La CGT Mar del Plata solicitó a Vidal que declare las emergencias alimentaria y sanitaria

Desde la central obrera solicitaron «la reasignación presupuestaria y la inmediata puesta en marcha de los dispositivos capaces de combatir el hambre, el frío y las enfermedades que están sufriendo miles de marplatense».

La Confederación General del Trabajo (CGT) regional de Mar del Plata solicitó al gobierno bonaerense que declare las emergencias alimentaria y sanitaria para «la reasignación presupuestaria y la inmediata puesta en marcha de los dispositivos capaces de combatir el hambre, el frío y las enfermedades que están sufriendo miles de marplatense».

El secretario general de la CGT, Miguel Guglielmotti acompañado por Adriana Donzelli, realizaron una conferencia de prensa donde leyeron el comunicado donde piden a la gobernadora María Eugenia Vidal que declare la emergencia alimentaria y sanitaria.

En la nota se expresa que «el resultado de las PASO (Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias) hizo enfrentar al Gobierno con una realidad que ha negado sistemáticamente: el rechazo de la gente a estas políticas que han generado hambre y desempleo, que han colocado a la mitad de nuestra niñez en la pobreza, porque han empujado a nuestros abuelos a resignar calefaccionarse, a una comida diaria, y a medicamentos».

«El impacto que las políticas de Cambiemos tienen sobre la clase trabajadora, hemos visto cumplir con mucho dolor cada uno de los escenarios que anticipamos: más desempleo, menos industrias, más precarización laboral, menos comercios», agregó la CGT.

Señaló que «las decisiones erráticas e irresponsables de un gobierno enojado con la voluntad popular han generado una situación de especulación financiera, disparada inflacionaria e incertidumbre política que colocan a cada argentina y argentino en un estado de vulnerabilidad sumamente injusto e innecesario».

Por último, mencionó que «hay respuestas urgentes que nosotros (gremios) no podemos asumir y que son responsabilidad indelegable del Estado: alimento, medicamentos y resguardo para todas las personas de la ciudad que hoy ven en riesgo su subsistencia, por lo que reclamamos la declaración de las emergencias alimentaria y sanitaria». (Télam)

Intendentes bonaerenses le pidieron a Vidal que declare la emergencia alimentaria

Encabezados por Verónica Magario, los jefes comunales hicieron oficialmente el pedido en la Casa de la Provincia.

Con el apoyo de la Comisión Episcopal de la Pastoral Social, intendentes bonaerenses encabezados por Verónica Magario (La Matanza) se hicieron presentes en la Casa de la Provincia con el fin de pedirle a la gobernadora María Eugenia Vidal la declaración de la Emergencia Alimentaria.

Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), uno de los intendentes que estuvo presentes, manifestó que “muchas escuelas donde a través del SAE tienen cupo para 300 chicos, están asistiendo más de 500. Porque esta situación de crisis económica y social afecta a las familias y el comedor de la escuela termina siendo el punto donde muchos jóvenes se terminan acercando, incluso las familias se acercan para ver si hay sobras para llevarse a sus casas, y la demanda sigue en aumento”.

En tanto, Magario declaró que este pedido es en representación de los 50 intendentes peronistas de la provincia y que debe ser analizado de inmediato ante la aguda situación que se vive a lo largo y ancho del país.

Cabe recordar que desde la Pastoral ya se había realizado dicho pedido. De hecho, en un escrito rubricado por el monseñor Jorge Lugones (obispo de Lomas de Zamora), resaltaron que en los últimos meses y “ante el grave crecimiento de la pobreza, el desempleo y el aumento indiscriminado del precio de los alimentos en la canasta básica, nos encontramos en una situación de emergencia alimentaria y nutricional”.

En este sentido, se pidió “una canasta básica para la primera infancia, con productos esenciales que puedan distribuirse gratuitamente o a un costo convenido, para garantizar la seguridad alimentaria y nutricional, la salud y la atención de calidad para niñas y niños”. La misma, debe incluir “medicamentos, vitaminas, leche líquida y en polvo y otros productos lácteos, carne, pescado, frutas, verduras, huevos, legumbres, otros nutrientes y pañales, entre otros productos esenciales”.

Por otra parte, se reclamó “aumentar el presupuesto para los comedores y las escuelas, las huertas comunitarias y familiares y las empresas agrícolas familiares y sociales, garantizando al mismo tiempo la equidad y la calidad federal de los servicios de atención alimentaria y nutricional». La pobreza afecta al 51.7 por ciento de los niños y adolescentes en el país”.

“Aunque el Estado nacional está interviniendo con más ayuda alimentaria, esto puede no ser suficiente para aliviar las deficiencias de este período, por lo que pedimos el establecimiento de las medidas necesarias para declarar la emergencia alimentaria y nutricional en todo nuestro país”, concluye el comunicado.

Desde Mar del Plata apoyan el pedido de emergencia alimentaria

Director del ISEPCI Mar del Plata y precandidato a Diputado Provincial en Consenso Federal, Rodrigo Blanco, mantuvo una reunión con Jorge Illa, candidato a Diputado Nacional por el Socialismo en el espacio de Roberto Lavagna.

En el marco de una serie de propuestas encabezadas por el candidato presidencial Roberto Lavagna, relativas a la necesidad de declarar principalmente la Emergencia Alimentaria Nacional, el Director del ISEPCI Mar del Plata y precandidato a Diputado Provincial en Consenso Federal, Rodrigo Blanco, mantuvo una reunión con Jorge Illa, candidato a Diputado Nacional por el Socialismo en dicho espacio.

En tal sentido, ambos dirigentes expresaron: “Acompañamos la medida que expresa la urgente necesidad de la declaración de la Emergencia Alimentaria Nacional por siete meses, desde el primer día de septiembre de 2019 hasta iniciado el ciclo escolar 2020, como mínimo».

Además, agregaron: «Este programa debe constar de un conjunto de acciones inmediatas, tales como aumentar los recursos destinados a los comedores escolares afectados al Programa de Emergencia Alimentaria, aumentar la ayuda extraordinaria de $1000 a beneficiarios de la AUH dispuesta por el gobierno nacional para septiembre y octubre a $1500 por cada hijo y hasta el quinto, y extenderse hasta el mes de marzo de 2020, como mínimo, e incluir a las escuelas secundarias que necesiten los servicios alimentarios escolares, también con fondos nacionales.”

Asimismo, Blanco manifestó: “Es urgente la necesidad de que Mar del Plata se sume a la declaración de emergencia alimentaria, porque venimos manifestando hace ya tiempo que la crisis tiene un impacto directo en la malnutrición de nuestros niños y adolescentes, un índice que lamentablemente continúa en alza. Esta situación tiene que frenar, y por eso trabajaremos con intensidad para que la declaración de Emergencia Nacional Alimentaria sea una realidad.”

Por otra parte, Illa aseveró: “Nos parece fundamental el acompañamiento de las instituciones de la ciudad, a las cuales acercaremos la propuesta del Dr. Lavagna, en la comprensión de que en este punto no debe haber grieta ni discusión posible, cuando de lo que estamos hablando ni más ni menos es del flagelo del hambre en nuestro país. Desde Consenso Federal proponemos un entendimiento en esta propuesta, que creemos debe ser apoyada por todo el arco político y social de nuestro país.”

En conclusión, ambos dirigentes manifestaron que “tal como lo expresó el Dr. Roberto Lavagna, y a los fines del seguimiento y evaluación del Programa de Emergencia, el Gobierno Nacional deberá prever un modelo de información que busque conocer la situación real en la que se encuentran los más vulnerables. El mismo deberá ser integral, geo-referenciado, identificado, actualizado, evolutivo y unificado en una única base de datos.”

Lavagna convocó a los candidatos a suspender la campaña y pidió la emergencia alimentaria

El ex ministro de Economía pidió que los candidatos se aboquen a la «grave» situación económica y social. En tanto que pidió construir una mesa de consenso para realizar acuerdos básicos y resolver los problemas de confianza y previsibilidad del país.

El candidato a presidente por Consenso Federal, Roberto Lavagna, convocó a suspender la campaña temporalmente y pidió la emergencia alimentaria y sanitaria en Argentina. 

   El ex ministro de Economía pidió que los candidatos se aboquen a la «grave» situación económica y social. En tanto que pidió construir una mesa de consenso para realizar acuerdos básicos y resolver los problemas de confianza y previsibilidad del país.

   Lavagna dijo que los últimos 2 gobiernos construyeron una «extrema polarización» siguiendo «una estrategia de amigo enemigo». 

   «Todo llevó a que el derrumbe de la polarización fuera acompañado de una crisis», expresó en un mensaje que duró 8 minutos

Lavagna aseguró que la crisis entrará fuerte en precios de productos y servicios de primera necesidad.

   «La gravedad del momento nos impone realizar aportes a la tranquilidad de la población. En ese sentido, invito a todos los candidatos a cancelar las acciones electoralistas por varias semanas hasta recuperar la serenidad y la estabilidad que necesitamos, nosotros a partir de este momento lo haremos», expresó.

   Y agregó: «El gobierno nacional y su principal oposición deben postergar por semanas el campañismo electoral que les impide ver con nitidez la gravedad de la crisis».

   En ese contexto, Lavagna instó también al gobierno a que «implemente de forma inmediata un programa de emergencia alimentaria y sanitaria para que a nadie le falte alimentos ni remedios».

Organizaciones movilizan a Desarrollo Social por la emergencia alimentaria

Este jueves 5 de julio desde las 9, cooperativistas de varias organizaciones junto a vecinos y vecinas de más de diez barrios de la ciudad reclamaran ante la sede de la Secretaria de Desarrollo Social Municipal (ubicada en Teodoro Bronzini al 1100) diversas cuestiones vinculadas a la grave situación que atraviesan los comedores y merenderos.

Entre las organizaciones que se suman a este reclamo están Los Sin Techo. Al respecto Darío Bacre, integrante de la referida organización, explicó: Como dijimos en la Marcha Federal la inflación nos come y en los barrios no se come. Estamos recibiendo la misma mercadería pero la situación empeoró mucho. Los comedores están funcionando hasta de noche. Exigimos al Estado que duplique la cantidad de alimentos que nos manda y que vuelva a distribuir garrafas para los comedores y merenderos. Además, tienen que actualizar listados y montos de las tarjetas de alimentos y becas por niños”.

Asimismo, otros movimientos populares de la ciudad serán parte de esta concentración como Barrios de Pie y la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP).

Martín García, referente de la CTEP a nivel local, comentó: “Es muy preocupante la situación social y política que estamos viviendo. Social porque el hambre aumenta considerablemente, de la mano de la desocupación y la inflación. De los datos difundidos por el Indec sobre el segundo semestre de 2017 en Mar del Plata el 16.6% de los hogares son pobres y el 23.4% de las personas viven en la pobreza. Y eso aumentó, siendo que 1 de cada 3 pibes de la Provincia comen en comedores barriales”.

La situación política no es mejor, tenemos un gobierno que no escucha ni da respuestas a los más vulnerables y a quienes nos organizamos por nuestros derechos y para vivir mejor”, finalizó.