Escuela 45: «queremos mostrarle a los nenes que estamos de pie»

La directora de la Escuela provincial 45, Karina Cabrera, se mostró esperanzada en que el ciclo lectivo 2016 los va a encontrar dentro de un panorama mucho alentador, luego de sufrir más de 20 robos en poco más de un año y medio.

En diálogo con Radio La Red (FM 91.3), Cabrera destacó que en materia de infraestructura «estamos en condiciones de iniciar las clases el próximo lunes, más allá de lo que suceda con la paritaria docente».

Sin embargo, en lo que hace a recursos y materiales que fueron robados en reiteradas oportunidades, no pudieron recuperar nada, como las computadoras portátiles, equipos de música e impresoras.

«Estamos gestionando para que Provincia nos envíe algo de lo que perdimos, pero hasta ahora no hemos tenido respuesta», señaló la directora.

En cuanto a la seguridad, la directora de la escuela comentó que desde mediados de enero, luego de otro intento de robo contra la escuela donde quisieron llevarse una pileta de lona que usaban los chicos en el verano, lograron que Prefectura instale uno de sus puestos de vigilancia en la esquina del estblecimiento educativo ubicada en calle Puán al 6000. «Desde entonces nos sentimos más seguros, y nos da otro tipo de garantías», resaltó.

Cabe destacar que a la escuela asisten, entre ambos turnos, alrededor de 600 alumnos. «Todos los docentes volvemos con mucha fuerza y entusiasmo, esperanzados en tener un año mucho mejor que el 2015, queremos mostrarle a los nenes que a pesar de todo lo que sufrimos el año pasado estamos de pie y seguiremos luchando para que la Escuela 45 siga adelante«, remarcó.

Finalmente, la directora de la escuela le pidió a la comunidad que pueda colaborar donando alguna computadora e impresora, elementos deportivos como una pelota de fútbol, serán muy bienvenidos.

Una escuela sufrió más de 20 robos y convocan a un abrazo solidario

Se trata de la Escuela provincial 45 que está ubicada en calle Puán 6048, del barrio San Martín. Durante la madrugada de este jueves sufrieron el robo número 21 en poco más de un año medio.

En esta oportunidad, los malvivientes se alzaron con equipos de computación y otros elementos de vital importancia para el establecimiento.

Hace un mes atrás, habían padecido uno de los robos más graves, ya que se alzaron con una importante cantidad de elementos, algunos incluso que ni siquiera habían estrenado.

Tras ello, los alumnos realizaron dibujos con un mensaje claro y sentido hacia los malvivientes para que no roben más.

Lamentablemente, ni siquiera el inocente pedido de los chicos logró hacer desistir el accionar de los delincuentes.

Mientras tanto, este viernes a las 13 la comunidad educativa de la escuela está convocando a un abrazo solidario a la escuela.

“No me quiero ir de la escuela porque es mi casa y ganarían los malos”

La directora de la Escuela Provincial Nro45, Karina Cabrera, destacó que a diferencia de las anteriores veinte veces que sufrieron robos en los últimos 18 meses, no recibieron llamado alguno de las autoridades políticas.

En declaraciones a Radio La Red (FM 91.3), la docente indicó que en este último episodio ocurrido el pasado sábado a la madrugada, los autores no serían los mismos que en oportunidades anteriores.

“Vinieron muy preparados, fueron directamente a robar lo que estaban buscando y casi no vandalizaron nada como sí sucedió en ocasiones anteriores que nos destrozaron mobiliario, el kiosco y elementos didácticos”, comentó.

Con casi 12 años en la escuela, Karina Cabrera confesó que “la fuerza que nos queda para seguir adelante es por los nenes, pero lamentablemente son los únicos perjudicados con esta reiteración de hechos”.

Cabe destacar que, luego de tantos robos a la escuela y con un año de demora desde que la prometieron, las autoridades a cargo de la seguridad colocaron una cámara, de manera inconsulta con los directivos de la escuela, en un sector donde “no es funcional para la problemática de la escuela, encima está tapada por las copas de los árboles y lo único que debe monitorear es el ciclo de vida de los pajaritos”, ironizó la directora.

“Para nosotros es algo que se ha vuelto natural que nos entren a robar, pero no está bien que se naturalice esta situación”, destacó.

Encima, a diferencia de casos anteriores, esta vez no consiguieron respuestas favorables a los pedidos. “Desde el Consejo Escolar me informaron que no cuentan con fondos para el arreglo de las rejas y la colocación de una puerta blindada, porque ya no queremos más parches”, manifestó.

Finalmente, confesó que hace mucho tiempo que no concilia el tiempo. “Me plantearon cambiar de escuela pero no me quiero ir porque es mi casa y terminarían ganando los malos, pero se hace muy cuesta arriba, donde se agotan las fuerzas porque duele muchísimo ver como en una noche te arrebatan lo que con mucho esfuerzo y a pulmón conseguimos, ya que el Estado no te da nada”.

Con la voz entrecortada por la angustia y desazón sufrida, Karina Cabrera resaltó que “no nos dejan levantar que nos vuelven a pegar, llega la noche y tengo miedo, los sentimientos están presentes y no puedo separar mi rol como directora y lloro muchísimo por lo que estamos pasando”.

Desolación en una escuela tras sufrir 20 robos en menos de 2 años

Se trata de la Escuela N°45, ubicada en Púan 6048 que durante la madrugada de este sábado, volvió a sufrir el accionar de los delincuentes.

Alrededor de las 3 de la madrugada, los delincuentes irrumpieron por los techos y una vez en el interior destruyeron todo lo que encontraron a su paso y se apoderaron de equipos de computación, un LCD y un freezer.

La modalidad resulta similar a hechos anteriores, incluso hace unos 20 días sufrieron el último hecho de inseguridad.

De acuerdo a lo señalado por la directora de la Escuela, Karina Cabrera, en esta ocasión se llevaron unas 60computadoras portátiles, 3 computadoras de mesa, un televisor LCD de 50 pulgadas, un freezer, entre otros elementos de valor, muchos de los cuales habían sido donados a la institución tras los anteriores robos.

Desde la comunidad educativa no ocultaron su desazón e indignación por o sufrido, una vez más, y aseguraron que la policía sabe quiénes son los autores de estos hechos.

Cabe señalar que, el municipio instaló en la zona una cámara de seguridad, pero desde la escuela plantearon que está mal ubicada, ya que los delincuentes suelen ingresar por otro sector de la manzana donde no alcanza a captar el sistema de monitoreo.