recursos, de las PyMES, del que tiene un kiosco y no vende nada… Mañana esos casos van a tener respuesta. Vamos a gastar lo que sea necesario para que la gente esté tranquila. No podemos sumarle a la pandemia la intranquilidad para sobrevivir. La urgencia no es la economía, sino la vida de la gente. La economía se frena y el Estado tiene que dar respuesta. La respuesta va a llegar, no los estamos abandonando», contó el presidente.

   Además, Fernández habló de cómo vive el argentino esta cuarentena.

«Lo único que estoy pidiendo es que cumplan la ley. Solo pueden salir los que están exceptuados, que son muy pocos. Si no, pones en riesgo la salud de todos los argentinos y eso es un delito, atenete a las consecuencias», dijo.

   «La Argentina de los vivos en este momento no existe más, y espero que nunca más exista. Por favor, es por ellos mismos, quédense en casa, es lo que necesitamos, es lo que hace falta. Es lo que más me preocupa, porque no sabemos quién de nosotros está enfermo», agregó el presidente.

En ese sentido, Alberto Fernández sostuvo: «Más de 20 mil personas se fueron de la Argentina después del 13 de marzo, cuando le avisé a los argentinos que había una pandemia. Parte de esos argentinos son los que ahora me reclaman que los traiga urgente, ¡por favor!. Esa es una prueba de la desaprensión que hay».

   «Ojalá que este virus maldito nos eduque y nos haga entender que este no es un lugar para los vivos. No es un problema de ideologías políticas, si los argentinos afrontamos el problema juntos, lo podemos resolver. Es una oportunidad que tenemos, aunque nos va a doler mucho porque la pandemia no encontró su máxima expresión», completó el presidente.